Se encuentra usted aquí

La última de bicis y nos vamos

Jueves, 13 de Julio 2017 - 16:30

Autor

mauricio_tejeda-foto.jpg
Manuel Tejeda

Compartir

ciclista-urbano.jpg

Nuevamente saludo a todos los que se toman su tiempo para leer esta participación en ruizhealytimes.com.

En esta última entrega sobre la cultura de movilidad en bicicleta, abordaré puntos que considero básicos para el uso y buen manejo de una bicicleta.

Estos puntos no solo se aplican o se llevan a cabo para la Ciudad de México. Asimismo son reglamentaciones que se emplean para toda la República Mexicana.

Los siguientes puntos, son parte del contenido textual que viene en el Manual del Ciclista Urbano. Les dejo el enlace para que lo puedan consultar y estar mejor informados.

http://bicitekas.org/manual-del-ciclista-urbano-de-la-ciudad-de-mexico/

RÁPIDO Y FLEXIBLE

Puedes transportarte rápidamente. En distancias menores a 10 km, es más eficiente que un automóvil.

ACCESIBLE

Es una forma democrática de movilidad que te aporta autonomía de manera económica, limpia y eficiente.

DIVERTIDO

Es una actividad que vigoriza tu cuerpo y activa tus sentidos. La interacción con el medio que te rodea es muy estimulante. La bicicleta es un vehículo que te otorga independencia.

SALUDABLE

Al adoptarlo como estilo de vida fortalece tu sistema inmune, contribuye a tu salud. Está demostrado que reduce los niveles de colesterol en la sangre y el estrés, fortalece el corazón e incrementa los niveles de energía, entre otros beneficios. No es una actividad extenuante, puede practicarse con cualquier nivel de intensidad, lo que hace del ciclismo una actividad disfrutable para todas las edades y distintos niveles de condición física.

BENÉFICO

Es un vehículo que favorece la sustentabilidad al utilizar menos espacio en la vía pública; no deteriora la vialidad y contribuye a mejorar la fluidez del tránsito; es una manera ecológica de transportarse en la ciudad.

LIMPIO

La energía la pones tú, y eso evita gastar combustible fósil.

EL CICLISMO URBANO ES SEGURO

Lo primero que debes tomar en cuenta es que en tus manos está evitar la mayor parte de los accidentes. Para prevenirlos es recomendable:

  • Conducir de manera visible y predecible, con seguridad en cada movimiento.
  • Voltear y — si es necesario — detenerte antes de incorporarte al tránsito.
  • No circular en sentido contrario.
  • Respetar las luces de los semáforos para detenerte y cruzar.
  • Poner especial atención a las entradas y salidas de los estacionamientos.
  • Estar atento cuando te aproximes a una intersección donde los coches den vuelta a la izquierda o a la derecha.
  • Practicar, aprender de tu experiencia, de los percances, para evitarlos en el futuro.

La mayoría de los automovilistas cooperan con los ciclistas si éstos respetan las reglas de tránsito ordenadamente. La práctica te da la confianza para circular cómodamente con buen control de la bicicleta y la habilidad para leer la calle, reaccionar ante las acciones de otros e incluso predecirlas.

Contrario a lo que se cree, las bicicletas y los autos pueden compartir las calles sin problema. Pedalear en la ciudad es seguro siempre y cuando estemos atentos y respetemos las normas de circulación y algunas recomendaciones más, prueba de ello son los más de 400 mil viajes diarios que se hacen en bicicleta.

DÓNDE Y CÓMO CIRCULAR

CIRCULA EN EL SENTIDO DE LA VIALIDAD

Siguiendo las flechas de las señales de tránsito, evitas exponerte y poner en riesgo a otras personas. La percepción de que es seguro que el ciclista circule viendo de frente a los demás vehículos, es totalmente equivocada:

  • Ni automovilistas ni peatones esperan encontrarse un ciclista en sentido contrario.
  • El conductor de un coche ve venir al ciclista al doble de su velocidad cuando circula en sentido contrario, por lo que el tiempo que tiene para reaccionar se reduce a la mitad.
  • El ciclista que circula en sentido contrario siempre lo hace pegado a la banqueta o a los autos estacionados, por lo cual será generalmente encajonado.

SEPÁRATE DE LOS AUTOS ESTACIONADOS

Circulando a por lo menos un metro de distancia de los autos estacionados, tienes un margen de maniobra razonable para enfrentar posibles eventualidades, como chocar con una puerta abierta, lo cual es de alto riesgo.

RESPETA LOS LÍMITES DE VELOCIDAD

  •  En zonas escolares, peatonales, de hospitales, asilos, albergues y casas hogar, el límite obligatorio es de 20 km/h.
  • Evita utilizar las banquetas para circular. Mejor desmonta la bicicleta y camina. En todo caso, si no tienes otra opción, por tu propia seguridad hazlo momentáneamente y a baja velocidad. Recuerda que sólo los niños pueden andar en bicicleta sobre las banquetas.

REBASA SÓLO POR LA IZQUIERDA

Ni peatones, ni los conductores de otros vehículos ni los usuarios del transporte colectivo están preparados para prever un rebase por la derecha.

No rebases por la derecha a un vehículo que se orilla. La norma dice que se rebasa por la izquierda. Hazlo siempre.

Generalmente los vehículos que se pegan a la banqueta lo hacen porque van a bajar o subir personas o carga.

PREFERENCIAS DE PASO

Ante todo, debes tener en cuenta que entre los usuarios de la calle es el peatón el que tiene la mayor importancia.

PEATÓN

El peatón tiene preferencia de paso cuando cruza en pasos peatonales (exista o no semáforo), y cuando transita en la calle en los casos en que no exista la banqueta o ésta sea muy estrecha. Recuerda que ningún vehículo debe invadir los pasos peatonales.

CICLISTA

Como ciclista, tienes preferencia de paso en intersecciones cuando un semáforo indique siga en el sentido que circulas; cuando circulas en una vía primaria o de mayor tamaño; y cuando, en calles de un mismo ancho, llegues antes que otro vehículo a la intersección. Si circulas en una glorieta tienes preferencia sobre el vehículo que pretenda acceder a ella. Reglamento de Transito Metropolitano:

Art. 8 Fracción II y Art. 11

VER Y SER VISTO

OBSERVA Y ANTICÍPATE

Para planear tus movimientos la observación de la calle es esencial. Después de observar las condiciones de la vía, trata de ajustar tu velocidad al entorno para incorporarte a su movimiento.

¿QUÉ OBSERVAR?

  • El suelo, para prevenir hoyos, coladeras, vidrios y cualquier otro obstáculo.
  • Intersecciones: vehículos dando vuelta hacia ti y desde el carril por el que circulas.
  • Coches estacionados que puedan incorporarse a tu trayectoria.
  • Personas dentro de coches estacionados que puedan abrir una puerta.
  • Microbuses y autobuses parando por pasaje, en especial cuando rebasan y se cierran.
  • Personas o mascotas en la banqueta que puedan cruzar intempestivamente.
  • Actividades de carga y descarga.

Hacerte visible es de suma importancia. El ciclista suele ser invisible en la calle para los demás usuarios. Si bien de noche el uso de luces rojas traseras y luces blancas delanteras es recomendable, así como chalecos y otros aditamentos reflejantes, esto no es suficiente, en especial de día.

Si bien en la ciudad no hay todavía muchos ejemplos de diseños viales especiales para la bicicleta, resulta importante explicar qué tipos de infraestructura hay y cómo circular en ella

INFRAESTRUCTURA EXCLUSIVA PARA CICLISTAS

Son carriles exclusivos los que están destinados únicamente a la circulación de bicicletas. Pueden estar separadas del resto de vehículos únicamente por marcas en el pavimento (ciclo-carriles), o bien valiéndose de algún tipo de confinamiento físico que evita que los automóviles los invadan (ciclovías). El Reglamento de Tránsito Metropolitano establece que el ciclista circulará preferentemente por las vías destinadas para ello (Art. 30 fr. VIII).

CICLOVÍAS

Las ciclovías o —podríamos decir— carriles confinados para bicicletas, cuando se ubiquen en avenidas y calles, deben localizarse en el extremo derecho, ser unidireccionales e ir en el mismo sentido de circulación que todos los vehículos. Sólo cuando se ubican en camellones con escasas intersecciones, áreas verdes, derechos de vía, cauces o zonas federales puede ser correcto que sean bidireccionales.

Cuando rebases a otro ciclista en este tipo de vías, es importante que lo hagas siempre del lado izquierdo. El otro ciclista debe pegarse a la derecha cuando se dé cuenta que va a ser sobrepasado. Usa el timbre o la voz para avisar amablemente tu intención de rebasar.

Casi ningún peatón voltea al lado contrario al flujo de automóviles antes de lanzarse a la aventura de cruzar.

En las ciclovías se aplican básicamente las mismas reglas que se recomienda seguir en ciclo carriles, excepto que el ciclista no puede, generalmente, salir del carril, o bien el automovilista no espera que lo haga. En este caso el ciclista debe extremar sus precauciones en las intersecciones.

DEL CICLISTA

Las modificaciones al Reglamento de Transito Metropolitano, establecen nuevos espacios para que transites en las calles. Ubícalos, respétalos y úsalos:

  • Área de espera ciclista: zona en la que un ciclista debe detenerse durante el alto de un semáforo (Art. 4º fracc. II).
  • Carril compartido ciclista: carril de la extrema derecha que un ciclista debe usar y compartir con el transporte público, vehículos privados y otros (Art. 4º, fracc. III).
  • Ciclo carriles y ciclovías: espacios confinados o no, para uso exclusivo de ciclistas (Artículo 4º fracc. V y VI).

TUS OBLIGACIONES SON:

  • Respetar las señales de tránsito y las indicaciones del personal de vialidad (Art. 29, fracc. I).
  • Circular en el sentido de la vía (Art 29, fracc. II).
  • Llevar a bordo de la bicicleta sólo al número de personas para las que existe asiento disponible (Art 29, fracc. III).
  • Circular solamente por un carril (Art. 29, fracc. V).
  • Rebasar sólo por el carril izquierdo (Art. 29, fracc. VI).
  • Usar aditamentos o bandas reflejantes para uso nocturno (Art 29, fracc. VII).
  • Circular preferentemente por las ciclovías (Art. 29, fracc. VIII).
  • Indicar la dirección de tu giro o cambio de carril, mediante señales con el brazo y mano (Art 29, fracc. X).
  • Compartir de manera responsable con los vehículos y el transporte público la circulación en carriles de la extrema derecha. (Art. 29, fracc. XI).

TE ESTÁ PROHIBIDO:

  • Circular por los carriles centrales o interiores de las vías de acceso controlado y en donde así lo indique el señalamiento, excepto cuando las autoridades indiquen lo contrario en horarios y días permitidos (Art. 30, fracc. I).
  • Circular entre carriles, salvo cuando el ciclista se encuentre con tránsito detenido y busque colocarse en lugar visible para reiniciar la marcha (Art. 30, fracc II).
  • Circular por los carriles exclusivos para el transporte público de pasajeros (Art. 30, fracc. III).
  • Circular sobre las banquetas y áreas de peatones (Art. 30, fracc. IV).
  • Transportar a un pasajero en el espacio que queda entre el ciclista y el manubrio (Art. 30, fracc. V).
  • Transportar carga que impida mantener ambas manos sobre el manubrio y un debido control del vehículo (Art. 30, fracc. VI).
  • Sujetarse de otros vehículos en movimiento (Art.30, fracc. VII).

CON EL NUEVO REGLAMENTO TIENES LOS MISMOS DERECHOS Y OBLIGACIONES QUE CUALQUIER OTRO CONDUCTOR. SI NO RESPETAS LAS NORMAS, PODRÁS SER AMONESTADO VERBALMENTE Y OBLIGADO A CONDUCIRTE CONFORME A LO ESTIPULADO.

Con esto finalizo el tema de movilidad en bicicletas. Lo retomaremos en los siguientes meses.

Me despido de ustedes comentándoles que sigan estas simples recomendaciones y consulten los reglamentos y manuales para saber más del tema.

Nos seguimos encontrando en este espacio.

Espero sus comentarios y sugerencias. Gracias.


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER