Se encuentra usted aquí

Gastaron 24 mdp en obras hidráulicas que dejaron sin agua a una colonia en Neza

Martes, 16 de Junio 2020 - 10:00

Autor

lilana_alvarado_web.jpg
Liliana Alvarado Baena

Compartir

klh.png

El día de ayer, Ethos Laboratorio de Políticas Públicas dio a conocer un reportaje1 donde ejemplifica la corrupción que existe alrededor del abastecimiento de agua potable2. Durante años, muchas colonias y hasta municipios en el país han sido testigos de la escasez de agua potable en hogares, escuelas y oficinas. Con la llegada de la pandemia del COVID-19 la problemática se acrecentó, haciendo más complicado el cumplir con las recomendaciones de limpieza e higiene emitidas por las autoridades. El reportaje se desarrolla en la colonia Juárez Pantitlán, en el municipio de Nezahualcóyotl (Estado de México). He aquí los detalles.

En 2018 el actual alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa, anunciaba la construcción de dos proyectos: la primera y segunda etapa de la “Sustitución de Red de Distribución de Agua Potable en la Colonia Juárez Pantitlán”. También destacó que con dichas obras se lograría establecer líneas de conducción directa para garantizar un mejor abasto de agua. Se gastaron más de 12 mdp para la primera etapa y aproximadamente otros 12 mdp para la segunda. En total 24 millones 917 mil 638 pesos para ambos proyectos.

Las empresas ganadoras fueron David Marín López, como persona física y la empresa moral Ingeniería Industrial y Servicios Metropolitanos, S.A. de C.V., representada por Martín Antonio Dohi Márquez. Las obras concluyeron, las empresas cobraron, pero a los pocos días el agua dejó de caer en las cisternas. 

En el reportaje, habitantes de dicha colonia cuentan sus historias y la problemática que tienen al no contar con agua potable en sus hogares y en las escuelas de sus hijos, donde la mayoría de ellos tienen que comprar pipas de agua, llenar cubetas y botes para contar con el vital líquido en baños y cocina, racionalizar su uso y reutilizar agua para la descarga de baños. Algunos otros habitantes deben de comprar garrafones de agua o acarrear desde tomas en calles lejanas a sus hogares.

Según la Organización Mundial de la Salud el uso mínimo de agua por persona en un día, a nivel global, es de 100 litros pero en esta colonia se las ingenian para sobrevivir con 200 litros a la semana y dividirlos con la familia.

Las obras hidráulicas señaladas en el reportaje cumplieron aparentemente con los procesos que marca la ley, desde la publicación de sus licitaciones en el Diario Oficial de la Federación, hasta la declaración de la empresa ganadora. Sin embargo el proceso estuvo lleno de irregularidades y probables simulaciones. Para empezar, la fuente de financiamiento cambió, pasando del Programa de Desarrollo Regional al programa Fortalecimiento Financiero para Inversión “D” ambos del escabroso Ramo 23. Hay que recordar que dicho Ramo es conocido por su opacidad y sus irregularidades administrativas y de operación.

Por otro lado, el concurso de asignación de empresas muestra indicios de una simulación. Las propuestas ganadoras compiten con empresas que no se presentaron en el acto de fallo, una de ellas nunca se enteró que participaba y es más, ni siquiera ofrece servicios relacionados con la construcción. También se encontró la falta de firmas por parte de los servidores públicos responsables en las actas de fallo, como son de la Tesorería municipal, la Subsecretaría de Agua y Obra Pública del Estado de México, el Órgano Superior de Fiscalización, y la más importante, la del director del Organismo Descentralizado de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (ODAPAS).

Resulta impactante como vecinos “beneficiados” por las obras delatan la inexperiencia de las empresas constructoras, donde cuentan con algunos trabajadores dijeron que ellos no sabían sobre instalaciones hidráulicas y que estaban aprendiendo sobre la marcha. También revelan que después de concluidas la obras, el agua no llegaba a sus domicilios o cómo los constructores pedían dinero a los habitantes para que les habilitarán una toma adicional o hasta pedirles dinero para comprar material y piezas faltantes. Incluso algunos vecinos señalan que en algunas calles reciben agua potable, toda vez que en ellas habitan servidores públicos del municipio de Nezahualcóyotl.

Ante la escasez del vital líquido, han surgido oportunidades de negocio para vecinos de dicha colonia, desde negocios establecidos como purificadoras, hasta acarreadores de agua en vehículos y por supuesto la compra de pipas a ODAPAS.

En resumen, los habitantes de la Juárez Pantitlán se esfuerzan por conseguir agua y al mismo tiempo intentar sobrevivir a una enfermedad que separa, que no permite despedidas y destruye los pulmones. El COVID-19 ha remarcado la ineficiencia de algunos de los servicios más básicos como el de la salud y el abasto de agua. Las negligencias de las empresas que trabajaron en esta colonia fueron encubiertas por funcionarios ausentes que no han contestado a los llamados de la población y que los dejaron sin agua para enfrentar al virus. Mientras tanto, el municipio de Nezahualcóyotl no puede cumplir con las recomendaciones de sanidad. Los contagios y decesos siguen sumándose día tras día, al 9 de junio de 2020 Nezahualcóyotl sumaba 2475 casos positivos y 135 defunciones, ubicándolo en el primer lugar de contagios y en el segundo de defunciones en el total de municipios del Estado de México.3 Así muchos vecinos ya no creen que algún día puedan abrir el grifo y ver salir el agua.

1 Reportaje publicado en las siguientes ligas: https://www.google.com/url?q=https://aristeguinoticias.com/1506/mexico/g...

https://www.google.com/url?q=https://www.m-x.com.mx/al-dia/gastaron-24-m...

https://www.google.com/url?q=https://www.vice.com/es_latam/article/pkyg8...

2 Reportaje elaborado por Miguel J. Crespo

http://salud.edomex.gob.mx/salud/covid19_municipio

 

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER