Se encuentra usted aquí

Carstens: abandonando el barco

Viernes, 02 de Diciembre 2016 - 15:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

agustin-carstens.jpg

Las razones pueden ser múltiples, las formas pueden ser cuidadosas, pero el hecho es que Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, ha anunciado que abandona ese barco llamado México en la víspera de una de las tempestades más fuertes que se nos vienen encima. Sálvese quien pueda y lo demás son adornos. Carstens se separará de su cargo el 1 de junio de 2017 para buscar mejores horizontes.

Es claro que este proceso de separación tiene dos vertientes: una formal y una real. En cuanto a lo formal, Carstens está haciendo lo correcto, dando un tiempo razonable para encontrar un sustituto y aclarando que no tiene diferencias con el gobierno federal. Sostuvo que marcharse del BANXICO en medio de uno de los episodios económicos más complicados y de mayor incertidumbre de la historia reciente del país “no es abandonar el barco en la tormenta”. Como remate rechazó que su renuncia genere más volatilidad cambiaria y agregó que la economía del país va bien y por buen camino. En pocas palabras, cumplió con las formas.

Pero la realidad es que la situación del país es tan frágil que la salida de un funcionario como él, que en otro momento sería tomada con tranquilidad, constituye una agravante más respecto a los desafíos económicos previstos para México. Por otro lado, a pesar de sus palabras, sí ha habido diferencias con el gobierno federal. Al menos tres de ellas con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade:

1. Diferentes proyecciones sobre crecimiento económico (BANXICO a la baja mientras que la SHCP lo mantuvo igual);

2. La diferencia en la percepción sobre Trump (generará un “choque profundo”, advirtió Carstens); y

3. El aumento a las tasas de interés, que no motivó un respaldo contundente por parte del titular de Hacienda.

En esta tónica, el secretario de Hacienda, afirmó que la salida de Carstens será un proceso de transición ordenado y no un motivo de preocupación. No obstante, el peso incrementó sus pérdidas, luego del anuncio de la renuncia: perdió 0.98 por ciento. Previamente, el dólar operaba en 20.60 unidades, y llegó a subir hasta 20.87, mientras que en bancos se vendió hasta en 21.10.

El asunto cobra la mayor importancia debido al contexto actual de incertidumbre financiera a nivel global, pero que en los últimos días y a raíz del triunfo de Donald Trump en Estados Unidos se ha agudizado en nuestro país.

La salida de Carstens no es del todo sorpresiva, pues hace días que se especulaba en columnas financieras (Alberto Aguilar, Milenio, 28-XI-16) que el gobernador de BANXICO era uno de los candidatos que evaluaría el Banco de Pagos Internacionales (BPI) para relevar al gerente actual en octubre del 2017. Incluso, el interés manifiesto del titular del banco central por esa posición viene de años atrás. De cualquier forma, no faltarán los “descubridores” de la verdad que sostengan que se va Carstens por profundas diferencias con el gobierno federal.

Además de lo anterior, existe el problema de encontrar a un candidato con un perfil adecuado y que pueda llenar el espacio dejado por Carstens (no es chiste); un sustituto que no sea perseguido gratuitamente como el procurador Cervantes y que esté más allá de toda sospecha. Si alguien dice Luis Videgaray, más vale que lo olvide, a menos que el presidente Peña Nieto quiera provocar otra tormenta.

Lo cierto es que este movimiento deja a la administración federal en una situación complicada. Esperar siete meses a que el gobernador abandone BANXICO, significa tener un “boquete” importante respecto de cualquier medida financiera que en ese lapso se decida.

Tal vez lo más conveniente es que el Ejecutivo federal apresure la selección del nuevo titular del Banco Central, enviando desde ahora sus propuestas al Senado para que sea nombrado a la brevedad, logrando con ello dar certidumbre a los mercados. Además, hay que darle las gracias a los que abandonan el barco. Vaya cosa.


Leer también


Número 26 - Febrero 2019
portada-revista-26.png
Descargar gratis