Se encuentra usted aquí

Lo cábula del dinero

Jueves, 30 de Abril 2015 - 13:30

Autor

foto.jpg
Adriana Salas

Compartir

cabula_dinero.png

En todas las épocas se ha visto como algo fascinante -pero también amedrentador-, el riesgo de subir o bajar en el tiovivo de las finanzas, que en realidad es algo así como las extremidades, porque la sensación de estar atados de pies y manos es insidiosa y a veces insoportable cuando no hay suficiente dinero para la realización de un proyecto o para evitar (solucionar) algún problema o sencillamente para sobrevivir. Por algo dicen que a dinero en mano, el monte se hace llano.

También se ha dicho que tiene más un rico cuando se empobrece que un pobre cuando se enriquece. Esto es verdad. El rico venido a menos cuenta con una información que el pobre quizá nunca llegue a tener. En muchas casas el dinero aún es tema tabú, al grado de que a algunos miembros de la familia –generalmente mujeres- no los enseñan a manejarlo. Muchos aprenden a pesar de ello, pero es a punta de mandarriazos.

En mi forma de autoempleo, dependo de lo que la gente me da a cambio de la rutina que ejecuto con el muñeco de ventrílocuo y he descubierto que hay una liga entre la energía, el tiempo y el dinero. Y que tan importante es el esfuerzo que debe hacerse para ganar el dinero del pago de la renta o el teléfono o la colegiatura de un hijo, como el esfuerzo que se tiene que hacer para comprarse una golosina; ambas cosas son igualmente merecedoras de atención. La mayoría de las dificultades que encaramos respecto a la economía se deben a que no nos hemos pagado a nosotros mismos.

Cuando encontramos oneroso ganar el dinero para las obligaciones, lo encontramos igualmente oneroso para darnos un gusto. El hecho de tenerlo o no disponer de él en absoluto depende de qué tanto hemos estado dispuestos a atendernos a nosotros mismos.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER