Se encuentra usted aquí

No hay plazo que no se cumpla: Donald Trump desmantela políticas ambientales

Jueves, 30 de Marzo 2017 - 15:00

Autor

foto_fernanda_g._tamayo.jpg
Fernanda G Tamayo

Compartir

donald_trump_pollution.jpg

 

El cambio climático es un fenómeno originado inequívocamente por la actividad humana y la emisión de gases efecto invernadero. Y sí, desafortunadamente ya no hay marcha atrás para combatirlo, sin embargo, sólo se puede controlar su velocidad.

Aunque no se deben lanzar mensajes de alarma, es importante comprender que existe un riesgo de que se produzcan impactos climáticos extremos como un aumento del nivel del mar, lluvias fuertes y períodos largos de sequía.

En este tema, las promesas de Donald Trump comienzan a hacerse realidad ya que mediante la firma de una orden ejecutiva que desmantela la política ambiental de Obama contra el cambio climático, Trump abandonará el objetivo de reducir las emisiones de contaminantes a la atmósfera, argumentando que las políticas vigentes deben ser revisadas, mejoradas y actualizadas. Cabe mencionar que las políticas ambientales de Barack Obama fueron un paso histórico en la lucha contra el cambio climático.

La Agencia de Protección Ambiental, dirigida por otro escéptico del papel del hombre en el cambio climático, Scott Pruitt; se encargará de crear nuevas regulaciones para las plantas energéticas alimentadas por energías fósiles como el carbón. También revisará el Plan de Energías Limpias, en el cual Obama impuso restricciones específicas a las plantas energéticas y que inspiró un fuerte rechazo por parte del Partido Republicano; rechazo que argumenta que la administración de Obama con sus políticas lideró una “guerra contra el carbón” y “devaluó a los trabajadores”, impidiendo la creación de empleos y perjudicando a la economía”. Siendo el principal objetivo del presidente Donald Trump recuperar la “independencia energética del país” y “no aplicar políticas que pongan en peligro la economía”.

Derivado de esto, la nueva orden ejecutiva incluye la eliminación de varias moratorias impuestas por su antecesor, indicando lo siguiente:

  • Las agencias gubernamentales ya no estarán obligadas a considerar las consecuencias ambientales de sus regulaciones.
  • Levanta una moratoria en los permisos para explotaciones de carbón en terrenos federales.
  • Promueve la explotación de gas y petróleo en territorio federal.
  • Elimina los límites al fracking, técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo.

Sin duda no hay argumento que haga cambiar de parecer a Donald Trump, ya que siempre se ha mostrado como un escéptico del cambio climático, defendiendo que este fenómeno es un invento chino. Pero los científicos que lo rodean podrían argumentar la idea de que la reducción de las emisiones de gases se puede conseguir a bajo costo y asociado a muchas oportunidades de negocio, mediante inversiones sostenibles llevándose a cabo el denominado crecimiento verde.

Podrán llevarse a cabo cientos de cambios en las regulaciones a favor de la lucha contra el cambio climático pero debemos entender que no solamente corresponde a los gobiernos controlar su velocidad, también a los ciudadanos mediante un cambio en su estilo de vida y la reducción de su huella de carbono.



Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis