Se encuentra usted aquí

vivir mejor

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

“Madre querida… ¡Soy infértil!” Parte II

Pasamos por exámenes… —molestos, por cierto— pero el deseo de tener al bebé era más fuerte que las incomodidades. Análisis médicos para él, para mí… finalmente, se encontró la causa. Después, continuar con los tratamientos —otra pequeña pesadilla— aunque TODO lo valía. Tenía el deseo, la esperanza de que este peregrinar llegara a feliz término…, con un bebé durmiendo en mi regazo.

Pasaron días, semanas, meses. Empezamos por el tratamiento más sencillo… Hasta llegar al más complejo. Pusimos todo nuestro esfuerzo. Seguíamos las instrucciones de los médicos ¡Hacíamos la tarea MÁS que al pie de la letra! Los comentarios alentadores de los especialistas nos estimulaban para seguir adelante, intento tras intento. Finalmente…, se terminó nuestra esperanza.

En retrospectiva, creo que nos faltó información o tal vez la tuvimos en exceso. Quizá fue la indecisión ¿Qué faltó? Aún no lo sé. Los procesos de fertilización no estaban tan evolucionados como hoy. Hace quince años no existían el número de clínicas, ni los avances, menos aún las facilidades económicas. Era complicado y costoso.

Las pérdidas son difíciles de aceptar, la esperanza es lo último en morir —la persona se aferra a ella lo más que puede—. A veces no se asume la pérdida y, en secreto, se termina preso de ella.

Cuando las posibilidades se acabaron, la ira surgió. El desánimo penetró en nuestros corazones mientras la meta se disolvía. Entre más se alejaba la ilusión, la depresión se iba apoderando de nosotros. Mi esposo se refugiaba en las interminables opciones… Aunque sé que él también sufría… Y mientras ello sucedía, nuestras reservas económicas DISMINUÍAN.

Cuando se pierde la ilusión es común buscar explicaciones. Después llega el enojo y la mirada se agudiza buscando sobre quién descargar la ira. Se entra en una especie de “CÍRCULO DEL FRACASO”: tratamiento-espera-desilusión. Cada tratamiento fallido se convierte en un duelo, es como casi tener al bebé y volverlo a perder. Las emociones son exaltadas por la repetición constante del querer y no poder. La pareja oscila entre la depresión, la ira… la desesperanza.

La constante pérdida, el mal humor, el insomnio, las preocupaciones económicas empezaron a cobrar factura. Me enojaba con frecuencia y mi esposo era el depositario de tanta frustración.

En estas situaciones, generalmente, la atención se centra en la mujer. Sin embargo, la angustia, la tristeza y la depresión se presentan igual para ambos. El hombre tiene sobre su espalda doble carga: apoyar a la mujer para salir adelante, mientras él queda relegado a sufrir por los rincones su propia decepción y desánimo.

 “¡Oh! no, –por fin comprendí- recogeré los juguetes guardados, los vestiditos comprados, juntaré los ensueños envueltos en suspiros y los lanzaré de nuevo al universo… Despertaré y volver a empezar…”

Soy un ser con suerte: Mi pareja, mis papás, mis hermanos, mis amigos. Estoy rodeada de cariño y respeto. Y TENGO algo MARAVILLOSO… MIS SOBRINAS, las amo y ellas a mí… ¡Cuál es la diferencia cuando se AMA EN VERDAD!

A lo largo de la vida se nos presentan infinidad de oportunidades para crecer y resurgir de los momentos de crisis. Escoger: ¡Llorar por lo que NO TENEMOS o DISFRUTAR LO QUE LA VIDA NOS DA!

Foto: mujer.starmedia.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 20 de Mayo 2015 - 14:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Próximos modelos 2016

Antes de la década de los 90’s en el mercado automotriz mexicano existía un domino de las armadoras estadunidenses. En aquella época los automóviles Alfa Romeo, Honda, Toyota, etc., aún no se comercializaban en México debido a la falta de apertura comercial.

En 1995 llegó a México la división de autos de Mercedes-Benz. Años más tarde ingresaron BMW, Honda, Toyota, Porsche, Fiat, entre otras. Actualmente se comercializan 35 marcas de vehículos (alemanas, coreanas, estadounidenses, francesas, italianas, japonesas y suecas)  pero ninguna de ellas es mexicana.

En algunos sitios web de diferentes armadoras se anuncian concept cars. Algunos son prototipos para iniciar su producción como modelos 2016 o 2017.  En esta ocasión, elegí presentar algunos de los modelos que pronto llegarán a México.

Chevrolet Malibu y Camaro 2016

La fuerte competencia asiática en el segmento de autos medianos familiares de lujo ha provocado que Chevrolet modifique constantemente al Malibu; de 2010 a 2016 ya acumula tres cambios de modelo.

El Malibu 2016 (Foto 1) luce más atractivo con un rediseño total en el exterior e interior. Dentro de las novedades destacan que es el primer vehículo de su categoría que cuenta con conectividad WI-FI y 4G LTE, además de que incorpora un nuevo sistema de seguridad (Line Keep Asist) que advierte al conductor cuando invade otro carril ce la calle y suavemente le ayuda a retomar la trayectoria.

malibu.png

Uno de los vehículos más esperados es la sexta generación del Chevrolet Camaro. Se presentó el 16 de Mayo en la Sede de Chevrolet en Belle Isle, Detroit. Al momento de escribir este artículo GM aún no presentaba el modelo de producción del Camaro 2016.

 

Mitsubishi Outlander 2016

En el pasado Auto Show de NY 2015 se presentó el cambio de medio modelo de la actual generación del Mitsubishi Outlander. (Foto 2).  El modelo 2016 estrena nuevo frente y unidades traseras, actualizaciones en equipamiento y mejoras en su desempeño mecánico, e incorpora nuevos materiales y componentes que favorecen una conducción más silenciosa.

outlander.png

 

Nissan Maxima 2016

Pronto llegará la octava generación de este vehículo que se encuentra por encima del Altima, en una línea de alta ejecutiva, lujo y deportividad. Muestra el nuevo frente adoptado por la marca y líneas más atractivas que de la anterior generación. 

Maxima 2016 marcará el inicio de la masificación de la tecnología intuitiva en los vehículos de costo más accesible. Por primera vez, el Maxima cuenta con el sistema de seguridad (Driver Attention Alert) que le permite al vehículo intuir sobre el nivel de agotamiento del conductor durante la conducción, que mediante la emisión de señales le comunicará si es necesario que tome un descanso. 

maxima.png

Estos son algunos de los autos que pronto cambiarán de línea, otros vehículos que también lo harán son Honda Civic y Mitsubishi Lancer. En la actualidad hay tanta variedad de modelos, que la mejor recomendación para adquirir un vehículo es buscar uno que satisfaga necesidades acorde a la capacidad financiera.

Si prevé adquirir alguno de estos vehículos, es mejor esperar el cambió de línea.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 20 de Mayo 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Se puede ser feliz?

Ayer vi por primera vez el canal de televisión WOBI (World of Business Ideas), en el 424 de Izzi. Nunca  antes lo había visto aunque sí acostumbro leer la revista bimestral que publica la misma WOBI.

En www.wobi.com, puede leerse que “llegando a más de 16 millones de hogares, WOBI TV presenta los negocios como nunca los has visto. Documentales, reportes especiales, reality shows, y entrevistas con los líderes, emprendedores, y expertos protagonistas del escenario de negocios; las compañías que están cruzando los límites y liderando la innovación; los tópicos más calientes de la agenda de negocios de hoy” y “publicada bimestralmente durante los últimos 17 años, WOBI Magazine presenta casos de estudio prácticos; ideas de vanguardia de los expertos líderes en el mundo, historias de “hacedores” de todos los rincones del planeta”.

Mi primer contacto con WOBI TV fue afortunado porque tuve la oportunidad de presenciar una conferencia dictada por Tal Ben-Shahar, el afamado psicólogo israelí-estadounidense y ex profesor de la Universidad de Harvard especializado en las áreas de la psicología positiva y liderazgo y autor de verdaderos best-sellers como son Happier: Learn the Secrets to Daily Joy and Lasting Fulfillment, Choose the Life You Want: The Mindful Way to Happiness, Being Happy: You Don't Have to Be Perfect to Lead a Richer, Happier Life, Even Happier: A Gratitude Journal for Daily Joy and Lasting Fulfillment, y The Pursuit of Perfect: How to Stop Chasing Perfection and Start Living a Richer, Happier Life. De estos, pueden adquirirse traducciones al español del segundo, Elige la vida que quieres: 101 claves para no amargarse la vida y ser feliz, del cuarto, Practicar la felicidad: Un diario gratificante para tu realización en 52 semanas, y del sexto, La búsqueda de la felicidad: Por qué no serás feliz hasta que dejes de perseguir la perfección.

No he leído ninguno de estos libros pero la conferencia que vi me motivó a hacerlo y ayer mismo descargué la versión Kindle de Happier: Learn the Secrets to Daily Joy and Lasting Fulfillment. Lo leeré y comentaré aquí mismo cuando lo termine.

En el sitio amazon.com puede leerse lo siguiente sobre este libro publicado en 2007:

“¿Puedes aprender a ser feliz? SÍ,… de acuerdo al maestro del curso más popular y transformador de vidas de la Universidad de Harvard. Uno de cada cinco estudiantes de Harvard ha hecho cola para escuchar las perspicaces e inspiradoras conferencias sobre ese estado siempre elusivo: LA FELICIDAD. ¿CÓMO? Basado en el revolucionario movimiento de la ‘psicología positiva’, Ben-Shahar combina de manera ingeniosa estudios científicos, investigación académica, consejos de auto-ayuda e iluminación espiritual”.

¿Qué es lo que me atrajo del breve mensaje de Ben-Shahar que vi en WOBI TV?

Una frase: “él éxito no lleva a la felicidad, pero la felicidad sí lleva al éxito”.

En un mundo en donde conozco a tantas personas exitosas pero infelices, esa frase me llamó mucho la atención.

Pronto les comentaré sobre el libro que ayer empecé a leer.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 20 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Sortilegios y cobranzas

Cabezas de ganado, vengan a mí.
Dientes de cocodrilo, protéjanme de todo mal.
Colmillos de elefante, ya no se hagan del rogar.
Plumas de guajolote, pieles de marta y de foca, pacas de café,
cajas repletas de habanos o de cacao, pepitas de oro y de plata…
 ¡Santo Dios!

Al asomarse a la web se descubren miles de recetas y hechizos para atraer el dinero; se despiertan las ilusiones de cobrar viejas deudas, multiplicar las ganancias… hay incluso una cosa importada de China que se llama Feng Shui: sugerencias de cómo se deben poner los muebles en la casa para evitar la bancarrota.

Invitaciones a que cada quien escriba sus propios rezos, de tal manera que si no brilla el oro, por lo menos salga el cobre y se enseñe con bastante galanura en Internet. Pero lo cierto es que la magia para atraer dinero funciona no tanto por la fe de la gente, sino por el convencimiento de que ganarlo es casi un despropósito, algo fuera de los alcances de la gente normal, algo que se sale de control si no se es miembro de alguna mafia o cosa por el estilo.

La verdadera función del pensamiento mágico relacionado con la economía es mantener vivo el engaño de que es posible generar riqueza sin emprender acciones para ello y de un solo golpe.

Hay algo más que llama la atención si se es un lector que observa: todos los hechizos para tener abundancia ponen énfasis en el momento adecuado para hacer el ritual y advierten que se pueden obtener resultados diametralmente opuestos a lo deseado, si las cosas se llevan a cabo un sábado o un lunes. Y ni qué decir si nos da lo mismo las siete de la mañana que las once de la noche.

Esto es lo único práctico que sugieren, pero el señor Lorenzo Servitje, fundador del emporio Bimbo lo dijo con mucha más sencillez: En tiempos de crisis, sólo hay de dos sopas; levantarse en armas o levantarse más temprano.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 14 de Mayo 2015 - 14:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

“Madre querida… ¡Soy infértil!”

Recorrí la avenida diez, veinte, tal vez treinta veces, no lo sé. El enojo y la frustración me invadían. Las lágrimas caían y ni siquiera podía ver con claridad más allá del parabrisas. No sabía a dónde ir y a mis amigas no las pude localizar. ¿Llegar a casa? IMPOSIBLE… ¿Qué le diría a mi esposo?

Al salir del consultorio sólo escuchaba la voz tajante de la ginecóloga: “Usted no puede tener hijos –­dijo al ver los resultados de laboratorio, sin preguntar más- . La siguiente semana sería el cumpleaños de mi marido y no quería amargarle esos días. Hoy no hablaría con él, de cualquier forma, después se lo diría. Sí, por supuesto, solo esperaría estos días.   

Perdí la noción del tiempo. Había salido de casa rumbo a la consulta a las tres de la tarde y ya pasaban de las diez. Me cansé de dar vueltas, de pensar, de llorar. Era hora de regresar…

En México, el festejo del “Día de las madres” es una celebración importante. En nuestro País, ELLA, es un gran símbolo de amor incondicional, estabilidad y comprensión. Desde pequeñas se nos enseña y desarrolla el amor maternal.

Los días siguientes fueron una verdadera tortura, cuando él llegaba del trabajo yo procuraba estar dormida –o fingía dormir-. Me resultaba difícil mirarlo a la cara sin soltarme a llorar. “NO era el momento”, me recordaba constantemente para soportar la angustia que me invadía el callar.

En esos días de espera mi mente fluía como un torbellino. Las ideas iban y venían, ¿cuál sería su reacción? Él tenía todo el derecho a tener un bebé y, de entrada, yo estaba imposibilitada para ello. Lo mejor es pedirle el divorcio, así podrá buscar otra pareja.

No me atreví a recurrir a mis padres. Sobre todo mi mamá, esperaba ansiosa la noticia de mi embarazo y ¿mi papá?, él sería feliz, feliz, con una noticia así… Lo pensé: Ellos también tendrán que esperar.

Contar con una red de apoyo es importante. La pareja, familiares cercanos y amigos, suelen estar ahí para nosotros cuando enfrentamos circunstancias difíciles. Tener alguien con quien platicar ayuda a aclarar las ideas en momentos amargos.

Pasaron los días, sintiendo el miedo a perderlo y guardando en el fondo de mi corazón la esperanza de que él siguiera a mi lado ¡Por fin llegó su cumpleaños! Al día siguiente me dije: “Ya no puedo esperar más. Llegó la hora, si, hoy es HOY”.

Al verlo trasponer la puerta inmediatamente lo saludé y le pedí que se sentara. Después de preguntarle por su día, le platiqué de mi visita a la ginecóloga y los resultados de la entrevista –sentí que mi corazón explotaría en mi pecho-. Él me miró por un instante, mientras yo esperaba…

Los segundos transcurrían, aproveché su silencio para exponerle mis temores. Ya lo veía siéndome infiel, “mejor nos divorciamos”-le dije-… Me dejó hablar lo suficiente para soltar toda la basura acumulada, producto de mis miedos durante esos días.

