Se encuentra usted aquí

Reporte 79: Contaminación

Martes, 14 de Mayo 2019 - 13:15

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

reporte-79-contaminacion_1.png

Olor a humo, polvo en la garganta y una densa niebla es lo que hemos vivido los capitalinos en los últimos días a raíz de los diversos incendios que se han suscitado en diversos puntos de la Ciudad de México. El día de ayer (lunes) circularon fotografías y videos de los altos índices de contaminación que respiramos durante todo el día pero esto no es nada nuevo, justo hace tres años, en abril del 2019 también escribí al respecto y nada nuevo pasó más que la implementación del programa doble hoy no circula y fin de la historia, el problema no se ha solucionado de raíz y aunque los efectos contaminantes esta vez se derivaron de los incendios, el punto es que queda mucho por hacer en materia ambiental y parece que a nadie le interesa. En twitter que es la red más álgida últimamente, se discute si somos responsables de la contaminación y sí, en parte lo somos por los malos hábitos de consumo que tenemos pero también toca a los gobernantes hacer su chamba para respirar un mejor medio ambiente.

El tema de la contaminación es muy amplio pero otra de sus aristas y que parece nadie ver tampoco es la cantidad de desechos animales que pululan en parques y calles de la ciudad porque no me dirán que todos los dueños de animales de compañía son responsables y recogen lo que aquellos tiran pero además, los desechos líquidos no se levantan, se condensan y se van directamente al aire que respiramos, así que imagine todo lo que va a nuestros pulmones llamadas partículas PM2.5. Pero además de la gravedad del asunto, la contaminación se suma a los puntos en contra del actual gobierno, se polariza y se pasa de un gobernante a otro como “papa caliente” sin darse cuenta de que todos, absolutamente todos son responsables (los gobernantes) porque no existe continuidad en sus agendas de trabajo porque los que llegan “no recibieron la información completa o porque tienen otros datos” y los que se fueron pues ya están de vacaciones permanentes en el Himalaya o algo así. El asunto es que seguimos padeciendo la contaminación y que lejos de solucionarlo, cada vez el problema se vuelve más complejo.

Algunas de las medidas extraordinarias que se implementarán son tan simples como básicas de mantener de forma permanente y otras, son acciones correctivas, no preventivas por ejemplo:

  • Evitar actividades al aire libre: hace años recuerdo que se había establecido un horario para los corredores, incluso mi padre que fue corredor en sus mejores tiempos, lo aplicaba al pie de la letra y solía decir “ya se me pasó la hora para salir a correr”
  • Facilitar el trabajo desde casa: esta debería ser una medida permanente y no sólo por cuestiones de contaminación sino de ahorro de transporte y de tiempo y en muchos casos se puede hacer pero seguimos empeñados en pensar que si no se checa tarjeta no se trabaja.
  • Reforzar la vigilancia y detención de vehículos ostensiblemente contaminantes: señores, hasta mi hijo de cuatro años identifica cuando un vehículo contamina y de verdad ¿no han notado que los carros de basura, los microbuses, los camiones de carga, algunos camiones repartidores y hasta el metrobús contaminan?
  • Se suspenden actividades de bacheo, pintado y pavimentación para evitar la obstrucción o dificultad del libre tránsito de vehículos: hace tiempo un taxista me dijo a propósito del intenso tráfico en plena mañana que hace años, esas actividades se hacían por la noche o en momentos de menor afluencia vehicular y luego ¿qué pasó?

La contaminación se centra ahora en los incendios forestales pero eso es querer tapar el sol con un dedo, el problema es mucho más profundo y exige medidas inmediatas, sanciones y cambios de raíz. Reducir el uso del automóvil es tan sólo un señuelo cuando proliferan agencias automotrices a lo ancho y largo de la ciudad o ¿será que se espera que todos cambiemos nuestro auto por uno nuevo? Sobretodo ahora que a todos les regalan dinero aunque a los viejitos, les siguen debiendo y mucho pero esa, es otra historia.


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis