Se encuentra usted aquí

violencia

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Discursos de Donald Trump igual a supremacía blanca

La masacre o bien terrorismo efectuado el pasado 5 de agosto por el individuo Patrick Crusius en la cadena Walmart del Paso Texas es resultado del manejo del discurso del presidente de los EE. UU. Donald Trump desde que llegó a la Presidencia: supremacía blanca ya que tiene como premisa que los inmigrantes son invasores y la única forma de exterminarlos es por medio de la violencia.

22 muertos y más de 22 heridos! este acto de terrorismo y llamado "violencia doméstica" evidencia la descomposición del tejido social de quienes profesan esta ideología de violencia ya sea por ser inmigrantes o por credo religioso de las personas.

El Paso Texas, es una ciudad que la mayor parte de su población son latinos de ahí, que el asesino, viajara cientos de kilómetros para "matar tantos mexicanos como le fuese posible" ..."el ataque era una respuesta a la invasión latina de Texas".

En un comunicado expedido por el Buró Federal de Investigaciones Estadounidenses (FBI, por sus siglas en inglés), aseveró que el "ataque pone de manifiesto la continua amenaza que suponen los extremistas domésticos violentos".

En el mes de julio el FBI, reconoció que “este tipo de violencia está aumentando en EE. UU. y que la mayor parte está motivada por alguna forma de ideología supremacista blanca".

La corriente ideológica de la supremacía blanca surgió hace más de 150 años en EE. UU. y que, aunado con la intencionalidad de los discursos de Trump, ha propiciado el desarrollo y crecimiento del odio entre las razas.

Sería positivo que el presidente Trump hiciera un análisis del discurso de grandes presidentes que ha tenido EE. UU. como Abraham Lincoln por mencionar un ejemplo.

¡Hoy México está de luto! por nuestros hermanos connacionales caídos en este acto de terrorismo, desde esta tribuna, nuestras condolecías para las familias que representan. Y esperemos que el presidente de México Lic. Andrés Manuel López Obrador tome acciones firmes al respecto al igual que los Diputados y Senadores.
 

Contacto

mes.mle.angelicamg@hotmail.com

www.facebook.com/angelica.murillo.5496

https://www.facebook.com/RIEHMTY/

www.ruizhealytimes.com

Fecha: 
Jueves, 08 de Agosto 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 08 de Agosto 2019 - 15:35
Fecha C: 
Viernes, 09 de Agosto 2019 - 04:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El país que quiere olvidar -quien no resiste no existe-

Los invisibles, los incómodos, los desaparecidos, son pobres, son mujeres, son estudiantes, son campesinos.  Como dice Eduardo Galeano, “los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada. Los nadies: los ningunos, los ninguneados,  corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos: Que no son, aunque sean. Que no hablan idiomas, sino dialectos. Que no profesan religiones, sino supersticiones. Que no hacen arte, sino artesanía. Que no practican cultura, sino folklore. Que no son seres humanos, sino recursos humanos. Que no tienen cara, sino brazos. Que no tienen nombre, sino número. Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local”.

Los que hacen ruido, gritan y nadie los escucha, los que reclaman justicia, pero no tienen dinero para pagarla, las soledades que los orillan a elegir cualquier cosa o persona, aunque los engañen, pero así, solo así, son presencia.

Si no tienen número (número y letras, clave de registro, historial crediticio, consumidores…), no existen; con número son solo eso, un dato para las estadísticas.

Desaparecidos, folio de investigación; cadáveres, número de cuerpo encontrado, características de algo, no de alguien; objetos que los identifique…no hay identidad, todo les fue robado, hasta el entierro personal.

El recuerdo de lo que duele, siempre recuerdo, no se olvida, desgarra el alma.

¿Cuánto vale un órgano? De niño…muy caro, mucho dinero, pero no vale una vida, vale un órgano.

Abuso sexual de niños y niñas, mercado de trata, objetos con valor en un mercado creciente, clandestino, disfrazado, la doble moral de los clientes, el vacío de “ser” humano, de ser…no pueden ser humanos ni animales.

El hambre que mata lentamente, el hambre física, porque quien tiene hambre, quien sobrevive por eso, ya no tiene un alma viva. La injusticia de poder seguir vivos simplemente comiendo es contra todo derecho natural, contra lo que significa “ser” humano.

Quien es forzado a huir…juega con la vida, o está jugando con la muerte, la muerte que se presenta todos los días, un día más vivo, dirían ¡Bien! Pero no, un día más para seguir muriendo.

Impotencia, traición, desilusión, angustia, miedo, violencia, todo lo que termina con el alma, con lo humano, con lo divino, con la vida.

¿Estamos hechos para amar? Nadie sabe de eso, ¿existe?

Se reclama desde el odio o se reclama desde el amor ¿se puede reclamar desde el amor?

Resistir, revelarse, reclamar, convocar, revolucionar, luchar para existir, para ser presencia, para ser personas, ¿cuánto tiempo? …en México es peligroso ser defensor de derechos humanos y de la tierra. Se inicia la persecución, la amenaza, la intriga.

Sucede, no se olvida, pero ¿dónde están? : Tlatelolco 2 de octubre 1968, Halconazo 10 de junio 1971, Aguas Blancas 28 de junio 1985, Acteal 22 de diciembre 1997, Atenco 4 de mayo 2006, Guardería ABC 5 de junio 2009, San Fernando 1 de abril 2011, Surgimiento de autodefensas comunitarias en la zona purépecha 24 de febrero 2013, Tlatlaya 30 de junio de 2014, derrame tóxico sobre el río Sonora (Grupo México) 6 de agosto 2014,  Ayotzinapa 26 de septiembre 2014, Apatzingán 6 de enero 2015, Tanhuato 22 de mayo 2015, Nochixtlán 19 junio 2016, tráilers abandonados con más de 330 cadáveres no identificados en  Jalisco, septiembre del 201. Despojo y agresiones a comunidades indígenas con violencia y asesinato,  en Tula, Guerrero, y en Chiapas, en el pueblo Chol de la comunidad de San José, El Bascán, municipio de Salto de Agua, Chiapas, y miembros de la organización Ikoltyañtyel Lak Lumal, junio-julio de 2019. Vertido de ácido sulfúrico en el mar de cortes (Grupo México) julio de 2019.

Escribe Bartra en su libro, la gente de ciudad los ve, pero no los mira, los oye, pero no los escucha… El fantasma de los campesinos recorre México, pero pocos le prestan atención. No se preguntan quiénes son, de dónde vienen, cuál es su agravio, cuáles sus sueños… pero deberían mirarlos y escucharlos, porque los campesinos no sólo reclaman, también convocan. Y su convocatoria es la esperanza; la esperanza de ellos y la esperanza de todos (La milpa de la ira, Bartra A. 2016).

Todos reclaman, sus familiares, los afectados, los muertos que gritan su muerte y los que vendrán, se organizan, se solidarizan, hacen organizaciones, ¡resisten para existir!

En estos sucesos están los que no olvidan nunca, los que no los quieren olvidar, los que los olvidan y para los que no existen.

Dice Judith Butler, "Aceptamos que todos aquellos que son privados de la vida a través de la violencia sufren una injusticia radical", explica, y pregunta: "¿Es posible que algunas vidas sean consideradas merecedoras de luto y otras no?", continúa "Matar es la culminación de la desigualdad social", sentencia con frialdad en Guadalajara (México), en una conferencia inscrita en la Feria Internacional del Libro 2018.

¿Cuánto vale una vida?  Depende de quien, y quien la mira, ¡realidad macabra!

Ningún país puede aspirar a ser una sociedad democrática donde exista violencia, persecución, desigualdad, impunidad y corrupción en los actos contra sus propios ciudadanos. La democracia no pretende la clasificación de los ciudadanos, sino el desarrollo de los seres humanos para actuar con criterio propio y justo, y eso se da a través de la educación.

Una educación fallida, es el inicio de una sociedad que enseña para la competencia y la desigualdad que se traduce en violencia. Dicta en la entrada de una universidad en Sudáfrica: “Para destruir a una nación no se requiere de bombas atómicas o misiles de largo alcance. Solo se necesita bajar el nivel de educación y permitir que se copie en los exámenes: pacientes mueren en manos de tales doctores, edificios colapsan en manos de tales ingenieros, dinero es perdido en manos de tales economistas y contables, humanismos mueren en manos de tales religiosos, la justicia muere en manos de tales jueces… El colapso de la educación es el colapso de la nación”

La enseñanza que educa para la competencia, la calificación (número que califica quién eres), para habilidades globales y menosprecie lo local, sin lógica, filosofía y las humanidades que nos acercan a lo humano; enseñar más español y matemáticas que eso es lo que califican organismos internacionales.  Mejor sería educar para ser ciudadanos, felices, críticos y activos.

México tiene un bajo nivel en educación, ¿estamos colapsando?, ¿qué nos mantiene a flote? Los nadies nos hacen pensar críticamente, son ellos los que piensan críticamente frente a un sistema que no permite pensar. Así, para reflexionar, ¿quiénes realmente son los nadies, los olvidados, los desaparecidos?
 

Referencias:

Bartra A. (2016) La Milpa de la Ira “En este mundo cabrón quien no resiste no existe”. Distribución gratuita.

Butler J. Conferencia en la Feria Internacional del libro 2018. Recuperado de: https://elpais.com/cultura/2018/11/27/actualidad/1543350943_401404.html

Para más información:

Sobre los derrames tóxicos de grupo México.  https://elpais.com/sociedad/2019/08/02/actualidad/1564764424_372442.html

Niños que mueren de hambre. https://eacnur.org/blog/cuantos-ninos-mueren-de-hambre-al-dia/)

Homicidios y desapariciones en México. https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2019/EstSegPub/homicidios2018.pdf

https://www.inegi.org.mx/sistemas/olap/consulta/general_ver4/MDXQueryDatos.asp?proy=

http://www.unamglobal.unam.mx/?tag=registro-nacional-de-personas-extraviadas-y-desaparecidas

Sobre pobreza: https://blog.oxfamintermon.org/las-causas-de-la-pobreza-en-el-mundo/

Los nadies, Eduardo Galeano: https://elordencultural.com/2014/05/eduardo-galeano-los-nadie/

La comisión nacional de búsqueda de personas publicó un catálogo de prendas encontradas en las fosas clandestinas ubicadas en el centro de Veracruz.

Fecha: 
Miércoles, 07 de Agosto 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 07 de Agosto 2019 - 15:35
Fecha C: 
Jueves, 08 de Agosto 2019 - 04:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿A quién se refirió la embajadora Bárcena?

Hasta ayer habían transcurrido 216 días de 2019 y durante ellos en Estados Unidos han ocurrido 254 tiroteos masivos que dejaron 282 muertos y 1055 heridos.

Para la organización no gubernamental (ONG) Gun Violence Archive un tiroteo masivo es un incidente en el que “cuatro o más personas son heridas o muertas, sin incluir al tirador”.

Los números arriba notados son las de la ONG e incluyen al tirador en caso de que este haya resultado muerto o herido en el incidente.

Con base en ellos, en lo que va del año los tiroteos masivos han causado, cada día, 1.3 muertos y 4.9 heridos.

Estas cifras no son nada si las comparamos con las que arroja la violencia que padecemos los mexicanos, pero son sumamente preocupantes si tomamos en cuenta que se dan en el país que presume de ser el más rico y próspero del planeta, en el país que se proclama como el defensor del mundo libre y de la democracia.

El tiroteo ocurrido el sábado pasado en El Paso, Texas, que dejó 20 muertos y 16 heridos es el más sangriento del año. El que se dio ayer en Dayton, Ohio, con 10 muertos y 27 heridos, es el tercero más sangriento. El segundo, que le costó la vida a 13 personas y le causó heridas a cuatro, ocurrió el 31 de mayo en Virginia Beach, Virginia.

Seis de los que murieron en El Paso eran mexicanos, lo que provocó que tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard difundieran mensajes vía Twitter.

El sábado a las 18:42 horas, AMLO difundió un video y un texto que dice: “Lamento los hechos ocurridos en El Paso, Texas, pueblo vecino y hermano de Ciudad Juárez y de nuestra nación. Envío mis condolencias a los familiares de las víctimas, tanto estadounidenses como mexicanos. La SRE y nuestro consulado están actuando y brindando apoyo”.

Su tuit de ayer a las 9.07 horas dice: “Lamentablemente se confirma la muerte de mexicanos en El Paso, Texas. Desde los primeros momentos, nuestros cónsules y la SRE están atendiendo a nuestros connacionales. A las 11:00 h, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, fijará la postura del Gobierno de México”.

Desde el sábado Ebrard difundió varios tuis informando sobre las víctimas mexicanas y ayer a las 11:41 horas un video en donde condena y rechaza “el acto de barbarie”, anuncia que el gobierno de México trabajará junto con el EEUU para garantizar la seguridad de nuestros connacionales en ese país, y adelanta que ayer mismo, a las 16:30 horas (Centro) anunciaría las medidas que tomaría el gobierno mexicano de acuerdo al derecho internacional, mismas que a las 19:00 horas no aparecían ni en su cuenta de Twitter o en el sitio de la SRE.

Martha Bárcena, embajadora de México en Washington tuiteó ayer por la mañana que: “El discurso xenófobo y racista conduce a los crímenes de odio. Indispensable construir un discurso de tolerancia, respeto y compasión. La comunidad hispana contribuye de manera fundamental a la sociedad estadounidense. Necesitamos trabajar por la paz en comunidades ambos países”.

¿Se refirió a quién ayer, después de jugar golf, dijo que lamentaba lo ocurrido, pero presumió que su gobierno ha hecho mucho para prevenir los tiroteos masivos?

¡A ver si no se enoja este engreído y xenófobo racista y decreta nuevos aranceles!
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 05 de Agosto 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 05 de Agosto 2019 - 21:40
Fecha C: 
Martes, 06 de Agosto 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Comentocracia Mexicana…

Una casta de seres malignos que dominan los medios de información…
Julio Patán. Milenio

¿Cómo me mantengo informado? ¿A quién le hago caso, sí lo que dice la comentocracia es muchas veces completamente opuesto a lo que predica e informa el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador?

Así pues, tengo que seleccionar a quién leer y escuchar para formarme un criterio justo y correcto de lo que pasa en nuestro país. También ayuda la percepción de lo que escucho y veo en el medio social en que me desenvuelvo. Sería un ciego sí no aceptara que la violencia, la inseguridad y la impunidad no existen, sí todos los días los malandrines hacen su agosto en todos los niveles de la sociedad. Pocas ciudades y estados de la República están a salvo. Sé que en Mérida se vive bien. ¿En dónde más?

Veo una crisis política, social y económica que se acrecienta vertiginosamente todos los días.

Por supuesto, tengo mis comentócratas favoritos, no porque los conozca sino porque lo que dicen, escriben y comentan suena razonable. Informan y citan la fuente de sus notas. Tengo que decir que no encuentro todavía quién defienda las acciones, proyectos y políticas públicas de este gobierno porque es un hecho que la polarización que creó el presidente López Obrador entre “buenos y malos” nos deja un mal sabor de boca. ¿A quién debo leer?

El presidente mismo sostiene que 95 de cada 100 comentócratas lo critican sin cesar y sin embargo no hace nada para remediarlo. Está satisfecho con que haya disenso y opiniones encontradas porque dice que lo nutre. Es un demócrata y acepta la crítica, lo cual habla bien del presidente. ¿Pero en verdad los escucha?, no parece.

El reciente episodio que tuvo con el reportero de la revista Proceso, Arturo Rodríguez no avala lo que dice; se quejó amargamente y le reprocha que “no se portaron bien con nosotros”. Bien parado el periodista le responde: “no es papel de los medios portarse bien con alguien”.

No, pero estamos buscando la transformación, y todos los buenos periodistas de la historia siempre han apostado a las transformaciones”, expresó el presidente, invitando con sus comentarios a seguir el ejemplo de los hermanos Flores Magón y Francisco Zarco.

Es muy cómodo decir yo soy independiente, o decir que el periodismo no debe tomar partido o apostar a la transformación. Es analizar la realidad, criticar la realidad, pero no transformarla. Es editorializar para afectar las transformaciones”, agregó el mandatario.

Difiero con el presidente. No conozco a una persona que no está indignada por el saqueo, la corrupción y la impunidad que sufrimos los mexicanos en algunos de los gobiernos pasados y transformar esa realidad es importante. ¿Quién no va a estar de acuerdo?

Así pues, el vocero del gobierno —o sea, el presidente mismo— debate, argumenta, discute y propone en sus conferencias mañaneras y debe saber lo que provoca porque sus horas de vuelo en política es innegable. Francamente, no lo entiendo. ¿Usted, estimado lector de estas notas, lo entiende?

Lo que debe saber el presidente es que muchos de los comentócratas no “se pasaron de noche el periodo neoliberal y guardaron un “silencio cómplice”.

Crítica y el ejercicio del periodismo independiente ha habido y esperemos que siga existiendo. “No existe una casta de seres malignos que dominan los medios”, como comentó Julio Patán, irónicamente en un texto hace algún tiempo. Cuando menos yo no los veo.

Fecha: 
Jueves, 25 de Julio 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 25 de Julio 2019 - 15:30
Fecha C: 
Viernes, 26 de Julio 2019 - 04:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Crítica Película: Chicuarotes

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego” Mahatma Gandhi

FICHA TÉCNICA:

Título original: Chicuarotes

Director: Gael García Bernal

Actores:  Benny Emmanuel, Gabriel Carbajal, Leidi Gutiérrez, Dolores Heredia, Daniel Jiménez Cacho, Enoc Leaño

Género: Drama

Año: 2019

País: México

SINOPSIS:

“Chicuarotes" es el nombre de los habitantes de San Gregorio Atlapulco en Xochimilco, alcaldía de la Ciudad de México. 

La cinta se centra en el Cagalera y Moloteco, que están decididos a mejorar sus condiciones de vida tras lo poco redituable que es ser payasos y ladrones de microbús, para eso están dispuestos a todo.

CRíTICA:

Cinta muy violenta en donde se quisieron reunir muchos temas miserables.

La pobreza, la violencia, el alcoholismo, las malas relaciones familiares, la falta de amor, el secuestro y otros más.

Esta cinta no es apta para cardíacos y sensibles.

“Chicuarotes” es el segundo largometraje como director del gran actor, Gael García Bernal en dónde vuelve a tocar el tema de las diferencias de clases en México, ahora es el turno de los pobres.

Para tratar de mantener la atención durante toda la película existen varias subtramas en la cinta que no se llegan del todo a resolver, parecería que se piensa realizar una segunda parte para acabar de resolver todos los conflictos que se dejaron inconclusos, como el final, por ejemplo.

Calificación:

Rangos:  Mala ★ Regular ★★  Buena ★★★  Muy Buena ★★★★

Excelente ★★★★★

MENSAJE:

Es un antimensaje, parecería que la pobreza trae todo tipo de males, sin remedio alguno.

Cuando en el extranjero se vea esta cinta tendrán el peor concepto de México, en cuanto a la decadencia social, claro que existe lo que narra la cinta, pero no es solamente de México, no es solo en esta clase social, no se da una imagen de México nada constructiva.

Estrellas: ★

DIRECCIÓN:

Es su segunda cinta como director, la primera sucedió en la cinta Déficit, ahí Gael sí aparecía como actor.

En Chicuarotes se nota la experiencia como actor de Gael García pues logró grandes actuaciones en los actores, algunos inexpertos.

Es admirable que aparte de ser un gran actor, Gael García se haya metido al rubro de la dirección, es muy talentoso.

Estrellas: ★★★★

ACTUACIONES:

Leidi Gutiérrez con el papel de Sugehily; Benny Emmanuel, ganador del Ariel como Mejor revelación y Gabriel Carbajal un inexperto actor que actúa muy bien.

También actúan los grandes actores Dolores Heredia como una mujer abnegada, y luego no tan abnegada, y Daniel Giménez Cacho con un papel de conformista, fracasado, buenas actuaciones ambas.

Estrellas:  ★★★★

GUIÓN:

El guión de Augusto Mendoza abarca demasiados temas y hay muchas escenas con gran dosis de agresión.

Menos temas, hubieran dado un mejor resultado.

Estrellas: ★★★

FOTOGRAFÍA:

Buena fotografía.

Estrellas:  ★★★

CALIFICACIÓN  TOTAL:               ★★★     BUENA

 

LINK PELICULA:

Autor:

Fecha: 
Viernes, 19 de Julio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 19 de Julio 2019 - 15:15
Fecha C: 
Sábado, 20 de Julio 2019 - 04:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La muerte le cuesta cada vez más a la vida

En México la muerte le cuesta cada vez más a la vida. La sobrepoblación de cuerpos en los anfiteatros del país y el profundo dolor de familiares y amigos de aquellos que, aún continúan desaparecidos, demandan inversiones. Mientras la vida se debate entre una desaceleración económica mundial, la austeridad republicana, y el golpe de suerte en que se ha convertido la supervivencia a la crisis de violencia por la que atraviesa el país.

El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, ha informado que el Gobierno dedicará una primera partida de 410 millones de pesos para construir cinco institutos regionales forenses en el país además de 15 panteones.

Los institutos estarán en Coahuila, Nuevo León, Sonora, Baja California Sur, Sinaloa y Veracruz. Mientras que de los 15 cementerios 3 estarán en Veracruz, 3 en Sinaloa, 2 en Jalisco, 2 en Guerrero y uno en Michoacán, Baja California, Colima, Nayarit y Tamaulipas.

Desde 2006 se han acumulado 37,443 cadáveres no identificados. De los cuales 8,116 se encuentran apilados en los 263 anfiteatros del país, que presentan una “sobrepoblación” de 2,945 cuerpos, según han confirmado las propias autoridades nacionales.

La tendencia no parece atenuarse. En el 2019 los homicidios han aumentado respecto al mismo periodo del año anterior. Decenas de fosas siguen apareciendo en todo el país, y se calcula que al menos 426 han aparecido desde la entrada del Gobierno actual. En las cuales se reporta que de los 551 restos humanos encontrados solamente 529 cuentan cómo cadáveres porque los demás no están completos. Así las cosas.

Solamente estados como Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Querétaro y Yucatán permanecen sin declarar el hallazgo de fosas desde que la crisis comenzó a azotar al país. En tanto que estados como Veracruz con 332 fosas, Tamaulipas con 280, Guerrero con 216, Chihuahua con 194, Sinaloa con 139, Zacatecas con 138, Jalisco con 137, Nuevo León con 114, Sonora con 86, Michoacán con 76 y San Luis Potosí con 65 se coronan por totalmente los contrario.

Lo triste del caso es que mientras la muerte avanza y la vida disminuye, la esperanza de los familiares y amigos de los desaparecidos, también disminuye, y se reduce al anhelo de volver a ver los huesos de los que en vida fueron sus seres queridos. Para que ahora ellos puedan descansar en paz, en vida, y liberarse de las cadenas de la incertidumbre.

Por eso es que digo que en este país la muerte le cuesta cada vez más a la vida. Porque va mucho más allá de inversiones y mata, no sólo aquellos que cayeron en las manos equivocadas, sino que también mata, de angustia, a todos aquellos que los esperan en vida.

Esperemos que la violencia y la incertidumbre acaben pronto.

El último en salir apague la luz.
 

Facebook: Stephanie Henaro

Instagram: steph.henaro

Twitter: @HenaroStephanie

Fecha: 
Martes, 25 de Junio 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 25 de Junio 2019 - 15:35
Fecha C: 
Miércoles, 26 de Junio 2019 - 04:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El gobierno de AMLO debe combatir el contrabando de armas

Durante los años 2016, 2017 y 2018 miles de homicidas mataron, con una casi absoluta impunidad, a 74 145 personas, de las cuales 49 374 (el 66.6%) fallecieron por arma de fuego. En ese mismo periodo se cometieron, con arma de fuego, 464 homicidios culposos y 527 feminicidios. O sea que en tres años 50 365 personas murieron a balazos.

En esos mismos años las armas de fuego hirieron a 26 675 personas: 25 800 fueron víctimas de lesiones dolosas y 875 de culposas.

De acuerdo con un estudio realizado en 2018 por el Center for American Progress, entre 2011 y 2016 el 70% de las 106 000 armas de fuego utilizadas en delitos violentos en México y recuperadas por la policía provenían de EEUU.

Un artículo que se publicó el 24 de mayo de 2018 en el diario Los Angeles Times anota que “cada día, la tienda de armas de la Secretaría de la Defensa Nacional [localizada en la CDMX y administrada por la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones de la SEDENA] vende en promedio solo 38 armas de fuego a civiles, mientras que aproximadamente 580 armas se introducen de contrabando desde Estados Unidos”.

580 armas al día implica que al mes entren ilegalmente 17 400 armas de fuego y al año 208 800.

Si tomamos en cuenta que, de acuerdo con datos de la extinta Procuraduría General de la República (actual Fiscalía General de la República o FGR), de 2007 a 2017 fueron decomisadas 179 727 armas de fuego, es evidente que nuestro gobierno perdió hace mucho tiempo su lucha por frenar su contrabando.

Si se introdujeron 2 088 000 armas en esos 10 años y se decomisaron solo 179 727, significa que en todo el país hay un mínimo de 1 908 273 escopetas, fusiles, subfusiles, carabinas, pistolas, revólveres y pistolas ametralladoras.

Por si lo anterior no bastara, el estudio Estimating Global Civilian Held Firearms Numbers, realizado por el Instituto de Posgrado de Estudios Internacionales y de Desarrollo (GIIDS por sus siglas en inglés) de Ginebra (Suiza) difundido en junio del año pasado, calcula que en México hay 16 809 000 armas de fuego en posesión de particulares, la mayoría de ellas ilícitas en vista de que solo 3 118 592 están registradas en la SEDENA. Esta cifra es la que calcularon los expertos del mencionado instituto y es la mejor aproximación de la realidad.

De ser cierta la cifra del GIIDS, México sería el séptimo país con más armas en posesión de particulares, detrás de Estados Unidos, India, China, Pakistán, Rusia y Brasil. En lo que armas por cada 100 000 habitantes se refiere, México ocupa la posición número 60 (12.9).

Para resolver este problema, el gobierno de EEUU no ayudará en nada a México pese a que nuestro gobierno lo ha solicitado durante años. La campaña de reelección de Donald Trump recibe mucho dinero de la Asociación Nacional del Rifle (National Rifle Association o NRA), que representa a los fabricantes de armas, y de muchos propietarios de las 393 347 000 armas de fuego que hay en ese país.

Para impedir que sigan entrando armas de fuego al país, el gobierno de AMLO debe acabar con la gran corrupción que hay en las aduanas, implantar controles rigurosos en nuestra frontera norte y castigar con las penas más severas a quienes sean atrapados cometiendo el ilícito. No le queda de otra.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 18 de Junio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 18 de Junio 2019 - 21:45
Fecha C: 
Miércoles, 19 de Junio 2019 - 09:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frontera a Frontera: Lo que calienta…

Cuando usas esa expresión muy mexicana, es porque estas a punto de reventar, es la ante sala del estallido de tus emociones. Cuando llegas a este punto dejas de ser lo que está de moda… ¡Prudente!

Y como parafrasea nuestro Sr. Presidente de la Republica… ¡Con todo respeto, pero!...

Lo que calienta y desata la furia interna es el dolor de ver el sufrimiento de una familia mexicana, rica o pobre ante las injusticias de la vida.

Lo que calienta es ver con impotencia como el grado de maldad crece entre todos nosotros, todo debido a la maldita lucha del pobre contra el rico en la que nos han metido y se ve reflejada en las redes sociales como FACEBOOK o TWITTER, donde el pueblo sabio da rienda suelta de sus rencores internos expresados en medio de odio y con horrores de ortografía, que hacen que el lector caiga aún más en la desesperación de ver como los ignorantes están dando rienda suelta a sus más bajas pasiones por todo el territorio nacional.

Lo que calienta es ver como en el caso del Secuestro y Asesinato del joven Norberto Ronquillo Hernández se dieron anomalías que claramente están tendientes a encubrir este asesinato disfrazado en secuestro, donde intervienen autoridades policiales que ya sabían que el joven está muerto y que lo que hoy sabemos cómo fue su asesinato en base a ahorcamiento y cuchilladas da muestra que el asesino o conocía, muestra que el asesino o asesinos le tenía odio por alguna cuestión pasional y que las investigaciones van lentas muy lentas por el encubrimiento policiaco inicial al no incautar el auto y promover ante la familia que se lo llevara.

Lo que calienta es que esta nueva filosofía político-policial de “abrazos no balazos” está haciendo que los delincuentes estén envalentonados a cometer robos y crímenes. Los criminales de cualquier fuero ya no tienen temor a delinquir porque saben que tienen más derechos que los ciudadanos y tienen comisiones, organizaciones y colectivos que los defienden.

Lo que calienta es ver como todos se quejan en las redes sociales y nadie pone manos a la obra, sino que están como plañideras que lloriquean al mejor postor.

Lo que calienta es ver como diariamente a la mujer, a las niñas y niños, se les viola y mata impunemente y los violadores asesinos tienen un debido proceso presumiéndoles su inocencia cuando deberían ser pasado por las armas y la tortura del mismo nivel y odio que les aplicaron a sus víctimas.

Lo que calienta es ver como en muchas partes del país, Ejércitos completos dominan las vidas de millones de mexicanos y no se les combate de manera completa y contundente, sino que a tientas y a medias los enfrentan manteniendo una guerra de baja intensidad desde hace décadas buscando solucionar las causas sociales de un problema que ya se salió de las manos desde el primer disparo que inicio esta gran desgracia nacional. No los combaten como debe de ser, toques de queda en esas ciudades, córtales el financiamiento económico y de suministros de pertrechos de armamento para la batalla, tener el manejo completo de la información de cada lugar donde se encuentren los delincuentes y coparlos, si se resisten los policías, guardia, marinos o militares tengan la seguridad de que ellos tienen más derechos por defender a los mexicanos.

Lo que calienta es ver como las mafias y poder locales de cada municipio ciudad o pueblo no es cortado de raíz y llevados ante la justicia. Como el caso del Rastro Municipal de Tapachula, que se ha convertido en el pequeño imperio de unas cuantas personas ligadas a las grandes transas del sexenio anterior estatal de Manuel Velasco, que en lugar de ser perseguido como Emilio Lozoya Austin por sus supuestos crímenes es mimado como querubín.

Lo que calienta es no ver que estén siendo detenidos todos los que robaban impunemente en el ámbito federal, estatal y municipal, que se haya “acabado el Huachicoleo” y no haya ningún detenido… Que se combata la corrupción y que no haya detenidos.

Lo que calienta es ve como ahora los mexicanos valemos menos que los migrantes hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, porque a ellos se les va a dar trabajo, apoyo económico, casa y hasta ya están contemplando meterlos en los beneficios de “Sembrando Vidas” ¿Que van a sembrar si ni tierra tienen? ¡Porque a ellos si a los mexicanos nada!... Es difícil ver como familias mexicanas viven en la pobreza, es difícil ver como desde niños hasta adultos indigentes están en las calles durmiendo y cayendo cada día más en la desgracia de vivir en una sociedad y un gobierno que no los recoge, quieran o no y les mejoren sus vidas… ¡Candil de la calle y oscuridad en nuestra nación!... ¡No les den nada a los migrantes… el que quiera algo que se lo gane trabajando!

Lo que calienta es ver como impunemente la gente sigue tirando la basura en las calles y cuando cae una gran tormenta tiran la basura al rio que se forma por la lluvia al grito ¡Que se chinguen todos!

Lo que calienta es ver como critican al Sr. Presidente Municipal de Tapachula Oscar Gurria Penagos porque está sembrando arboles por toda la ciudad y el municipio seguido por un ejército de verdaderos Tapachultecos que quieren un futuro mejor… o que lo critiquen porque está poniendo orden en Tapachula y combatiendo a la gran mafia de ambulante que ensucia y mata a la ciudad… o que lo critiquen por traer un verdadero estado de derecho basado en el nuevo Bando Municipal que tienen contenida en sus leyes y reglamentos sustentos que harán que Tapachula entre en el orden que dará sana convivencia entre los Tapachultecos que verdaderamente quieren un cambio… Solamente vean como en las calles los lugares donde está prohibido estacionarse están siendo pintados para aplicar ese bando a la gente abusiva o prepotentes que se quieren estacionar en donde les hinche la gana.

Lo que calienta es ver como el Nuevo Sistema de Justica Penal que nos heredó el pasado gobierno y que lo critique ampliamente, siga defendiendo a los delincuentes que salen de la cárcel, aunque hayan pruebas y todo. La victima es nuevamente ofendida por el la justicia estatal o federal. Lo que calienta es que no quiten ese Sistema Pena Acusatorio.

¡¿A ti que te calienta estimado lector?!... Mejor aquí le paro y elevo mi plegaria por el descanso del joven mexicano que con sus ganas de estudiar, amar y vivir fue asesinado. Dios Mío recíbelo en tus brazos, sana su alma y dale descanso ante la muerte violenta que tuvo. A su vez Dios Mío te ruego que hagas caer a sus verdugos, muestra tu poder Dios Mío y castígalos y que todos lo vean para que vuelvan a temor Dios Nuestro Señor.

Fecha: 
Martes, 11 de Junio 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 11 de Junio 2019 - 15:25
Fecha C: 
Miércoles, 12 de Junio 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ganar elecciones, perder gobernabilidad

Si bien hay países que se encuentran en mayores problemas que el nuestro, la situación económica, política y social de México dista de ser la mejor posible.

La Federación, los estados y municipios enfrentan problemas cada vez más complejos y muy pocos funcionarios demuestran ser capaces de resolverlos. Los legisladores federales y locales anteponen sus intereses personales, políticos y partidistas a los de quienes supuestamente representan. Los impartidores de justicia son incapaces de acabar con la corrupción que prevalece en la mayoría de los juzgados y tribunales del país.

Las consecuencias de la falta de capacidad de la mayoría de quienes conforman los tres poderes, tanto al nivel federal como el local, explica en gran medida la realidad que vivimos los mexicanos: la mala calidad de los servicios públicos, el dispendio, desorden y opacidad del gasto público, la creciente e insultante desigualdad económica y de oportunidades, los bajos salarios que percibe la gran masa trabajadora, el auge de la economía informal y de la delincuencia organizada y no organizada, los elevados niveles de inseguridad, las cotidianas e incontroladas protestas y manifestaciones ciudadanas.

Para empeorar las cosas, muchos de los que gobiernan al país, además de ser incapaces, carecen de los principios y valores éticos necesarios para actuar con probidad.

Y así seguirán las cosas mientras los partidos políticos sigan postulando candidatos con altas probabilidades de ganar una elección aunque los mismos no tengan las cualidades necesarias para realizar con eficiencia y honradez el cargo para los que sean electos. Y seguirán mientras los legisladores federales ratifiquen los nombramientos de funcionarios pensando solamente en cuotas e intereses partidistas. Y seguirán mientras los ciudadanos nos guiemos más por el corazón que por la razón al elegir a nuestros gobernantes y representantes.

No es casual la llegada al poder de individuos como Jaime “El Bronco” Rodríguez, Cuauhtémoc Blanco y otros más que no cuentan con la experiencia y la preparación adecuadas para realizar satisfactoriamente los cargos que ocupan. Sus triunfos en las urnas obedecen al rechazo que cada vez más mexicanos sentimos hacia la clase política que tanto nos ha fallado y hacia los partidos que han postulando candidatos solamente con base en las encuestas de opinión sin considerar si poseen o no los atributos necesarios para desempeñar exitosamente sus responsabilidades.

Todos los partidos parecen empeñados en ganar elecciones sin pensar en que lo más importantes es mantener y afianzar la gobernabilidad del país. Si siguen actuando con esa lógica es altamente probable que los tres niveles y poderes de gobierno sean rebasados por las circunstancias y el país se vuelva francamente ingobernable.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 20 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México, un país sin utopías

1

En el bachillerato trabajé como escritor fantasma durante el curso de filosofía, sólo que como en aquel entonces no sabía lo que era un escritor fantasma y tampoco tenía la menor idea de que éstos cobrasen tanto dinero por su trabajo, no cobré un solo centavo por mi perversa y oculta actividad. Pero a cambio de eso gané algo que no se compra ni se vende en ninguna parte, y me refiero al gusto por la filosofía. Y si digo que me convertí en un escritor fantasma es porque hice el trabajo final de filosofía para mí y para muchos de mis compañeros de clase. Nuestro profesor era un sacerdote. El Padre L. Un hombre culto y carismático, que no sólo sabía mucho de filosofía, de psicología, teología y otros temas, sino que sabía lo más importante: enseñaba a aprender por uno mismo. A causa de los cursos del Padre L., sobre todo en lo que a los presocráticos se refiere, quise estudiar la carrera de filosofía. Sin embargo, cuando se lo dije a algunas personas, me dijeron que estudiar filosofía era una insensatez, ya que como filósofo terminaría siendo, como mucho, profesor universitario. De manera que realicé estudios “serios”, como estas personas me aconsejaron y, luego de dar muchos tumbos por la vida, y veinte años después, terminé siendo profesor universitario.

Pero volviendo al Padre L., lo cierto es que me tomó algún tiempo darme cuenta de que no había elegido estos dos libros (aparentemente contradictorios) para el trabajo final al azar, sino que quería confrontarnos a dos postulados opuestos que forman parte de lo mismo. Los libros eran El Príncipe de Maquiavelo, una obra crudamente realista, y Utopía, de Tomás Moro, la obra del idealismo por antonomasia.

 

2

MÉXICO se ha convertido en una fosa común desmesuradamente grande. Más de 27,500 asesinatos en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto; 24 cada día, 2 cada hora. La cifra nos sobrepasa. Y eso, sin contar el número de homicidios que no contemplan las cifras oficiales, ni a todos los desaparecidos que, seguramente, yacen bajo tierra o calcinados. Atroces imágenes en la prensa. La violencia es cotidiana y, de alguna manera, esperable; un día sin violencia sería una fábula. Las imágenes: cadáveres colgados de puentes peatonales (de la misma manera que en la Edad Media y en el Renacimiento temprano se colgaban las cabezas de los enemigos en las puntas de los árboles para ahuyentar a los bárbaros); dentro de coches y de camionetas, rociadas de balas, inertes cadáveres perforados y ensangrentados; a orillas de calles y carretras coches quemados y abandonados; y, por si esto no fuera ya estremecedor, cuerpos mutilados, degollados y decapitados en todas partes. Una violencia desmesurada, una brutalidad. Alcaldes, periodistas, extranjeros, gente común y corriente; nadie se salva, todos pueden convertirse en blancos de la violencia, de la perversidad. Matar por matar, a un ser humano, a diez, a cincuenta, ¿qué más da? Acabar de un chispazo con el milagro de la vida, y hacerlo con una vehemencia feroz. El individualismo, la falta de interés por el bienestar ajeno, la nulidad de emociones de los criminales es desgarradoramente desconcertante. El regreso a la estupidez, el retorno a la barbarie. No hay cultura, ni educación, no hay arte posible para humanizar a estos deshumanizados seres que han perdido su compasión. Las almas muertas no hacen sino engrosar esas cifras que se convierten en estadísticas dentro de las páginas de los diarios. Porque se han convertido sólo en eso: en cifras, fríos números sin nombres, sin historias, sin rostros. Números oficiales y números de cálculos extra oficiales. De tanto escuchar y ver las mismas noticias; los asesinatos y las desapariciones, nos hemos habituado, nos hemos todos insensibilizado. Los gobernantes hacen alianzas con los criminales u optan por la demagogia: «Combatiremos a la delincuencia con mano dura»; «No daremos marcha atrás en la lucha contra el crimen organizado». Palabras vacías. Palabras que se lleva el viento. ¿No dicen que a grandes males, grandes remedios?, pero aquí sólo hay grandes males y remedios insuficientes. ¿Qué tiene que pasar para que el gobierno y las fuerzas del orden público limpien sus letrinas y se pongan a actuar de verdad?

 

3

Resignada parece la sociedad al enriquecimiento ilícito de tantos políticos incapaz de hacer nada. Junto con las noticias sobre la violencia, nos enteramos de las riquezas que, mientras los criminales se matan y la sociedad lucha por vivir en un país que nada más no levanta (o que levanta sólo para algunos), esos políticos acumulan más dinero y bienes a su patrimonio y, por si fuera poco, quedan impunes. Son la indiferencia y el urgente deseo por enriquecerse, los dos signos más abyectos de nuestro tiempo. La sociedad se cae dentro de un precipicio ético. El que pudiendo enriquecerse no lo hace, el que tiene amigos en el gobierno y no consigue contratos, el que no busca el bienestar económico, el que no pone al dios dinero por encima de otros dioses, es un estúpido. Ya nadie confía en los políticos, se han convertido en una clase despreciada por todos. Pero no les importa, los políticos, desde siempre, siempre han sido cínicos. A su retiro se van a administrar sus fortunas, a vivir como reyes con el dinero que otros ganaron. No hay arrepentimiento, no hay conciencia; sólo voracidad y cinismo. Y los pocos honestos, son asesinados o detenidos, no vaya a ser que arruinen el lucrativo negocio de la política.

Soborno, malversación, tráfico de influencias, abuso de funciones, enriquecimiento ilícito, blanqueo de capitales, encubrimiento, obstrucción de la justicia, corrupción política, trato de blancas; es claro que no sólo los políticos son responsables de la corrupción, lo somos todos los mexicanos, la sociedad en general. De una manera u otra, todos participamos y toleramos esa forma de vida. ¿Quién no ha sobornado a un policía? ¿Quién no ha pagado por un trámite? ¿Quién no ha tolerado que sus gobernantes le roben? ¿Quién no se ha conformado con el gobierno mediocre que tiene? ¿Quién ha acusado de corrupto a un amigo o al padre de un amigo, que todo el mundo sabe que se ha enriquecido con un cargo público o de la obtención de un concurso público amañado?  

¿Es posible detener la corrupción cuando ha llegado a esta magnitud? No lo sé, pero hay que empezar pensando que sí. Las utopías de hoy, son las realidades del futuro.

 

4

Estamos divididos. La sociedad mexicana siempre ha estado fragmentada. Desde la conquista. La independencia fue el primer gran sueño utópico; la llevaron a cabo los criollos y, como siempre, los indígenas pasaron de ser explotados por la corona, a ser explotados por los criollos. La revolución fue el segundo gran sueño utópico; al final sólo se cambió una tiranía por otra. La realidad es ésta, por más que contradiga la otra cara del mexicano, la del hospitalario, el amable, el generoso, que también lo es. Los mexicanos somos buenas personas, pero nos metemos el pie entre nosotros. Hay un desprecio generalizado de unos por otros. “Güeritos” y “morenitos”. “Hijos de papi” y “nacos”. “Hijos de españoles y europeos” y “mestizos”. Los “de coche” y los “de a pie”. Los “políticos” y los “ciudadanos”. Los “poderosos” y los “pordioseros”. Los “cultos” y los “incultos”. Los “ricos de siempre” y los “nuevos ricos”. Los de arriba explotan a los de abajo, los de abajo roban y matan a los de arriba. Todos están resentidos. Las élites culturales dicen quien puede formar parte de ellas y quien no. Siento escribir esto: México, como nación, no es una nación unida, en el país imperan el odio, el menosprecio y el resentimiento. En México ya no se valora el trabajo, se valora el dinero. Y eso explica en gran medida el descontento social y la violencia que se ha generado. Los mexicanos (buscando siempre mostrar nuestros orígenes extranjeros) somos malinchistas. No somos ni nacionalistas, ni patriotas. El enemigo de México es su clascismo, su falta de unidad, la ineficacia y corrupción de su gobierno. No podemos convivir en paz entre nosotros mismos, porque los mexicanos estamos en guerra.

 

5

La utopía consiste en el rechazo de la realidad actual y en la construcción imaginaria de otro lugar mejor, que muchas veces está ubicado en un tiempo mejor. La utopía permite confrontar la realidad actual con esa realidad alternativa. Y esa comparación debería de permitir encontrar una mejor realidad, ajustada a las circunstancias y al contexto actual. Las sociedades prehispánicas han sido idealizadas. No obstante, no constituyen las sociedades perfectas en las que a veces se piensa y, sin embargo, el pasado, con esa alegoría que ilumina a las sociedades primitivas, son necesarias para recuperar el presente y perfilar un futuro (tomar lo mejor del pasado y actualizarlo). El problema de vivir sin utopías consite en la falta de una verdadera visión de pasado, presente y futuro.

La utopía moderna siempre ve hacia delante y pone los sueños en una vida colectiva mejor.  

En su ensayos titulados Las cinco grandes utopías del siglo XX, el escritor Pedro Paunero escribió que «en la mayoría de las utopías o distopías, los ciudadanos están inmersos en un socialismo marcado por la igualdad y la negativa a acumular riquezas materiales, la tolerancia religiosa, la agricultura como el trabajo más deseable, los sabios como detentadores del poder (el gobierno de los mejores) y la uniformidad en las vestimentas y la educación». La utopía moderna aspira a lo mismo, pero en un contexto dentro del cuál se tiene claro que las utopías totalitarias, de izquierda y de derecha, tuvieron estrepitosos fracasos y sólo condujeron a la creación de sociedades controladas que vivieron vidas infelices. La utopía moderna no propone una sociedad igualitaria, sino una más libre, basada en los principios de felicidad individual y, al mismo tiempo (lo uno debería llevar a lo otro), de la felicidad social a la que toda utopía debe aspirar.

 

6

«La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces, para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar», escribió ese soñador de mundos mejores que fue Eduardo Galeano.

Me temo que los políticos y los partidos políticos, de tan ocupados que están en obtener nuevos puestos y en dar puestos a sus amigos más leales, en ganar elecciones, en repartir espejitos y espejismos a la población y en ajustar sus sueldos de acuerdo al incremento de los precios de sus lujos, no tienen tiempo para construir utopías.

México es un país sin utopías. O, mejor dicho, México es una distopía.

Tal vez, a muchos políticos les hubiera venido bien un maestro de filosofía como el Padre L., que no sólo les hubiera enseñado a aprender filosofía, sino que les hubiera recomendado la lectura de algunos pensadores utópicos aunque, como yo, hubieran tenido que volverse escritores fantasmas en lugar de funcionarios fantasmas.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 08 de Enero 2016 - 16:00
Redes sociales: 
1