Cuando terminé de hablar él me abrazó, -aseguró que tener un hijo por tenerlo no estaba en sus planes. “Claro, quiero tener un bebé, CON-TI-GO, sin ti no tiene sentido… Te quiero a ti, a tu forma de ser, juntos educaríamos a un pequeño haciéndolo un ser feliz” –y continuo- “Además, hoy en día existen MUCHAS opciones para embarazarnos”.

Cuando las personas están en estado de shock todo se obscurece. Las opciones parecen desaparecer y el futuro se torna negro. Sobre todo si está en riesgo algo esencial para su vida. Existen muchas técnicas y procedimientos para apoyar a las parejas con problemas de fertilidad. Algunas posibilidades son el coito programado, inseminación artificial, fertilización in vitro, donación de óvulos y espermas, etc.

¡Tener un bebé! –suspiré, mientras él seguía hablando de opciones interminables-. Fui tranquilizándome poco a poco. Me di cuenta de mi ofuscación, empecé a  sentirme feliz.

¡Él quería permanecer conmigo!, y sus palabras me mostraban una infinidad de posibilidades… ¿Sería posible el embarazo?

Foto: www.actitudfem.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 13 de Mayo 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Por favor regáleme una sonrisa!

Lamentable es que uno vaya por la vida encontrando meseros, taxistas, vendedoras, cajeros, mensajeros, contratistas o enfermeras que desempeñan su labor sin una pizca de agrado por lo que hacen, como una especie de robots que repiten una y otra vez el mismo procedimiento de forma automatizada con cada cliente sin empatizar con él, sin intercambiar al menos un saludo agradable o una expresión de “gracias” al recibir el pago a cambio de sus servicios. Por ello resulta relevante poner la atención en aquellos que se esfuerzan cada día por dar lo mejor de sí, que trabajan con la convicción de que hacen lo que les gusta, que sienten la satisfacción del deber cumplido en cada jornada por pesada que ésta resulte y piensan que harían lo mismo toda la vida incluso gratis, porque el nivel de satisfacción está más allá de los números en un recibo de nómina o de honorarios.

Cierto es que en el caso de empleados de grandes cadenas comerciales los sueldos son muy bajos y las jornadas exhaustivas, casi podemos decir que son explotados; sin embargo, eso no los justifica para realizar su trabajo a disgusto y con enfado, con falta de cortesía hacia el cliente pues finalmente, y aunque es algo discutible, en el momento que firman un contrato, adquieren obligaciones igual que derechos al emplearse para una empresa “X” del giro que se trate y más obligados están si su función principal es la de brindar un servicio, el cual debe ser con y de calidad.

Y ya que de calidad hablamos, es tan común escuchar el término por todas partes que pareciera que ha perdido su sentido. Para los japoneses el significado es sencillo: hacer las cosas bien a la primera o al menos, así lo explica Carlos Kasuga, Presidente del Consejo de Administración de Yakult México, en sus múltiples conferencias que imparte por todo el país, en las cuales dicho sea de paso, agrega los valores como parte de la calidad, mismos que en cada persona tienen una jerarquía distinta y que en algunos, ya ni siquiera son considerados como el eje de nuestro actuar diario pues pareciera que hoy día los valores ya no se usan o han pasado de moda, que los olvidamos en el baúl de los recuerdos y junto a los valores, la ética profesional.

Para no meternos en el espinoso asunto de la calidad, sólo me referiré a ella como parte de lo que deberían tener todos aquéllos que prestan un servicio cualquiera que este sea, desde un oficio hasta una profesión o especialidad. Creo que la calidad es algo que va de la mano con la vocación de servicio en todos los ámbitos.

En ese sentido, una de las profesiones que me parecen más admirables por estar la vida de por medio es la medicina. Según mi apreciación, existen dos clases de atención médica: la que recibimos como una prestación de seguridad social y la que podemos pagar de forma particular. En el caso de la primera, los médicos que encontramos en una institución gubernamental trabajan bajo condiciones laborales muy cuestionables y lo importante es atender al mayor número de pacientes con menos recursos cada vez y sí, más de una vez han sido objeto de queja. En el caso de la segunda, la atención médica particular que podemos pagar según el nivel de los recursos económicos de que dispongamos, nos da la opción de elegir a un médico que nos genere confianza, con quien hagamos una especie de “click” desde la primera consulta, ya que es un vínculo especial para nuestra vida pues será quien vigile el estatus de nuestra salud.

En mi historial clínico, he visitado diversos médicos, desde los más costosos en su consulta hasta los más accesibles, pasando por los que encontramos en el IMSS y el ISSSTE. Difícilmente pude conectar de forma especial con alguno. Sin embargo, puedo destacar a tres o cuatro que me han parecido espléndidos, pero uno en particular merece mi reconocimiento por tener como prioridad su vocación al servicio de la sociedad y ejercerla con profesionalismo y honestidad. Yo digo en broma que es un rock star porque no hay día que su consultorio no esté abarrotado. A su consultorio acuden desde los más pequeños hasta los más ancianos y él con gran calidez y calidad humana atiende a cada uno de ellos con minuciosidad, con atención plena a cada caso particular, con una gran sonrisa al recibirlos y con otra sonrisa de satisfacción por el deber cumplido al término de la consulta, su nombre: Doctor Tomás Ruiz Campos, Médico Cirujano.

La forma en que lo encontré mi camino es un largo relato, sólo diré que fue quien me atendió en el parto de mi bebé y quien ha seguido mes a mes su desarrollo. Pero no es sólo la atención que de él recibimos lo que hoy me impulsa a agradecer su existencia, sino lo que observo en la sala de espera, los comentarios, las recomendaciones de sus colegas y sobre todo, su trato con los otros pacientes.

Como representación de lo anterior, elegí “El rebozo de Soledad”, filme mexicano de 1952, que nos muestra a través del personaje principal, Doctor Alberto Robles, el momento en que debe tomar la difícil decisión entre ingresar a una élite de médicos lo cual le significa fama y dinero o seguir trabajando en el consultorio de un lejano poblado para atender a sus necesitados habitantes, oprimidos por el cacique local. Al final de la cinta y después de que vemos las vicisitudes por las que debe pasar, el Doctor Robles da una lección sobre ética y moral al grupo de médicos eruditos que pretenden contratarlo, el cual me parece más que conmovedor.

Será que la vocación es algo que se transpira y que los demás perciben, algo que transmite confianza y que genera un vínculo especial entre médico-paciente. Será que el profesionalismo y la entrega que ponemos en cada cosa que hacemos, en automático atrae más y más seguidores.

Ojalá todos tuviéramos no un médico, sino un abogado, una costurera, un mecánico, una mesera, o un taxista que nos haga sentir satisfechos y felices de ser atendidos por ellos. Reconocer la labor de los profesionistas u oficiantes que nos prestan un servicio es un estímulo para ellos y para futuras generaciones, para que el entusiasmo los impulse a realizar su labor con humanismo, con pasión y entrega a favor de la sociedad a la que sirven y como un camino hacia el éxito.

___________________________________________________

Fuentes:

http://cinemexicano.mty.itesm.mx/peliculas/rebozo.html

Secciones:

Fecha: 
Martes, 12 de Mayo 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hay millones, ¡y millones!

“El trabajo es una serie de ensoñaciones indefinidas.
En el trabajo, lo mismo que en el ocio,
se desarrolla la epopeya de los sueños.”

Gastón Bachelard

Esta cita es, claramente, el primer buen concepto escrito que conozco acerca del trabajo. Es la definición que más me gusta. El trabajo no solamente da emolumentos para sobrevivir; da otras satisfacciones de orden espiritual pero de acuerdo con todas estas percepciones, es una herramienta para vivir en libertad. De ahí que preocupe tanto cómo se mide y se establece el precio en dinero de nuestro tiempo y energías.

El dinero está dividido. La forma es la denominación en billetes y monedas. El centavo es el pedazo más pequeño:

captura_de_pantalla_2015-05-07_16.19.55.png

Y siguiendo con la escala hacia arriba, encontramos que:

captura_de_pantalla_2015-05-07_16.21.05.png

Me he preocupado por poner estas tablas, porque en la práctica se están haciendo transacciones con cantidades escritas de esta manera. Las páginas PTC así van anotando las ganancias de los usuarios-trabajadores; en los cobros de las llamadas de telefonía móvil se especifican las cantidades a pagar en este mismo formato y créanme, no es fácil de entender a la primera, sobre todo si no fue uno aplicado en las clases de aritmética de la escuela primaria.

Además, está otro detalle del que ya no nos acordamos: el peso de ahora es un “nuevo peso”, al que se le quitaron tres ceros, pero éstos siguen tomados en cuenta en ambos lados del punto decimal y a la derecha e izquierda de los números.

En octubre de 2009 encontré una noticia en la sección Reportero Ciudadano del periódico El Universal. Un remitente anónimo preguntaba si alguien sabía si las monedas de diez centavos habían dejado de circular, porque en muchos establecimientos los cajeros no las aceptaban. A veces le eran devueltas con muy malos modales, argumentando que no tenían valor.

Se dice que lo difícil es hacer el primer millón, pero no nos damos cuenta de que diez mil pesos es el primer millón de centavos. Se dice también que una vez conseguido el primer millón, el segundo es más fácil.

¿A quién le conviene que despreciemos los centavos? El primer paso para ser millonario en pesos, ¡es ser millonario en centavos!

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 07 de Mayo 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En Entrevista: Josephine Ruiz-Healy, Doctora

Jo Ruiz-Healy nos explica qué es la osteoporosis y cómo prevenirla, diagnosticarla y tratarla.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Viernes, 24 de Abril 2015 - 20:00
Media: 

En Entrevista: Josephine Ruiz- Healy, Doctora

Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La osteoporosis, no se trata sólo de tus huesitos

No solemos pensar mucho en nuestros nobles huesos, hasta que uno se nos rompe.

Pensamos que son estructuras que son estáticas, pero la realidad es todo lo contrario. Están en constante estado de renovación y cambio.

Tenemos dos tipos de células en nuestros huesos que se encargan de esto: los osteoblastos, que se dedican a renovar y crear nuevo tejido óseo, y los osteoclastos, cuya función es reabsorber hueso. Todo está muy bien si los dos están en equilibrio, pero la osteoporosis se presenta cuando la producción de hueso a cargo de los osteoblastos no está al par de la destrucción de hueso por los osteoclastos. A partir de los 40 años de edad este equilibrio se empieza a perder y es cuando comienzas a tener riesgo de que tus huesos se vuelvan endilgados y débiles; las consecuencias obvias de esto son fracturas y, a la larga, incapacidad física.

La mayoría de nosotros llegamos a la “plenitud” de nuestra masa ósea al principio de nuestra segunda década de vida y la probabilidad de que nos dé osteoporisis tiene mucho que ver con la cantidad de masa ósea que acumulamos en nuestra  juventud y con el ejercicio y actividad que hicimos de niños. Mientras más sedentarios son los niños, menos hueso tendrán en su cuenta de ahorros de hueso.

En cuanto a los factores de riesgo de sufrir de osteoporosis se refiere, hay algunos que son inescapables.

  • Edad: mientras más años tengamos más riesgo.
  • Sexo: las mujeres somos más propensas de padecerlo que los hombres.
  • Antecedentes familiares: si uno de tus padres o hermanos lo padece tu riesgo aumenta, sobre todo si han tenido fracturas.
  • Tipo de cuerpo: mientras más menudito es el marco de tu osamenta, tienes más riesgo porque tienes menos masa ósea en la cual depositar hueso.

Tampoco podemos escaparnos de ciertos problemas hormonales, sobre todo las mujeres al llegar a la menopausia: la razón por la que las mujeres la padecemos más que los hombres es que perdemos estrógeno, una hormona que protege tanto a los huesos como al sistema cardiovascular.

En los hombres, la disminución de la testosterona tiene el mismo efecto, al igual que ciertos tipos de tratamientos en contra del cáncer de próstata.

También tendrás más propensión a sufrir de osteoporosis si padeces problemas de la tiroides, como hipertiroidismo, o si consumes con frecuencia algunos medicamentos, como antiácidos o cortisona.

Lo que sí puedes controlar:

  • Acostumbra a tus hijos a tener una vida activa y hacer ejercicio.
  • Consume alimentos ricos en calcio tomando en cuenta que los lácteos (una taza de leche contiene 300 mg.) no son la única fuente de esta substancia. Algunos alimentos que debemos incluir en nuestra dieta son: pistaches, nueces, avellanas, garbanzos, lentejas, soya y verduras como el brócoli, las espinacas y las acelgas. Por ejemplo, una lata de sardinas de alrededor de 100 gramos contiene 350 mg. de a calcio, media taza de tofu de soya contiene 430 mg.,  30 gr. de almendras contienen 75 mg. Los adultos mayores a 50 primaveras necesitamos alrededor de 1,200 mg de calcio al día.
  • Toma en cuenta que si no tienes suficiente vitamina D tu cuerpo no puede fijar el calcio a tus huesos. Toma 10 minutos de sol al día y consume alimentos fortificados con vitamina D.
  • Reduce tu consumo de alcohol. Varios autores aseguran que tomar más de dos bebidas alcohólicas diarias aumentan nuestro riesgo de sufrir de osteoporosis.
  • Dejar el salero en la alacena. Por cada 2 gr. de sal que consumimos perdemos cerca de 40 mg. de calcio. Los alimentos procesados y las carnes frías tiene un muy alto contenido de sal.
  • Bájale al café. Según la Clínica Mayo, una taza de café contiene entre 95 y 200 mg. de cafeína. La buena noticia es que si consumimos unos 300 mg. de cafeína no pasa nada mientras también consumamos una cantidad adecuada de calcio. El problema es que si eres un bebedor empedernido de café como yo, puedes tener problemas de pérdida de calcio.
  • Deja los refrescos. México tiene la honra de ser el país que toma más refresco, con un consumo mayor a los 160 litros anuales POR persona. Además del obvio consumo de azúcar, cualquier bebida carbonatada contiene ácido fosfórico que te quita calcio.
  • Deja de fumar. Una razón más.

Si sufrir fracturas y en muchos casos perder movilidad no es suficiente, esta semana la revista Science Daily publicó un artículo en el cual se hace una correlación entre osteoporosis y sordera súbita, también llamada pérdida repentina de la audición neurosensorial la cual suele aparecer sólo en un oído. Según investigadores en Taiwán, este padecimiento fue encontrado con más frecuencia en pacientes diagnosticados con osteoporosis.

En otras publicaciones se ha mencionado un marcado aumento de riesgo de enfermedad cardiovascular cuando padecemos osteoporosis. Cabe mencionar que un infarto en una mujer es mucho más silencioso pero las mujeres tenemos mucha más probabilidad de morir de un infarto que un hombre.

Qué podemos hacer

Conoce tus riesgos y discútelos con tu médico para ver si necesitas una prueba de densidad ósea, la cual nos dice cual es la calidad de nuestros huesos e incluso cual es nuestro riesgo a una fractura. Es un examen sencillo y no duele, generalmente  se recomiendan a partir de los 50 años. 

Es importante saber que muchas veces la osteoporosis es una enfermedad silenciosa y en ocasiones el primer signo es una fractura.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Viernes, 24 de Abril 2015 - 14:00
Redes sociales: 
1