Se encuentra usted aquí

Escuchar y comprender

Lunes, 18 de Mayo 2020 - 12:30

Autor

dominique-blaschke.png
Dominique Blaschke

Compartir

lllkk.png

Comienzo hoy a responder las inquietudes que me hicieron llegar a mi mail (escucharycomprender@yahoo.com).

A continuación les comparto un correo  (cuyo remitente mantengo anónimo) y la respuesta correspondiente.

Primera carta.

Acapulqueño preocupado.

Esta carta es de Acapulco, de un hombre de 69 años de edad que vive solo:

Hola.  

Desde que comenzó el problema del virus, no he salido de la casa. Mi hija me trae dos veces a la semana comida y cualquier cosa que necesito. De eso no me preocupo. Y desde que se murió mi esposa de por sí ya no salgo mucho.

A pesar de mi edad me gusta mucho usar el internet y miro las noticias para estar siempre informado. Pero las noticias me confunden. Dicen muchas cosas, que pa´ acá, que pa’ allá…

Oí que la enfermedad esa no tiene remedio y que los hospitales se van a negar a atender a los viejos como yo… López Obrador dice que no nos preocupemos…

En el internet dicen algunos que el virus ni existe y muchas otras cosas.

Tengo miedo por la incertidumbre, ya no sé qué creer.

Ni siquiera sé de qué tengo miedo, porque ya estoy viejo, de algo me he de morir, pero me siento intranquilo y tengo miedo, ya no sé ni de qué.

Claro que me preocupa mi familia, que están allá afuera, mi hija y su esposo tienen que trabajar de todos modos, qué tal que los contagian… y a mis niños… Tengo otro hijo, pero de él hace mucho no sé nada, se fue a vivir a Pachuca y no tenemos contacto. Extraño a mis nietos, mi hija tiene 2 niños de 7 y 9, antes me venían a visitar a cada rato.

Ya no aguanto los nervios, a veces no puedo ni dormir. Como le dije, no es nada especifico, solo me siento intranquilo. Quiero volver a tener la calma que tenía antes. ¿Qué me puede recomendar? 

Respuesta.

Estimado señor:

Gracias por su carta y por su confianza.

Conforme fui leyendo, me di cuenta de que usted quiere mucho a su familia y me dio gusto leer que su hija lo cuide tan bien y le lleve comida. Eso es una bendición. 

Apoyarse en la familia es en estos tiempos más importante que nunca.

Siento mucho que no tiene contacto con su otro hijo, me imagino que eso no es fácil para usted. Así como tampoco lo debe haber sido, perder a su esposa.

Me dice que se siente muy intranquilo, asustado, ansioso. Y no sabe por qué se siente así. Al mismo tiempo me dice que está preocupado por su hija y sus nietos y que los extraña y que toda esta situación y las noticias lo confunden mucho.

Creo que esas son todas muy buenas razones para estar preocupado y ansioso.

Por supuesto que se preocupa por su familia y también por su propia salud con el virus. Imaginarse tener un virus que dicen que es mortal, ir al hospital y que no lo atiendan por su edad, imaginarse esa situación, es aterrador.

La pandemia es algo que nos ha afectado a todos los habitantes de este planeta, de alguna forma u otra. No se sabe qué va a pasar, o qué está pasando, ni quién dice la verdad. Eso es definitivamente incertidumbre y vivir con esa clase de incertidumbre, causa ansiedad.

Con esto solo quiero expresarle que es normal y natural sentirse como usted se siente. Creo que no está usted solo en sentirse así.  

Hay mucha desinformación por todas partes, que se contradice una con otra. Como últimamente nos hemos dado cuenta, tampoco los noticieros dicen siempre la verdad. Tampoco en internet sabemos quién dice la verdad.

Yo creo que la única verdad de la que actualmente podemos estar seguros, es de la que hay dentro de nosotros.

Le recomiendo que reduzca el tiempo en que usted ve noticias. Ya que solo lo confunden y en realidad no cumplen su propósito de informar, sino que se han convertido en un medio para asustar.

En vez de eso, podría mirar las noticas, si lo siente necesario, solamente 1-2 veces por semana, para estar informado de lo más importante, y siempre con una mente critica. No tomándolo como cierto, sino como algo que alguien dice. 

Uno mismo puede escoger qué hacer con esa información. Tenemos el poder de hacernos nuestro propio juicio de todo, conforme a nuestro sentido común, nuestros conocimientos y nuestra intuición. Usted con su edad ha ganado sabiduría que ahora le es muy útil. 

Por el momento, lo que pasa afuera en el mundo, la intranquilidad y el caos, quizás no podemos cambiarlo. Pero lo que podemos controlar es cómo reaccionamos a ello. Y también podemos influir en nuestro medio ambiente inmediato.

No puedo cambiar el mundo, pero sí puedo cambiar mi mundo.

Usted tiene control sobre su vida, sobre su casa, sobre cómo pasa cada día. Por lo que me cuenta, me imagino que se encuentra con buena salud y se puede mover libremente por la casa.

El ser humano no está hecho para estar encerrado. Le recomiendo que, tomando las medidas de seguridad necesarias (cubrebocas, desinfectante, distancia física para con otras personas) salga usted de vez en cuando a caminar. Por lo menos una vez por semana. En especial, tenga contacto con la naturaleza, vaya a la playa, siéntese debajo de una palmera, observe a los pájaros. Vea otros panoramas.

Si no puede hacer eso o no quiere porque le preocupa mucho contagiarse,  entonces acuda a su jardín, si es que cuenta con uno, y siéntese ahí.

También puede ver documentales sobre la naturaleza, hay unos muy buenos, que a uno lo transportan a esos maravillosos paisajes, y eso es algo muy relajante. 

Dígale a su hija que le traiga una planta, si acaso no tiene plantas, para que la pueda ver todos los días, una palmerita o algo que tenga flores. Riéguela, cuídela, le hará bien.

Después, si no lo ha estado haciendo ya, le recomiendo que tenga contacto por internet con sus nietos, haga videollamadas para que ya no los extrañe tanto.

Si puede, haga ejercicio suave varias veces por semana. Eso le ayudará a su sistema nervioso y a todo su cuerpo.

También le recomiendo que tenga un hobby, algo que le encante hacer. Puede ser leer libros, escribir, arreglar cosas, aprender cosas, pintar, aprender un nuevo idioma. Hasta en el celular hay unas aplicaciones muy buenas para aprender idiomas muy fácilmente y de manera lúdica. Tocar un instrumento, cualquier cosa que disfrute mucho hacer, o algo que siempre quiso hacer y nunca pudo realizar.

Por último, quiero recomendarle esta meditación: https://www.youtube.com/watch?v=iOIaoLzOywg.  La puede hacer en las noches, antes de irse a dormir, le ayudará a tener un corazón tranquilo y a soltar el miedo.

En el video, la persona está sentada en el piso, pero si lo prefiere, también puede sentarse en una silla, con la espalda recta. 

 

Contacto:

escucharycomprender@yahoo.com  

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER