Se encuentra usted aquí

Om

Martes, 04 de Abril 2017 - 15:00

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

om.jpg

 

Si usted está cansado, desmotivado, preocupado, no le alcanza el dinero, ya no usa el auto por el incremento de la gasolina o simplemente, se encuentra desempleado, ¡No espere más! Y acuda de inmediato con el yogui más cercano a su domicilio y aprenda a meditar pues la solución a todos sus problemas está en su mente, sí lo leyó bien, en su mente y si usted logra un estado de paz interior, su vida mejorará en un respiro.

Esto que parece un infomercial chafa de remedios milagro para la vida, viene a cuento por la desatinada (sí, otra) declaración del Presidente de México en días pasados: “Quienes les digan que vivimos en un país que está en crisis. Crisis es, seguramente, lo que pueden tener en sus mentes, porque no es lo que está pasando…” lo cual significa que si tenemos el poder de que nuestra mente perciba un país en crisis, de la misma forma tenemos la capacidad de percibir una realidad perfecta. Pues bien, alguna vez leí algo que me ayudó a distinguir entre lo divino y lo mundano, parafraseando el texto decía que no podemos ser totalmente espirituales porque vivimos en un mundo terrenal pero tampoco podemos dejarle todo a la mente (o la psique) porque dejaríamos de lado nuestro ser espiritual pues somos un todo integral: mente, cuerpo y espíritu; esto es, que pagamos las cuentas cada quincena, percibimos un salario, tenemos familias, pareja, hijos, conducimos un auto, nos trasladamos en transporte, nos enojamos, lloramos, reímos, etc. lo cual significa que no podemos pretender que vivimos en un constante estado zen donde todo es perfección porque eso no existe o al menos no en el día a día de los que habitamos este mundo diverso en todos los sentidos. Sin meterme en rollos metafísicos y esotéricos, sólo diré que sí, que efectivamente somos responsables de la actitud que asumimos ante tal o cual circunstancia y que esta vida (o esta dimensión) tiene un alto nivel de relatividad precisamente porque la realidad para cado uno desde las diferentes posibilidades y oportunidades determina nuestros actos y por ende, el grado de bienestar o desgracia; eso, sin contar aquéllas circunstancias ajenas que nos hacen el blanco perfecto de efectos secundarios por decisiones de terceros (caso gobernante y sus gobernados).

El asunto es que, si las múltiples problemáticas socio demográficas que aquejan a este país estuvieran efectivamente sólo en nuestras mentes, todo se resolvería con la repetición de un mantra y por cierto, Om es uno de los mantras más sagrados de las religiones dhármicas, es el símbolo de lo esencial en el hinduismo y significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual, así que todos tendríamos que parar actividades para meditar y cambiar nuestra moda occidental por túnicas budistas pero el asunto es que somos resultado de un mestizaje, que nuestra cultura se parece cada vez más a la gringa y que hoy, a cuatro días de que el segundo trimestre del año diera inicio, México parece ir en picada hacia el precipicio a causa de las decisiones de sus gobernantes.

Meditar no está mal, ser positivo es benéfico para la salud, ejercitarse ayuda al organismo, evitar la comida chatarra nos ahorra enfermedades, leer nos educa y así podría seguir con una enorme lista de alternativas que nos ayudan a enfrentar las tempestades de una sociedad que empieza a perder la cordura e incluso, he escrito sobre ser agentes de cambio o cambiar la queja por acciones porque mi pensamiento y mi intuición me dicen que algo debo hacer para no claudicar y encontrar soluciones ante un escenario tan deprimente pero de ahí a creer que todo lo que sucede en mi entorno está en la mente de alguien (o en la mía) hay una diferencia abismal y lo único que se me ocurre es que sí, que probablemente estamos siendo inducidos por una mente maligna que nos cuchichea al oído: “crisis, el país está en crisis, no le creas a tu Presidente”

Total que sí creo en el poder de la meditación para sanarnos, creo que la calidad de nuestros pensamientos influyen en nuestra actitud ante la vida, creo que las crisis están cargadas de oportunidades si lo vemos con filosofía aunque al final, son herramientas que cada uno elige aplicar o no en el día a día pues no se trata de estar ajenos al acontecer diario sino de utilizar los recursos con que contamos para salir adelante y de permanecer en equilibrio a pesar de estar en medio de la tempestad, es la ley de la supervivencia pero hay situaciones que de verdad, por más que uno quiera como diría Mafalda: “Concentrase y no sentir… Concentrarse y no sen… ¡No me sale el yoga!

__________________________________________

Fuentes

http://www.tolucanoticias.com/2017/03/video-no-hay-crisis-en-mexico-todo...

https://es.wikipedia.org/wiki/Om


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis