Se encuentra usted aquí

¿Solo es el robo de combustible? ¡No! Claro que ¡no!

Jueves, 31 de Enero 2019 - 14:30

Autor

mauricio_tejeda-foto.jpg
Manuel Tejeda

Compartir

solo_es_el_robo_de_combustible_no_claro_que_no.png

El nuevo régimen tiene una tarea demasiado complicada. No es solamente el de terminar con el robo de combustible, sino que esta situación implica muchas mas cosas.

Porque ahora tiene que hacer muchas revisiones de quien o quienes toleraban todo esto.

El hilo conductor que tiene que seguir el actual régimen de Gobierno en México sería el siguiente:

Primero. - Ver la manera menos invasiva para acabar con el robo de combustibles.

Segundo. - Solucionar el abasto y suministro del mismo y que a los mexicanos no nos afecte en el erario público; en estos dos asuntos están mezclados PEMEX y la Secretaría de Energía. También revisar el registro vehicular de cuántos vehículos que transportan combustible están en regla y legales.

Tercero. - Pemex tiene la obligación de revisar las concesiones para verificar su situación legal y de temporalidad. Y los que no cumplan con los requisitos actuales, revocarles la concesión.

Cuarto. - Por su parte la PROFECO tendrá que revisar y verificar que las bombas de servicio no estén fuera de regla y si es así clausurarlas.

Cinco. - El SAT tiene que hacerle auditorías de por lo menos seis años atrás para verificar que no estén evadiendo impuestos y que lo comprado y lo vendido concuerden y no estén en situación de delito. Para que actúen en consecuencia.

Seis. - Que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, verifique las condiciones laborales de los trabajadores que prestan sus servicios en estas estaciones de combustibles y de igual manera verificar por lo menos de seis años atrás para ver si todos los trabajadores están registrados y el empresario cumpla con sus obligaciones. E igual actuar en consecuencia.

Siete. - Se supone que, a partir de este principio de año, todas las estaciones de combustible ya iban a poder comprar y traer el hidrocarburo donde a ellos mas les convenga, ya sea que se lo compraran a PEMEX o exportarla de donde les cueste mas barato. Por que así, se suponía que el combustible entraba a la oferta y la demanda y, por ende el precio bajaría. Por eso, se permitió que entraran otras marcas para este servicio. Pregunto ¿entonces que paso?

Ocho. - La Fiscalía General de la República, como dice su nombre, tiene que fiscalizar todo lo anterior para que todo sea transparente, legal y con derecho.

Noveno. - Protección Civil tendrá que checar que las estaciones de servicio estén en orden y que estén dentro de las condiciones que pide este órgano. Si no, darles el tiempo para que las cumplan; pero si aun así no cumplieran, que tomen en consecuencia.

Decimo. - La Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Policía Federal, deben de apoyar y montar una aduana en casetas en entradas y salidas de cada carretera, tanto federal como concesionada y revisar que todas las pipas estén en orden.

Como se pueden dar cuenta no solo es el de acabar con el robo de combustible, sino que esta situación implica otras cosas tan delicadas como el robo.

Y por último, un comentario que tampoco es menor.

Por el problema que ayer surgió, la agencia Fich Ratings le bajó a PEMEX dos niveles en su calificación internacional sobre el deterioro continuo de su perfil crediticio o como las huelgas de las maquiladoras, la de los maestros en Michoacán, la imposibilidad de traslado de millones de mercancías en los trenes varados, el probable desabasto de medicinas tanto genéricas como de patente, la licitación del nuevo aeropuerto, el tren maya, las manifestaciones en cierres en carreteras federales y de casetas, etc. que todas estas, son asuntos del Gobierno Federal pero como dice el Jefe del Ejecutivo “nada por la fuerza, todo por derecho y todo con la ley”. Si fuese ahí tendría que la federación intervenir en estos asuntos ya que son de su competencia. Y si en cualquier conflicto similar o parecido a este tipo de situaciones, va a reaccionar de esta manera entonces México si va a sufrir mucho durante estos seis años. No es posible que el gobierno federal continúe con el argumento de no represión. Pregunto, para el jefe del ejecutivo, ¿qué significa represión? Porque todos tenemos el derecho a manifestarnos, pero no tenemos el derecho a perjudicar a terceros, ni mucho menos al desarrollo de nuestro país, por demandas muy particulares, ya sean por tener todo el derecho a exigirlo o no.

Con esto concluyo mi participación especial sobre los asuntos que movieron y están moviendo a México. Mi próxima colaboración retomaremos el asunto sobre el reconocimiento legal de los TRABAJADORES DEL HOGAR.

Hasta la próxima y les dejo muchos saludos.

 

Recibiré sus comentarios o sugerencias en mi cuenta de red social.

Twitter: @mano16news


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis