Se encuentra usted aquí

A la maestra con cariño. Hasta pronto

Jueves, 13 de Junio 2019 - 12:20

Autor

mauricio_tejeda-foto.jpg
Manuel Tejeda

Compartir

a-la-maestra-con-carino.-hasta-pronto_1.png

Estaba por terminar el domingo 09 de junio del 2019. Cuando una luz se apagó. Una luz con mucha algarabía y fuerzas de viva hasta el último momento.

Es un momento muy triste y emotivo para mi. Y con esto quiero rendir un homenaje sencillo, pero de todo corazón a mi maestra la gran señora Mercedes Pascual. No solo por enseñarme actuación, sino también y sobretodo por darme lecciones de vida.  

Porque más allá de ser sus alumnos que compartimos parte de su viva, en lo personal formó parte de la mía.

Y aunque no la veía frecuentemente siempre la eh llevado en mi corazón y mi mente.

Mercedes Pascual nació en España el 25 de diciembre de 1930 y a los nueve años se trasladó a México, en donde comenzó a estudiar ballet y actuación. En 1952 debutó en la obra La soga, un año después se nacionalizó mexicana y continuó su carrera en películas como El retrato de Anabella, Ángel de fuego y telenovelas como Maximiliano y Carlota, Cuna de lobos, Teresa y El candidato, entre otras. Fue una de las fundadoras de la Compañía Nacional de Teatro; en 2018 fue nominada como Actriz de Cuadro al premio Ariel por su trabajo en la película Tamara y la Catarina (2016).

Hace tres años, en el vestíbulo del Teatro de las Artes, el Centro Nacional de las Artes (Cenart) montó una exposición en su honor.

Y durante muchos años compartió la via académica con la también actriz e igualmente querida, la señora Adriana Roel. En el estudio de actores Dimitrios Sarrás donde cultivaron a muchos aspirantes a actores.
 

QUIERO SER COMO TÚ
 

Gracias, maestro por ser un ejemplo para mí.
 

Cuando pienso en todo lo que me has enseñado
y me veo en tu reflejo,
quiero ser como tú:
inteligente, interesante y comprometidoç
positivo, confiable y modesto,
yo quiero ser como tú.

 

Informado y fácil de entender
pensando con la mente, pero también con tu corazón,
motivándonos para sacar lo mejor de nosotros
con sensibilidad y devoción:
quiero ser como tú.
 

Dándonos tu tiempo, energía y talento
para asegurar que el más brillante de los futuros
nos es ofrecido a cada uno de nosotros.
 

Gracias maestro,
por darme un objetivo en la vida por el que luchar:
¡Yo quiero ser como tú!
 

Autor del poema: Anónimo
No quiero decirte adiós. Sino un hasta pronto.
Y como escribí al inicio de esta colaboración, siempre te llevaré en el corazón, mente y ser.

Te mando mil abrazos, los cuales me faltó darte.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER