Se encuentra usted aquí

La familia, un valor único

Miércoles, 22 de Enero 2020 - 08:25

Autor

dra_elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Garza

Compartir

captura_de_pantalla_2020-01-22_a_las_8.29.14.png

A través del tiempo es considera a la familia como célula principal de la sociedad, es donde se aprenden los valores y la práctica constituyendo así la base para el desarrollo y progreso de la sociedad. Es, quizá, el único espacio donde nos sentimos confiados, plenos. Es el refugio donde nos aceptan y celebran por los que somos, sin importar la condición económica, cultural, intelectual, religión a profesar o preferencia sexual. La familia nos cobija, apoya, nos ama y respeta.

Años atrás, se entendía por familia a aquella integrada por la madre, el padre y los hijos, un concepto clásico llamado familia nuclear. En la actualidad, el término ha ido modificando, ahora el concepto no sólo se centra en los lazos consanguíneos, nuestra familia puede ser el grupo de personas con el que nos sentimos protegidos, amados y felices.

Tener una familia es cimentar una buena educación, formación y valores. Es dar un espacio e importancia a cada integrante, es donde se construye la formación de la personalidad de cada uno de sus miembros; es el pilar sobre el cual se fundamenta el desarrollo psicológico, social y físico del ser humano; es aquí donde se nos enseñan las responsabilidades y obligaciones; es donde actuamos con la mejor visión de nosotros mismos.

Si todos los individuos creciéramos dentro de un seno familiar, la sociedad se enfrentaría a menos problemáticas. Tendríamos el sentido de responsabilidad bien definido, habría menos violencia (dentro y fuera del hogar) y más respeto tanto por la naturaleza como por el entorno social.

Pero desafortunadamente, no todos tenemos la dicha de crecer dentro de una familia amorosa, estable y unida; muchos individuos prefieren separarse de sus familias porque en ella no encuentran amor, respeto o apoyo y es ahí cuando deciden salir a buscar refugio en otras distracciones donde ponen en riesgo su integridad física, mental y emocional.

Si el núcleo de la célula está dañado, la sociedad adolece de estas fracturas y las refleja en sus relaciones y entornos; surgen acciones de violencia, desapegos, inconformidades. Por ello la tarea como sociedad es luchar por proteger a la familia, y promover un ambiente de respeto, valores, educación y amor a los hijos; una familia que esté unida en todas las situaciones de la vida.

El reto de mantener una familia sana y estable es dedicación de todos los días, y es en los padres donde radica la mayor  responsabilidad, el no descuidar lo más valioso que tenemos por cosas materiales, por ejemplo el proveer lo necesario en casa y dejar a los hijos en segundo término delegando nuestro compromiso a  personas ajenas. La familia, aquí y en todo lugar es valor único.

Por Elizabeth Cruz Garza  

Referencias

www.habitatmexico.org


 

Contacto    

dra.elizabeth.cruzg@gmail.com 

facebook

facebook/RIEHMTY/ 

ruizhealytimes

 

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER