Se encuentra usted aquí

Indigencia, ¡sálvese quien pueda!

Jueves, 07 de Enero 2016 - 16:30

Autor

foto.jpg
Adriana Salas

Compartir

pobreza-e-indigencia.jpg

Empecé a buscar definiciones de indigencia cuando leí la noticia de que la actriz Alma Delia Fuentes se encuentra abandonada, viviendo entre escombros pero lo sorprendente es que no es en la calle sino en su propia casa, que por falta de mantenimiento está en un tris de convertirse en terreno baldío.

De acuerdo con mis pesquisas, indigencia es la falta de medios económicos para satisfacer las necesidades básicas de sobrevivencia. La Organización de las Naciones Unidas estima que en el mundo hay 1200 millones de indigentes, todos debidamente invisibilizados por los gobiernos de sus países.

Los economistas miden el status de cada comunidad estableciendo líneas de pobreza o de indigencia de acuerdo con el cariz que quieran darle a cada estudio que realizan pero aquí me interesa señalar el riesgo que corremos todos de llegar a tal estado. Aunque no lo parezca, así es y la prueba más fehaciente la tenemos en la señora Alma Delia, que siendo una figura señera de la actuación mexicana, está así porque tomó una serie de malas decisiones a lo largo de su vida.

El profesor Anthony J. Mahavorick, mejor conocido como Tony Robbins menciona que la vida es como un río navegable en el que vamos con toda confianza; hasta nos llegamos a dormir y de repente, el ruido de las cataratas nos despierta. Él lo llama “Síndrome del Niágara”, acompañado del “Momento Oh, Mierda”.

Estamos más acostumbrados de lo que podemos reconocer a transitar por la vida dejándonos llevar por la corriente, ahí a ver a donde sea está bien, sin un compromiso real de alcanzar una meta por clara que la tengamos. Pareciera que todo nos da lo mismo y esta actitud, junto con la autocompasión, son los elementos necesarios para quedarse en la chilla o dicho más eufemísticamente, en situación de calle.

Y las mujeres todavía más que los hombres estamos hechas a la idea de vivir de esa manera. Aún está muy mal visto que queramos tomar las riendas de nuestras vidas. En pleno siglo XXI hay quienes aceptan el matrimonio por eludir una catarata, por no tener confianza en sus propios recursos para evitarla.

Hay otros testimonios de los pocos indigentes que se han atrevido a compartir. Uno de ellos, que lleva 60 años caminando por las calles ha dicho que huyó de su casa cuando era un muchacho púber porque acababa de morir su padre. No se veía asomo de dolor por esa pérdida de tal manera que si uno observa, es asombrosamente claro que huyó porque no quiso ser el hombre de la casa a sus escasos 12 años.

Esa es otra realidad, creadora de los sinsentidos más molestos que puede haber: encomendarle a niños las responsabilidades de adultos. Lo que este hombre no midió –realmente no era posible que lo hiciera–  es que hacerse cargo de sí mismo, ¡es responsabilidad de adulto! Los problemas psicológicos que cargamos como sociedad también han servido para formar los toboganes que llevan al callejón sin salida.

______________________________________________________________

Referencias

http://definicion.de/indigencia/

https://es.wikipedia.org/wiki/Indigencia

http://etimologias.dechile.net/?indigente

https://es.wikipedia.org/wiki/Tony_Robbins

http://www.negocios1000.com/2015/08/la-formula-definitiva-para-el-exito-y-como-interfiere-sindrome-niagara-tony-robbins.html

http://www.info7.mx/a/noticia/440748 Entrevista al indigente que menciono.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER