Se encuentra usted aquí

Ser proactivo

Miércoles, 08 de Enero 2020 - 08:30

Autor

dra_elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Garza

Compartir

ser-proactivo.jpg

En la actualidad es importante saber qué es proactivo para direccionar las actividades y acciones que sean necesarias para asumir con valentía los nuevos cambios en los diferentes entornos en los que nos relacionamos: social, económico, empresarial, entre otros que requieren de la mejor toma de decisiones de nuestra parte.

La proactividad es una manera de ver las cosas de forma diferente y con la intensión de accionar sobre ellas de forma innovadora. No hay receta predeterminada para ser proactivo, lo que sí se puede destacar es que pueden desarrollarse todos los ensayos que desees para que afrontes nuevos retos y compromisos en el ámbito personal o laboral; que puedan ser direccionados al éxito gracias a una actitud proactiva con tu entorno.

La idea al ser proactivo por encima de cualquier otra actitud que te aleje de la energía positiva que involucra es ser partícipe de las acciones que mejoran el trabajo, es activar cada tarea propia del entorno laboral como una nueva oportunidad de aprendizaje que se nos presenta.

Para un emprendedor es monumentalmente importante ser una persona proactiva ya que todas las acciones necesarias para que una iniciativa de negocios sea exitosa, la actitud proactiva es la mejor manera de medir los espacios de maniobra que la organización posee desde su puesta en marcha.

Ser proactivo para un emprendedor de nuevos negocios, lo coloca en una situación de ventaja por encima de la competencia, el mantener una actitud de visionario y adelantarse a los cambios te confiere como emprendedor el criterio más acorde a la hora de tomar decisiones de peso que afecten el funcionamiento de la empresa, pero que mantengan siempre bien afianzados los objetivos de la organización.

En los negocios, al igual que en la vida personal; todos tenemos la capacidad innata de ser proactivos en diferentes situaciones que se nos presentan en la vida.

La rutina, las creencias y hasta el entorno mismo logran influenciar nuestros instintos y nos conducen a caer en la queja, las lamentaciones y la desesperanza. Por lo que en nuestro talento debe salir siempre adelante en momentos donde las organizaciones requieran de la innovación y de la actitud proactiva que todos mantenemos potencialmente en nuestro interior.

Las personas proactivas suelen tener una serie de cualidades que las hacen especialmente productivas y valoradas en su trabajo:

Son personas activas.- Las personas proactivas buscan la acción, les encanta resolver problemas, o mejor aún, hacer todo lo necesario para evitar que se presenten. Este tipo de personas disfrutan actuando y no se quedan ancladas en la rutina, sino que buscan nuevos retos con los que dar salida a su energía.

Se conocen así mismo.- La proactividad implica autoconocimiento. Ser proactivo no supone ser activo “a ciegas”, sino preocuparse también por mirar hacia uno mismo y conocer las limitaciones y capacidades de las que se dispone. ¿Cuáles son las cualidades que me hacen diferente? ¿En qué podría mejorar? ¿Cuáles son mis debilidades a nivel personal o profesional? El conocerse así mismo le ayuda a saber ubicarse y a tener una mayor confianza en sus posibilidades.

Tienen una gran autoconfianza.- Las personas proactivas reflexionan, planifican y están convencidas de estar haciendo las cosas bien, actúan. Al proceder de esta forma se retroalimentan y refuerzan su propia autoestima.

Son creativas y buscan soluciones diferentes. Son personas que no se rinde fácilmente, buscan nuevas alternativas.

Se expresan de forma positiva.- Siempre están buscando soluciones a los problemas, y para conseguirlo, el lenguaje positivo puede abrir puertas que se encuentran cerradas. Expresándote con optimismo, conseguirás que las personas sean más proclives a buscar soluciones contigo.

Piensan más allá del corto plazo.- Intenta anticiparse a las necesidades y problemas futuros: conoce el poder de la planificación. La proactividad es una cualidad muy buscada para los puestos de liderazgo.

Tienen un gran autocontrol.- Una persona proactiva sabe tener la situación bajo control, y además sabrá calmar a quienes tenga a su alrededor, tranquilizándoles y mostrándoles respeto por sus opiniones y su forma de pensar.

Están centradas.- Buscan ser efectivas, y eso conlleva eliminar cuestiones innecesarias.

Son constantes.- Guiadas por su autoconfianza y por la planificación, saben que están en el buen camino y saben esperar un tiempo antes de obtener resultados. Por eso, no abandonan a las primeras de cambio.

Son disciplinadas.-Si una persona está centrada, sabe lo que debe hacer, es constante, tiene autocontrol, es activa, la personalidad disciplinada surge por sí sola.

Son persuasivas.- Poca gente es capaz de resistirse al atractivo de una persona proactiva. Su autoconfianza, su autocontrol y su capacidad para mostrar respeto por las ideas de los demás, hará que sus opiniones siempre sean tenidas en cuenta.

Son sociables.- Una persona activa, con autoestima, positiva y creativa, habitualmente encontrará satisfacción en las relaciones sociales, lo que a su vez será positivo en su trabajo.

Aprenden de las críticas.- Para una persona proactiva, una crítica es una oportunidad para aprender y mejorar, no una ofensa personal ni una excusa.

Son flexibles.- Desean encontrar soluciones a los problemas y anticiparse a ellos, y eso implica una gran capacidad de adaptación y flexibilidad. Desde una postura rígida, difícilmente alcanzarás soluciones nuevas.

 

Referencias

https://masymejor.com/que-es-proactivo/

https://ehorus.com/es/actitud-proactiva/

 

Contacto                                 

dra.elizabeth.cruzg@gmail.com

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9        

https://www.facebook.com/RIEHMTY/

www.ruizhealytimes.com


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER