Se encuentra usted aquí

Resiliencia

Miércoles, 18 de Diciembre 2019 - 11:20

Autor

dra_elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Garza

Compartir

resiliencia.jpg

En el diario vivir el ser humano experimenta diversas situaciones las cuales a través de ellas aprende a tomar decisiones de manera positiva y negativa. Esta capacidad a desarrollar se le llama resiliencia, la cual le permite al individuo afrontar las adversidades y lograr adaptarse ante las tragedias, los traumas, las amenazas o el estrés severo.

El ser resilientes no significa que no experimentemos dificultades o angustias, ya que en algún momento de nuestras vidas todos sentimos tristeza, incertidumbre, malestar o dolor, ya sea físico o emocional, sino que a pesar de todos los obstáculos que se nos presenten y el gran impacto que tengan las situaciones en nosotros, aun así, somos capaces de sobreponernos e ir adaptándonos de la mejor manera a lo largo de nuestra vida.

La resiliencia no es algo que podemos tener o no, sino que son un conjunto de pensamientos, emociones y conductas que pueden ser aprendidas y desarrolladas por cualquier persona.

Resiliencia es un término que deriva del verbo en latín resilioresilire, que significa "saltar hacia atrás, rebotar".

La resiliencia es una aptitud que adoptan algunos individuos que se caracterizan por su postura ante la superación de una adversidad y de mucho estrés, con el fin de pensar en un mejor futuro.

No obstante, no todas las personas poseen esta característica, muchas veces esta habilidad es desconocida por el individuo y la descubre únicamente cuando se encuentra en medio de una situación difícil que logra superar gracias a su postura de lucha y de seguir adelante.

Una persona resiliente es aquella que en medio de una situación particular, es asertiva y convierte el dolor en una virtud como, por ejemplo, el padecimiento de una enfermedad, la pérdida de un ser querido, la pérdida de cualquier parte de su cuerpo, quedar en bancarrota, entre otros.

Algunos sinónimos que se pueden emplear para indicar la palabra resiliencia son fortaleza, invulnerabilidad y resistencia.

La resiliencia en el ámbito de la psicología se entiende como la capacidad que posee la persona para hacer frente a sus propios problemas, superar los obstáculos y no ceder a la presión, independientemente de la situación.

También es la capacidad de un individuo para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas. Esta cualidad se origina cuando la persona demuestra si sabe o no hacer frente a una situación de presión, superarla e integrar el aprendizaje a su vida.

El desarrollo de la resiliencia es esencial para determinar la confianza, optimismo, autoestima y para creer y desarrollar la capacidad de superación ante las adversidades.

Las características fundamentales de las personas resilientes son:

  • Aceptar la realidad tal cual es.
  • Creer en que la vida tiene sentido.
  • Capacidad para mejorar.

Además, pueden presentar otras habilidades como saber controlar sus emociones, ser empáticos, saber identificar de manera precisa las causas de los problemas, y considerarse competentes y confiados en sí mismos.

Pero una de las características más importantes es su modo de pensar, su estilo de pensamiento. Una persona resiliente tiene un pensamiento realista, y flexible, es decir no se queda anclada ante las circunstancias, si no aprende y las supera.

 

Contacto

dra.elizabeth.cruzg@gmail.com

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9        

https://www.facebook.com/RIEHMTY/

www.ruizhealytimes.com


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER