Se encuentra usted aquí

"La Sexta Temporada de Enrique Peña Nieto..."

Miércoles, 15 de Noviembre 2017 - 16:00

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

captura_de_pantalla_2017-11-15_10.22.01.png

"La Revolución Mexicana fue la Revolución perfecta, pues al rico lo hizo pobre, al pobre lo hizo pendejo, al pendejo lo hizo político, y al político lo hizo rico”, Adolfo López Mateos. Presidente de México

 

El gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto vive su sexta y última temporada al estilo de las series de suspenso que podemos ver en la televisión de paga como Netflix, HBO y similares. De hecho, esta temporada debería dar comienzo el próximo mes de diciembre, pero como en julio de 2018 tendremos un nuevo presidente electo, prácticamente las cosas en el país cambian en ese momento. Así pues, de julio a diciembre son cinco meses de impasse y ya empezó la sexta temporada.

Seguramente, quien está escribiendo el guión de esta última temporada quiere presentarnos un final feliz, pues las otras anteriores cinco no han sido muy afortunadas, con verdaderas historias que avergonzarían a cualquiera persona y que en un país respetable más de un funcionario importante de la administración pública actual estaría tras las rejas.

¡Claro, todavía no hay siquiera un Fiscal Anticorrupción!, lo cual dice mucho de nuestros gobernantes, principalmente de los honorables miembros del Senado de la República, que todo lo negocían y lo dejan para el rato. Ejemplo: la Ley Federal de Juegos y Sorteos, que no conviene aprobar para aprovechar la discrecionalidad con que se aplica la Ley vigente.

Los casos del enriquecimiento "explicable" de tantos gobernadores, comandados por el veracruzano Javier Duarte de Ochoa y sus 40 bandidos que cometieron tantas fechorías dignas de una serie televisiva exitosa. Y se agregan, solo por señalarlo, el poco investigado presunto soborno de Pemex de la empresa Odebrecht y muchas más averiguaciones pendientes que tiene esta empresa, lo que hace minimizar el sospechoso caso de la famosa Casa Blanca; el sonado caso del libramiento de Cuernavaca y su célebre socavón —que costó el doble de lo presupuestado—. Todos ellos sellarán el estilo de gobernar de esta administración: corrupción e impunidad sin el menor recato.

La Auditoría Superior de la Federación reconoció que "existen percepciones de que las irregularidades reportadas son recurrentes". De enero a diciembre de 2016 detectó irregularidades en los gobiernos de las 31 entidades federativas por 25 mil 894.7 millones de pesos procedentes de recursos federales. ¡Nada más!

De acuerdo a las declaraciones del diputado panista, Alberto Díaz Trujillo del reporte sobre Gasto Federalizado, presentado el 30 de junio por la ASF, el Estado de México encabeza la lista al recibir observaciones sobre el manejo de tres mil 499.1 millones de pesos.

"Estos resultados dan cuenta de grandes irregularidades en el ejercicio del gasto público, como consecuencia de la falta de claridad y de la omisión en la normativa correspondientes para ejercer y administrar los recursos, con eficacia, eficiencia economía y transparencia. Tales diagnósticos y resultados de la auditoría dan cuenta del sesgo existente en las medidas de transparencia del gasto".

Así las cosas, y como no me gusta lo que veo en la economía y en el sistema político mexicano, presiento que pudiera venir un desastre...

¿Por qué tanta negatividad? La economía, aún cuando dicen que los "indicadores económicos" son buenos, no lo veo. La deuda externa es gigante y solo por mencionarlo, la venta de autos nuevos bajó el 10% en octubre y para mí, la economía está agarrada con alfileres. Pronto sabremos el destino del Tratado de Libro Comercio y ¡aguas! Recuerden la catástrofe que provocó el "error de diciembre" en el cambio de administración del Presidente Salinas al de Zedillo. Algo semejante podría suceder.

En la lucha por el poder político la situación es más compleja. Ya se vislumbran los posibles candidatos a la presidencia. Por el Frente Ciudadano por México (PAN, PRD y MC) se perfila Ricardo Anaya, craso error de la ambición desmedida del Joven Maravilla, si existen precandidatos como Luis Ernesto Derbez, que tiene una formación sólida; AMLO, el mesías tropical, va solo por MORENA y el PT; y el presidente Peña no da color, aunque, de acuerdo a mi sondeo particular, José Antonio Meade pudiera ser un buen presidente, no un buen candidato. ¡Nadie sabe!

Tendrá que elegir bien don Enrique, sobre todo alguien que le cuide las espaldas, dicen los bien informados. Realmente no lo sé.

De los "Independientes" es probable que Margarita Zavala de Calderón y el Bronco, Jaime Rodríguez Calderón —gobernador actual de Nuevo León— pudieran alcanzar reunir los requisitos y figurar en la boleta electoral. Por supuesto que, si pudieran participar, van a influir de alguna manera en quién será el próximo Presidente, quien va a representar un máximo del 30% del voto ciudadano, siendo un pronóstico generoso. Ninguno de ellos lo será.

Cabe comentar que los independientes tuvieron la oportunidad de hacer historia y no le hicieron de caso a Jorge G. Castañeda y al planteamiento que hizo en su libro Solo Así. Lo deseable era que hubiera un sólo candidato independiente. No se logró.

En fin. En sus precampañas para conseguir las firmas que necesitan para obtener su candidatura, tienen la oportunidad de crear la consciencia e influir para que los ciudadanos salgan a votar y no crean en las pamplinas de los otros candidatos.

Y así veremos el gran amor a México que predican nuestros políticos —los futuros candidatos de todos los partidos­— que buscan sentarse en la silla para servir a la sociedad... ¡Ja!

El Presidente Adolfo López Mateos tiene razón... nuestros políticos se hacen ricos y ahora, en esta sexta temporada, todavía tienen tiempo para robar a manos llenas, ¡y es una pena!


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis