Se encuentra usted aquí

¿CONFRONTAMIENTO POR UNA PERSONA QUE NI DE MI FAMILIA ES?

Jueves, 04 de Junio 2020 - 09:55

Autor

mauricio_tejeda-foto.jpg
Manuel Tejeda

Compartir

28galer01a003_big_ce_vl124190_mg22471641.jpg

Me llama mucho la atención el comportamiento que se está teniendo en todo el país. Por un lado, lo de la pandemia del Covid-19, los crímenes que no cesan, los robos que aprovechando esta situación van creciendo, y  por el otro, el confrontamiento entre ciudadanos por las decisiones del gobierno de López Obrador. 

Lo que observo es que el mismo jefe del Ejecutivo está contrapunteando a la población con sus calificativos y las tomas de decisión que no aporta nada para el crecimiento de México. Por un lado, quiere apoyo asistencial para los pobres con cargo al erario o sea con base en los impuestos que recauda el gobierno a los que el llama. Cabe aclarar que si nos vamos a la palabra literalmente, pobres serian los grupos que viven en partes aisladas y que no tienen muchas posibilidades de tener recursos para vivir dignamente. ¿Y qué es vivir dignamente? Es tener lo básico, que tengan alimento todos los días (que comprendiera desayuno, comida y cena), vivienda digna, servicios de agua potable, luz y drenaje, servicios médicos cercanos, instituciones educativas de calidad y la posibilidad de adquirir más de dos mudas de ropa. Eso para mí serían los pobres o los grupos vulnerables.

Era totalmente imposible que todo lo que en su retórica de tantos años lo fuera a conseguir, porque los ingresos que obtiene por medio de recaudaciones no dan para mantener a tantos. Pero dentro de ese grupo de “pobres” incluye a los jóvenes que sin saber por qué motivo o razón no quieren o no pueden obtener el empleo que sueñan. El jefe del Ejecutivo establece un programa de apoyo y los empieza a mantener, en vez de generar las condiciones laborales para que tengan oportunidades, al igual que otros programas de asistencialismo que en vez de aportar al país, lo mete en un letargo de avance.

Por otro lado, los apoyos que sí eran necesarios como a madres solteras o trabajadoras, les quitó las estancias infantiles, como también quitó los apoyos a tanta gente que no puede costear un tratamiento médico de tercer nivel. Y estamos viendo en este momento de crisis sanitaria que aparte de sus malas decisiones, se le esté complicando cómo salir de los compromisos prometidos.

Los rezagos en cuestión de unidades hospitalaritas como de otras muchas más, sabemos todos que no es culpa de López Obrador, pues viene de sexenios anteriores. En su mandato no va a poder componer lo que está roto, pero el problema no es ese. El problema es que se pasó vociferando por muchos años que él podía cambiar todo lo malo que estaba pasando en nuestro país y en vez de atemperar las cosas y hacer conciliar o unir a los mexicanos, nos está poniendo más en contra a todos.

Lo acabamos de ver en la última manifestación que muchos ciudadanos en diferentes estados de la República llevaron a cabo en sus vehículos y que fueron criticados y atacados por haberlo hecho de esa forma. Hasta ya quieren hacer icono una imagen donde una persona se asoma por una ventana de un autobús que grita: “los obreros movemos a México, pinches ridículos” y aquí es donde quiero hacer una reflexión.

Creo que cualquier extremo es malo. Pero es imposible hacer que las personas cambien su forma de pensar, se puede hacer que cambien su percepción de alguna situación. Pero tampoco trato de educar o de cambiar su forma de pensar, solo quiero que también vean que existen puntos medios. Todos, necesitamos de todos.

Empecemos a ver por qué todos necesitamos de todos. Un país tiene un gobierno que opera para el bienestar de su gente y crea las condiciones para que la gente tenga los recursos necesarios para subsistir; eso quiere decir que pone las reglas y las condiciones para que se generen empleos. ¿Cómo se generan empleos? Ya sea siendo persona física o persona moral (Persona física: Es una persona que con su propio esfuerzo y recurso se crea la posibilidad de trabajo y ganancias. Persona moral: Grupo de personas que aportan sus esfuerzos y recursos para generar empleos y ganancias para todos).

Entonces, aun siendo una sola persona que ponga un negocio para generar dinero, necesita quien lo ayude para trabajar, ya sea familiar o no. Por lo tanto, de igual manera una empresa necesita de empleados u obreros para que esa empresa funcione y genere dinero. Nunca va a ser de otra manera. No se puede, por eso digo que todos necesitamos de todos, llámale como quieras a esa empresa o negocio, ya sea un hospital, fábrica, maquiladora, restaurante, zapatería, constructora, tienda de abarrotes, mercado, etc.

El hecho de que se diga que si un sector de la economía de un país es más importante que otro, solo es el grito desesperado de la frustración social y económica que hemos tenido por muchos años. Dejemos de reclamarnos los unos a los otros. Ya basta de buscar al culpable en el semejante, aquí si hay un culpable y una víctima, somos todos

Hay que dejar de pensar de tratar de fregar al de en frente, dejar de envidiar lo que tiene el otro, dejar de poner excusas, dejar de violentarnos entre nosotros. 

¿No se dan cuenta de todo lo que estamos padeciendo, de todo lo que tenemos en contra en la viva diaria como para que todavía nosotros le estemos echando más y más al costal?

Dejemos de tener diferencias absurdas y empecemos a tener coincidencias. ¿Realmente el futuro de cada uno de nosotros depende una sola persona?; ¿la verdad o la falsedad absolutas las tiene López Obrador o sinceramente la respuesta de lo bueno y lo malo la tenemos todos nosotros? 

Les propongo que reflexionen y que vean las cosas en la magnitud que son. No vale la pena violentarnos por nadie que no sea de nuestra familia o círculo más cercano, a final de cuentas, una persona que no sea cercana nuestra, en realidad no le importa si existimos o no.

Espero encontrarnos en mi próxima colaboración. Les mando muchos saludos y mucha salud, ante todo.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER