Se encuentra usted aquí

Catarata

Martes, 14 de Abril 2015 - 18:30

Autor

fidel_ruiz-healy.jpg
Fidel Ruiz-Healy

Compartir

La catarata es la primera causa de ceguera reversible en el mundo y en México. Mundialmente representa un 48% de los casos de ceguera con cerca de 18 millones de personas afectadas por esta enfermedad.  En México se cree que es responsable de un 47% de los casos de ceguera, con más de un millón y medio de personas siendo afectadas por esta enfermedad, causándoles un grado de discapacidad visual variable. De este millón y medio de enfermos se estima que unos 700,000 tienen ceguera legal y la gran mayoría de estas personas son adultos mayores y mujeres. A pesar de que cada año en el país se realizan unas 30 a 50,000 cirugías de catarata, cada año al ir envejeciendo nuestra población se agregan unas 50 a 60,000 personas con catarata al numero actual de enfermos, por lo cual los esfuerzos para disminuir el número de pacientes con esta enfermedad no disminuyen.

La catarata puede aparecer desde el nacimiento, llamada catarata congénita, o adquirirse con el transcurso del tiempo por distintas causas. La catarata congénita puede deberse a distintas causas, como en madres que adquieren infecciones virales como la rubeola, que se exponen a radiaciones o medicamentos diversos durante el embarazo, o en familias con ciertos cambios genéticos para esta enfermedad. El trauma ocular también es una causa frecuente de catarata adquirida en adultos jóvenes, sobre todo en personas cuyas ocupaciones tengan riesgo para accidentes oculares. La catarata secundaria a enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus aparece cada vez más en nuestro país por el aumento de la incidencia de esta enfermedad en nuestra población. La catarata senil es la principal causa de disminución visual en personas mayores a los 45 años, en personas mayores a los 60 años ya casi todos tienen algún grado de deterioro visual ocasionado por cataratas.

El ojo tiene dos lentes que sirven para enfocar las imágenes sobre la retina. El que está más externo es la cornea y por dentro del ojo tenemos otro llamado cristalino. Este lente interno es el encargado de realizar el cambio de enfoque de objetos lejanos a cercanos. Con el paso del tiempo este lente va perdiendo su plasticidad y se vuelve más opaco, lo cual va ocasionando una disminución en la agudeza visual de la persona. Los principales signos suelen ser: disminución de la visión sobre todo de noche, visión nublada o borrosa, cambio en la percepción de los colores, problemas para manejar sobre todo de noche, ver halos alrededor de las luces, visión doble, cambio frecuente en la graduación. Esto esta ocasionado por factores como la edad, el tabaquismo, la exposición a los rayos UV y la diabetes.

El único tratamiento definitivo para las cataratas es la cirugía. En nuestro país anualmente se realizan alrededor de 50,000 intervenciones para esta enfermedad aunque se deberían de estar realizando cerca de 120,000 al año. La cirugía de catarata ha evolucionado de formas agigantadas en los últimos años. No solo en las técnicas quirúrgicas empleadas si no también en los estudios preoperatorios como es el cálculo del lente intra ocular. Un 95% de los casos tienen una mejoría en su visión. Ya existen lentes que corrigen errores refractivos previos a la cirugía como son la miopía, la hipermetropía y también el astigmatismo de una forma muy precisa. Incluso existen lentes intra oculares multi focales que permiten una recuperación de la visión tanto lejana como cercana sin la necesidad de utilizar lentes de armazón posterior a la cirugía. Es una de las cirugías que más se realiza a nivel nacional y mundial teniendo unos excelentes parámetros de seguridad y beneficio. Es de las pocas cirugías que existen que tienen un impacto positivo sobre la vida del paciente y de su familia, teniendo un gran costo beneficio.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER