Se encuentra usted aquí

Autos eléctricos e híbridos, una historia de altibajos

Miércoles, 27 de Enero 2016 - 18:30

Autor

foto_david_duran_tovar.jpg
David Durán Tovar

Compartir

autos.png

Hay invenciones que muchas personas atribuyen a la época moderna. Por ejemplo, hay registros de que Leonardo DaVinci diseñó un robot y un helicóptero que nunca logró popularizar de forma massiva. Actualmente, los vehículos eléctricos e híbridos están cobrando cada vez más auge ante los alarmantes niveles de conaminación ambiental que alcanzan las grandes ciudades.

El orígen del coche eléctrico se remonta a finales del siglo XIX. Su invención se atribuye a diversos científicos e ingenieros, uno de los primeros es el investigador húngaro Ányos Jedlik, quien en 1828 adaptó de forma experimental su motor eléctrico a una carreta. Posteriormente, poco antes de 1840, el científico británico Robert Anderson diseñó su primer auto eléctrico en el Reino Unido.

Los primeros vehículos eléctricos de porducción y comerialización fueron los desarrollados por el británico Tomas Parker (fundador de Elweell-Parker Company), empleó su propio diseño de pilas recarables para sus tranvías.  Para finales del siglo XIX, Elweell-Parker era la compañía más dominante de tranvías eléctricos de Inglaterra y en 1896 construyó su primer auto eléctrico.

autos1.png
Imagen: Tomas Parker y su auto eléctrico de 1896 en Londres, Fuente: Elwell-Parker, Co.

Para principios de 1900 Parker cedió su motor eléctrico a Baker Motor Comany (uno de los dos primeros fabricantes norteamericanos de autos eléctricos). El primer modelo de Baker de 1904 era un vehículo biplaza que ofrecía una velocidad máxima de 32km/hr, Thomas Edison fue uno de sus compradores.  Baker Motor Company produjo autos eléctricos hasta 1914.

autos2.png
Imagen: Baker Electric Coupé de 1910.

Mientras tanto, en Indiana, EEUU. Los cinco hermanos Studebaker fundaron la Studebaker Motors, su pimer auto es el Studebaker Electric (1902-1912). Para 1913 la empresa decidió enfocarse a la producción de vehículos de combustión interna.

De regreso a Europa, a finales del siglo XIX. Jacob Lohner, contrató a Ferdinand Porsche para desarrollar el pimer coche híbrido de la historia, el Lohner-Porsche Car. Lohner, un productor de carrocerías de carretas, había recibido un pedido de E.W. Hart (un fabricante de carretas en Luton, Inglaterra) para que le diseñara un vehículo que funcionara con electricidad y gasolina a la vez. El resulado fue el Lohner-Porsche Car, que montaba un motor eléctrico de 3 Hp en cada rueda y otro a gasolina

autos3.png
Imagen: Lohner-Porsche Car.

Luego, lo que ocasionó que se detuviera el desarrollo de los vehículos eléctricos, sin duda fue: La masificación y accesibilidad del Ford modelo T, el aumento de la extracción del petróleo y las prestaciones ventajosas que ofrecía el motor a combustión interna frente a la lentitud y bajo caballaje de los primeros autos eléctricos.

Ante la popularización de los autos de combistión interna, se detuvo la producción de coches eléctricos. No dudo que aquello haya sido impulsado por la ambición al dinero fácil de los grandes empresarios petroleros internacionales y gobiernos de naciones influyentes, que de la mano con la naciente industria automotriz decidieron detener el desarrollo de vehículos cero emisiones.

¿Quién pensaría que el auto eléctrico es más antiguo de lo que parece? Actualmente, los vehículos eléctricos más avanzados del mundo son fabricados por Tesla Motors, cuyo modelo Tesla S puede alcanzar una autonomia de 430 Km por carga y una aceleración de 0 a 100 Km/hr en 3 segundos.

BMW i3, GM Volt, Mitsubishi i-MiEV y Nissan Leaf. Son algunos de los coches totalmente eléctricos de producción en la actualidad.

Aún tendrán que pasar décadas para que finalmente todos podamos poseer un vehículo totalmente eléctrico. Sus precios son elevados, ya que sus costos de producción no son tan bajos como los de un vehículo de combustión interna.

 



Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis