Se encuentra usted aquí

Procrastinar, la nueva tendencia de vida

Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 11:40

Autor

dra_elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Garza

Compartir

procrastinar-la-nueva-tendencia-de-vida.jpg

Cuando hablamos de procrastinar, nos referimos al hábito de posponer tareas u obligaciones de vital importancia para nuestro crecimiento personal y profesional, sustituyéndolas por actividades placenteras y de menor importancia.

La palabra procrastinar proviene del latín cras que significa “mañana o adelante”, es decir  posponer o aplazar tareas, deberes y responsabilidades por otras actividades que nos resultan más gratificantes pero que son irrelevantes.  Es una forma de evadir, usando otras actividades como refugio para no enfrentar una responsabilidad, una acción o una decisión que debemos tomar.

Las personas procrastinan de diferentes formas, algunas llegando al extremo de hacerse adictas o dependientes de esas otras actividades externas, como, por ejemplo, ver televisión, internet, redes sociales, celular, jugar videojuegos, ir de compras o comer compulsivamente, etc.

La procrastinación  llega a asociarse con un trastorno del comportamiento en el cual el sujeto relaciona en su mente aquello que debe hacer con dolor, cambio, incomodidad o estrés, ansiedad, perfeccionismo, miedo al fracaso, impaciencia o por sentirnos saturados de responsabilidades.

Al procrastinar, lo que hacemos es posponer las cosas para un futuro indefinido e idealizado, en el cual creemos que tendremos el tiempo suficiente para realizar aquel asunto pendiente de la manera que queremos.

En la vida diaria podemos encontrar muchísimos ejemplos de procrastinación como lo es postergar una y otra vez el inicio de un régimen de ejercicios, cambios en nuestra alimentación, asistir a la revisión médica, etc.

Pero ¿qué pasa cuando esto ocurre en nuestro desarrollo laboral, como emprendedores o empresarios? Si procrastinar es un enemigo de la productividad que impide aprovechar todo nuestro potencial, entonces:

  • Se perderán las mejores oportunidades de trabajo,
  • Los proyectos no avanzaran a la meta fijada,
  • Estaremos sujetos a trabajar bajo presión por el tiempo limitado, etc.

 Además de hacer más lento el camino hacia el éxito, puede terminar por destruir el espíritu emprendedor ya que la frustración que esto nos genere podría hacernos abandonar nuestros proyectos.

Por lo que es importante dejar de procrastinar y  cultivar la autodisciplina, que es la educación de la voluntad para hacer lo que debe hacer de forma constante. La lista de quehaceres y deberes y el cumplimiento de tareas simples puede ser de gran ayuda para aquello que quieren dejar de procrastinar.

 

Referencias

https://www.significados.com/procrastinar/

Contacto

dra.elizabeth.cruzg@gmail.com

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9   

https://www.facebook.com/RIEHMTY/

www.ruizhealytimes.com

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER