Se encuentra usted aquí

¡Legó el fin de año!

Miércoles, 28 de Diciembre 2016 - 16:30

Autor

foto-juventina-chonguin.jpg
Juventina Chonguín Camacho

Compartir

propositos-ano-nuevo-.jpg

 

¡Llegó el fin de año! Después de pensarlo un poco y recorrer los meses del año llegué al tema de los propósitos. Pocas veces había fijado mi mente en esta palabra, sin embargo, ahora me doy cuenta de que tiene un gran valor para la vida de cualquier persona, así como para su proyecto de vida.

Tal vez eso sea precisamente lo que nos falta, sentido de vida, como hace años lo postuló Víctor Frank, lo malo es que muchas veces cambiamos de proyecto antes de concluir el que apenas iniciamos, desechando el producto de nuestro interés antes de madurar.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención en últimas fechas es la cooperación entre ciudadano y autoridades. A los ciudadanos nos gustan las críticas, ponerles la cola a las autoridades y pocas veces nos percatamos que desearles que les vaya mal es escupir para arriba, porque apostamos a que la ciudad camine hacia el atraso, al fracaso, para tener después de qué quejarnos.

Muchas veces, sin darnos cuenta, le apostamos a que le vaya mal al otro con tal de salirnos con la nuestra. Es momento de cambiar nuestro estilo “contreras” y buscar opciones que nos beneficien a todos, empezando por nosotros. La crítica constructiva es una buena herramienta para avanzar, mientras que la destructiva es una mala consejera que sólo nos puede llevar al fracaso absoluto.

Al hacer un repaso de los propósitos le pregunté a algunas personas de mi círculo cercano y pude apreciar el consenso generalizado al respecto, el deseo más sentido es que podamos vivir en paz y con tranquilidad. En lo que no nos hemos puesto de acuerdo es en cómo lograrlo. Al ser la violencia un fenómeno complejo y multifactorial, su solución es igual de compleja. 

Lo que me queda claro es que sin la participación de la población los resultados serán poco consistentes y efímeros. Y no me refiero a las denuncias, sino a algo “más simple y cotidiano”, a la ética de cada ser humano, desde mi punto de vista mientras sigamos en la postura de señalar con el índice los constantes errores de los demás, sin reflexionar en los propios, seguiremos en la misma ruta.

Para que este país avance se necesita tomar conciencia de la situación en que nos encontramos y la respuesta no es la que ya he escuchado muchas veces: con taxistas, empleados, empresarios, maestros… “Es que no se puede. Nadie hace caso”.

El problema es que todos esperamos sea el otro quien dé el primer paso, casi que venga y haga mi trabajo, para ver si mueven un dedo. Otro problema es el futurismo, si para los niños, si para los jóvenes ¿Acaso importa un futuro donde no hay un presente?

No se mal entienda, hay que trabajar en todos los ángulos, pero dejemos de lado esas frases que venden y proyectan a los políticos, palabras llenas de humo y ningún sustento, y ¿porque las escuchamos una y otra vez? Simplemente porque nos gustan, es como la oferta y la demanda de cualquier producto, es como el canto de la sirena, nos adormecen.

Tampoco nos gusta hacer la tarea, oímos sin reflexionar, menos aún investigamos si el dicho de nuestro político preferido es verdad y si escuchamos al político que nos cae mal entonces todo es un desastre. Los políticos están ahí después de años de camino, algo bueno deben de saber, tampoco vamos a decir que todo está mal, el punto es a qué costo.

Mi percepción es que debemos, además de exigir, apoyar a quien nos dicte nuestras simpatías. Tener propósitos claros y actuar en consecuencia es un camino que tal vez sea un poco largo, sin embargo, es el más seguro para recorrer. 

Y, entonces, podemos esperar que volvamos a caminar a media noche con nuestros seres queridos por cualquier calle, sin temor de ser agredidos. 

¿Mis deseos para este año 2017?

Que se cumpla la Constitución.

¿Y cuáles son nuestros propósitos?

Mi primer propósito es…

¡Salud! Un abrazo y que nuestros deseos de paz, armonía y prosperidad se hagan realidad, un abrazo a todos.


Leer también


Número 24 - Diciembre 2018
portada-revista.png
Descargar gratis