Se encuentra usted aquí

Camellos para cibernauta

Jueves, 25 de Junio 2015 - 16:30

Autor

foto.jpg
Adriana Salas

Compartir

camellos.jpg

Esto de trabajar desde casa, con una conexión a Internet y una computadora en la que se puede obtener en segundos la información que todavía cuando era niña llevaba meses, de verdad que tiene las dimensiones que debió tener la Revolución Industrial Inglesa.

Por lo menos la crudeza sí que existe, porque los ingresos, convertidos a moneda nacional, no son realmente un sustento, a menos que se tengan referidos, es decir, gente que se haya inscrito en las páginas con un enlace proporcionado por nosotros y que la empresa previamente nos da. Como por ejemplo este http://www.neobux.com/?r=Agriana o este otro http://www.clixsense.com/?4515578.

Los trabajos más accesibles, es decir para los que se necesita solamente saber manejar la computadora, son ver anuncios y leer e-mails. Estos oficios son proporcionados por los Portales Paid To Click y Paid To Read, respectivamente.

Hay páginas Paid To Search en las que el trabajador-usuario al registrarse sabe que recibirá una paga por realizar búsquedas en la web. Si además de saber computación se es cuidadoso, se tendrá que echar mano de conocimientos extras para catalogar la información que se encuentre de acuerdo con el tema que se esté investigando.

Las páginas de anuncios conectan a los usuarios con portales Paid To Sign Up, en los que se completan ofertas y registros. Suelen ser tareas sencillas, pero el riesgo es que las páginas en donde uno se registra pueden no abrigar mayor interés pero de todas maneras se tienen que atender.

Los sitios Paid To Think son algo que no sé cómo calificar porque sería mentirosa si dijera que me gustan. Son los que mandan encuestas por e-mail para saber la opinión acerca de un nuevo producto que se lanzará al mercado y en realidad son preguntas de opción múltiple, que a la tercera “encuesta” se termina aburrid@ de poner lo mismo.

Además tienen un protocolo en donde hacen siempre las mismas preguntas acerca de la situación económica, modo en que está la casa de uno, si es de lujo o modesta, de verdad si no se cuenta con paciencia a prueba de interrogatorios tipo KGB con buenos modales, es mejor no meterse en ese trabajo porque ahí lo que menos se hace es pensar.

Quienes no me crean y laboren ahí, que prueben a cuestionar a la empresa o a demostrar que se han molestado por algo. Por sutilmente que lo hagan, su registro se viene abajo y la paga también, ¡pero seguirán recibiendo correos para instarlos a participar en la nueva encuesta del año!

Hay otra modalidad, la de aquellas que pagan al usuario que pone opiniones en las redes sociales. Es ahí de donde salen los famosos trolls, que tienen cometidos específicos, así como los agitadores en una asamblea sindical. Eso suele ser mejor pagado que todo lo demás pues son trabajos encargados por empresas, partidos políticos, círculos en donde se mueven cantidades grandes de dinero.

Por último están los portales Get Paid To. Ahí hay información de las actividades para ganar dinero en Internet, aunque es difícil hallar algo en lo que no termine uno sintiéndose  poco más que un galeote.

Retomo aquí la idea que tuve al principio de comparar este fenómeno con la Revolución Industrial, porque pese a las circunstancias tan adversas para el trabajador de ese tiempo, era lo que había y con eso poco, las comunidades obreras salieron adelante.

Estos son tiempos en que vienen grandes cambios y uno de esos es la probable desaparición del dinero en efectivo. Si no adquirimos aquí y ahora un poco de experiencia en las nuevas ocupaciones y formas de obtener ingresos y administrarlos, quedaremos al margen. Y créanme, un marginado del futuro va a envidiar al marginado de hoy.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER