Se encuentra usted aquí

Reinventarse, una decisión

Miércoles, 21 de Agosto 2019 - 12:45

Autor

dra_elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Garza

Compartir

reinventarse-una-decision.jpg

Si en algo coinciden las corrientes filosóficas de Occidente, es en que todos buscamos ser felices. Hay quienes la relacionan con la autorrealización, como decía Aristóteles “La felicidad depende de nosotros mismos”.  Epicuro, por ejemplo, sugería que la felicidad se podía alcanzar solamente a través del placer. Por el contrario, la Escuela Estoica alegaba que la felicidad significaba ser autosuficiente.

La vida reinventada anima y capacita a cualquier persona a descubrir sus posibilidades reales. Es una llamada a la acción, un grito de guerra para que hagamos el duro trabajo de volver a crear nuestra propia vida, y se basa en tres preceptos:

La toma de decisiones no es opcional: Decidir es difícil y necesario, por lo que no debemos de victimizarnos. La vida reinventada es un viaje de decisiones que se toman cada día.

La curiosidad trae cambios. Dar rienda suelta a la curiosidad es una manera de precipitar la vida que nos permite mirar el mundo y a nosotros mismos con otros ojos. Es la cura de la muerte interior y da origen al mundo de posibilidades reales.

El valor es compromiso. Atreverse significa comprometerse a hacer algo, exige un discurso valiente y  actos audaces, aunque no parezcan muy significativos.

Según el Profesor y Psiquiatra Luis Rojas Marcos, reinventarse siempre es algo provocado, por lo general no cambiamos si no se nos obliga a ello. “La reinvención tiene lugar cuando una persona ha de enfrentarse a un cambio importante en su vida o su entorno, negativo o positivo, que suele ocurrir de forma inesperada”.

La verdadera reinvención no consiste en cambiar las actitudes, sino en modificar las conductas. Un cambio que también se traduce en la creación de un nuevo yo o en el redescubrimiento de facetas de nuestra vida que creíamos olvidadas.

Un detonante es un suceso externo que altera la situación de comodidad que estábamos viviendo: puede ser una simple llamada de atención o una decisión consciente: son los momentos en que cambia el juego y tenemos que adaptarnos a nuevas reglas. Pueden ser positivos o negativos; los primeros manifiestan porque estás tomando decisiones, se demuestra curiosidad y se actúa con valor; pero los segundos son aquellos donde hay cambios que nos mueven el piso en donde la reacción es incierta, impotencia y quizás con miedo.

Ante ellos podemos adoptar dos actitudes: quedarnos a vivir en una zona de crisis o responder a la molestia de la ambigüedad y actuar con decisión.

Nuestros valores y prioridades cambian, sufrimos arrebatos de confianza y rachas de dudas, nuestras relaciones se forman, evolucionan, se rompen, se reforman… Nuestro esfuerzo pierde energía o se revitaliza, todo le da forma a la vida. "Reinventarse no sólo consiste en creer en cosas en las que antes no se creía, sino en tener otros comportamientos. Para cambiar de rutinas hace falta tiempo, pero también esa voluntad que solo se posee cuando somos conscientes de que debemos cambiar". 

Quienes se reinventan suelen ser también aquellos que localizan el control de su vida dentro de ellos mismos, los que piensan ‘yo puedo hacer algo y tengo cierto control’.

 

Referencias

http://www.cuentafacto.es/tu-interes/importancia-reinventarse-alcanzar-felicidad/

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012-07-07/las-pautas-para-reinventarse-segun-el-psiquiatra-luis-rojas-marcos_582985/

https://mxcity.mx/2017/01/la-ciudad-como-detonante-de-la-felicidad-humana/

 

Contacto

dra.elizabeth.cruzg@gmail.com

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9   

https://www.facebook.com/RIEHMTY/

www.ruizhealytimes.com


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER