Se encuentra usted aquí

Sr. Trump, con todo respeto, agarre la onda

Jueves, 10 de Noviembre 2016 - 15:00

Autor

foto_fernanda_g._tamayo.jpg
Fernanda G Tamayo

Compartir

donald-trump-muro.jpg

Después de una larga espera llegó el día, el pasado 9 de noviembre conocimos al que será el próximo presidente de los Estados Unidos. Y para sorpresa y desilusión de muchos quien llegó al poder es nada más y nada menos que el magnate Donald Trump, quien en sus discursos nunca dejó de lado la construcción del ya famoso MURO en la frontera con México, con el completo entendimiento de que los mismos mexicanos pagarán por él. No obstante, justo un día después de su triunfo electoral, los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos ya se enfrentan al primer desafío pues esperan ofrecer a Trump un plan alternativo para esta propuesta que fue una de sus principales promesas de campaña.

Según la propuesta, en lugar de construir un muro de ladrillos y cemento, el plan incluiría filas dobles de vallas y el aumento de agentes federales en algunas zonas fronterizas, de 3 mil 200 kilómetros de longitud. Sin embargo, el portavoz del presidente electo no ha respondido a una petición de comentarios sobre esta propuesta. Pero en caso de que Donald Trump no considerara este plan como opción en contra de la inmigración, ¿cuál sería el impacto ambiental que provocaría este gran muro?

IMPACTO AMBIENTAL

Se puede definir en tres palabras: VERDADERO DESASTRE AMBIENTAL. El mismo Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos señaló en un informe reciente que un muro de tal magnitud podría impactar en 13 hábitats en situación crítica, incluido el ecosistema del Desierto de Sonora; 108 aves migratorias y 4 refugios de vida silvestre. Las especies más afectadas serían el jaguar, el lobo americano, el ocelote, la zorra del desierto, el manatí antillano, las tortugas verdes, y el laúd, así como el águila calva, símbolo nacional de Estados Unidos.

Por lo que la construcción de esta muralla, en temas ambientales, no podría calificarse de otra manera más que como una verdadera tontería, ya que es una de las regiones más ricas en flora y fauna del continente, y que ya tiene impactos terribles gracias al actual muro fronterizo que viola acuerdos internacionales ambientales.

Este muro impacta los servicios ambientales, que son los que nosotros obtenemos de la naturaleza; por ejemplo, la calidad y cantidad del agua, la calidad del aire y la fertilización de los suelos. Además de que ya ha provocado cambios en el flujo de arroyos y ríos, infiltración y otros problemas que no solo afectan a México sino también a Estados Unidos.

Miembros del Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre del Instituto de Ecología afirman que elaborarán una propuesta en la que brinden soluciones de manejo y vigilancia de la frontera menos disruptivas, basadas en mecanismos electrónicos que alerten sobre un posible tráfico ilegal de personas, evitando afectar la diversidad biológica, los servicios ambientales y los derechos humanos.

CONCLUSIÓN

Señor Donald Trump, con todo respeto, no se trata de combatir “su muro”, sino de proponer la mejor manera de construirlo tomando en cuenta que ese lugar es hogar de más de 800 especies de animales de las cuales 111 se encuentran en peligro de extinción.   



Número 28 - Abril 2019
portada-revista-28.png
Descargar gratis