Se encuentra usted aquí

Matar a El Chapo

Miércoles, 28 de Octubre 2015 - 18:30

Autor

luisa-ruiz.jpg
Luisa Ruiz

Compartir

chapo.jpg

Del video filtrado con audio de la fuga de El Chapo, comentaban en el programa de Eduardo Ruiz-Healy cómo “tendió” su cama antes de irse. Ante tanta especulación e interpretación de los movimientos de los presos, sus rutinas, costumbres y los hábitos que se crean por la falta de actividad, ésta del Chapo al tender su cama puede ser una de tantas manías, sin embargo, se puede sugerir como una señal de Guzmán avisando a las cámaras: “—ya me voy”.

En el minuto 1:29 (o 1:24 según la fuente que se revise) cuando El Chapo cambia el canal de la televisión saca un objeto de detrás o por debajo del aparato y lo guarda entre las cobijas, éste movimiento y la salida del objeto se puede ver cuadro por cuadro en el video. En el minuto 3:14 y después del 4to sonido de martillos o taladros, baja el brazo derecho y busca junto a la pierna del mismo lado, hace bola la cobija con su mano derecha y se levanta. Antes de extender las sábanas, su mano derecha se junta por debajo de la cobija con la izquierda y se pasa lo que pudiera ser el objeto que sacó antes, lo deja en la mano izquierda y termina de “tender” la cama. Luego se acerca a la regadera y deja caer al parecer el mismo objeto provocando un golpe que se alcanza a escuchar cerca de donde se abrirá poco después el agujero, como otra señal: “—estoy listo”. Después se escucha la voz de alguien por debajo del agujero como avisando: “—listos aquí abajo”. El Chapo regresa a ponerse los zapatos para irse, dicen hoy, al Triángulo Serrano de Chihuahua, Durango y Sinaloa; si Guzmán Loera se escapó por un túnel lo de menos es que se haya filtrado el video con audio.

Se han reportado ataques armados en la sierra que intimidan a la gente de los pueblos y rancherías, los pobladores viven con el temor de ser blanco de una bala perdida o del acoso de los militares, además no pueden correr para ponerse a salvo porque los detienen al creerlos sospechosos.

Que se haya escapado otras dos veces durante su carrera a salto de mata en la sierra, que reporten que está herido del rostro y una pierna y que cayó a un barranco es porque saben santo y seña del hombre sin lograr capturarlo. Como en el viejo juego de policías y ladrones en el que los ladrones difícilmente pierden; se parece también al juego infantil de las escondidas en el que Guzmán, hasta ahora, ha salido bien librado, los buscadores siguen contando hasta cien y desde algún lugar El Chapo gritó: “— ¡Un, dos, tres por mí y por todos mis compañeros!”

Al pasar los días se tiene información aparentemente confiable, también notas que aseguran que El Chapo está muerto. En general, se pensará que “muerto el perro se acabó la rabia” y no, para acabar con la rabia es necesario mucho más que matar o detener y extraditar a El Chapo; desde esferas casi desconocidas querrán matarlo para que no hable y así algunos secretos oscuros del poder queden enterrados en la tumba con Guzmán. Si lo matan solo estarán sacudiendo el tapete y las pulgas van a brincar para todos lados; entre los que van a querer ganar la presidencia del narco, los que se sentirán herederos del trono y los hijos de Guzmán, las cosas empeorarían para la sociedad.

El Chapo es el único tipo que hace que las miradas volteen hacia él sin que él vea a nadie, un individuo que se ha burlado como nadie del gobierno y que ha sabido manipular la ley. ¿Que con dinero todo es posible? Sí, solo que para eso también se necesita inteligencia, independientemente de lo que ha hecho El Chapo, lo que planea y su modo de vida, este hombre no puede ser calificado como un tonto, es más, si le propusieran la Presidencia de la República en una carcajada diría: “—No gracias, ese es un puesto para idiotas”.

El gobierno mexicano lo quisiera muerto, la DEA y el FBI lo necesitan vivo, su gente lo protege moviendo hilos extraños y la sociedad sabe que con El Chapo o sin él, las cosas no serán mejores porque hay gente en el poder que rebasa por mucho la maldad de Guzmán Loera.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER