Se encuentra usted aquí

¿Quién quiere congelar el tiempo?

Miércoles, 20 de Enero 2016 - 16:30

Autor

foto-juventina-chonguin.jpg
Juventina Chonguín Camacho

Compartir

tiempo-espejo.png

Quedarse atrapado en el pasado es una opción que muchas personas deciden tomar. Hombres de 50 actuando como si tuvieran 20, mujeres de 50 que se niegan a envejecer.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo madurar, vivir feliz con nuestra edad cronológica?

Es común querer detener el tiempo en alguna época de nuestra vida, cuando sentimos que la felicidad inundaba nuestra vida.

—…, yo sería feliz si volviera a vivir una de las etapas más bonitas de mi vida, cuando mi esposo y yo éramos novios.

— ¿En verdad, te gustaría regresar a esos días que añoras? Si yo fuese un hada y te concediera el deseo, ¿qué harías?

La persona se quedó meditando por unos instantes…

Ya en varias ocasiones me había comentado que su relación de noviazgo era una de las épocas más felices de su vida. Así, estaba en posibilidad de regresar el tiempo y retomar esos días de felicidad.

Muchas veces nos quedamos atorados en el pasado, en una añoranza mal entendida, que impide disfrutar el presente.

Finalmente, contestó:

—No, no, me quedo donde estoy…

— ¿Segura? Muchas veces te has deprimido queriendo volver a esos días, ¿cuál es la razón de que no lo quieras hacer?

—Mmm, de pronto sentí que no tenía caso repetir lo ya vivido, ¿para qué?, mejor sigo aquí descubriendo nuevas cosas.

—Otra pregunta, ¿te quedarías por siempre en esta edad?

De nuevo el silencio, ahora su concentración fue mayor, ella entrecerró los ojos mientras reflexionaba.

—No, creo que tampoco haría eso. Es una gran tentación… No, no. Definitivamente no.

— ¿Por?

—Bueno, si regreso al noviazgo repetiría ese periodo de la vida y no le veo el caso, me quedaría estancada en esa época. Mantenerme en la misma edad por siempre sería algo parecido, las experiencias que me tocan vivir ya no las experimentaría… Si me hubiese quedado con el primer muchacho que me gustó no habría conocido a mi esposo y las cosas bellas con él compartidas desaparecerían.

Aferrarse a una etapa, muestra nuestro temor a seguir y terminar el ciclo de la vida, por eso nos estancamos, nos negamos a experimentar, porque existe el peligro de salir lastimados. Lo malo es que en este miedo perdemos  posibilidad de disfrutar de nuevas, estimulantes y maravillosas experiencias.

—Es tu opción.

— ¿Se puede vivir feliz?

— ¡Tal vez sí! Cuando se conjuga edad-evento-pensamiento-emoción. Si comprendemos que cuando nos estancamos en una edad bloqueamos las  vivencias que siguen y ya no llegarán.

—A partir de hoy disfrutaré de mi vida, al final vivir 70 ó 150 años es importante, pero más lo es, mi propósito de ser feliz.

Es fácil perderse si falta claridad, ¿qué es lo importante para cada quién?, ¿saber de qué lado caminar? : ¿Sentirse víctima y sentarse en la depresión o construir un camino donde podamos disfrutar?

La magia en la vida se da cuando todo es perfecto, dolor y alegría, es perfecto porque entendemos y aceptamos. Entonces maduramos, tomamos conciencia y continuamos con nuevas y mejores herramientas.

Y parafraseando a la científica Rita Levi-Montalcini que a los 100 años de edad trabajaba en su laboratorio nos recuerda:

Lo que me interesa y me da placer, es lo que hago cada día…’

 


Leer también


Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis