Se encuentra usted aquí

Contaminación en los Océanos por Aguas Residuales

Jueves, 13 de Julio 2017 - 15:00

Autor

foto_fernanda_g._tamayo.jpg
Fernanda G Tamayo

Compartir

contaminacion_aguas-residuales.jpg

 

Las vacaciones de verano han llegado, y miles de personas alrededor del mundo tienen pensado visitar algún destino turístico nacional de playa. Para un porcentaje de turistas, las playas sólo tienen valor paisajístico pero esto no es así; las playas y el mar conforman un ambiente que dan albergue a diversas especies y son de gran importancia ambiental. Se puede fomentar el turismo sustentable, disfrutando de los paisajes y los recursos que la naturaleza nos brinda sin alterarlo o destruirlo.

En este tema, de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) nuestro país posee un extenso litoral con más de 11 mil kilómetros de playas que le otorgan una importancia indiscutible, tanto para las actividades turísticas como para aquellas relacionadas con la pesca y el comercio.

Una de las grandes amenazas a las que se enfrentan las playas y costas mexicanas es el vertimiento de aguas residuales urbanas e industriales, ya que de acuerdo a la organización ambientalista Greenpeace, cada segundo se vierten 124 mil litros de aguas sin tratar. El vertimiento de aguas negras a las costas afecta directamente a casi 3 millones de personas que viven en municipios costeros. A esta cifra se  deben agregar los turistas que visitan las playas.

Las plantas de tratamiento de aguas residuales en México no son suficientes, además de que algunas tienen un mal funcionamiento, añadiéndole que de las mil 481 existentes, 178 están inactivas. El estado costero de Veracruz es el que mayor volumen de aguas negras vierte al océano, con más de 15 mil litros cada segundo; seguido por los estados de Jalisco y Campeche.

Efectos en la salud… Nadar en aguas contaminadas puede provocar:

  • Irritación en la piel.
  • Infecciones en oídos, ojos y vías respiratorias.
  • Infecciones estomacales y gastrointestinales.
  • Brotes de hepatitis y cólera.

Consecuencias en la vida marítima…

  • Grave pérdida en la biodiversidad.
  • Interrupción del flujo correcto en la vida de los animales.

Además, se han encontrado en ostiones y peces que llegan a nuestros mesas sustancias tóxicas como cadmio, plomo, mercurio, cobre, zinc, compuestos orgánicos persistentes como plaguicidas, hidrocarburos, y bacterias de salmonella y de cólera.

El mar, como fuente de agua, es incapaz de absorber y neutralizar por sí mismo las cargas contaminantes, por tal motivo ha perdido sus condiciones naturales de apariencia física y su capacidad para sustentar una vida acuática adecuada que responda al equilibrio ecológico.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER