Se encuentra usted aquí

¡Viene, viene…!

Autor:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Viene, Viene: ¡Dejad que los niños (y las niñas) vengan a mí!

Seguidores de la 4ª, 5ª y la12ª Transformaciones, Sabed:

En estos tiempos de las “equidades de género” -Incluyendo el género periodístico- disculpad, tanto mis temas, como mis expresiones, lenguaje y “Sin Taxis” -Ya hay UBER-

Aclarado lo anterior: ¡Comenzamos!

Cito, parto y reparto:

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: (En materia de trabajo)

“Artículo 123.

III. Queda prohibida la utilización del trabajo de los menores de quince años…” ¡Bolas!

“Artículo 32, numeral 2 de la Convención sobre los Derechos del Niño.

1. Los estados parte reconocen el derecho del niño (¿Y las niñas, Apá?) a estar protegido contra la explotación (¡Ouch!) económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social…” ¡Bolas, Again y “ensalivada”!

¡Haiga sido como ya fue! esta 4ª. Transformation pinta “pior” que todas las transformaciones anteriores. No solo porque “no son igualitos a los y las y les anteriores…”, sino porque la traen superada y copeteada.

-¡Infeliz Viene-Viene, demuéstralo, “Fifi-calumniador”, “Chairo-traidor”!

-¡Ay voy! -sin hache de herida y con “Ay” de me duele”.

¡Hombres -y hembras- de poca Fe! Atended:

En este México “nuestro” ¿..os cáe..? tan protector de “la infancia”, de los Derechos del niño -y de las niñas- abundan -Ad Nauseam- (Léase, lo que provoca vómito) campañas suscritas y ¡Pagadas!, por los Tres Poderes de la Unión -incluida la actual “legislación” de la “paridá de género”; y por entidades –pseudo sociales-  ¡Utilizando el trabajo de menores!, Para quién sabe qué aviesos intereses.

Recurren a la grabación de voces  -“auditivamente de menores”- para enviar “mensajitos” evidentemente tendientes a ¡Conmover a las audiencias! ¡Snif, Snif! Ternuritas adoctrinadas al más añejo estilo de las “juventudes hitlerianas”.

El caso es que “utilizan” a chamacos y chamacas para expresar las más torcidas ideas de adultitos y adultitas que -habría que saber- lo que pretenden.

¿Quién cobra por esa “explotación”? Ese “trabajo” ¿se cobra, o nomás se explota? ¿A cuánto tiempo “nalga” y grabación someten a “infantes”?

Independientemente de sus “buenas intenciones”, ¡Usan, abusan y explotan!, a “menores” para aprenderse o al menos, mal leer, frasecitas.

Pregunto desde esta nauseabunda columna -la única que permite que sus ojos le quiten el apetito- ¿Quién carajos se beneficia de esa “explotación encubierta”?

Si “alguien” cobra por ello, ¿quién lo hace? ¿Quién está sacando raja…?

Ante la falta de que alguien me pregunte -porque no los leo, ni los oigo- contesto:

Primero que nada, me imagino a los “criativos” de tales campañas. Ponen a escuincles y escuinclas a “chambear” ¿de a gratis? para que la institución “pagadora” quede más que satisfecha y se caiga con su cuerno.

Recientemente, ¡muy ofendido! (Ya saben quién) se ofendió porque se criticó el haber mandado a su “menor hijo” a un campamento veraniego Fifí.

¿Y la chamacada que no tiene posibilidad de ir a ese tipo de Resorts se tiene que fletar quedándose a grabar campañitas a modo, para que papi, mami o sus “tutores” cobren por ellos; al más hitleriano juventus modus de aquellas juventudes enajenadas?

-¡No! Si no somos “iguales”.

Dudosos, ¡Parad Oreja! Y leed:

La “pederastia” -del griego, paiderastía: “inclinación erótica hacia los niños” (Dice La Madre R.A.) ¿Aplica solamente para lo “sexual”?; ¿Y lo “ideológico, Apá?”

  • ¡No!, ¡si no somos iguales! “Eso calienta”

¡‘tons Jefe!, ¿porqué permitimos que todo esto siga sucediendo? ¿Porqué permitir que chamacas y chamacos sigan siendo “utilizados”, “manipulados”, “enajenados” en uno u otro sentido, ya sea de “izquierda”, “derecha” u “oblicuo”?

Porqué no dejad que niñas y niños sigan siendo simplemente: ¡Niños!

Las naciones y “culturas” más avanzadas -si algo tienen de avanzadas- es que permiten que “las niñas y los niños sigan siendo ¡INFANTES! ¡LIBRES!, ¡PUROS Y AUTÉNTICOS! Ajenos a cualquier otra “influencia” que no sea “JUGAR”, “IMAGINAR”, “SOÑAR” y permitirles sanamente que expresen su más pura y genuina imaginación.

No los metamos en esta ¡Mierda! de mundo que hemos “construido” quesque para “enseñarles” el “Deber Ser”. Donde casi nadie puede realmente SER, lo que verdaderamente podría SER. Seres Buenos, Seres Libres, SERES.

Tal y como “cheispir” dijo: ¡To Be or Not to Be…! (Is NOT the Question… Ah. It’s “The Point” -curiositos: referiros al texto original de Hamlet)

“Con todo Respeto” (Citando a Ya saben quién) Traduzco: “Ser o no Ser, NO es la cuestión ni la interrogante…” Es ¡EL PUNTO! “PUNTO Y SE ACABÓ”: Me decía mi Santísima Madre.

Parodiando: ¡No es la economía, estúpidos!, ni tampoco la política o el poder:  es “LA PERSONA”

Yo “se las dejo” -sin albur- desde la banqueta; desde el “Viene Viene”, el que les quita el bote, pa’que se acomoden y estacionen.

¡Yá usté dirá con lo que quiera cooperar…!

(Eso sí, no me hago cargo si “alguien” le raya su carro)

Autor:

Fecha: 
Lunes, 29 de Julio 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 29 de Julio 2019 - 15:25
Fecha C: 
Martes, 30 de Julio 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Lucio, ¡te luciste! (Nothing personal, just business)

“Sólo se destruye lo que se sustituye” (Errico Malatesta)

El filósofo y analista –ése sí- italiano, no podría haber heredado mejor apellido. Lo entiendo como “Mala-Cabeza”; a veces, no hay como pensar mal para acertar.

“Cada vez que me emborracho, juro no volverlo a hacer… qué juramentos ¡tan firmes!, los que me hice antier y ayer”, (Del Cercado Propio)

Lo anterior viene al caso por las recientes expresiones de nuestro ínclito Director, Eduardo Ruiz–Healy –responsable de “El único noticiero que permite que sus oídos le abran los ojos”-. Cito y recito: “La llamada encuesta sobre la viabilidad del nuevo aeropuerto para la Cedemequis, es una estupidez…”, en el sentido de que no es muy “brillante” intentar “saber” sobre algo, preguntándole a quien no sabe. Es el caso clásico del forastero quien al preguntar a un lugareño sobre determinado sitio, recibe por respuesta la de “…ahí nomás, tras lomita…”. El interrogado responde algo indeterminado, con tal de que no se le tome por ignorante: “Vox Populi, Vox Diabolicum”.

Permítame El Respetable interpelar (por alusiones) a Don Eduardo, desde esta columna, “la única, la auténtica, la original que “permite que sus ojos le abran la boca” ":

Respecto a la viabilidad del nuevo aeródromo parece que “alguien” o “álguienes” quieren “chamaquearnos” o “darnos el avión” (“El labión, el labión”). ¡De lengua, me como un plato!

Parecería que lo mismo sucede con el tan manido tema sobre la “legalización” (Sic. y Re-sic.) de las drogas.

Foros por aquí, foros por allá con la concurrencia de “expertos”, “pachecos” y “público conocedor” sobre todo producto y subproducto factible de introducirse entre pecho y espalda. 

Por todos lados surgen notables conocedores respecto a “las sustancias de los sueños”. Cómo pasar por alto la Obra inapreciable de mi Maestro Simón Brailowsky, Q.E.P.D., y que lleva ese título, quien irónicamente, falleciera en un accidente automovilístico transportando “cerebros” que había recogido unos minutos antes precisamente en el “aeropuerto juarista”. Órganos a los que dedicó buena parte de su vida para estudiar y analizar. Brailowsky sí que sabía las diferencias abismales entre los efectos que tienen unas y otras sustancias sobre el cerebro. Y por lo tanto, sobre la psique de los individuos. No es lo mismo “Chana que Juana”, como tampoco “alcohol y marihuana”. Sólo por citar dos muy básicos productos démodé.

Algunos aferrados superficiales no dejan de intentar comparar el consumo de “alcohol” (Bebidas alcohólicas; “etanol en dilusión” del 2% al 55% en volumen; apto para consumo humano, con efectos “depresores del Sistema Nervioso Central”. Ley General de Salud de los Estados Unidos Mexicanos. Dixit) y el consumo y efectos de la “Canabis Sátiva” (a) Marihuana, Mota, Martuchita, Pelos de Elote; Sin Semilla; Acapulco-Golden; hierba santa y anexas.

Y que si la “Época de la Prohibición” (Ley Volstead, 1929) “demostró” que “prohibir” es ¡tan contraproducente! como lo “demuestra” prohibir la pederastía. Sería como afirmar que, debido a la “prohibición” o rechazo de que adultos hagan de “las suyas” con niñas y niños, han surgido tantos abusadores de menores. Y que si el “alcohol” (no el de farmacia, ni el del 96 grados, ni el de las lociones o el destinado para friegas: If you please es tan “peligroso” que debería prohibirse.  Y que “el alcohol” y "el tabaco" han matado y matan a más personas por segundo que los aniquilados por la fiebre española en el siglo XIX… “etecé y eteasí…”. Y así entre otras tesis, antítesis y síntesis demenciales que rondan en los linderos de confundir “la velocidad con el tocino”.

El caso es que la superficialidad y la estupidez se fueron al campo un día; y más pudo la estupidez y la superficialidad sobre la razón que la razón tenía. (Parodia sobre un versito cursi que algún día escuché).

Eso de ponerse a “preguntarle” a estas alturas a “la masiosare” si “habemus aeropuerto o no habemus aeropuerto”, resulta tan perverso como lo que se pretende en torno a los desvaríos sobre el “uso de sustancias” para “fundamentar” ¡políticas públicas de salud! MY FKNG DOG! ¿Qué dice y qué quiere “el pueblo bueno” y “el pueblo malo”…? ¿Ponerse hasta su matrix…? ¡Que lo diga!

Si ya en Colorado, Ohio y anexas está siendo ¡todo un éxito! ponerse hasta las manitas “legalmente”, y ¡hasta las finanzas públicas han remontado! Chúpele pa’fuera y sóplele pa’dentro. Odiamos a los gringos, pero ¡AY! cómo queremos ser como ellos.

Vámonos entendiendo: No todo lo que te metes te prende igual. Ni es lo mismo un chupe, que un “toque”. Ni todo lo que se te ocurra, va a resultar. Por mucho que lo digan “algunos” sesudos pseudo “intelectuales”

Seguimos siendo el país de las “ocurrencias”. Que si la criminalidad está desatada… ¡Ah!, es que ¡se están matando por la prohibición! ¿Os Cae? “La causa, son las desigualdades sociales”. Una vez abolida la “prohibición”, los lobos se volverán corderos. Una vez dentro de la “legalidad”, todos dejarán de estar al “margen de la Ley”, pues ya no habrá Ley que prohíba cosa alguna. ¡Pactemos! y todos conviviremos en Santa Paz y armonía.

¿No será por “la falta de gobernabilidad” que “democráticamente” aspiramos al “auto-gobierno"? Es la falacia de las “auto-defensas”. Si no hay quien me defienda, pues me defenderé a mi forma y a mi modo. “Nomás con “legalizar” la producción, comercialización, distribución y consumo de “motita”, “amapolita” y derivados, la cosecha criminal seguro se acaba…”. En el momento en que constituyamos la CONACOES: “Compañía Nacional para el Consumo de Estupefacientes” todo se normalizará. Ahora que llegue la “hermandad” regulatoria de la morena castidad, las drogas y sus derivados no existirán más. ¡Al margen de la Ley, nada; por encima de la Ley, nadie! ¡Voooy! No mameyes en época de aguacates.

¿Habrá quien tenga la capacidad de “analizar” la Historia de la evolución que ha tenido el “uso de sustancias”?

“Gringolandia” el más odiado, pero más aspiracional estilo de vida para buena parte de los mexicanos, ha sido el ejemplo a seguir. ¡Sigamos!

Por décadas, el término “Drugs” (Drogas) fue el término común para referirse a todo aquello que se comercializaba en las conocidas “drugstores” o “farmacias”. Pero cuando cayeron en la cuenta de que no era “lo mismo” que “lo mesmo” y que “jurídicamente” habían caído en una contradicción, tuvieron que recular y cambiar regulatoriamente el término de “drugstores” por el de “pharmacies” Esto es, de “droguerías” a “farmacias”. ¡No todo lo que puedas encontrar en el mostrador es para que te lo metas, como te lo metas o cuando te venga en gana introducírtelo! Una cosa es “la sustancia” y muy otra, para qué o cómo la usas. Si lo que quieres es conseguir “algo” que “te alivie”, es una cosa; si lo que quieres es “ponerte hasta tu madre”, ése es otro departamento y “consulta a tu médico”.

¿Qué pa’ donde voy? ¡Ahí voy! Nomás ténganme paciencia.

Hay “sustancias” productos y subproductos que la Señora Humanidad ha descubierto, desarrollado y asimilado en su vida cotidiana de muy diversas formas. Durante más de DOCE MIL AÑOS DE INETERACCIÓN. Entre otras, el cultivo de semillas y frutos y su fermentación. I. Est. Cebada (Cerveza) uvas (Vino) y etc, etc. “Milenios” después. “destilación” (aguardientes como el ron, whiskey, vodka, etc) Esos –entre otros, como el té, y el café- los ha integrado a su forma de vida y convivencia. Durante centurias. Tanto el té, el café, la cerveza y los “vinos”, la Humanidad los integró a sus “usos y costumbres”. Incluidos rituales religiosos y sociales. De ahí se desprende que el consumo de buena parte de las “Bebidas con Alcohol” –NO ALCOHOL per-sé- la Humanidad las ha integrado a sus formas de vida y “convivencia social”. NO para “ponerse hasta la madre”, sino simplemente para “convivir”. Y hasta para “acompañar” a su alimentación. De ahí los “sibaritas” lo “somelieres” entre otros “diletantes” del “buen comer” y de quienes gustan de disfrutar de un producto sin afán de “intoxicarse”. Uso y costumbre muy arraigados entre quienes no pretenden el “efecto patada” de determinada sustancia.

Hechos incontrovertibles y muy diferentes de quienes –al consumir determinada sustancia- “pretendemos” alterar o modificar la “psique” o “percepción de la realidad”.

De ahí que los “gringos”, esos para muchos, tan “malévolos y degenerados” cayeron en la cuenta de que en su sistema reglamentario, tuviesen que incluir el concepto jurídico de “UNDER THE INFLUENCE” (Bajo la Influencia), lo que implica diferenciar si alguien se encuentra, o no, bajo “la influencia” de determinada sustancia. Así surgió el conocido D.U.I. (Driving Under The Influence) o “conducir un vehículo bajo la influencia de determinada sustancia”. Acto “gravísimo” que puede modificar jurídicamente un hecho de lo “imprudencial” a lo “criminal”. No es “lo que te metiste”, sino “cómo, porqué razón, cuando y/o para qué te lo metiste”.

La gran diferencia entre “consumir” una “bebida alcohólica” sin llegar al punto de “intoxicación” o consumirla por el hecho de “acompañar” los alimentos puede hacer la diferencia entre la libertad o la cárcel.

En el caso del “uso y abuso de otras sustancias” es que por ejemplo, en el caso del consumo de “bebidas con alcohol” alguien puede consumirlas sin llegar al estado de “intoxicación”. Mientras que en el caso de la “marihuana” y otro tipo de sustancias similares, lo que se “pretende” busca o provoca, es estar precisamente “bajo la influencia”. Es decir “intoxicado”.

Si yo no me puedo explicar –como es mi caso- tal vez para iniciados, Séneca lo haga mejor:

Dice Lucio, luciendo su lucidez: “…lo que es la ira (diferente) a la irascibilidad: entre ambas existe la misma diferencia que entre la embriaguez y la propensión a la misma… el irascible, no siempre está dominado por la ira, como el propenso a la embriaguez, no siempre está borracho…”.

“Bajo lo influencia” de Séneca podemos encontrar toda una cátedra sobre la diferencia entre el “consumo inocuo” y el “efecto patada” de las sustancias, dejando claro que hay sustancias cuyo consumo “puede” resultar ¡sin efectos secundarios! Y otras, cuyo “beneficio” sólo se logra a partir de sus “efectos secundarios”. De ahí que hay quienes consumen vino, cerveza, café, o té, pero evitan y rechazan su “efecto secundario” por mínimo que sea. No sucede igual, con “otras sustancias”; que se consumen con la intención inicial de alcanzar un “efecto secundario” o “efecto patada”. Por ello, la Señora Humanidad –que puede ser todo lo vieja y anacrónica que se quiera, menos estúpida- ha “aculturizado” ¡durante milenios!; asimilado e integrado a las formas de convivencia social pacífica determinados productos y no otros.

Hoy, los urgiditos e histéricos; ávidos de los “resultados” para antier. Los y "las” incapaces de “controlar” la demanda de las “zonas de recompensa” de nuestro cerebro para alcanzar “compensación de sensaciones de necesidad” o “saciedad” aún antes de que se presenten, somos tan proclives al desarrollo de adicciones. Esto es, la necesidad de recurrir a determinado efecto, para “ilusoriamente” prevenir la “carencia” del mismo. Esto es, el “síndrome de supresión” o “necesidad” de determinada dosis para lograr un “efecto” antes alcanzado. Algo que tiene mucho que ver con nuestra incapacidad para “aplazar” determinado estado de satisfacción.

En palabras de cualquier demagogo o populista: “Deja de prohibir lo prohibido”, que así es como “te permitirás lo permitido”. Es el mismo santo remedio que han venido promoviendo los defensores de la proliferación de armas: “Permite que todos se armen hasta los dientes, para ¡evitar! que alguien se atreva a sacar y disparar primero su arma”.

A falta de capacidad para darnos “Orden y Progreso” –como reza el acertado precepto de la Bandera Brasileira- parecería ser que buscamos una sociedad “Montessori-Light” (Con todo respeto a los verdaderos Montessorianos) “No hay cosa más buena y más sana, que cada quien haga lo que le da su retiznada gana…”. ¡Voooy!

Pero ¡quién es este tecleador de “El Viene Viene”! para darnos clases de moral con la bragueta abierta. Mejor atendamos –guan mor taim- a la lucidez de Lucho:

“…es más fácil expulsar un mal principio que gobernarlo; más fácil no admitirlo que moderarlo después de admitido. Una vez que ha tomado posesión es más fuerte que el alma poseída, no conoce límite ni restricción… la razón misma, a la que entregáis las riendas, no sabría conservarlas a no divorciarse de las pasiones; mancillada por su alianza con estas, no puede contener lo que antes le era fácil excluir. El alma, una vez quebrantada y fuera de su asiento, no obedece más que al impulso recibido… un hombre que se ha arrojado al abismo, ya no es dueño de sí; no puede volver atrás ni detenerse en su caída hasta llegar al fondo…”

Si creemos que la “ausencia de control” será la solución para dejar de “descontrolarnos”, por eso estamos como estamos.

Viviendo en “el gabacho” –sociedad bastante proclive al libertinaje- he podido reflexionar –de esquina en esquina y de banqueta en banqueta- sobre lo que me dicta una pinchurrienta señal de ¡STOP! Y que yo ociosamente he desdoblado como sigue: “Silence; Think; Observe; Proceed” ¡Cállate, Piensa, Observa y Procede! Sin policías ni cámaras de foto-multas a la vista, el letrerito sólo me previene: “Sigue mis instrucciones para no darte en la madre”.  

No es que en los Estados Unidos de América no se dé la transgresión, ni la incivilidad, ni la corrupción. Lo que sí se percibe es que, al menos en lo fundamental de la “convivencia social” el que se lleva, se aguanta. Y si te agarran, ¡te cuesta! No hay mucha ciencia ni filosofía de por medio. “Nothing Personal, Just Business!

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Agosto 2018 - 15:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 27 de Agosto 2018 - 17:45
Fecha C: 
Martes, 28 de Agosto 2018 - 06:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

"¡A Volar!": Historia de un Viajero Frecuente

Sr. Eduardo Ruiz–Healy.

Ruiz–Healy Times.

Presente.

 

Muy apreciado Don Eduardo:

Ante todo una disculpa por la larga ausencia de esta insoportable e inevitablemente seductora y gozosa columna "El Viene-Viene"; diseñada “a la medida” para Ruiz–Healy Times y recreo de la masiosare. Resulta ser que me encuentro en la disyuntiva entre seguir tecleando para Ruiz–Healy Times -y pasar a la historia- o chambear de "a gratis" -sin pena ni gloria- para Aeroméxico. Usted dirá. 'Péreme y me explico:

Pa'abrir boca -a través de este "el único noticiero que permite que sus ojos le abran la boca"- chútese abajo el correíto con que me mandó "A Volar" Aeroméxico; Dios mediante una de sus muy dignas representantes. Cito: (pa' ir deslindando cualquier intento leguleyo de alegato por difamación).

“Estimado Sr. Cabrera:

Agradezco el tiempo que dedicó para comunicarse al Centro de Atención a Clientes de Aeroméxico y compartirnos sus dudas.

Retomando lo comentado en nuestra conversación, le indico que los servicios adicionales no son reembolsables, lo puede hacer uso del mismo, misma ruta, mismo pasajero con un fecha de vigencia 31 de julio 2018.

Sr. Cabrera, sus palabras nos encaminan a continuar mejorando nuestros servicios. Tenga la certeza que para Aeroméxico, será un honor continuar atendiéndole. Cordialmente:

Dunia Yesenia Contreras Rojas

Ejecutivo de Atención a Clientes”

Sic. Sic. Y Re-Sic. En verdad, en verdad os digo que me siento ¡Bien Sic.! nomás de leer lo anterior.

Érase que se eran las 15h50, del “martes negro” 31 de julio del moreno 2018. Como gente de palabra y buenos modales que tenemos por herencia los cedemequisences, acudí a documentarme ¡con TRES HORAS DE ANTICIPACIÓN! en el mostrador de Aeroméxico, terminal DOS, área de embarque L-2, del aeropuerto de la “Cedeme-akiss”. Un aeropuerto que “no lo tiene ni Falfurrias, Texas”. Ni por su olor, ni por la precisión de sus señalamientos.

Una vez hecha la colita de rigor, presenté mi documentación a las 16h15 (Fede “El Tigre” es inocente: y no tiene la culpa de que el personal de Aeroméxico no sepa menear la cola) con miras a abordar el vuelo 428 con destino a “My Ami”, la Pequeña Cuba. Citado “documentalmente” para partir a las 18h50, pero sin “señalar” la Sala de Abordaje (me dijeron “Quiayá arriba” aparecería en la pantalla a partir de las 6:00 K. Leyenda que me apuntó la Miss del mostrador en mi pase de abordar, queriendo decir: a las 18h00 por la puerta “K”). Como soy guarín, pero me fijo, deduje, interpreté, pensé y luego existí –gracias a mis amplísimos conocimientos del lenguaje de la industria del aerotransporte- que la chiquita se refería a las 1,800 hrs. zulú, y que el primer objetivo para mí era entrar por “Kilo”. El caso es que Sancho ya estaba cincho, pues además de presentarme con toda anticipación, 300 hrs. zulú antes, me respaldaba la clave: Julieta; Kilo; Victoria; Zebra; Yanki; Eco. Así que –previo el muerto y después el llanto- luego de pagar quinientas bolas por una inchi maleta, “‘ay voy pa'rriba" a jugar al juego de "¡Atínele a su sala!".

La Terminal 2 Benito Juárez –a la que Andrés ya no tendrá que cambiarle el nombre, para satisfacción de los fans de la “justa medianía”- es una terminal que no la tiene ni la Tapo (Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente de la hoy cedemequis). Monopolizada por Aeroméxico –a partir de que reventaron a Mexicana de Aviación para quedarse con la mayoría del “mercadote”- esa galera recibe –entre pestilencias indefinibles y vomitivas- a los viajeros con cartones y mamparas de cimbra y un letrerote que dice más o menos: "Disculpe las molestias. Estamos trabajando pa’mejor comodidá de usté…”. De pantallas, anuncios y señalamientos, ni qué decir.

El caso es que sin tener qué hacer durante dos horas, me dediqué a sintonizar “el único noticiero que permite que sus oídos le abran los ojos" -entre otras cosas- de Ruiz–Healy, a quien le encanta que le digan si no está uno de acuerdo, y de ahí me enchufé con Pepe Cárdenas y la mala noticia de que el avión de Aeroméxico había tenido un “aborto” de despegue en Durango (desconozco si el aborto ya está legalizado en dicha entidad). Antes de que los equipos de emergencia del aeropuerto de Durango llegaran al lugar de los hechos (según testigos del avionazo, tardaron ¡más de 20 minutos en llegar!) El gober y el secre de la Ese Se Té, ya estaban “declarando” ante los medios: que sí, que no, que vamos a ver; que, qué pasó; que no faltaba más; que todo fue cosa del “mal tiempo”, etc, etc.

Mientras tanto, una que otra pantalla –cero anuncios por micrófono- mostraban: Vuelo 428 a "My Ami" Sala 53… no, Sala 68… no… Sala ¿Quién sabe?… pa’no hacer el choro más largo, hasta las 18h43 en una pantallita apareció: Sala 73. Y “’ay les voy”. Llego a la dichosa Sala 73 y me encuentro, junto con otros siete pasajeros, “con la novedá…” de que el vuelo “yastá cerrado…”. "P’os si ‘tamos viendo el avión a través de la ventana. ¡Abran las puertas señores...”. "Na’nai. Y háiganle como puedan…".  ¿Quién sabe qué hicieron? Si treparon antes a algunos “gallones” o su parentela, que los viajeros documentados y con pase de abordar, ¡se jodan!

Luego de perder valiosísimos minutos discutiendo, los guarda-puertas se limitaron a mandarnos a los ocho infelices a pasar a “L-3” meaning, ¡Ventas!, para pagar la “penalidad” respectiva y volver a comprar un boleto para “el día siguiente”. Ante la cerrazón de los enchalecados con chaleco amarillo, los afectados a coro pedimos la presencia de un “supervisor” (léase, algún coludido para torear a los “Clientes”). Con gafete medio escondido, se presentó un tal “De la Huerta”. Misma respuesta: “Ustedes llegaron ¡tarde! Fue cosa de las “pantallas”. “No es responsabilidad de Aeroméxico… es problema del aeropuerto…” ¡Bolas! Acabándosele las explicaciones al susodicho, se presentó –para “igualdá de género” una “damita”, muy encopetada y mejor pintada, con nombre de cantante: ¡Aranza!– quien hizo su papel de “fiscal especial” para casos de “desaparición forzada” de viajeros desaparecidos. Misma cantaleta. Y ante mi exigencia de ver a su “jefe”, argumentó que el tal “Jefe”, ¡no estaba! Bueno, SÍ estaba, pero que ‘orita no se le podía ver, porque estaba en “conferencia de prensa”, porque estaban en ¡CONTINGENCIA! (por el accidente en Durango) y “Si no están ‘diacuerdo’, pásenle al módulo de PROFECO". Oh, FKNG God!

Re-Cito: Dice una voz popular por boca del “coludido" de PROFECO a favor de la aerolínea: “Pus sí, pero, pa’que proceda su queja, ¡deben ser por lo menos QUINCE! Y ustedes sólo son ocho. ¡Bolas!

Sucedió que tanto los otros siete pasajeros compañeros en desgracia –paisas con pasaporte gringo- y Su Seguro Servidor, fuimos enviados mucho pa’l carajo a pagar la módica cantidad de Nueve Mil pesos, si pretendíamos abordar un vuelo para el día siguiente. De ahí no los sacamos.

Lo mejor vino después. Y de ahí el correíto con que abrí este delicioso periplo. Al reclamar el “reembolso” del pago de mi pinchurrienta maleta –maleta que ¡JAMÁS VIAJÓ!–, Dunia Yesenia (de cuyo nombre de telenovela setentera “no es culpable”) me mandó “agradecer” por haberme comunicado al “Centro de ¡ATENCIÓN!, ¡ATENCIÓN!, ¡ATENCIÓN! A “CLIENTES” con la desfachatez de firmar con membrete de Aeroméxico y salir con la ¡jalada! y sintaxis imperdonable de que “los servicios adicionales no son reembolsables, lo puede hacer uso del mismo, misma ruta, mismo pasajero con un fecha de vigencia 31 de julio 2018” (Sic., Sic, y Re-Sic). O sea, con VIGENCIA DEL DÍA ANTERIOR, MISMO DÍA, EN QUE USTED NO SE FUE Y POR LO TANTO, ¡YA SE FREGÓ!

¡Ah!, pero eso sí, suscribiendo muy “cordialmente”: “Sr. Cabrera, sus palabras nos encaminan a continuar mejorando nuestros servicios. Tenga la certeza que para Aeroméxico, será un honor continuar atendiéndole”.

¡Pa’su madre! Así que “mis palabras” los “ENCAMINAN” a seguir “mejorando” sus ¡servicios! Hay que tener Web–os punto com. ¡Y cara dura! Y todavía rematando que “será un HONOR CONTINUAR ANTENDIÉNDOME”. Si me vas a “atender” así, ¡ya no me atiendas!

Ante tanta chulada y lindezas, me metí a Expedia y encontré un vuelo por American Airlines a ¡LA MITAD DEL PRECIO! con que pretendían “asaltarme” vía Aeroméxico.

Qué casualidad que al día siguiente, en la Terminal 1, previo a abordar el avión de American Airlines, tanto dicha aerolínea, como Jet Blue y United entre otras, en todo momento y por más de “cinco” ocasiones, los encargados del punto de abordaje, vía micrófono, desgañitándose al vocear los nombres de todos y cada uno de los pasajeros rezagados para “asegurarse” de que “ninguno” quedase sin abordar.

¡Oh Mécsico! Y luego, ¿por qué será que no nos quieren?

Con esa “competitividá” pretendemos seguir limosneando la firma de un Tratado de Libre Comercio...

Ya “perdimos” la primera aerolínea Bandera ¡Mexicana! Y muy pronto, seguro acabaremos con la segunda.

Mientras tanto, Mr. Conesa, ¿dónde andará? ¿Jugando golf? ¿Se habrá subido alguna vez de polizón o al menos de “incógnito” como el “pasajero número X” para darse cuenta de cómo opera su aerolínea y cómo es “mal tratado” el público usuario de cuyo bolsillo derivan sus ganancias?

Si quiere unas “clasesitas” de “Viajero Frecuente” y de cómo operar una aerolínea, quedo a sus órdenes. Previo acuerdo de mis Honorarios. Para mí, sí que sería un HONOR SERVIRLE. ¡PREVIO PAGO DEL VALOR DE MIS EXPERIENCIAS!

Ya comienza a circular la versión de que el accidente de Durango ha sido “MILAGROSO”. ¡Ni cómo dudarlo! El caso del  Embearer de Aeroméxico, vuelo 2431 ha resultado “milagroso”. ¡Aeroméxico ha sido “milagroso”! ¿Recuerdan su cuasi-desaparición hace unas décadas?

México mismo, ha sido y sigue siendo “milagroso”. Pero la “incompetencia” la “ineptitud” las otras caras de la “corrupción”, son las nuevas formas del “Crimen Organizado” encubierto por la falta de sensibilidad de quienes se ostentan como “prestadores de servicios”.

Clasesita Gratis al margen: RCA (Radio Corporation of America) tenía por lema: “La Voz del Amo”. Con el emblema de un perrito muy atento y la oreja pegada a un megáfono. Y El Amo, es el CLIENTE.

Y no soy “Pro-gringo”, soy “Pro-MEXICANO”.

Por si le sirve a “Alguien”.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 03 de Agosto 2018 - 15:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 03 de Agosto 2018 - 17:15
Fecha C: 
Sábado, 04 de Agosto 2018 - 06:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Pepe “El Toño” es Inocente!

Honorable Público conocedor y simpatizante de esta “gustadísima” sección. La única Columna que ¡deja que sus ojos, le abran la boca!

Sabed:

¿A dónde vamos a parar…? Cayendo siempre en el mismo error…” (El Buki, Dixit) con ¡tanto desfiguro!  por parte de todos los aspirantes:

Díganlo si, no, Siguen recurriendo a las mismas cantaletas; sosas, vacías, fatuas… rayando en la estupidez:

Por un lado “Pepe-Toño” (Sólo les falta ligarlo con el: “Yo soy Pepe, yo soy Toño” del “Hágalo Usted mismo” y “Páguese Usted asimismo también”); luego Ricky Ran Ex de Madero su chalán; quesque masticando el inglich y parlebuando el franchute.  Y pa’ acabarla: el “Ya sabes quién…” –El Juan Diego, Región IV irreverente de La Morenita- Y rematan –entre otras ocurrencias “criativas”- con un escuincle desafinado cantando el “na, na, na, na, na… naranja”

¿Contenido, sustancia, esencia, propuestas…? ¡Naranjas!

Para no violentar el “Debido Proceso”, lejos de acusar a los candentes y cándidos candidatos, yo abogo por ellos.

¡Pepe “El Toño” es Inocente! Como también lo es el gerenalito Popo Anaya; y el Juan Derecho Vengador de Macuspana. Ellos no tienen la culpa. ¿O la tendrán? Pue’que sí. Por dilapidar dineros ¡Públicos! en ¡CATORCE MILLONES DE MINUTOS DE SPOTS! con que amenazan bombardear a una población ¡harta! Y que está hasta su mismísima Mátere de ¡Tanta bazofia! (Según La Madre… Academia: “Cosa soez, sucia y despreciable”)

Sin embargo, “los, las y les” verdaderos culpables, los verdaderos truhanes, son la caterva de advenedizos,  oportunistas y trepadores de todos los tiempos y todos los sexenios que los rodean. Los que sin el menor pudor, ponen en garganta y lengua de los aspirantes una serie de frases inconexas surgidas de neuronas fundidas.

En pro de la “igualdad de género” ¿No habrá un “macho” o una “hembra” que se atreva a decirles: ¡Por piedad, mi candidato! No diga Usted estupideces. No le quedan. No hay quien se la crea ni se la trague. ¡No la joda… da pena ajena! ¿Qué necesidad…? Aunque perdamos la campaña: ante todo debe estar por delante su “Dignidad”; el respeto a su “Persouna Humana”. ¡No sea “Bad-Hombrei”. Hablando así, ¿cómo quiere que no nos agarren de bajada?

Al mismo tiempo que se pavonean diciendo luchar por la “defensa de los menores”, se dedican al “mercado de escuincles”. Díganlo si, no. ¿Quién es el responsable de meter a escuincles en los Spots, quesque pa’ “enternecer” a las audiencias? ¿No se supone que el “trabajo infantil” está prohibido? ¿Quién les paga a los escuincles y escuinclas? ¿Quién “cobra” por ellos? ¿De a gratis, hacen “castings” se soplan los parlamentos y se avientan las grabaciones? ¿Qué tienen que hacer “menores de edad” metidos en temas que se supone son para “mayores de edad”?

¡Más mezcla, maistro! Y más muestras. En los Spots, se escuchan las voces “fingidas” de niños o niñas con léxico propio de “menores con retardo”. (Quede claro que el “retardo mental” no es un estigma, es una disfunción) Lo que resulta “criminal” es “forzar” a un “menor” a que diga un parlamento “fingiendo” voz con retardo: “Yo quiedo sed predidenta”) Me cae que no tienen el más mínimo pudor, ni la más mínima vergüenza.

Escuece, hace que se le enchine a uno el cuero y se le encuere a uno el chino,  que recurran a tretas tan bajas; quesque para “enviar mensajitos de ternura”. Como diría el Filósofo de Güemes. ¡Ay Güey!  ¡No Güey!

La “propaganda política” en mentes de pirados. Si Goebbels los oyera, ¡Se volvería a suicidar! Ya no es posible legalizar la mota. ¡Ya se la fumaron toda! No dejaron ni la colita de la bacha.

Y mientras, la población ¡aguantando, y aguantando! Injusticias, corrupción, impunidad. Para presenciar quiénes serán los próximos en colocarse. Los exquisitos. Los triunfadores de siempre.

¿Y los “independentientes” Apá…? Ni cómo ayudarlos mijo. El ridículo de los ridículos. Prestándose a la faramalla de la “quesque” democracia. ¿Para qué..? Pa’ registrarse y llevarse por lo menos una lana. Ya después veremos. Lo primero es “agarrar”.

¿Y qué decir de la “Ex Primera Leidi” y la “defensa” de los “niños”… y la Guardería ABC y la parentela involucrada…? ¡Chitón! ¿Y el Bronco…? ¿Pu’s no que muy bronco y muy entrón..? Y el “control” de los penales Regios….? ¿Y el “Jaguar”…. ¡Grrr! Ay Nanita! ¿Y la podredumbre que se echó encima luego de las tormentas Ingrid y Manuel en Guerrero; en colusión con Chayito –la que se quedó con Sed de Sol- y el cínico ramiritos ramirez  quien dijo que entregaría las listas de los constructores corruptos;  y Penlipe Puente, quien se fue de puente durante la conflagración  diciendo que “el mandó “faxes” advirtiendo sobre lo que vendría…

Desde donde quiera que la vea El Respetable, estos están ¡Muy canijos! Todos , si no, igualitos, más que parecidos. Y “pior” tantito. Los que los secundan y les hacen comparsa.

Queriendo ser “sensato” Como diría el Siñor de los Cielos: “Ustedes tranquilos y yo nervioso” Con estos –el que más o el que menos- nos va a seguir cargando la fregada; si no es que “alguno” decide realmente dar un golpe de timón.

Como diría mi compadre “EL Güeys” ¡Recalculando! Y haciendo pronósticos:

¡Cierren las puertas Señores! Apuéstenle al más pintado:

El “Ya sabes quién” ¡’Ta Canijo! Resentido, ofuscado y obcecado.

El Gerenalito Popo Anaya, dicharachero y ocurrente. Hábil con la labia y queriendo “apantallar” con que medio masca inglés y francés. Pero incapaz de demostrar no tener la cola sucia.

Y Pepe “El Toño”.  Ese es “inocente” De familia de prosapia; limpio linaje y trayectoria –hasta ahora- sin tache. Pero sus “tamaños” de “técnico” y “excelente polemista” opacados por una caterva de advenedizos y buenos para nada. ¿Tendrá los “tamaños” para sacudirse a los oportunistas que le rodean?

Y sobre todo, ¿sabrá y podrá “negociar” con los Macro Intereses del Mundo Mundial?

Sí, con “esos” que siguen insistiendo en demeritar al País que ¡por siglos! Ha sido y sigue siendo el Eje silencioso del equilibrio occidental y de Latinoamérica. El que tiene “agarrado” por los “esos” a la mayor Potencia Mundial; con sus casi 40 millones de “infiltrados” ¡MEXICANOS! Y que en buena medida siguen y “seguimos” haciendo de los Estados Unidos de América, ser lo que han sido y lo que son…

Que no se le olvide a “Pepe El Toño” lo que es ¡MÉXICO! Por muy vapuleados, la geografía no miente: Arriba, toda Norte América; abajo, toda Centro América y Sud América; a la derecha, todo el Viejo Continente y a la izquierda, Asia. Nos tocó ser el “Centro del Planeta”

Les hacen falta y les faltarán manos, pa’ detenernos.

¡Falta que queramos!

Lo único que nos falta, son Web punto Os! Para decir de una vez, ¡Quién es Quién! en este mundo!!

Cualquier parecido con la realidad, No es mera coincidencia. ¡Es pura chiripada!

“Mensaje dirigido a los simpatizantes y antisimpatizantes de esta excelsa columna de Ruiz Healy Times”

Autor:

Fecha: 
Lunes, 12 de Febrero 2018 - 15:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 12 de Febrero 2018 - 17:45
Fecha C: 
Martes, 13 de Febrero 2018 - 06:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Toques, toques y mucha salud!

¡Mexicanos!, sabed:

Érase que se era, un país imaginario. Cuasi el paraíso. Donde vivía un güerito retozón quien gustaba de jugar al “Turista”. Y más se regodeaba al contemplar en “su tablero” todo el territorio nacional, -“Su Territorio” herencia de papi- y sus 32 entidades con su inconmensurable potencial y belleza que desbordaban la imaginación del chamaco, “Todo era Territorio pa’ él”.

Resulta ser que un día de tantos -y luego de fumarse su churro mañanero de rigor-, el chamaco acudió al llamado de destacados académicos para echarles un choro sobre sus más recientes sueños pachecos. Cual novillero, Er niño de la capea se lanzó al ruedo para calmar sus ansias de chacoteo ante el dilecto auditorio.

Sin percatarse de dónde se encontraba, pero sabiéndose Semper Alapari, se aventó una de sus más dilectas ocurrencias y a usanza de los años setenta dijo: “Que sólo los caminos se queden sin sembrar…”; vamos a alfombrar con mota todo el Territorio Nacional y a terminar de una vez por todas con la manzana de la discordia. Esa por la que tantos y tantos se han venido matando con tal de sembrarla, poseerla, mercarla y fumarla. “La tierra es de quien se la fume, y la martuchita también". La Santa Hierba es y debe ser propiedad de la Nación y la vamos a hacer nuestra. (Todo ello dicho, a manera de estricta “opinión personal". Jamás en su papel de “jugador de turista” (nomás faltaba). Si nos han de quitar el “TLC”, nosotros les vamos a aplicar el THC (Tetrahidrocannabinol). ¡Ah, qué caray!

Y siguió: "¡Se ve, se siente! Chúpenle pa’fuera y sóplenle pa’dentro” que fumar de ésta –si es de la “buena”–, ¡no hace vicio, sólo da contento! Aquí les traigo el remedio para todos sus males y dolencias: pa’ las reumas, pie de atleta, disfunción eréctil, anorgasmia, prurito, pena ajena, nostalgia, decepción, indigestión preelectoral, diarrea, constipación, dolor de muelas u hongos y uñeros enterrados. El ¡Ay, Nanita!, tiemblen los cárteles y el crimen organizado y el desorganizado.  

Puede usted fumarla, untarla y hasta comerla con toda confianza. ¡Tómela, llévela! ¡A diez baritos el guato! Diez pesitos le vale, sólo diez pesitos le cuesta. Pura colita de borrego, sin semilla y bien selecta. No deja tufo ni aliento y tampoco le dilata la pupila. Y sobre todo, no tiene efectos secundarios –ni preparatorios-. No altera la conciencia ni mucho menos la existencia; y lejos de provocar alucinaciones o conductas agresivas, brinda a todo consumidor las más brillantes ideas sobre un mundo ideal de ¡Paz y Amor!

La Sabia Hierba –cofre de todas las filosofías y compendio de todas las religiones- y sus derivados –all purpose- es producto de nuestra herbolaria ancestral y hoy, gracias a la síntesis de la química más moderna, estará al alcance de todos los bolsillos.

¡Aplican Restricciones!

Por tratarse de una etapa de “lanzamiento”, al principio estará únicamente disponible en tiendas “Duty Free” en nuestros destinos turísticos. Previa presentación de pasaporte vigente y pase de abordar para extranjeros, y credencial del INE para connacionales. Quienes aún no la tengan, pueden adquirirla vía el Padrón Nacional, para su venta en distintos puntos de Tepito y La Lagunilla, de la CEDEMEAQUIS.

No cabe duda que el chamaco “la bordó”. Ya se sentía el Birján -Dios de todos los juegos que “el azar” pudiese haberle tendido a su desventurado país- y quien, desde su tablero turístico podría jugar con los destinos y las “Políticas Públicas” según sus anchas ganas y angostas ideas.

