Se encuentra usted aquí

Solo se mira la paja en el ojo ajeno

Jueves, 18 de Julio 2019 - 13:05

Autor

mauricio_tejeda-foto.jpg
Manuel Tejeda

Compartir

solo-se-mira-la-paja-en-el-ojo-ajeno_1.png

Otra de taxi. Cuántas veces hemos escuchado esta frase en un mismo día. Ya sea que agredió a un conductor, a un peatón, que drogan al pasaje para robarles o hasta violarlas, que provocó un accidente por su imprudencia o que colaboran en asaltos a bancos, tiendas de conveniencia y negocios; o peor, cuántos videos encontramos en redes sociales que aparecen llevando a personas que roban peatones, autopartes, que quieren secuestrar (común levantan) como la víctima más reciente Daniela Ramírez Ortiz joven de 18 años. Joven que sufrió un infierno por el desgraciado del taxista que la secuestró y que todavía las autoridades no saben absolutamente nada. Y que las expectativas no son muy buenas lamentablemente.

De la última que me enteré fue de una persona encajuelada el pasado 12 de julio del presente año. Fue encontrado el cuerpo de una persona dentro de la cajuela de un taxi en calles de la alcaldía Iztapalapa.

No pongo en duda que el actual gobierno de la CDMX, a cargo de Claudia Sheinbaum Pardo y como titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México Jesús Orta Martínez están haciendo lo que sus capacidades les da. Están totalmente rebasados por la delincuencia y con el código penal acusatorio, mejor conocida como la puerta giratoria y a favor de los delincuentes tienen mucho trabajo. A lo igual que la Procuradora de Justicia de la Ciudad de México.

Pero los ciudadanos tenemos varios recursos para auxiliarnos para tratar o evitar un acto delincuencial. Por ejemplo, si vemos que el taxista hace cosas o actúa de manera no muy normal, podemos hacer lo siguiente:

  • Contamos con la aplicación de mi policía. Ahí haz clic en emergencia, te contestan de inmediato y relátales lo que te sucede.
  • Llamar al 911 o en su aplicación y hacer lo mismo. (Cuenta con llamada silenciosa)
  • Llamar a un familiar o amigo y pedirle que llame a las opciones anteriores.
  • Llamar a Unidad de Contacto del Secretario de Seguridad Ciudadana del Gobierno de la Ciudad de México 5208 9898
  • Llamar a locatel 5658 1111 y pedir ayuda.

Pero la primer medida que debemos de tomar es la siguiente: Hay que ser precavidos, tomar fotos del vehículo, de las placas, del chofer, del tarjetón y enviarlo a la familia cada vez que tomemos un taxi. Y si el chofer pregunta o se pone nervioso del por qué haces esas acciones, lo mas recomendable es bajarse del taxi.

Y en verdad no toda la responsabilidad es de las autoridades. También como ciudadanos debemos tener la responsabilidad de conocer y saber con lo que contamos para defendernos lo más posible. Aun sabiendo que en algunas ocasiones las autoridades son omisas o insensibles. De todos modos hay que actuar como se recomienda en este escrito.

No hay que ser apáticos, irresponsables, flojos mentales o ignorantes. Conozcamos lo más posible. Es por nuestro bien y nuestra seguridad.

Hay que confiar en las autoridades. Recuerden la esperanza muere al último. Y que no seamos nosotros. Y si uno de estos consejos no funciona, intenten el que sigue y el que sigue. Habrá alguien que nos ayude.

Y las autoridades lo que tienen que hacer como prioridad inmediata y ya sin pretextos es sistematizar con aplicaciones para conocer ubicación, destino, chofer, etc., GPS obligatorio para monitorear la ruta de cada taxi. Si lo hacen uber, Cabify, Didi, Beat, Bolt, etc., ¿por qué el Gobierno de la Ciudad de México no puede? Una real base de datos de todos los choferes y unidades, la mica impresa del o de los choferes que manejan esa unidad impresa en un cristal lateral para que no lo borren o cambien y que quiten taxis piratas. PERO SOBRE TODO LO MAS IMPORTANTE, QUE EN VERDAD SE DESHAGAN DE LA CORRUPCION.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER