Se encuentra usted aquí

¡Hasta la basura se separa!

Martes, 04 de Julio 2017 - 15:00

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

basura-cdmx.jpg

Y no, no se trata de una frase discriminatoria o clasista sino de la realidad que vivimos los ciudadanos de la Megalópolis y es que para aquéllos que tuvieron la mala fortuna de andar en la calle en los dos días de lluvia atípica que cayó en esta bendita ciudad, ya hubieran querido que el agua fluyera y no que se estancara como sucedió en diversos puntos de la megalópolis; un suceso que simbólicamente representa “la gota que derramó el vaso de agua” pues no obstante la inseguridad y la violencia, sumadas a la corrupción, la crisis financiera, el gasolinazo, los huachicoleros y otros asuntos, el caos producido por el exceso de agua revela lo mal que están las cosas en un sistema donde sus gobernantes ocupan las primeras planas por sus actos ilícitos y no por cumplir su trabajo y es que estamos iniciando el segundo semestre del año y el tiempo se va como agua entre los dedos sin que veamos acciones claras para dar solución a cuestiones básicas, tan básicas como el desazolve y recolección de basura.

Cierto es que la cultura cívica conocida como el sistema de valores, actitudes, conocimientos y habilidades que contribuyen a que las personas se involucren de manera activa, informada y corresponsable en la construcción del bienestar colectivo tanto a un nivel micro (como la familia) hasta un nivel macro (como en un país y/o entre naciones) se ha ido diluyendo por diversas cuestiones pero también tiene que ver con la falta de compromiso por falta de quienes se ostentan como gobernantes de una entidad o líderes de una nación y es que de pronto parece como si los temas de verdad urgentes, esos que impactan directamente en la población, ocuparan el último lugar en las agendas políticas. Y es que, si bien los funcionarios políticos trabajan para una mayoría que los eligió una vez que ocupan el cargo se olvidan de las magníficas promesas de campaña que repartieron a su paso y dejan en el olvido acciones prioritarias como la poda de árboles, la limpieza urbana, la recolección de basura, el pintado de señalización vial, el alumbrado público, etc. Sí, ya sé que somos millones de habitantes (tan sólo más de ocho y medio en esta Megalópolis) y por tanto, los requerimientos son gigantescos pero así como para un ser humano el alimento, la limpieza personal y la salud son elementales, lo mismo debería aplicar para cualquier colonia, delegación, estado o nación y lo que vemos (a ras de piso) es justo lo contrario, así que no debe extrañarnos el caos que impera.

El mal hábito de la postergación da como resultado la realización de acciones que sirven sí y sólo sí para “tapar el pozo después del niño ahogado” además de un gasto mayor pues siempre será más costoso un tratamiento correctivo que uno preventivo. Tan sólo un día después de haber visto en los noticiarios la cascada provocada en cierta estación del metro y el subsecuente río en las vías del metro y de la inundación en el paradero de Indios Verdes, las autoridades de la Delegación Gustavo A. Madero se dignaron a iniciar labores de desazolve ¿Por qué un día después y en plena época de lluvias y no a principios del año o en primavera, por ejemplo? Por su parte, el delegado en Cuauhtémoc envió por Twitter un mensaje invitando a los habitantes de dicha demarcación a no tirar basura en las calles y contribuir a la limpieza de las mismas; no obstante, hace algunos meses yo misma envié un mensaje denunciando la negativa de un empleado de recolección de basura para llevarse una botella de agua vacía pues no había un basurero cercano a mi ubicación. Si hacemos un recuento, existen pocos o nulos basureros en puntos estratégicos de la ciudad y los que existen, generalmente están desbordados de desechos. Existe un problema grave de recolección y tratamiento de la basura (ahora llamados residuos sólidos) por lo que a partir del próximo 8 de julio habrá que separarla en residuos orgánicos, inorgánicos, reciclables, inorgánicos no reciclables y voluminosos o de manejo especial, según la nueva Norma Ambiental NADF-024 de Separación de Residuos emitida por la Secretaría del Medio Ambiente y de la cual pueden enterarse más y mejor en el siguiente link http://data.sedema.cdmx.gob.mx/nadf24/index.html

La cuestión es que por experiencia propia en el lugar donde vivo, le comparto que los carros de basura y la recolección de basura tienen sus políticas y/o reglas (por no decir mañas) pues si un carro por diversas razones omite la recolección, generará una montaña de basura que se convertirá en un foco de infección para toda una comunidad y no será sino hasta que se denuncie en redes sociales y medios de comunicación como se resolverá el asunto, así que aunque los habitantes hagamos bien las cosas no estamos exentos de que aparezca un negrito en el arroz y que sean las autoridades quienes fallen en el cumplimiento de su deber, lo cual los convierte en juez y parte.

No estoy segura de que sea exclusivamente el problema de la basura lo que provoque los encharcamientos durante una caída de tormenta pero sí es uno elemental además de otros problemas paralelos como la falta de una planeación estratégica de desazolve y limpieza de la vía pública (pero por favor, no a las 8 de la mañana cuando todos tienen que llegar temprano a la escuela o el trabajo), revisar las condiciones de trabajo de todo el personal que labora en la recolección de basura y que generalmente son contratados con salarios mínimos y largas jornadas de trabajo sin equipo ni herramientas, dar mantenimiento a los carros de basura que hacen honor a su nombre porque están para el deshuesadero de autos, dotar de botes de basura separados por categorías en las vías públicas, centros de entretenimiento, plazas comerciales, transporte público, oficinas de gobierno ¿Cuántas veces ha acudido usted a realizar un trámite en alguna dependencia y no encuentra un solo basurero?

La labor es titánica pero ya que están tan aplicados y quieren separar la basura (residuos sólidos) de verdad deseo que no se quede en un buen intento que sirva para justificar multas o conseguir dinero hasta de la basura. ¡Ah! Y por favor, que lo hagan bien y a la primera ¿o será mucho pedir?


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis