Se encuentra usted aquí

Del show a la realidad

Martes, 26 de Enero 2016 - 17:30

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

truman-show.jpg

“Aceptamos la realidad del mundo que nos presentan”, The Truman Show (Estados Unidos, 1998)

Derivado del torrente de notas, columnas, artículos, análisis y memes en las redes sociales en torno a la “misión cumplida” del gobierno federal con la recaptura del capo más buscado en el mundo, de escuchar en las estaciones de radio locales las mismas canciones una y otra vez además de las promociones para conciertos y venta de productos “milagro” y de tener en la televisión por cable las viejas películas de los actores hoy nominados al Oscar programadas toda la semana en uno y otro canal, llegué a la conclusión de que irremediablemente nuestro entorno nos lleva al mismo punto: haga, compre, vea, escuche y vaya a donde le indicamos.

Lo anterior, me hizo pensar en una de mis películas favoritas que plantea el mismo principio y que también nos muestra la manipulación de masas a través de los reality shows, me refiero al filme: The Truman Show (1998). La cinta retrata la vida desde el nacimiento de Truman Burbank vista a través de un reality show el cual concluye cuando el personaje empieza a cuestionar su vida y sospecha que todo en la ciudad que habita gira en torno a él por lo que emprende la huida y descubre que siempre vivió en un gran escenario.

Según los análisis de algunos críticos, el sustento filosófico de la película se encuentra en el Mito de la Caverna (Platón, Siglo IV a.C.) que en resumen plantea la necesidad de generar un pensamiento crítico que permita cuestionar el sistema establecido y sospechar de la información que recibimos con la finalidad de no ser manipulados.

La idea de cambio que siempre martilla en mi cabeza tiene que ver con esta idea de tomar conciencia que somos parte de un sistema cuyos hilos son movidos por quienes ostentan el poder (económico, político y social) y para cuyos intereses de una u otra forma colaboramos consumiendo lo que las transnacionales generan llámese tecnología, moda o música por mencionar algunos de sus productos de consumo. No se trata de pretender que podemos aislarnos o convertirnos en súper héroes y cambiar el mundo sino de buscar alternativas que nos permitan transformar un poco la realidad en que vivimos. Cambiar la perspectiva que tenemos para darnos cuenta de que existe un grupo nutrido de personas a favor de causas más nobles.

Dice el refrán: “Si no puedes con el enemigo, únete” y sí, hay quienes aprender a vivir como surfeando en las olas del consumismo que es la causa principal de la crisis social y moral que vivimos en la actualidad y con la que tenemos que aprender a vivir cada día pero ¿cómo surfear? Justamente a través del pensamiento crítico y de no aceptar, como dice la frase que encabeza la presente colaboración, la realidad del mundo que nos presentan los monstruos de la industria sino de abrirnos a la posibilidad de consumir no sólo aquello que es lo oficial o lo de moda o la tendencia.

Quizá suene descabellado aceptar que al igual que Truman, el entorno en que vivimos es manipulado por un creador todopoderoso; sin embargo,  no es del todo alejado de la realidad aunque tenemos un punto a favor: no estamos encerrados en un gran escenario y tenemos la posibilidad de acercarnos por ejemplo, a un periodismo más ético y profesional y no amarillista o sensacionalista, a producciones cinematográficas más de autor y menos “palomeras”, a música producida por músicos de vocación y formación y no de top ten en las listas de la radio, etc. El arte y la cultura nos van sensibilizando y nos muestran esa realidad que a pocos o nadie les conviene mostrar porque ahí encontraremos las respuestas a muchas preguntas y también el camino hacia una existencia auténtica y no de la borregada.

La revista Forbes en su versión digital publica las 15 frases de El Padrino para emprendedores y elegí una muy cercana al tema en cuestión: “Toda mi vida he estado luchando por no ser una marioneta movida por los hilos de los poderosos" y sí, para emprender, para hacerse de un estilo propio, para dar rienda suelta a los sueños, para alcanzar metas y ganar satisfacciones personales hace falta liberarse de los paradigmas establecidos, indagar, cuestionar y hacerse de un criterio propio que permita la construcción de una realidad que tenga más sentido para nosotros mismos y que nos permita trascender, dejar huella a nuestro paso por esta vida.

Se los dejo de tarea.

______________________________________________________________________

Fuentes:

http://elordenmundial.com/ensayo-y-opinion/el-show-de-truman-falso-mundo-real/

http://www.forbes.es/actualizacion/2036/15-frases-de-el-padrino-para-emprendedores/9


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis