Se encuentra usted aquí

visita

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Francisco, muy diferente de los políticos

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- El papa Francisco estuvo ayer en la tarde en esta ciudad, la capital chiapaneca, y antes en San Cristobal de la Casas, que lo fue en tres ocasiones distintas durante el siglo antepasado.

En el estadio Victor Manuel Reyna, la casa del equipo de futbol Jaguares, Francisco encabezó un Encuentro con Familias en el que participaron decenas de miles de hombres, mujeres y niños que bajo un Sol ardiente esperaron durante unas cuatro horas y media su llegada. Y tuvieron que esperarlo, virtualmente encerradas en el recinto, porque los responsables de la seguridad del obispo de Roma aparentemente olvidaron que los seres humanos de vez en cuando deben ir al baño, y más después de tomar litros de agua para saciar la sed que causa el estar durante horas bajo un despejado cielo chiapaneco.

Si bien los jefes de la Guardia Suiza vaticana y el Estado Mayor Presidencial mexicano exageraron, a mi juicio, las medidas de seguridad alrededor del sumo pontífice, las autoridades chiapanecas manejaron perfectamente bien la distribución de agua entre los asistentes, la entrega de gorras a quienes no llevaron con que proteger sus cabezas, la pronta atención médica a quienes la requirieron y el eficiente manejo de las puertas de acceso y salida.

Francisco llegó y, como siempre ocurre en los lugares en donde se presenta, fue aclamado como si se tratara de una estrella de rock. Saludó al público y luego le presentaron a varias familias. Una de ellas, con un hijo discapacitado; otra, conformada por una pareja que se casó hace 50 años; otra más, integrada por un hombre que se casó con una mujer divorciada; y, finalmente, la que encabeza una madre soltera. Cada familia narró su situación y explicó lo que han recibido de Dios y la iglesia católica. A todos les contestó el papa y para cada uno tuvo palabras afectuosas.

Finalmente, Francisco leyó un discurso en donde habló sobre el matrimonio y la familia, repitiendo lo que ha dicho en otras ocasiones pero interrumpiéndose en varias ocasiones para comentar sobre lo que antes dijo.

El papa de Roma demostró ayer nuevamente por qué es tan querido y admirado por tantos en tantos lugares del mundo. Es un ser humano extraordinariamente sencillo y espontáneo. Dice lo que piensa y sabe como decirlo. ¡Qué diferente es de los políticos que cuidan tanto lo que dicen que ya nadie les cree nada!

Secciones:

Fecha: 
Martes, 16 de Febrero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un huracán llamado Francisco

Durante su visita de seis días a Estados Unidos que ayer concluyó el papa Francisco se refirió a diversos temas que la sociedad y la clase política estadounidenses discuten amplia y muchas veces violentamente.

Hay algunos que creyeron que el jesuita argentino no abordaría algunos temas o que los mencionaría de manera discreta y diplomática al pronunciar sus discursos en Washington, Nueva York y Filadelfia. Quienes esto pensaron no han entendido o querido entender que este papa no es parecido a la mayoría de sus antecesores, por lo menos a los del último medio siglo. No es un diplomático como Pío XII y Pablo VI o un político como Juan Pablo II o un intelectual como Benito XVI. Personalmente creo que más se parece al reformador Juan XXIII y al hombre sensible y amoroso que en su breve pontificado nos mostró ser Juan Pablo I.

Lo anterior no significa que Francisco no sepa cuándo actuar como un diplomático o un político, o que no sea intelectualmente sólido. Después de todo, es un jesuita y no se llega a papa si no se poseen esas cualidades. Sin embargo, creo que pasará a la historia por el nuevo rumbo que le está daño a la iglesia católica y por la personalidad buena y generosa que ampliamente ha demostrado tener.

En su discurso ante representantes, senadores, el gabinete de Barack Obama, miembros de la Suprema Corte, el cuerpo diplomático y la crema y nata de la clase política y militar de Estados Unidos, Francisco:

Defendió a los inmigrantes: “Nosotros, pertenecientes a este continente, no nos asustamos de los extranjeros, porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros. Les hablo como hijo de inmigrantes, como muchos de ustedes que son descendientes de inmigrantes… en este continente, las miles de personas que se ven obligadas a viajar hacia el norte en búsqueda de una vida mejor para sí y para sus seres queridos, en un anhelo de vida con mayores oportunidades. ¿Acaso no es lo que nosotros queremos para nuestros hijos? No debemos dejarnos intimidar por los números, más bien mirar a las personas, sus rostros, escuchar sus historias mientras luchamos por asegurarles nuestra mejor respuesta a su situación. Una respuesta que siempre será humana, justa y fraterna. Cuidémonos de una tentación contemporánea: descartar todo lo que moleste”;

Se pronunció contra la pena de muerte en un país en donde 1,414 personas han sido ejecutadas desde 1976 y 3,001 esperan ser ajusticiadas: “La regla de oro nos recuerda la responsabilidad que tenemos de custodiar y defender la vida humana en todas las etapas de su desarrollo. Esta certeza es la que me ha llevado, desde el principio de mi ministerio, a trabajar en diferentes niveles para solicitar la abolición mundial de la pena de muerte”;

Condenó que la política no sirva al individuo pero si a los intereses económicos: “Si es verdad que la política debe servir a la persona humana, se sigue que no puede ser esclava de la economía y de las finanzas. La política responde a la necesidad imperiosa de convivir para construir juntos el bien común posible, el de una comunidad que resigna intereses particulares para poder compartir, con justicia y paz, sus bienes, sus intereses, su vida social. No subestimo la dificultad que esto conlleva, pero los aliento en este esfuerzo”;

Sin mencionar el cambio climático abordó el tema refiriéndose a su reciente encíclica: “En Laudato si’, aliento el esfuerzo valiente y responsable para «reorientar el rumbo» y para evitar las más grandes consecuencias que surgen del degrado ambiental provocado por la actividad humana. Estoy convencido de que podemos marcar la diferencia y no tengo alguna duda de que los Estados Unidos –y este Congreso– están llamados a tener un papel importante. Ahora es el tiempo de acciones valientes y de estrategias para implementar una «cultura del cuidado» y una «aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza»”.

Sus palabras conmovieron a más de uno. No olvidemos que el vicepresidente Joe Biden es católico, como lo son 26 de los 100 senadores, 137 de los 435 representantes que integran el Congreso federal, y seis de los nueve jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos. Varios de ellos lloraron al escuchar a Francisco, entre ellos el presidente saliente de la Cámara de Representantes, el republicano por Ohio John Boehner.

En sus demás discursos el papa argentino se refirió a estos temas y a otros pero sus palabras ante los políticos serán los que probablemente más afectarán en el corto y mediano plazos la realidad política estadounidense.

Francisco es un huracán que llegó al Capitolio y ante la opinión pública destruyó muchas posiciones ideológicas de los legisladores que han empantanado la discusión de diversos asuntos, entre ellos el migratorio. Como lo dijo en Cuba: “El servicio nunca es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas”.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 28 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Francisco en EEUU

El papa Francisco llegó ayer a Estados Unidos después de visitar Cuba y desde el primer minuto en que puso sus pies sobre la pista del aeropuerto cercano a la ciudad de Washington en donde aterrizó su avión se vio que este viaje papal será como ningún otro de los que ha realizado.

Para empezar, al pie de la escalera por la cual descendió del avión no lo esperaba un funcionario importante del gobierno del presidente Barack Obama, como suele ocurrir cuando jefes de estado y/o de gobierno visitan la capital estadounidense. No; esperándolo estaba ni más ni menos que el mismísimo Obama acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha y el vicepresidente Joe Biden, quien es católico. Pocos dignatarios extranjeros han sido así recibidos en los casi siete años de la actual administración, lo cual muestra la gran importancia que el presidente de la principal potencia económica y militar del mundo le confiere al líder espiritual de 1,200 millones de católicos en el mundo, 70 millones de ellos en Estados Unidos.

Después de la recepción, en la cual nadie pronunció discursos, el papa no abordó una imponente limusina o una enorme SUV o el llamado papamóvil para ser llevado a la residencia de quien desde octubre de 2011 ha sido el nuncio apostólico en Washington, DC, el arzobispo Carlo Maria Viganò. No; el vehículo que lo llevó y que muy probablemente él mismo eligió para la ocasión fue un pequeño y modesto Fiat 500L, similar a los que a últimas fechas vemos circular cada vez más en las calles de la Ciudad de México. El uso del diminuto coche no debe sorprender a nadie. Después de todo, Francisco es el primer sumo pontífice que desde 1870 no vive en los lujosos y amplios Apartamentos Papales del Palacio Apostólico en la Ciudad del Vaticano. Por decisión propia reside un departamento de dos habitaciones en la Casa de Santa Martha, la cual sirve de residencia para los prelados que visitan Roma. Recordemos también que como cardenal arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio usaba el transporte público para ir de un lugar a otro.

Un modesto Fiat que tampoco estaba blindado, lo cual indica que Francisco no teme por su vida y que no va a permitir que por cuestiones de seguridad lo aíslen de la gente que quiera ver y escucharlo.

Existe una gran expectativa en Estados Unidos sobre lo que dirá el papa en los discursos que pronunciará a partir de hoy y hasta el domingo entrante en que regresará a Roma. Sus pronunciamientos en torno al capitalismo y al medioambiente han enojado a los estadounidenses más conservadores, entre ellos a varios políticos republicanos. Los católicos conservadores también lo ven con recelo y desconfianza, según las encuestas, debido a sus comentarios sobre el divorcio, los sacerdotes homosexuales, el control de la natalidad y el aborto, entre otros temas.

Francisco en Estados Unidos va a sorprender a muchos. Aquí comentaré lo que diga.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 23 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las visitas del Papa a Cuba y a Estados Unidos

La visita del Papa Francisco a Cuba que iniciará el próximo sábado 19 de septiembre se prevé que será miel sobre hojuelas, mientras que la visita a Estados Unidos tendrá algunas aristas difíciles. Veamos por qué.

Lo primero es que en Cuba, Francisco se sentirá como en casa por la identidad lingüística y la proximidad cultural, y será muy bien recibido tanto por las autoridades como por la población. En Estados Unidos, la cosa será muy diferente, no sólo porque hay una distancia cultural y lingüística, sino porque un Papa latinoamericano no dejará de representar la perspectiva de una región que se percibe a sí misma como sometida a la vocación imperial norteamericana. No es que sea anti yanqui, pero hay razones más que evidentes para desconfiar

El catolicismo norteamericano no está de acuerdo con muchos postulados de Jorge Mario Bergoglio, tanto en los pastoral, como en la doctrinal, y qué decir de lo social. Según la encuesta última de Gallup realizada, la aceptación del Papa bajó del 79% al 59% en julio pasado. Por lo visto, ha calado el discurso a favor de los pobres, en contra del capitalismo y de la explotación irracional del medio ambiente. Pero quizá también ha molestado, entre los católicos, que haya disminuido el peso del discurso antiaborto y haya centrado el interés en aspectos más estructurales de la vida política, económica y social.

Habrá que ver qué pasa durante el viaje apostólico, pero la realidad es que los católicos norteamericanos no se encuentran cómodos con un Papa que ha roto muchas reglas y que cuestiona los fundamentos de la cultura norteamericana, liberal en lo político, capitalista en lo económico y conservadora en lo moral. De sobra está decir que la animosidad regional también estará presente por parte de los católicos norteamericanos.

Una fracción de católicos que seguramente ven con recelo al Papa son precisamente los cubanos exiliados tras la revolución. Y, por supuesto, el establishment republicano católico tampoco comulga con las posiciones sociales y económicas que el Papa ha expuesto en diversas ocasiones. En todo caso, las cifras del último reporte del Pew Forum indican que la denominación que más fieles ha perdido en Estados Unidos es el catolicismo: de 2007 a la fecha, hay 3 millones menos de católicos.

Pese a lo anterior, el Papa Francisco goza de buena reputación entre los no católicos y más progresistas. Incluso la relación con Barack Obama parece ser de simpatía mutua, y los demócratas parecen aceptar más cómodamente el discurso papal.

El 24 de septiembre el Papa estará dirigiendo un discurso ante el Congreso en Washington, con senadores y representantes en sesión conjunta. Se espera que manifestará sus posiciones sobre el capitalismo, la justicia económica, el trabajo, la familia, el medio ambiente y los migrantes. Lo que no se sabe es si manejará el mismo tono que en Bolivia o se verá un poco menos frontal. Seguramente será una pieza de oratoria que cimbrará al Capitolio, en la primera ocasión que un Pontífice romano pise ese emblemático edificio. Quizá los puntos más sensibles serán que el Papa evidencie que Estados Unidos es la única superpotencia que sea ha negado a suscribir los Protocolos de Kyoto para la protección ambiental y que, con relación al problema migratorio, sus políticas trasgreden los derechos humanos.

Por lo que toca a la visita a la sede de la ONU, el 25 de septiembre, se espera un discurso en el mismo tono que en Bolivia, centrado en los temas expuestos en la encíclica Laudato sí y en la cuestión de la crisis migratoria. Es posible, aunque se ha negado, que tenga un encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin, quien asistirá a la sesión del Consejo General de Naciones Unidas.

Por último, un tema que supuestamente atañe sólo a la Iglesia, pero que ha causado revuelo es la canonización de Fray Junípero Serra, evangelizador de la Alta California. Si bien se trata de un mensaje acerca de la importancia de la Iglesia y de la herencia hispánica en la conformación histórica de los Estados Unidos, se prevé que los grupos indígenas muestren su inconformidad, porque consideran que Serra es el símbolo de una brutal colonización y para los migrantes hispanos significa bastante poco.

En suma, se trata de una gira apostólica en donde el Papa tendrá encuentros con altos dignatarios y actos multitudinarios, también lo hará con la gente común, visitará una escuela en Nueva York y una prisión. Y si bien el motivo del viaje era el Encuentro Mundial de las Familias, en la agenda papal quedó un tanto relegado. Eso pasa cuando el Papa se convierte en un referente mundial, pero a diferencia de Juan Pablo II que fue un referente político, Francisco es un referente social.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 14 de Septiembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La próxima gira del Papa a Cuba y a Estados unidos

Como dijimos, el tercer verano de Jorge Mario Bergoglio como pontífice ha sido de más trabajo. No tanto como los dos anteriores, pero ha seguido trabajando desde su búnker de Domus Sancta Marthae, un espacio sui géneris para ser la casa del Papa, pero le pareció mejor opción que vivir encerrado en los aposentos pontificios.

Y en medio del verano romano, el Papa se está preparando para un acontecimiento particular, el viaje apostólico a Cuba y a Estados Unidos, en ese preciso orden, lo que no deja de ser sorprendente, pues la gira norteamericana lleva mucho tiempo en la agenda y la de Cuba fue incluida tras la apertura de las relaciones diplomáticas entre ambos países, aunque es probable que esto se concretara de fijo durante la visita de Raúl Castro al Vaticano el pasado 10 de mayo.

El resto del mes de agosto, el Papa no tiene agendados compromisos públicos ni las misas con los fieles en Santa Marta, que se reanudarán en septiembre, aunque sí audiencias generales y el Ángelus dominical.

Ha hecho unas cuantas declaraciones acerca de la situación de los cristianos en África y sobre la participación de los divorciados en la Iglesia, lo que finalmente fue nada más la ratificación de que no están excomulgados, lo único es que no pueden participar de la Eucaristía. La aclaración vino al caso debido a que durante los pasados dos pontificados hubo un endurecimiento del discurso contra las divorciados vueltos a casar, pero sin un verdadero fundamento canónico.

También pido a los jóvenes que se fortalecieran e instituyó la Jornada mundial de oración por el cuidado de la Creación, que se celebrará todos los días primero de septiembre, en conjunción con el patriarcado ecuménico de Constantinopla

Pero lo importante empezará realmente en la segunda quincena de septiembre y en octubre. El Papa estará en Cuba del 19 al 21 de septiembre y en Estados Unidos del 22 al 28. Poco después de su regreso a Roma, empezará el Sínodo de la Familia, del 4 al 25 de octubre, el que se prevé será un proceso conflictivo, pues será el marco de las confrontaciones internas de la Iglesia, y lo que ahí se decida, definirá la orientación del resto del pontificado de Bergoglio. Posteriormente, se celebrará el Congreso eclesial de Florencia y la visita a África en noviembre -se sabe que visitará una mezquita- y en diciembre inicia el Año Santo extraordinario dedicado a la Misericordia.

Pero volviendo a lo relativamente inmediato, es decir la gira a Cuba y a Estados Unidos, el itinerario revela aspectos sumamente interesantes. En esta entrega sólo tocaremos el tema de Cuba y la próxima semana, la segunda parte de la gira, que promete ser bastante más ajetreada.

El Papa saldrá de Roma rumbo a la Habana el sábado 19 de septiembre, a donde llegará a las 16 hrs. Supuestamente tomará toda la tarde descanso -no se descarta la posibilidad de que los hermanos Castro lo visiten rápidamente en la Nunciatura- y al día siguiente celebrará Misa en la Plaza de la Revolución, después hará una visita de cortesía a Raúl Castro y gabinete; tras ello, celebrará Vísperas con sacerdotes, religiosos y seminaristas; por la noche tendrá un breve encuentro con jóvenes en en el Centro Cultural Padre Félix Varela.

El lunes 21 celebrará Misa en la ciudad de Holguín en la zona oriental de la Isla y donde Cristóbal Colón desembarcó por primera vez en 1492. Ese mismo día, el Papa se trasladará a Santiago de Cuba, donde se efectuará el encuentro con los obispos cubanos; después, el Papa y los obispos visitarán el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, donde celebrará Misa al día siguiente.

Los melómanos sacros esperamos que durante la celebración de la Liturgia sea interpretada la Misa Cubana de la Virgen de la Caridad del Cobre, compuesta por José María Vitier [La Habana, 1954] en 1996 como un ex voto, y que la antífona de entrada sea cantada por Amaury Pérez. Aquí les dejo el link, por si se animan a escucharla, https://www.youtube.com/watch?v=mORKV04ZAHY. Creo que es la pieza sacra más original de fines del siglo XX, con una estructura tradicional en latín pero con ritmos propios de la isla y tres piezas en castellano en honor de la Virgen de la Caridad. Ojalá …

Después de la digresión melódica, volvamos a la gira papal. El último acto en Cuba será la reunión del Papa con las familias en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago de Cuba, desde donde partirá a Washington, D.C. para encontrarse con una Iglesia dividida en su favor y en su contra, un país cuyo gobierno demócrata lo recibe con admiración, pero que la oposición republicana manifiesta abiertamente sus reticencias sobre la visita papal.

En ese contexto, la visita a Cuba parece ser una bocanada de oxígeno antes de sumergirse a las profundidades de la mar profunda que significa la gira norteamericana.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 10 de Agosto 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del mini discurso Presidencial desde Francia

Dice Peña que él está en Francia cubriendo una misión “importante e histórica para México porque habrá inversiones extranjeras” cuando aquí también sucedió algo histórico que no le pareció tan importante.

Es más importante quedarse y enviar a los encargados en el tema de seguridad para que investiguen la fuga de El Chapo.

Con la negativa del Presidente de regresar a su país los inversionistas tendrán la seguridad de que no se pueden arriesgar a entrar en un sistema en el que no se puede confiar, cuando su propio presidente huye de la realidad por causa de la ingobernabilidad, la ineptitud y la corrupción.

Dice que “indigna a la sociedad mexicana”. A la sociedad mexicana no le indigna el hecho de que El Chapo se haya fugado, le indigna que el gobierno quiera cerrar los ojos a los problemas de los mexicanos. Está indignado hace mucho tiempo y por infinitas razones que nada tienen que ver con que El Chapo esté libre.

Agrega que “los mexicanos están profundamente consternados”. Los mexicanos ya estaban consternados y no es por la fuga del Chapo. La consternación es ya parte de los mexicanos que no pueden creer tanta ineptitud y corrupción, no pueden creer en la ridiculez de gobierno que están viviendo.

Añade que “representa una afrenta para el estado”. La afrenta no es para el estado, es para su persona. El presidente dijo en febrero de 2014 que es una obligación del gobierno comprometerse a que El Chapo no se vuelva a escapar y que sería imperdonable si eso sucediera.

Ahora para no sentirse humillado se indigna y busca responsables, señal inequívoca del síndrome de hybris que padece y se agrava con la nueva fuga. La afrenta ya la conoce México y no es por El Chapo, México vive la afrenta todos los días.

Y repite que “las encargadas de seguridad pública”. Quitándose la responsabilidad de encima, cuando fue él quien armó un gabinete tan corrupto y soberbio como la persona Peña que habita los costosos trajes y los vestidos de su familia. Es su gente, es su culpa, es su encargo.

Y ordena “la reaprehensión inmediata”, como si El Chapo fuera a detenerse en una esquina, levantar las manos y entregarse porque alcanzó a escuchar la orden.

