Se encuentra usted aquí

Lo que veo y escucho en Internet

Viernes, 19 de Junio 2020 - 15:05

Autor

luisa-ruiz.jpg
Luisa Ruiz

Compartir

a-woman-who-uses-a-tablet-computer-in-a-coffee-shop-stock-photo-02.jpg

Millones de opciones para todos los gustos, estados de ánimo, tiempos de ocio, de curiosidad y datos inútiles que hacen la vida útil; lo de investigación y aprendizaje es parte de los momentos de cultivo intelectual y satisfacción individual, al final todo es conocimiento. 

En este retiro voluntario de prevención no he estado encerrada, solo me abstengo de subir al transporte público para escuchar a la ciudad y de ir a mi café favorito a escribirle historias a los desconocidos, me abstengo de salir en la bicicleta para recoger cuentos, mentiras y verdades del mundo callejero para escribirlas después.

Como no hago todo eso y me ha sido difícil concentrarme en un solo texto, hago notas sueltas del mundo virtual que me ha entretenido conociendo la cantidad de haberes y ‘queveres’ de la gente en la pantalla digital. El internet y su vasto mundo de personalidades, todas, una representación de lo que somos todos en algún momento o siempre, según se vea y depende de a quién se vea.

Me volví ‘seguidora’ de algunos personajes, unos por serios o por comprometidos, por divertidos o por estables, por equilibrados o por valientes. Además, soy escucha de los necesariamente actuales “en vivos” que, como en cualquier feria, en cualquier circo, en cualquier evento social o cultural, hay entrada para todos y cada uno elige su asiento y su espectáculo.

¿Frivolidad? Sí, es importante encontrar las espirales que salten de una a otra para salir de los pensamientos circulares de un solo tono que inundan las redes, entre todo, habrá algo que detone una nueva actividad, se descubra un talento o simplemente nos levante a bailar alrededor de la mesa del comedor.

Hace tiempo y ahora con más regularidad, sigo a Jonna Jinton. Ella es una fotógrafa y pintora sueca que vive en las montañas del norte de Suecia. El silencio de los inviernos y los sonidos en las primaveras acompañan a Jonna en sus recorridos por la nieve y por los lagos congelados de su aldea. Entre la luz de la noche y el sol del mediodía –que  en invierno es igual– Jonna  pasea con ‘Nanook’ su perro, recorren la nieve para recoger leña y calentar la cabaña. Todos los videos de Jonna son paz, calma, silencio, luz y sombra. Sus casi dos millones de seguidores, la ayudaron con firmas para que no se instalara una granja eólica en el maravilloso escenario natural en donde viven solo 11 personas aparatadas una de otra por varios kilómetros de distancia.  Cuando Jonna Jinton publica su nuevo video, me gusta verlo temprano por la mañana cuando el silencio se pueda parecer un poquito al de su pueblo de lagos y montañas.

Más tiempo antes que Jonna, encontré a Brian Fey en su Bosque Village, un laboratorio cultural de permacultura que está en un cerro cerca de Pátzcuaro (Michoacán) y que conocí hace unos años participando como voluntaria en los trabajos del bosque. Es un lugar muy cercano a ser autosustentable, se vive con agua de lluvia, baños secos, un calentador solar, de cocinas de leña. Cabañas apartadas una de la otra y no hay luz artificial. Hortalizas y siembras por todo el bosque. Otra vez, el silencio y la paz que se respira con cada tronar de hojas bajo los pies, con cada amanecer en el cerro, con cada atardecer es lo que me mantiene en visitas virtuales cada vez que Brian publica sus videos.

Simplezas divertidas. 

Durante la cuarentena convertida en ochentena, muchas personas descubrieron que podían cortarse y teñirse el cabello solos y además grabaron y publicaron su aventura de estilistas caseros, algunos vieron tutoriales y los siguieron al pie de la letra mientas que otros, se aventaron “como el borras” y para esto, apareció Brad Mondo, un joven estilista profesional de Nueva York que reacciona a los videos de esos atrevidos. Me entretengo tanto viendo los videos cuando reacciona y da consejos sueltos, nada técnico y claro que cuando uno se peina se acuerda que no debe ser así, porque Mondo dijo que “…”. Brad es de lo más simpático, además está bonito, bien hechecito. Siempre inicia sus videos con un tono muy coqueto: “Qué linda(o) te ves hoy, qué bien te queda ese atuendo” y uno viéndolo en pijama y con la greña enmarañada. A veces, invita a su hermano casi gemelo y le quiere enseñar el arte que hace con el cabello. Eric no sabe nada, no quiere aprender y le hace segunda a su hermanito. Juntos tienen un negocio y lanzaron su propia marca de productos para el cabello XMondo. Es muy agradable ver personitas bonitas y divertidas, de risa fácil.

Yo no soy de maquillajes ni de productos específicos para el cuidado de la piel y me topé con un video de Milabu en el que prueba de artículos ridículos de belleza, también hace reseñas de lo mejor o lo peor que hay en el mercado y se maquilla muy bonito. Viendo sus videos de maquillajes, me parezco a un perro que mueve la cabeza de un lado para otro preguntándose ¿Qué? ¿Cómo? ¿Para qué? Ni el perro tiene respuesta y sigue atento, así yo.

De los necesarios “en vivos” no me pierdo a la escritora Rayo Guzmán todas las tardes a las 7:00 en punto. Un espacio cultural muy interesante, Rayo tiene invitados muy dinámicos y cada tarde es una especialidad distinta.

Y los lunes, en punto de las 6:00 p.m. estoy con Ana Patricia Valay en “Tomando el pulso”. Un espacio serio de análisis del acontecer ciudadano, político y humano. Buena periodista y excelente moderadora con sus invitados. Esto para Paty, espero que no sea de temporada por la pandemia y que su programa se extienda mucho más allá de lo que hoy es, lo merece la ciudadanía.

Y ya.

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER