Se encuentra usted aquí

Las Primeras Cinco Temporadas del Gobierno Actual

Miércoles, 22 de Noviembre 2017 - 15:00

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

foto_1_articulo_22_de_nov_2017.jpg

"Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo", Abraham Lincoln.

La semana pasada publiqué en este portal un artículo denominado "La Sexta Temporada de Enrique Peña Nieto..." y sin duda, quedaron en el tintero muchos aspectos pendientes. No toqué muchos acontecimientos importantes de las anteriores temporadas y ahora lo hago con la finalidad de aprender de la historia reciente y con el deseo de exigirle al próximo equipo gobernante que no cometa errores parecidos. ¡Es un buen deseo, ¿a poco no?!

Debo decir que ahora —en la etapa de mi vida que vivo cada vez con mayor intensidad— inventé eso de vivir por "temporadas", al estilo de las series tan populares que podemos ver en Netflix, HBO y similares. Al parecer funciona. En la vida que comparto con mis afectos: amigos y amigas, hijos e hijas y también, hasta con mis enemigos —ratas inmundas que aparecen a cada rato— y que me han causado algunos ellos —un sobrino en especial, talentoso escritor— una decepción aguda y que al aceptarlo, constato que en muchos lados se reproduce esa triste condición humana.

Así, al parecer, "vivir por temporadas" es un buen método. La ventaja es que el guión escrito para cada una de ellas las pretendo escribir yo mero. Claro, el eterno suceder hace su presencia, de manera inexorable.

Así pues, al principio de su gestión, los gobernantes de este país deben escribir un guión y lo hacen. Se denomina el "Plan Nacional de Desarrollo" que se publica ya entrado el sexenio. El Plan 2013-2018 se publicó en Agosto de 2013 y como es mandato constitucional pues se tiene que elaborar y publicar. Es un rollazo impresionante. ¿Alguien se acordará de lo que allí alguien escribió a estas alturas del comienzo de la sexta temporada?

¿Qué no sería más fácil que en la Constitución se decretara gobernar por temporadas?

En fin... dicho lo anterior, nadie duda que el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto empezó a tambor batiente y pudo concebir y ejecutar—antes de tomar posesión— el famoso Pacto por México de quien describe Wikipedia fue la "creación de las bases de un nuevo acuerdo político, económico y social para impulsar el crecimiento económico y la construcción de una sociedad de derechos. Firmado en el Alcázar del Castillo de Chapultepec el 2 de diciembre de 2012 de la Ciudad de México por el Presidente de la República, Enrique Peña NietoGustavo Madero Muñoz, Presidente del Partido Acción NacionalCristina Díaz Salazar, Presidenta Interina del Partido Revolucionario Institucional; y Jesús Zambrano Grijalva, Presidente del Partido de la Revolución Democrática".

foto_2_articulo_22_nov_2017.jpg

El Pacto tuvo como acuerdo principal el profundizar el proceso democrático con base en tres ejes rectores:

  • El fortalecimiento del Estado Mexicano.
  • La democratización de la economía y la política, así como la ampliación y aplicación eficaz de los derechos sociales.
  • La participación de los ciudadanos como actores fundamentales en el diseño, la ejecución y la evaluación de políticas públicas.

Y con el tiempo y harto bla, bla, bla... se lograron poner las bases para establecer nuevas reformas fundamentales para el desarrollo del país. Así se plantearon la Reforma Educativa; la supuesta modernización de Sector Energético (Pemex y CFE principalmente); la modernización de las Telecomunicaciones, entre otros aspectos importantes. Además hubo otros acuerdos importantes como la Reforma y Constitución de la Ciudad de México. Como nada es para siempre, el PRD dejó de participar y empezó la debacle. La eterna oposición se defendió y al final de cuentas las cosas marchan muy poco a poco, a pesar de no tener completo el Sistema Nacional Anticorrupción...

Así transcurrieron dos temporadas de aparente éxito. Durante los años de 2013 y 2014 vivimos la etapa que se bautizó como el "Milagro Mexicano", hasta que en noviembre el equipo de investigación de la periodista Carmen Aristegui dio a conocer el asunto de la Casa Blanca, lo que marcó el principio del desastre de la actual administración, aunado a otras denuncias que se fueron acumulando. El espinoso asunto del tren bala de México a Querétaro fue otro agravio para la sociedad, pues sonaba muy chueco. Casos de corrupción que ahora se han repetido con alegría.

De acuerdo a un artículo publicado en el portal de Sin Embargo, el doctor "Paul Krugman, Premio Nobel de Economía 2008, está cansado de esperar el “milagro mexicano”, es fácil saber por qué la sociedad de este país está tan harta de quienes la gobiernan".

"En el marco de la Convención de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), donde fue orador invitado, el economista estadounidense, uno de los más reconocido en el mundo por sus estudios sobre la concentración geográfica de la riqueza, lanzó un duro cuestionamiento al manejo económico de México en los últimos 30 años".

"Especialmente, el también Premio Príncipe de Asturias en 2004 expuso que es “decepcionante” que este país siga esperando su despegue económico y que no haya sucedido. “¿Cuándo se dará este milagro mexicano? Si la gente ya se está cansando de esperar, yo ya me cansé de esperarlo. La liberalización tiene 30 años de antigüedad y claramente eso no bastó. No hablamos de un desempeño terrible, pero no fue lo que se esperaba. De modo que dudaría en predecir cuándo se espera este milagro”, dijo el también académico de la Universidad de Princeton y columnista del periódico The New York Times".

¡Me parece que las palabras e insatisfacción del Premio Nobel siguen vivas y presentes!

Así pues, ¿qué puede aprender de toda esta situación el futuro Presidente de México y el equipo con el que va a gobernar y que vamos a elegir en julio de 2018? Se llame Andrés Manuel, José Antonio, Luis Ernesto, otro Enrique, Ricardo o Margarita (¡Ja...!).

Nadie sabe quién será el próximo Presidente, pero más nos vale que sea un hombre sensato y que promueva otro Pacto por México, mejor consensado y que la oposición que quede también haga su trabajo. Con argumentos, sin bloqueos, sin corrupción, impunidad, sangre, sudor y lágrimas que a nadie conviene. ¡Ya basta!


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis