Se encuentra usted aquí

yihad

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El suicidio y la defensa del islam

132 muertos y 352 heridos dejaron los ataques terroristas del viernes pasado en París. Los hechos se desarrollaron de la siguiente manera (todas las horas son Hora del Centro de Europa):

Noviembre 13: 21:20 – Primer atentado suicida con bomba en el Stade de France, en donde las selecciones de futbol de Francia y Alemania sostenían un partido amistoso en presencia de miles de aficionados, entre ellos el presidente francés François Hollande; 21:25 – Balacera en la calle Bichat; 21:30 - Segundo atentado suicida con bomba en el Stade de France; 21:32 – Balacera en la calle Fontaine-au-Roi; 21:36 – Balacera en la calle Charonne; 21:40 - Atentado suicida con bomba en el boulevard Voltaire; 21:40 – Tres hombres entran al teatro Bataclan y empiezan a disparar; 21:53 - Tercer atentado suicida con bomba en el Stade de France; 22:00 Toma de rehenes en el Bataclan.

Noviembre 14: 00:20 – Fuerzas de seguridad entran al Bataclan; 00:58 – Concluye el sitio del Bataclan.

No solo los cuatro terroristas en el Stade de France y en el boulevard Voltaire se suicidaron al hacer detonar los chalecos bomba que llevan puestos. También dos de los que atacaron el Bataclan decidieron acaban con sus vidas de la misma manera. El otro agresor del teatro fue muerto a tiros por la policía antes de que pudiera detonar su chaleco.

A quienes vivimos en Occidente nos parece terrible y nos preocupa que existan musulmanes fanáticos que sin mayor problema participen en ataques terroristas sabiendo que no sobrevivirán, que acepten ser bombas humanas y se hagan explotar con el único fin de matar a civiles inocentes. Sin embargo, lo que más debe preocuparnos es el número de musulmanes que, sin ser clasificados como extremistas, fanáticos o yihadistas, justifican los atentados suicidas con bombas para defender al islam.

Durante los meses de abril y mayo del año pasado la encuestadora Pew Research Center realizó una encuesta entre 14,244 personas en 14 países con una importante población musulmana. Entre las preguntas que les hizo a los encuestados estaba esta: “Algunas personas creen que los bombardeos suicidas y otras formas de violencia contra objetivos civiles se justifican con el fin de defender al islam de sus enemigos. Otras personas creen que, sin importar la razón, este tipo de violencia nunca se justifica. ¿Cree usted personalmente que este tipo de violencia es muchas veces justificada para defender al islam, a veces justificada, raramente justificada o nunca justificada?”.

Que los bombardeos suicidas se justifican muchas veces/a veces con el fin de defender al islam de sus enemigos fueron apoyados por los siguientes porcentajes de musulmanes encuestados:

Palestina: 46%; Líbano: 29%; Egipto: 24%; Turquía: 18%; Jordania: 15%; Túnez: 5%; Bangladesh: 47%; Malasia: 18%; Indonesia: 9%; Paquistán: 3%; Tanzania: 26%; Nigeria: 19%; Senegal: 15%; Israel: 16%.

Estas cifras de por sí son alarmantes y si les añadimos los porcentajes de quienes creen que raramente está justificado un bombardeo suicida, es decir que opinan que tal vez sí hay alguna razón que justifique este tipo de ataques, aumentan a los siguientes porcentajes:

Palestina: 59%; Líbano: 44%; Egipto: 59%; Turquía: 29%; Jordania: 44%; Túnez: 8%; Bangladesh: 61%; Malasia: 33%; Indonesia: 22%; Paquistán: 7%; Tanzania: 45%; Nigeria: 26%; Senegal: 31%; Israel: 46%.

En los 14 países arriba anotados viven aproximadamente 830 millones de musulmanes. Decenas de millones de ellos opinan que los bombardeos suicidas se justifican muchas veces/a veces con el fin de defender al islam de sus enemigos y millones más aceptan que raramente está justificado un bombardeo suicida. Con estos números no debe sorprendernos que siete de ellos hayan decidido detonarse el viernes pasado y que durante los años recientes centenas más hayan cometido ataques suicidas en Europa, África, Asia, Medio Oriente y Estados Unidos.

Antes esta realidad hay una sola pregunta que exige respuesta: ¿Cómo combatir a fanáticos que creen que al participar en un acto terrorista suicida defienden a su religión?

La Encuesta del Pew Research Center puede verse en http://www.pewglobal.org/2014/07/01/concerns-about-islamic-extremism-on-the-rise-in-middle-east/

Secciones:

Fecha: 
Martes, 17 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un futuro complicado

Concluí mi columna del viernes pasado afirmando que “2015 se ve como un año complicado”.

Y no solo yo sino muchos así lo vemos.

Como lo escribí el viernes, los científicos que colaboran con la revista Bulletin of Atomic Scientists de la Universidad de Chicago opinan que el mundo hoy está más cerca a una catástrofe nuclear o ambiental de proporciones globales de lo que había estado desde 1984, cuando, de acuerdo a la revista, “las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética alcanzaron su punto más álgido en décadas y el diálogo entre las superpotencias prácticamente se detuvo”.

También anoté el viernes que 10 días antes el Foro Económico Mundial publicó su Global Risks Report 2015, en el cual enumeró los 10 riesgos globales en términos de la probabilidad de que ocurran: Conflictos entre Estados con consecuencias regionales; Fenómenos climáticos extremos; Ingobernabilidad de los países; Colapso o crisis de Estado; Desempleo y subempleo estructural; Catástrofes naturales; Falta de adaptación al cambio climático; Crisis del agua; Fraude o robo de datos, y; Ataques cibernéticos.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, ayer encontré unas declaraciones de Habeeb Al Sadr, el embajador de Irak ante la Santa Sede, que me causaron una gran preocupación.

Lo que dijo el diplomático pasó desapercibido para casi todo el mundo. Después de todo, ¿desde cuándo es importante lo que dice un embajador iraquí ante El Vaticano?

Durante una entrevista al diario florentino La Nazione, el musulmán chiíta Al Sadr aseguro que “la amenazas contra el Papa son creíbles. Las declaraciones públicas y los crímenes contra el cristianismo perpetrados por el Estado Islámico (ISIS) son un hecho… Quiero ser claro, no tengo conocimiento de hechos específicos o de proyectos operacionales. Pero lo que han dicho los terroristas del autoproclamado Estado islámico es claro. Quieren matar al Papa. Esta banda de delincuentes no sólo amenaza: En Irak ya ha violado e incluso destruido algunos de los sitios más sagrados del Islam chiíta. Lo mismo ha hecho con lugares de culto de la religión yazidí y el cristianismo. Ha obligado a 150,000 cristianos a huir de Mosul y también lo hizo con los yazidíes. Si creemos que no son más que palabras, no entendemos la naturaleza de la amenaza. Ellos dicen: ‘quien no está con nosotros está en contra; O te conviertes o tengo el derecho de matarte’. Y lo hacen en realidad: es un genocidio… Tenemos que garantizar la seguridad del Papa en todas partes porque creo que ellos tratarán de atacarlo durante sus viajes o incluso en Roma. Porque los miembros del ISIS no solo son árabes, sino canadienses, estadounidenses, franceses, británicos e italianos. Tienen pasaportes occidentales. Por ello ISIS puede ordenar a estos combatientes a cometer actos de terrorismo en los países europeos… Estas personas no tienen conciencia y su locura no tiene límites…”.

Para algunos analistas, el Papa podría ser víctima de un ataque terrorista durante uno de sus viajes, lo cual desencadenaría una guerra religiosa entre católicos y musulmanes, similar a las cruzadas medievales y la yihad original del profeta Mahoma. 

Una gran guerra se desencadenaría en el Medio Oriente. Los campos petroleros dejarían de producir y el precio de un barril de petróleo se dispararía a los 300 dólares. Los precios más altos de los energéticos matarían a la economía, provocarían una recesión y harían que el mercado de valores se desplomara por un 50% o más.

Un ataque fatal del Estados Islámico o cualquier otra organización terrorista musulmana contra Francisco es una posibilidad que no es remota para los analistas de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania.

El futuro se ve más complicado de lo que muchos quisieran que fuera.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 26 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La demanda que presentó en mi contra el ex gobernador perredista de Michoacán, Leonel Godoy. Terrorismo. Recomendaciones fin de semana

Esta tarde me acompañan Tere Vale y Bernardino Esparza con quienes comento la demanda que presentó en mi contra el ex gobernador perredista de Michoacán, Leonel Godoy, a quien califiqué de ratero por haber dejado quebrado al gobierno de su Estado. También hablamos del fenómeno del terrorismo, del conflicto de intereses del presidente nacional del PRI, César Camacho. Tomás Borges nos recomendó un libro muy interesante y Mónica Belén nos sugirió que hacer este fin de semana.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 16 de Enero 2015 - 20:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Qué día el de ayer!

Ayer fue un día lleno de sorpresas. En varios países ocurrieron sucesos que de alguna manera u otra tarde o temprano tendrán un efecto sobre los que vivimos en México.

En el ámbito económico causo sorpresa la decisión del Banco Nacional Suizo (SNB) de descontinuar la tasa mínima de cambio que desde hace unos años había establecido una paridad de 1.50 francos suizos por euro y redujo su tasa de interés a -0.75% (sí, leíste bien, menos o .75 por ciento). Para justificar su decisión, el banco central suizo explicó que “El euro se ha depreciado considerablemente frente al dólar y esto, a su vez, ha causado que el franco suizo se debilite frente al dólar. En estas circunstancias, el SNB llegó a la conclusión de que ya no se justifica el imponer y mantener la tasa mínima de cambio del franco suizo frente al euro. El SNB está bajando las tasas de interés significativamente para asegurar que el descontinuar el tipo de cambio mínimo no conduzca a un endurecimiento inapropiado de las condiciones monetarias”.

La sorpresiva decisión del SNB golpeó a los mercados bursátiles de todo el mundo y revaluó fuertemente al franco suizo frente a las demás divisas, lo que encarecerá las exportaciones de Suiza y los servicios turísticos de quienes visiten ese país.

En otra decisión que también sorprendió a los mercados financieros del mundo, el Banco de la Reserva de la India redujo sus tasas de interés a 7.75% del 8.0% que se había establecido desde enero del año pasado. El recorte fue de inmediato, lo que se espera estimule la economía india que el año pasado enfrentó diversos problemas.

¿Cómo nos afectan a los mexicanos estas decisiones?

La del banco central suizo encarecerá en aproximadamente un 35% los productos que México importará de ese país. El año pasado esas importaciones tuvieron un valor aproximado de 1,700 millones de dólares. A partir de ayer, esa cifra aumentó a 2,295 millones. No es mucho dinero dentro del total del comercio internacional del país, pero dinero es dinero y más en momentos de dificultad económica como los que enfrenta la economía mexicana. Es muy probable que veamos menos productos suizos en el mercado nacional.

La decisión del banco central indio estimulará la economía de la India, reducirá los costos de producción y hará más atractivos los productos que ese país exporta, muchos de los cuales compiten con productos que México exporta.

Esperemos que los economistas gubernamentales y privados pronto nos informen sobre como nos afectarán las decisiones ambos banco centrales.

Otros eventos ocurridos ayer, además de sorprendernos, deben preocuparnos. Me refiero a la balacera ocurrida en Verviers, Bélgica, en donde durante una redada la policía mató a dos islamistas y capturó a otros que eran buscados desde hace tiempo. Las autoridades reportaron que esta célula terrorista planeaba cometer atentado en Bruselas. 6.0% de la población belga es musulmana y de los aproximadamente 600,000 musulmanes la mayoría tiene lazos con países árabes.

Otro evento relacionado con el terrorismo fue la captura de un joven estadounidense de 20 años de edad, que recientemente se convirtió al islam y supuestamente planeaba cometer un atentado contra el Capitolio, la sede del congreso estadounidense en Washington.

Siguen dándose muestras que los grupos terroristas islámicos han decidido llevar sus guerras a Europa, Estados Unidos y quien sabe que otros países. Cuidado con eso.

¡Que día el de ayer!

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 16 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Amnésicos

Cuando algo espantoso ocurre en algún lado, los medios y las redes sociales se encargan de difundirlo de inmediato. Podemos a todo color ver lo que ha sucedido y, cada vez con más frecuencia, en vivo, cuando el mismo suceso se está llevando a cabo. Solo falta que la tecnología pronto permita que a través de nuestros dispositivos móviles captemos los desagradables olores de muerte y destrucción que generalmente se respiran en los lugares en donde han habido hecho violentos.

Si no fuera porque constantemente nos falla la memoria, y más cuando se trata de eventos terribles que ocurren en otros lugares y afectan a otras personas, viviríamos en un constante estado de terror.

Después de la sorpresa inicial que nos provoca un hecho desagradable que afecta a otros no pasa mucho tiempo para que lo olvidemos o archivemos en algún lugar remoto de nuestras memorias. Nuestros cerebros aparentemente cuentan con un mecanismo de defensa que nos hace olvidar las tragedias ajenas. Este mecanismo tiene un lado positivo ya que evita que vivamos en un estado de constante miedo o terror ante lo que pudiera ocurrirnos; pero también tiene un lado negativo porque al olvidar ciertos eventos corremos el riesgo de no estar preparados para evitar ser protagonistas de un evento similar.

El caso de los ataques terroristas ejemplifica lo anterior. Cuando ocurre uno de ellos los medios y las redes sociales lo difunden y comentan intensamente. Después de unos días, el evento que pudo haber acabado con muchas vidas inocentes pasa a segundo plano hasta que se olvida.

La semana pasada la atención del mundo se centró en París, donde los letales ataques perpetrados por tres ciudadanos franceses (dos de ellos hijos de argelinos y el otro de senegaleses) que supuestamente seguían instrucciones del ejército terrorista autodenominado Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL, por sus siglas en inglés) dejaron 20 muertos (incluidos los tres atacantes) y 21 heridos.

Unas semanas antes, el 16 de diciembre, la atención se centró en Peshawar, Paquistán, en donde terroristas de la organización islámica Talibán (del árabe, talib, que significa estudiante) entraron a una escuela y mataron a balazos a 145 personas, la mayoría de ellos niños.

12 días antes, el 4 de diciembre, en la ciudad chechena de Grozny, en Rusia, militantes de la organización islámica Emirato del Cáucaso, atacaron diversos edificios y se enfrentaron a balazos contra la policía. Al final del día había 26 muertos, entre terroristas y policías, y 26 heridos.

Y dos días antes de los eventos en Chechenia, militantes de la organización islámica Al-Shabaab mataron a 36 mineros no musulmanes en Mandera, Kenia.

¡Ah! Olvidé mencionar que el 27 de diciembre, en un pueblo de la región de Mazogo, en Camerún, militantes de la organización islámica Boko Haram (que en el lenguaje hausa que se habla en esa parte del mundo significa “la educación occidental es un pecado”) atacaron e incendiaron un pueblo. Al final del día había 84 muertos entre terroristas y civiles.

Solamente en diciembre del año pasado ocurrieron 18 de los 248 ataques terroristas que se perpetraron el año pasado. En total murieron 459 personas.

La mayoría de los atentados ocurrieron en el Medio Oriente, Asia Central, Asia y África, pero también autoproclamados yihadistas causaron muertes en Australia, Bélgica, Canadá y Estados Unidos. Los ataques en París confirman que algunas organizaciones islámicas, entre ellas el ISIL, han decidido llevar su “guerra santa” a escenarios más cercanos a todos nosotros, donde habitan los no musulmanes que consideran sus enemigos que deben ser convertidos o muertos.

Mas vale que dejemos de ser amnésicos y empecemos a analizar y estudiar la yihad que los musulmanes fundamentalistas y fanáticos han decidido emprender contra el mundo que no es como ellos quieren que sea.

La relación de los ataques terroristas ocurridos en 2014 está en http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_terrorist_incidents,_2014

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 14 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La dimensión del problema

“El yihadismo es un neologismo occidental utilizado para denominar a las ramas más violentas y radicales dentro del islam político, caracterizadas por la frecuente y brutal utilización del terrorismo, en nombre de una supuesta yihad, a la cual sus seguidores llaman una ‘guerra santa’ en el nombre de Alá”. Así define la edición española de Wikipedia lo que también se conoce generalmente como terrorismo islámico o islamista, un movimiento que igual actúa contra el mundo no musulmán como contra los musulmanes que los islamistas consideran herejes por no seguir al pie de la letra su muy estricta interpretación de la ley coránica. Existen algunos grupos que buscan la obliteración de Israel y le han declarado la “guerra santa” a este país y a los que percibe como sus aliados.

Dentro de la edición inglesa de la misma enciclopedia en línea se identifican las  organizaciones yihadistas que han sido detectados alrededor del mundo. Su número es considerable y la cantidad de miembros de cada una es difícil de precisar, aunque se tienen estimados. Algunas han desaparecido o se han adherido a otros grupos yihadistas.

En http://en.wikipedia.org/wiki/Category:Jihadist_organizations, aparecen listadas alfabéticamente 110 organizaciones. La lista incluye las más célebres, como Al Qaeda, Al Qaeda en la Península Arábiga, Brigadas Al Quds, Boko Haram, Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL), Fatah al Islam, Hezbolá, Jundalá (Paquistán) y Talibán.

Es preocupante no solo el número de organizaciones yihadistas sino la cantidad de países en donde éstas operan. Algunos ejemplos:

Al Qaeda, responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos, entre otros ataques terroristas, opera alrededor del mundo y especialmente en Afganistán, norte de África, Península Arábiga, India, Somalia y Siria.

Las Brigadas de Abdulá Azzam opera principalmente en Egipto, Irak, Siria, Jordania, Líbano y la Franja de Gaza.

Bajo el nombre de Ansar al Sharia (Partidarios De La Ley Islámica) operan organizaciones en Libia, Egipto, Mali y Túnez.

Bangsamoro Luchadores por la Libertad Islámica actúa en Filipinas.

Movimiento Islámico del Turkestán Oriental realiza sus actividades en la provincia China de Xinjuang, Afganistán, Pakistán, Asica Central y Siria.

Todos estos grupos buscan establecer, utilizando todos los medios a su alcance estados islámicos, teocráticos, en donde la ley suprema sea la Sharia o ley coránica. Sus enemigos somos todos los que no profesemos el islam y sigamos al pie de la letra su muy particular interpretación del Corán. Su fin último es hacer el mundo una sociedad totalmente musulmana en donde quien no se convierta corra un destino similar al que corrieron los miles de no musulmanes o musulmanes catalogados como herejes en las zonas ocupadas por el ISIL en Irak y Siria.

El problema que representa para el mundo el movimiento yihadista es enorme porque los terroristas están convencidos de que actúan en el nombre de Dios o Alá y que si mueren en batalla o inmolándose en un ataque suicida serán recompensados plenamente en el Paraíso. ¿Cómo dialogar o negociar con quienes piensan de esta manera?  Es imposible.

Si crees que exagero, mañana anotaré diversos actos terroristas cometidos por estos fanáticos religiosos en lo que va del Siglo 20 en diversos lugares del mundo. Como veo el asunto, atacarán en donde menos lo piense uno.

El problema que enfrenta el mundo es de dimensiones enormes.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 13 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ISIS - 2

En Google escribe “ISIS executions” y aparecerá una gran cantidad de fotos y videos mostrando la manera en que los militantes del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés) llevan a cabo las ejecuciones masivas o individuales de quienes caen en su manos. Si tienes el estómago para hacerlo, verás a estos fanáticos sunitas matando con rifles de asalto a decenas personas acostadas sobre el suelo, verás como un asesino encapuchado mata de un balazo a la cabeza a un hombre tras otro, verás como un seguidor de Alá estrangula a una indefensa mujer o como otro más decapita a su víctima. Las escenas son horribles. Muchas se asemejan a las que en fotografías o películas nos muestran a soldados de las SS nazis matando a centenas de seres humanos en diversos lugares de Europa Oriental y lo que era la Unión Soviética.

Alguien podría pensar que estos actos de salvajismo no deberían ocurrir en pleno Siglo 21, pero pensar así es muestra de ingenuidad. Nuestra especie se ha venido matando desde siempre y todo indica que lo seguirá haciendo. Sin embargo, lo que sí podríamos suponer es que en esta época la comunidad internacional se organizaría para impedir el surgimiento de organizaciones tan brutales como es ISIS, encabezado por el iraquí Ibrahim ibn Awwad ibn Ibrahim ibn Ali ibn Muhammad al-Badri al-Samarrai, mejor conocido por su nombre de guerra Abu Bakr al-Baghdadi.

El 29 de junio pasado el ISIS anunció el establecimiento de un califato y el Estado Islámico de Irak y Siria adoptó el nombre de Estado Islámico; Al-Baghdadi fue proclamado califa (jefe de Estado y monarca absoluto) y tomó el nombre de Califa Ibrahim. Su primer acto fue imponer la Sharia o ley islámica. Luego, de acuerdo a diversas fuentes, ordenó la mutilación genital de todas las mujeres del califato y la entrega de las jóvenes vírgenes a sus soldados. También ordenó la expulsión y asesinato de los cristianos y la violación de las mujeres cristianas. Se han denunciado decapitaciones masivas en público de cristianos que rehusaron convertirse, incluyendo niños y bebés. Más de 100,000 cristianos huyeron a zonas que no controla el califato. Ahora, en este mismo momento, sus soldados matan a cualquier persona que no se convierta inmediatamente a su versión del islam sunita salafista yihadista que tiene como uno de sus objetivos propagar el islam, si es necesario con la fuerza.

En un mensaje grabado, Al-Baghdadi anunció que el ISIS marchará contra Roma para establecer un estado islámico que abarque el Medio Oriente y Europa, hasta España. También exhortó a los musulmanes del mundo que emigren al Estado Islámico.

Entre los musulmanes del mundo que se han unido a su ejército hay miles que proceden de Europa, América y Oceanía. Se calcula que entre los yihadistas del ISIS hay 700 franceses, 800 rusos, 500 británicos, 150 australianos, poco más de 100 estadounidenses, 95 españoles y quién sabe cuántos de otros países. Lo grave de esto es que muchos de estos criminales ya regresaron a sus países de origen entrenados y listos para realizar actos terroristas.

Ante esta pavorosa realidad, los países de occidente aparentemente están empezando a analizar como destruir a Al-Baghdadi, a su Estado Islámico y al ISIS. No reaccionaron ante los salvajes actos cometidos por el ISIS en Siria e Irak. Ahora que ven el peligro en casa, parece que han decidido actuar.

Ojalá no sea muy tarde. Actos terroristas en Estados Unidos afectarían gravemente nuestra de por sí débil economía.

Foto: http://www.telegraph.co.uk/

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 29 de Agosto 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1