Dice que “se van a reforzar las medidas de seguridad en todos los penales”. Debe encargarse de reforzar su propia seguridad en la palabra, en el acto, en la congruencia, en su salud. Cada mexicano está aprendiendo a cuidarse solo.

Y quiere “una investigación a fondo y profunda”. Ya existe el túnel, muchos túneles suficientemente profundos, puede empezar por ahí. Son los túneles de la corrupción y la ineficiencia de su gente, del sistema y que el gobierno conoce bien.

De pronto un ciudadano en representación de todo el país se ha burlado del gobierno, de cada una de las corbatas, de cada una de las extravagancias de la quinta dama, de las excentricidades de la prole Peña-Pertellini-Rivera-Castro. Una sola persona ha dado un golpe maestro y con suerte El Chapo se acomoda en un sitio seguro y desde ahí habrá de jalarle los hilos a lo que quede de dignidad en los mandatarios.

¿Y los ciudadanos? Bueno, nos reímos muy lejos de sentirnos consternados como dice Peña. Es una risa de alivio, alguien le dio al presidente y a su prole la bofetada que queríamos darles hace mucho tiempo.

En la calle, esta tarde me pareció como si la Selección Nacional le hubiera ganado a Guatemala y no, no era eso. Por todas partes en los autos la música a todo volumen tocando los corridos del Chapo, anuncios de misas en Sinaloa, fiestas en los ranchos de Culiacán, me di cuenta que hay muchos a quienes nos encanta El Chapo por lo que representa en este momento.

Desafortunadamente para el gobierno la institución que es el Crimen Organizado tomará las riendas del orden y aunque no les guste, ellos mandan en la seguridad del país y por mucho, en la economía. Mientras el gobierno no se faje los pantalones como debe ser, la superioridad la tendrán las organizaciones delictivas que, hoy por hoy, tienen el mando.

¿Ahora ya sabe señor presidente, lo que se siente que se burlen de uno?

Foto: www.excelsior.com.mx/tv

Autor:

Fecha: 
Martes, 14 de Julio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La fuga del Chapo Guzmán. La esquizofrenia colectiva derivada por su fuga. Repercusiones del viaje papal por Sudamérica

Esta tarde me acompañan José Luis Romero Hicks y Armando Chacón y comentamos: la fuga del Chapo Guzmán y sus repercusiones; los beneficios del presupuesto base cero. Hugo González habla sobre una extraña decisión del IFT y Mónica Uribe analiza las repercusiones del viaje papal por Sudamérica. Tere Vale califica como esquizofrenia colectiva las muestras de júbilo que muchas personas expresan por la fuga del Chapo Guzmán. El periodista especializado en delincuencia organizada, Ricardo Ravelo, opina sobre la fuga del Chapo.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El viaje del Papa a Latinoamérica y el extraño crucifijo que le obsequió Evo Morales

Interesante viaje del Papa Francisco a tres países de América Latina. No sólo por el derroche de carisma y diplomacia, sino porque atendió problemas candentes de la región más allá de lo estrictamente eclesial.

En Ecuador, el primer punto del itinerario, el Papa encontró un país en tregua después de un periodo altamente convulso por las series de reformas emprendidas por el presidente Rafael Correa. Los obispos hicieron lo mejor que pudieron para apaciguar las inquinas y el gobierno y la sociedad civil pusieron su parte. De la etapa ecuatoriana del viaje papal, el balance es altamente positivo, pues los católicos ecuatorianos -así como algunos venezolanos peruanos y colombianos-  se volcaron para recibir a este argentino carismático, que no llegó a pontificar sino a compartir su experiencia y llevarles un mensaje de aliento ante las tribulaciones. Incluso, tuvo la ventaja de poner de mayor relieve la encíclica Laudato si.

La segunda etapa, la boliviana, fue una cosa totalmente distinta. Bolivia hasta hace dos décadas había una mayoría católica y se dispensaba un trato especial a la Iglesia. Sin embargo, con la nueva constitución impulsada por Evo Morales, se dejó atrás el régimen concordatario y se garantizó la libertad de creencias. Pero más que nada, desde el gobierno de Morales se ha impulsado el retorno a las creencias tradicionales prehispánicas, con lo que el número de católicos ha descendido al 67% de la totalidad de la población, aunque en lo restante predominen los cultos sincréticos.

Por lo anterior, entre otras cosas, aunque es lo principal, la Conferencia episcopal boliviana ha tenido reiterados choques con Morales, aunque parece que entre el presidente Boliviano y el Papa hay una relación cordial; tienen puntos de contacto en lo que concierne a la visión de la sociedad y de la búsqueda de la equidad como precondición del desarrollo sustentable, lo que hace más fácil el entendimiento.

Pero esa cierta empatía pareció resquebrajarse con el obsequio de un extraño crucifijo que le hizo Evo Morales al Papa. El asunto ha sido comentado desde el minuto mismo en que ocurrió el hecho. Los conservadores se escandalizaron y lo juzgaron como una provocación y cuestionaron la falta de cuidado por la parte de los funcionarios de protocolo del Vaticano, pues nada se podía esperar de la contraparte boliviana. El caso es que Evo Morales creyó que sería un buen detalle darle al Papa un crucifijo según el diseño del jesuita español Luis Espinal, asesinado en Bolivia por su vinculación a la teología de la liberación en 1980, y el Papa así lo tomó, aunque antes de marcharse de Bolivia dejó el crucifijo -si así puede llamarse- a los pies de la Virgen de Copacabana, patrona de Bolivia, junto con dos condecoraciones que Morales le entregó. No le gustó el gesto, pero la mano izquierda de Bergoglio es verdaderamente magistral…

Pero quizá lo más importante fue la alusión que el Papa hizo a la cuestión de la salida al mar para Bolivia, litigio que mantiene con Chile y que desde 2013 se encuentra en la Corte Internacional de La Haya. La posición del Vaticano es, si así se requiere, intervenir en la mediación como facilitadores, exactamente el mismo papel que jugó en el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos. En todo caso, lo que el Papa recomendó a la clase política boliviana fue profundizar el diálogo con su contraparte chilena.

Por lo que toca al tema propiamente eclesial/profético, por tratar de darle una categorización, después de la misa en Santa Cruz de la Sierra -donde el detalle chusco fue un Burger King convertido en una inesperada sacristía pontificia- , fue la participación del Papa en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, donde pronunció un mensaje en materia social, que redondeó todo la ya esbozado al respecto en mensajes, homilías y, por supuesto, en la última encíclica, en las que ha enfatizado en la inadecuación del sistema económico ante las necesidades de las mayorías y la necesidad de una profunda transformación del paradigma para garantizar el acceso universal a la tierra, al trabajo y al techo para todas las personas. Acabar con el sistema idolátrico del dinero fue una de las principales premisas que enarboló frente a los miembros de movimientos populares y lo que le valió ser considerado por la revista inglesa The Economist como un Papa peronista. ¿Y qué esperaban si Jorge Mario Bergoglio creció bajo la peculiar concepción del estado de bienestar desarrollada por el peronismo? Obviamente, tales conceptos inquietaron a la clase política norteamericana que vieron con alarma las tres propuestas concretas del Papa: lograr que la economía esté al servicio de los pueblos, unir a los pueblos de la tierra en el contexto de una tercera guerra mundial multifocal, y la defensa de la Madre Tierra como casa común.

La etapa paraguaya fue menos densa; podría decirse que menos estridente, más cercana a sus raíces religiosas y geográficas y al contacto directo con la gente. El cuestionamiento más intenso fue la razón de que no hubiese habido un cardenal paraguayo, pero a cambio elevó a basílica pontificia el santuario de Nuestra Señora de Caacupé. Otra vez, se reunió con los jesuitas, incluido uno que fue salvado por Bergoglio y con otro, que fue su maestro. El Papa visitó prisiones, hospitales de enfermos terminales, y en Asunción, estuvo en un hospital pediátrico oncológico, al cual no hubo acceso para la prensa, como debe de ser. También estuvo con jóvenes, con trabajadores, con sacerdotes y obispos, religiosos, religiosas, indigentes, en fin, cubrió todo el espectro.

Mientras tanto en México ….

Muy mal cabeceada la nota sobre las declaraciones de Mons. Vera con respecto a una hipotética estatua del Chapo Guzmán. Lo que el obispo de Saltillo debió haber dicho, es que el caso de Guzmán evidencia la corrupción imperante. Lo del monumento sobraba ...

Autor:

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx