Se encuentra usted aquí

Autocontrol

Miércoles, 22 de Abril 2020 - 12:25

Autor

dra_elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Garza

Compartir

ymn.png

@DraElizabethCr1

 Al hablar de autocontrol podemos recordar la frase del actor británico Michael Caine, que menciona: “El secreto del éxito es ser como un pato: tranquilo en la superficie, pedaleando como un loco por debajo”, y sin lugar a dudas tiene un mensaje muy profundo en el cual es importante reflexionar.

El autocontrol es la a fortaleza que existe en nuestro interior, es el control de uno mismo o autorregulación, es la capacidad de controlar nuestros deseos, emociones y conductas con el objeto de obtener alguna recompensa posterior.

A partir de esta definición vemos que el autocontrol se aprende y que aumenta con la madurez. Desde que nacemos comenzaremos a desarrollar esta fortaleza, controlando nuestras emociones, deseos y comportamientos y siendo capaces de postergar nuestros objetivos hasta donde deseemos. Cuanto más la entrenemos, más controlaremos nuestra vida y por lo tanto tendremos mejor salud, alcanzaremos metas maravillosas y, sobre todo seremos más libres.

En psicología se dice que los objetivos a largo plazo llevan al crecimiento personal mientras que los objetivos a corto plazo llevan al placer sensorial. Una persona que autorregula es capaz de mantener sus objetivos a largo plazo constantemente, evalúa su situación, sus objetivos, y modifica su comportamiento de forma que puedan alcanzar las metas propuestas. Por ejemplo, gastar todo lo que se gana cada mes es más satisfactorio a corto plazo, pero las personas con autorregulación sabrán ahorrar cada mes en pro de su jubilación.

Cuando por alguna razón el autocontrol nos falla o nos volvemos esclavos de este “cortoplazismo”, nos dejaremos llevar por nuestros deseos, emociones negativas o hábitos perniciosos y seremos muy propensos a problemas como el alcoholismo, adicciones, relaciones dependientes, juego, compras compulsivas, violencia doméstica, sexo compulsivo etc.

¿Y cómo funciona el autocontrol?

El autocontrol puede ser visto en términos de un sistema de frio-caliente. Mientras que el sistema emocional calienta nuestro cerebro con señales inmediatas de gratificación como “rápido”, o “ya”, el sistema de raciocinio lo enfría con señales reflexivas como “lento” “luego” o “conoce”. Todo aquel que utiliza esta serie de habilidades para planificar o distraerse en los momentos clave, activa este sistema de enfriamiento y exhiben su autocontrol. Estas personas podrán ser capaces de no jugar a la consola porque necesitan estudiar para mañana o seguir entrenando fuerte porque tienen un partido importante dentro de un mes. Es muy importante saber el sistema de calentamiento se desarrolla pronto en la vida y se acentúa bajo estrés, mientras que el sistema de enfriamiento se desarrolla tarde en vida y se atenúa bajo el estrés. Por eso debemos saber que cuanta más ansiedad tengamos, más difícil nos será dejar de chatear, estar en el twitter o comer chocolate.

¿Cuáles son sus beneficios?

Algunos de los beneficios asociados con la autorregulación incluyen un buen ajuste, menos patologías y mejores grados de éxito interpersonal. Los niños que tienen buenas habilidades de autorregulación se llevan mejor con otros niños mientras que los que tienen bajos niveles de autorregulación demuestran más impulsividad y agresividad, siendo estos predictores futuros del abuso de sustancias, relaciones personales conflictivas y marginalidad social durante la adolescencia.

Además, un buen autocontrol aumenta la proactividad, la autoestima, la consecución de metas y en definitiva la felicidad al ser más libres y capaces de controlar nuestra vida.

¿Y cómo puedo mejorarlo?

Es cierto que el autocontrol es un recurso limitado, un proceso fisiológico que muchos psicólogos comparan a un músculo y como tal existen diferencias significativas entre cada uno de nosotros. Pero también es verdad que podemos aumentar y desarrollar este “músculo” mediante ejercicio, para ello necesitaremos los mismos mimbres de un entrenamiento muscular efectivo:

*Principios claros

*Una creación constante de hábitos

*Saber lo que queremos 

*La práctica de reforzarse, y

Motivarse constantemente en busca de conseguir los cambios deseados. 

Hay mucha gente que nunca había corrido en su vida y acaba haciendo una maratón, o que apenas sabían nada y que acaban nadando dos kilómetros al día. El autocontrol es lo mismo: si lo entrenamos y nos motivamos podremos llegar muy lejos. La decisión de terminarse y tener autocontrol es ahora,  y así   lograr lo mejor de nosotros mismos, el éxito. 

Referencias

 https://jaimeburque.com/blog/la-guia/fortalezas/templanza/la-templanza-y-sus-fortalezas/ 

Contacto    

dra.elizabeth.cruzg@gmail.com 

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9        

https://www.facebook.com/RIEHMTY/ 

www.ruizhealytimes.com

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER