Se encuentra usted aquí

xenofobia

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Si no es ahora, cuándo?

La muerte de 8 compatriotas ocurrida en El Paso, Tejas, hace dos días, debe ser enfrentada por el gobierno mexicano con claridad jurídica impecable y en consecuencia, con una fuerza legal y moral contundente.

¿A qué me refiero?

Me refiero a que, México tiene la oportunidad excepcional de abrir una carpeta de investigación no solamente contra el autor material, sino contra la persona o personas que instigan el odio contra México y los mexicanos a través de discursos, tuits, declaraciones oficiales y mediáticas, y por todos los medios disponibles.

Patrick Crusius es el autor material de la masacre de El Paso, pero México debe investigar legalmente para deslindar la responsabilidad de los autores intelectuales y de los instigadores de lo ocurrido el 5 de agosto.

La instigación que conduce a que otros cometan delitos, también es un delito en si y debe castigarse penalmente.

Pedir la extradición a México de Patrick Crusius, no nos sirve de nada, suponiendo que Estados Unidos la concediera, porque además, no sería suficiente si permitimos que los instigadores queden impunes.

Lo que si nos sirve, es ir detrás de quienes han instigado hechos como ese, y que deben ser detenidos para que no sigan atizando el odio racial y la xenofobia.

Si no ponemos un alto a los instigadores de estos hechos sangrientos, veremos muchos más en el futuro inmediato.

La mejor forma de impedir la repetición, es hacer que él o los instigadores de esos crímenes, sepan que pagarán política y jurídicamente, un precio muy alto por sus pronunciamientos.

La Fiscalía General de la República debe abrir una carpeta de investigación, que se integre entre otras cosas, con todos los documentos, tuits, videos, declaraciones y grabaciones que puedan considerarse como instigantes de odio racial y de hechos violentos como el de El Paso.

Pretender que le discurso de odio que se ha extendido por Estados Unidos en los últimos 4 años, no se traduzca en hechos sangrientos, es insostenible.

Si no ponemos un alto a la persecución y señalamiento de los mexicanos como ilegales e invasores, lo acontecido en El Paso, Tejas, se repetirá crecientemente hasta hacerse incontrolable.

México como país agraviado, tiene plena facultad para abrir un expediente penal en contra de Patrick Crusius como autor material, PERO TAMBIÉN en contra de quien pueda resultar responsable de instigar el odio racial contra los mexicanos.

Esto no es mi opinión personal, sino la ley:

El artículo 4º de nuestro Código Penal Federal, es muy claro cuando dice lo siguiente:

Artículo 4.- “Los delitos cometidos en territorio extranjero por un mexicano contra mexicanos o contra extranjeros, o por un extranjero contra mexicanos, serán penados en la República, con arreglo a las leyes federales, si concurren los requisitos siguientes:

I.- Que el acusado se encuentre en la República;

II.- Que el reo no haya sido definitivamente juzgado en el país en que delinquió.

III.- Que la infracción de que se le acuse tenga el carácter de delito en el país en que se ejecutó y en la República.”

Si el acusado no se encuentra en México, podemos pedir su extradición.

Si el presunto responsable no ha sido juzgado por esos hechos en Estados Unidos, podemos juzgarlo y castigarlo nosotros.

Los delitos cometidos el 5 de agosto pasado en El Paso, son sancionados tanto por la ley de Estados Unidos como por la de México.

Si actuamos legalmente con seriedad y prontitud, en contra del autor material, pero también en contra de quienes han instigado e instigan el odio contra los mexicanos, podemos cambiar radicalmente la relación entre México y los Estados Unidos.

Es mucho más importante hacer que el instigador enfrente la responsabilidad penal que le corresponde, porque es la mejor forma de evitar que lo ocurrido en El Paso, se repita y se multiplique.

Las familias de los fallecidos y lesionados por Patrick Crusius tienen derecho de  acudir ante los jueces mexicanos en demanda de justicia contra el autor material y contra el instigador o los instigadores.

También tienen derecho de acudir ante la Fiscalía General de la República, conforme al artículo 4º de nuestro Código Penal Federal.

Si de verdad nadie esta ni debe estar por encima de la ley, no debemos renunciar a esta oportunidad única para ponerle fin radicalmente a la instigación del odio contra los mexicanos; porque me queda claro que si no hubiera habido como sigue habiendo un discurso de odio reiterado contra nuestra patria y nuestros compatriotas, los hechos de WalMart en El Paso, no habrían ocurrido.

Basta con leer el manifiesto publicado por el autor material, para establecer en quién se inspiró para cometer su crimen.

Este es un momento inmejorable para hacer que la instigación y el bullying terminen de plano.

Construyamos un muro legal inexpugnable que aisle al odio y la intolerancia.

¿Si no actuamos ahora, entonces cuándo?

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com

Fecha: 
Miércoles, 07 de Agosto 2019 - 13:25
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 07 de Agosto 2019 - 15:40
Fecha C: 
Jueves, 08 de Agosto 2019 - 04:40
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

"Las balas que podrían matar a Donald Trump"

Los tiroteos ocurridos este fin de semana en Texas y en Ohio demuestran que, las balas de odio con las que Donald Trump ha construido su imperio electoral, podrían rebotar en su contra y matar su proyecto electoral rumbo a 2020.

Porque el odio que inspira ha conseguido ir más allá de las palabras, porque mientras se centra en controlar la frontera sur resulta que el enemigo es interno, porque si se hubiera centrado en proponer un control más estricto de armas muchas vidas se habrían salvado, y porque el país que lo llevó a la cima al ser objeto de sus insultos, podría ser aquel que lo tire de la contienda, si es que el gobierno mexicano, juega bien sus cartas.

¿Acaso será esto karma?

El Paso fue testigo del mayor crimen de odio contra los hispanos de la historia moderna de Estados Unidos. Patrick Wood Crusius, el joven blanco de 21 años que fue el autor del tiroteo, escribió un manifiesto que hablaba de una “invasión hispana de Texas”, decidió manejar desde Dallas para “salvar a su tierra” y matar a cuantos pudiera en aquel Walmart de El paso.

La matanza se saldó con 22 muertos —dos fallecidos el día de ayer— de los cuales 8 eran mexicanos y mientras el republicano excusa a las armas y responsabiliza a las enfermedades mentales, es difícil no relacionarlo con ellas y no tomar en cuenta su rol en lo sucedido.

Porque con base en un conteo realizado por Media Matters, se tiene registrado que por lo menos, desde mayo de 2018 a la fecha, el magnate ha publicado 2,200 mensajes en Facebook usando la palabra “invasión.” No me quiero imaginar lo que saldría si el mismo conteo se hiciera para twitter…

Lo mismo sucede en otras partes del mundo y creo que en síntesis todo se resume a que si bien los problemas mentales son locales, las ideologías que animan este tipo de actos, son globales.

En lo que va de año, se han llevado acabo 250 ataques con armas de fuego por todo el país. Los motivos del episodio ocurrido en Dayton, Ohio se desconocen, pero se investiga si el autor pudo verse inspirado por la masacre en El Paso ya que el suceso ocurrió en menos de 24 horas.

Lo que nos lleva al punto de que ha sido tanto el énfasis que esta administración y otras han puesto en identificar y aniquilar al enemigo externo que, se han olvidado del enemigo interno, y hoy este ha cobrado la vida de 31 personas entre los dos sucesos que ocurrieron el fin de semana y la pregunta aquí es ¿por qué el gobierno no combate a supremacistas blancos de la misma manera que combate a los inmigrantes y a los islamistas? ¿Será que su presencia se ha normalizado?

Finalmente, y con la intención de cerrar con broche de oro estas líneas, me parece imposible dejar de lado el kamikaze que estos eventos representan en la relación bilateral.

Porque de un sólo golpe tocan temas tan sensibles como la migración, la frontera y el control de armas y mientras a México se le ha exigido hacer mucho en el tema de la migración, a Estados Unidos se le ha podido exigir muy poco en el tema del control de armas, y creo que esta situación podría remediarse si nuestro gobierno juega bien sus cartas. Además de que, si hay elementos suficientes, la FGR podría pedir la extradición de Crusius, porque para México este individuo es un terrorista.

Otra vez México vuelve a ser central en la elección presidencial y me parece que algunos dirían que el mundo está al revés.

En fin. He ahí las balas. Y se dice o más bien se espera, que esta vez, sean de plata.

El último en salir apague la luz.

 

Facebook: Stephanie Henaro

Instagram: steph.henaro

Twitter: @HenaroStephanie

Fecha: 
Martes, 06 de Agosto 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 06 de Agosto 2019 - 15:25
Fecha C: 
Miércoles, 07 de Agosto 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La pesadilla de los racistas trumpianos

 

Steve King es un republicano de 67 años de edad que representa a un distrito electoral del estado de Iowa ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Es un metodista que se convirtió al catolicismo, la religión de su esposa, 17 años después de casarse con ella.

En 1996, después de dedicarse a los negocios, ingresó a la política, ganando un escaño en el Senado de Iowa. Desde 2002 es representante de su estado ante el Congreso federal.

Es un conservador que se opone al aborto, al matrimonio de personas del mismo sexo, a los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), a la investigación de células madre humanas y a los derechos de los animales. Es tan extremo el conservadurismo de este hombre blanco que hasta se opone al matrimonio civil, aceptando solo el religioso como válido, y a que medicamentos como el Viagra sean subsidiados por el gobierno a través de los seguros Medicare y Medicaid.

Cuando Trump lanzó su candidatura presidencial en junio de 2015 dijo, entre otras cosas, que los inmigrantes mexicanos ilegales son narcotraficantes, criminales y violadores. Aparentemente se inspiró en algo que dijo King en julio de 2013, cuando al referirse a los inmigrantes indocumentados dijo que “por cada uno que es el primero en su clase (valedictorian), hay otros 100 que pesan 130 libras - y tienen pantorrillas del tamaño de melones porque están transportando 75 libras de mariguana a través del desierto”. Es decir que, para King, los inmigrantes sin papeles son narcotraficantes.

En 2008, este político racista puso en duda el patriotismo del entonces candidato presidencial Barack Obama alegando que, si éste era electo, “los islamistas radicales, al-Qaeda, los islamistas radicales y sus partidarios, bailarán en las calles en mayor número que lo hicieron el 11 de septiembre”. Esta advertencia racista contenía además una gran mentira, la de que musulmanes habían celebrado en las calles de Estados Unidos los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Casi un años después de afirmar falsamente de que los musulmanes habían bailado en las calles estadounidense, King se retractó. Sin embargo, la mentira fue después tomada y propalada por Trump, quien hasta ahora no se ha retractado.

Steven King comparte la ideología del estratega en jefe de la Casa Blanca, Steven Bannon, quien antes de convertirse en el director de la campaña electoral de Trump, en agosto de 2016, era el presidente ejecutivo de Breitbart News, un sitio web de noticias de extrema derecha que ha sido calificado como un medio que difunde material racista, xenofóbico y antisemita.

Hace dos años, en un evento en que participó en el Vaticano, Bannon resumió sus creencias así:

“Ciertamente creo que el secularismo ha socavado la fuerza del oeste judeocristiano para defender sus ideales, ¿verdad? Si ustedes regresan a sus países de origen y proponen defender el oeste judeocristiano y sus principios, a menudo, especialmente cuando tratan ustedes con las élites, se les ve como alguien que es bastante extraño. Por lo tanto, ha disminuido la fuerza. Pero creo firmemente que, cualesquiera que sean las causas del actual impulso al califato -y podemos debatirlas y la gente puede intentar desconstruirlas- tenemos que enfrentar un hecho muy desagradable. Y ese hecho desagradable es que hay una guerra de guerra importante, una guerra que ya es global. Va a la escala mundial, y la tecnología de hoy, los medios de hoy, el acceso de hoy a las armas de destrucción masiva, va a conducir a un conflicto global que creo que tiene que ser enfrentado hoy”.

Para Bannon, los únicos valores que importan son los de la civilización occidental, la de los blancos, la que hay que defender del islam, la de los cafés y negros.

Lo mismo piensa King. Hace unos días, al referirse al ultraderchista Geert Wilders, candidato puntero en las encuestas de las elecciones parlamentarias que hoy se realizan en Holanda, el gringo escribió en Twitter: “Wilders entiende que la cultura y la demografía son nuestro destino. No podemos restaurar nuestra civilización con los bebés de otra persona”. Al mencionar a los bebés de otra persona, el congresista aludía a los bebés no blancos, incluyendo latinos, que nacen en Estados Unidos y otros países.

Donald Trump, aunque no lo admita, como sí lo aceptan Bannon y King y muchos como ellos, tiene una pesadilla: que los no blancos y latinos sí lleguen a ser minoría a mediados de este siglo. Están aterrados y por eso insultan y agreden a mexicanos, árabes y otras minorías.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 15 de Marzo 2017 - 12:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 15 de Marzo 2017 - 20:45
Fecha C: 
Jueves, 16 de Marzo 2017 - 08:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El voto del miedo

El domingo pasado, en la primera vuelta para las elecciones regionales, los franceses dieron un giro radical hacia la derecha. El Frente Nacional, FN, liderado por Marine Le Pen, arrasó con los socialistas del presidente François Hollande y con los conservadores del Frente Republicano, de Nicolas Sarkozy. A Hollande no le sirvió de mucho la respuesta (acertada y efectiva, para muchos) de su gobierno tras los atentados de París. La situación económica, una serie de errores del gobierno y el miedo frente a una islamización radical, llevaron a la debacle de la izquierda en el país galo.

Aunque la historia haya enseñado a los franceses los peligros de las ideologías extremistas, la coyuntura actual es perfecta para el FN y ahora la extrema derecha no sólo ha ganado sufragios debido a la crisis económica, sino también a la amenaza que implica vivir entre terroristas. Llama la atención que la mayoría de los nuevos votos para el FN son de gente joven. Tradicionalmente eran ya mayores los votantes del FN.  

Las urnas hablan lo que votantes callan. Dicho de otra manera, lo que era un secreto a voces, ha dejado de serlo: los franceses ya no quieren a más inmigrantes en su territorio, especialmente, si son inmigrantes musulmanes.

Tras el triunfo del FN, Marine Le Pen dijo que su partido es el único verdaderamente republicano e invitó a todos los patriotas franceses a unirse al FN en la segunda vuelta. 

Pero no siempre fue así. Con la oleada de inmigrantes que llegaron a Francia, a partir de 1950, el país se llenó de musulmanes. Francia les abrió las puertas, les dio todas las facilidades para que empezaran una vida nueva, una vida mejor. En aquel entonces no se veían las ejecuciones repugnantes y violentas a través de vídeos, ni los saqueos de ciudades enteras y mucho menos se mataba a gente a diestra y siniestra en la calle. Gente inocente. Ahora muchos de esos inmigrantes y los que llegaron después de ellos quieren cambiar las reglas de convivencia del país de acogida. No quieren adaptarse a la cultura y a las costumbres de cada lugar. Por el contrario, quieren que sean los franceses, y los europeos en general, los que se adapten a ellos. Rechazan ciertas reglas, cuando ellos mismos jamás permitirían que los occidentales aplicaran sus propias reglas en sus países musulmanes. Utilizan la religión como bastón de mando para cometer sus atrocidades, cuando todos sabemos que no es la religión el problema, sino su interpretación equivocada.  Todo esto, por supuesto, genera desconfianza y miedo entre los franceses, que no están dispuestos a seguirlo tolerando y necesitan de un gobierno fuerte que se encargue del asunto.

La persona que ha conseguido que el Frente Nacional gane nuevos adeptos es Marine Le Pen, luego de que expulsara a su padre, Jean-Marie Le Pen, del partido. Teatro o realidad, el FN tenía que desligarse de su ideólogo, Jean-Marie Le Pen para poder suavizar su discurso ultra nacionalista.  El padre era una ficha.  Antisemita, había dicho que Petain no había sido ningún traidor de Francia, que las cámaras de gas utilizadas durante la Shoa habían sido tan sólo un detalle de la historia, y que ahora los franceses eran gobernados por inmigrantes e hijos de inmigrantes, como el primer ministro Manuel Valls, que era francés sólo desde hacía 30 años, mientras que él lo era desde hacía 1000.

A pesar de la nueva estrategia del FN que consiste en moderar las posiciones políticas del partido, Marine Le Pen se ha mantenido firme con el asunto de los musulmanes en Francia. Al comparecer en un tribunal de Lyon para hacer frente al cargo de incitar al odio racial contra los musulmanes, dijo que Francia estaba ocupada por los inmigrantes, de la misma manera que había estado ocupada por los Nazis durante la II Segunda Guerra Mundial.

Lo que esta mujer propone es una verdadera política de lucha contra la inmigración masiva, sobre todo de la comunidad musulmana, para no exponer a su país a acoger más terroristas islamistas. Su régimen estaría basado en la tolerancia cero y en la expulsión sistemática de los inmigrantes clandestinos. El cierre de las mezquitas radicales y la expulsión de cualquiera que impartiese el odio hacia su territorio. Para ello recomienda la, nada popular medida, de no ayudar a los barcos repletos de inmigrantes y suprimir la cobertura médica de los sin papeles, dentro del territorio francés. Hay que retomar el control de nuestras fronteras nacionales, dijo. Y pretende hacerlo con toda la fuerza de la policía, del ejército y de las aduanas.  

Cuando las ideas de la extrema derecha que condujeron al fascismo en el pasado y dañaron a tanta gente se encuentran en una coyuntura como la actual,  donde un, así llamado, Estado Islámico, demuestra su efectividad para radicalizar a musulmanes de todo el mundo y hacerlos operar, no sólo en atentados con fines estratégicos y simbólicos, como el de París, sino que es capaz de asesinar a sangre fría a unos empleados de oficina en el tranquilo condado de San Bernardino, California y, ¿por qué no?,  en cualquier sitio, a cualquier hora, y en cualquier lugar del planeta…  entonces, el miedo se apodera de la gente, que es capaz de optar por cualquier partido que le ofrezca seguridad; mano dura, como la de Marine Le Pen.

La paradoja radica en que antes de que Al-Qaeda derribara las Torres Gemelas y antes de que el Estado Islámico apareciera en el mapa del terrorismo internacional, la llegada del FN en la Eurocámara se veía ya como un enorme peligro para Europa.

Y ahora, lo que ha pasado puede volver a ocurrir, dijo el presidente Hollande, refiriéndose a las elecciones presidenciales de 2002, en las que Jean-Marie Le Pen, padre de Marine, estuvo a nada de haber ganado en la segunda vuelta contra el ex presidente Jacques Chirac.

En las próximas elecciones presidenciales, Marine Le Pen podría ser electa como presidente de Francia.

El problema con los partidos de ultra derecha europeos: el Partido del Pueblo Danés; La Liga Norte Italiana; Los Demócratas Suecos; Amanecer Dorado, partido neonazi griego; Los independistas flamencos Vlaams Belang de Bélgica; el Partido de la Independencia del Reino Unido; el Partido Liberal Austriaco; y el Frente Nacional francés, es que suelen ser xenófobos y ultranacionalistas, pero más que nada, que rechazan la idea de la solidaridad entre los países europeos, de la Unión Europea que tanto ha costado y que, a pesar de sus fallas, creo que ha demostrado ser la mejor alternativa para competir en un mundo globalizado.  

Una gran parte de los franceses, luego de los atentados de París, ha dicho que prefiere sacrificar libertad a cambio de seguridad. Lo que equivale decir que los musulmanes radicales están echando por la borda muchos de los grandes ideales que se consiguieron tras la Revolución francesa.

Quisiera volver a destacar que con la llegada de la extrema derecha al poder se correría el riesgo de entrar en una atmósfera de xenofobia y satanización de los musulmanes. Y como escribí en mi artículo anterior, los terroristas constituyen una minoría, muy peligrosa, pero una minoría.

Antes de la II Guerra Mundial, los graves problemas económicos y sociales fueron campo fértil para el desarrollo de los regímenes fascistas europeos. Me pregunto si ahora lo que provoque el regreso de ese tipo de regímenes será la amenaza del terrorismo.

¿Dónde quedaron las lecciones de los años 30?

Sólo queda esperar que la moderación del partido sea verdadera y que el FN sea, como afirmó Marine Le Pen, un partido verdaderamente republicano. 

Autor:

Fecha: 
Martes, 08 de Diciembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De la homofobia y la xenofobia de los candidatos estadounidenses, del NO en el referéndum griego y del nuevo gabinete de Mancera

En nuestro país, antes que en Estados Unidos (que generalmente nos rebasa en casi todo) el matrimonio gay fue una realidad. Al fin, México alejado de la mochería ramplona de personajes como AMLO (el más conservador de los conservadores) da a lo largo y ancho de todo el territorio nacional la posibilidad de que muchas parejas del mismo sexo se unan formalmente. Sí, el matrimonio entre homosexuales es una reivindicación imparable que cada vez más se aprobará…al menos en el mundo occidental. El primer país que lo hizo en Europa fue Holanda, en el 2000; Sudáfrica (con todo lo que esto implica en África) en 2006; España: el cuarto país en regularlo. En resumen Bélgica, Canadá, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina, Dinamarca, Nueva Zelanda, Uruguay, Francia, Luxemburgo, Brasil, Irlanda, Finlandia, Eslovenia, Inglaterra están ya en esta sintonía. A pesar de estas buenas noticias para los derechos humanos en el mundo, podríamos decir que la reacción no descansa. Por que si bien legalmente esta forma de unión es un hecho, muchos grupos conservadores dizque de izquierda o de derechas, se niegan a aceptarlo y activamente lo combaten. En Estados Unidos se han dado casos de funcionarios públicos que se niegan a dar licencia de matrimonio a parejas homosexuales. Y no se puede dejar de mencionar a varios de los aspirantes a la candidatura presidencial republicana como el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, o el senador Ted Cruz que hablan de cómo con esta decisión del Tribunal Supremo “llegó la hora más oscura en la historia del USA”. La American Civil Liberties, una de las organizaciones que ha encabezado la defensa de los derechos gay, ha denunciado ya a funcionarios que se niegan a casar a parejas del mismo sexo por su “objeción de conciencia y religiosa” al matrimonio igualitario. Estados como Luisiana, Alabama, Kentucky y Texas y otros más gobernados por republicanos se aprestan aguerridamente a bloquear también este avance. Total que entre la homofobia de estos personajes y la xenofobia literalmente descabellada del espantoso Mr. Trump, espero que el electorado estadounidense se aleje de estos monstruos y se acerque más al aire fresco que trae mi admirada Hillary… En una acalorada discusión con mi socio Jaime Guerrero yo comentaba que el triunfo del NO en el referéndum de Grecia en días pasados era un apoyo contundente a Tsipras y una carta de negociación importante frente a la Troika para los sufridos helenos. A lo que él me comentaba que habrá que ver, en esta misma semana, para cuánto alcanza el famoso NO. Y parece que tiene razón, la Comisión Europea ha reaccionado con frialdad ante este hecho y las Bolsas europeas a una horas de la consulta abrieron con pérdidas. De todas maneras, yo aspiro a que la nueva situación obligue a París y Berlín a buscar algún acuerdo sensato con Atenas. Para Thomas Piketty, autor del libro de moda “El Capital del Siglo XXI” existe el riesgo de que los llamados mandatarios conservadores (léase la temible Angela Merkel) estrangulen a Grecia y de paso destruyan la Unión Europea. Veremos… Después de pedirles la renuncia a todos sus colaboradores, Mancera se prepara para cumplir aquello de renovarse o morir. Ojalá el remozamiento no se lleve entre las patas a una funcionaria inteligente, ingeniosa y dedicada como Mara Robles, la actual Secretaria de Educación del GDF. Conozco la labor de esta profesional y su genuino interés por abrirles horizontes culturales a los niños de nuestra ciudad. Saludarte, el programa de su creación, es un gran proyecto que combina arte, literatura, música, teatro y todo lo que estimula la imaginación de los niños. Como diría mi ídolo musical el Conde de Montecristo: confiar y esperar… La recomendación de la semana: las quesadillas de María Isabel, en Emilio Castelar 14, Col. Polanco. ¿De cuáles quieren? De papa con chorizo, de frijol con queso, de chicharrón prensado, de rajas, en fin, puras delicias engordadoras y grasientas, pero una vez al año… no hace daño. Bye y besitos a los niños. 

Autor:

Fecha: 
Lunes, 06 de Julio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El ébola en un país en las circunstancias de México

El Antiguo Testamento relata que el faraón soñó a siete hermosas vacas gordas que eran devoradas por siete horribles vacas flacas; se despertó, y al volverse a dormir soñó que siete bellas espigas eran engullidas por otras siete espigas quemadas por el viento del oriente. Se inquietó y preguntó a los magos de Egipto y ninguno supo responder. Pero llegó a sus oídos que un hebreo llamado José podría interpretar sus sueños. Lo mandó llamar y José le dijo que Dios reveló al faraón lo que iba a hacer: las tierras de Egipto tendrían siete años de enorme abundancia y después padecerían siete años de hambrunas. Y le sugirió poner al mando del imperio a un hombre sabio y entendido para que quintara las cosechas en los años de abundancia y guardara esos frutos para los siete años de penuria. Así se hizo y Egipto no padeció hambre.

Esta historia, que posiblemente registra el primer ciclo económico, muestra que cuando el hombre toma provisiones es factible afrontar los más peliagudos retos. En el futuro inmediato, México quizá se enfrente al mayor desafío de su historia moderna, que tal vez podría inclinar peligrosamente la balanza hacia el caos social y económico. Me refiero a una eventual epidemia de ébola. Este virus parece estar fuera de control: los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos esperan que hacia enero de 2015 haya hasta 1.4 millones de personas contagiadas en África. Además, la letalidad del virus es de 70% de los infectados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) añade que los países no están preparados para enfrentar epidemias, como se apreció en la crisis de influenza AH1N1, y se constata en el caso del ébola. En consecuencia, no es remota una pandemia. Por ello es crucial prevenir.

Ahora bien, imaginemos un escenario de crisis sanitaria en las circunstancias políticas que vive México: las mafias han tomado el poder en varias regiones del país; padecemos asesinatos multitudinarios y la seguridad se colapsa; campean impunidad, corrupción e ineptitud; se tiende a hacer justicia por mano propia porque no hay ley ni orden. Es decir, las instituciones se desmoronan, al tiempo que la elite política es aquejada por el descrédito y el cinismo. Si agregamos la frágil economía, más la histeria y la xenofobia creciente en Estados Unidos, que podría paralizar los flujos de personas y de mercancías, estaríamos en serio peligro. De esta manera, la combinación de crisis sociopolítica y epidemia puede ser de pronóstico reservado para la estabilidad social y la paz pública. Por tanto, urge abatir a la impunidad y la corrupción, así como tomar todas las providencias necesarias para evitar una epidemia.

Fecha: 
Jueves, 16 de Octubre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1