Mas, ¡oh fortuna ingrata! ¡A callar! Bastó un manotazo sobre la mesa por parte de papá –no aquél Todo Poderoso de la Renovación Moral y posteriormente “acusado” de demencia senil, y jamás defendido, por insinuar desvíos de la “partida secreta”–, sino por parte del papá de la Academia de la Lengua, quien “no ha volvido” a tener quien le supere en las artes de palabrear.   

Ya bien “encarrerado” o “apachecado” el turístico chamacón todavía se aventó la supina idea de que “…está ¡científicamente! comprobado –bolas- que la mota es mucho menos adictiva que el alcohol y el tabaco…” (Sic. Que Sic.) y que ya era el momento de dejar de lado añejas discusiones “sugiriendo” –sin obligar- a que cada quién prenda su guato y se lo culimpine con total libertad; excepto en lugares señalados como “libres de humo”.

Cuentos al margen, al chamaco se le olvidó –si es que cursó la secundaria- echarle un ojo a sus apuntes de química de tercer grado y percatarse que, así como entre los perros hay razas y entre los “migrantes” no todos son “mulas” o “traquetos”, entre “sustancias” hay grandes diferencias bioquímicas.

“Haigamos fumado lo que haigamos fumado”, este Viene-Viene y otros diletantes y consuetudinarios usuarios de “sustancias” sabemos que, tanto en su estructura, como en su “patada” hay una gran diferencia entre la Nicotiana Tabacum (Sustancia base de los cigarrillos a base de tabaco), la Cannabis Sativa (Base de la motita, “pelos de elote”, “Acapulco Golden”, “Sin semilla”, “martuchita pachentera” y derivados), la Benzoilmetilecgoninga (Base de la muy popular Coquita) y el Etanol (Base de las “bebidas con etanol”, término más apropiado que el de “bebidas alcohólicas”; “alcohólicas” son las féminas quienes padecen el “síndrome de dependencia al etanol”). Las “Bebidas Alcohólicas” están catalogadas en la Ley General de Salud “vigente” en los Estados Unidos Mexicanos como “aptas para consumo humano” siempre y cuando el Etanol lo contengan en una proporción del 2% al 55% en dilución en volumen.

Cátedra de química elemental y Sub Judice (cosa opinable) también al margen –y no dictada por este Viene-Viene- sino por quienes acreditan saber, se sabe ya que las “comparaciones pedestres” entre sustancias, son recursos muy manidos y manipuladores. O como decimos los pelados de banqueta: son “cobijas muy meadas”.

Hasta entre las mal llamadas “bebidas alcohólicas” -fermentadas como la cerveza y el vino, y destiladas como el ron, la ginebra o el whisky, entre muchas otras- hay diferencias en cuanto a su metabolización (Dice La Madre: “…reacciones químicas que efectúan las células de los seres vivos, con el fin de sintetizar o degradar sustancias”).

Ejemplito al vuelo, desde la butaca de este Viene-Viene:

En los años 90’s –este tecleador pudo, si no demostrar, sí sustentar- ante las autoridades de salud, lo necesario para que se “discriminara” entre la venta y consumo de “cerveza” y “destilados” en los estadios y centros de espectáculos.

Id. Est. Para que durante la celebración de un partido de futbol un espectador se ponga en “estado burro” a base de cerveza, le cuelga. Desde que pide su cerveza al “cubetero”, éste se la sirve en desechable, le cobra; el bebedor se la toma, pide otra, va al baño donde hace cola y otras cosas; regresa y se dispone a seguir libando. Ya se le fueron los 90 minutos de juego, más quince de intermedio. Difícilmente se podrá beber el equivalente a un “six-pack” de chelas. Mientras que, si tiene a su alcance destilados, como brandy o tequila -que en su momento se podían comprar “envasados” en bolsitas de 43ml–, en menos de 10 minutos, el chupador podría alcanzar niveles de alcoholemia en sangre, suficientes para ponerlo “hasta las manitas”. Y entonces sí, desatar broncas campales en cualquier estadio o foso para espectáculos. (Casi, casi, materia de “Seguridad Nacional”).

Pa’ entendernos: aunque un “trago-estándar” (aceptado por la misma Organización Mundial de la Salud) contenga 14gr aprox. de etanol, tanto en un bote de cerveza, como en un “caballito” de tequila, será muy diferente el proceso de metabolización entre un producto y otro. Como quien dice, no es lo mismo echarse una “chela” en determinadas condiciones, en determinado entorno y en determinadas cantidades, que empujarse un “shot” directo de destilado –sobre todo, mezclado con “bebidas energizantes”- entre pecho y espalda. No es sólo lo que “te metes” (sustancia), sino quién, cómo, cuándo y donde te lo metes.

¡No es lo mismo “volvido” que “vuelto” a empezar a aprender a “ler”! Lo anterior lleva jiribilla para los tozudos y obsesos de rezarle a la “legalización” de las “drogas” (Sic.) vía la “oración atea de conocimiento” de utilizar como referente la “época de la prohibición” de los años 20-33 del alcohol en los Estados Unidos. Aquella “ocurrencia” cuáquera del senador Andrew Volstead (Prohibition Act, 1919), vigente entre el 16 de enero de 1920 al 5 de diciembre de 1933, tuvo sus nefastos efectos y la gestación y detonación de las peores mafias y crímenes organizados y desorganizados del Siglo XX. Así como la etapa del cardenismo vió las suyas en territorio mexicano, cuando se instituyeron los conocidos “picaderos” en México. Verdaderos ghettos para conminar “adictos” a “drogas duras” en zonas de tolerancia. ¡Todo un fracaso!

El caso es que hoy –por hoy, como dicen los dilectos- y mañana por mañana, como entendemos los “pelados”, México no son los Estados Unidos de los años 20-30; ni las “sustancias”, sus componentes, derivados, usos y costumbres; mercados y consumidores, tampoco son comparables. Como tampoco lo son realidades –por ejemplo- entre ciudades como Denver, Colorado, y la CEDEMEAQUIS o no SEMEDEAQUIS, la otrora Ciudad de México y de mis recuerdos. Aquí en este mundo, en este México, en el 2018 y “calenturas electoreras” al margen, la cosa es muy distinta y amerita infinidad de revisiones, análisis, estudios, sustentación y demostración –ahí sí, con Bases Científicas- antes de expeler aire por la boca y otros orificios.

No es posible que “propuestas” o “insinuaciones” sobre “Políticas Públicas de Salud” anden en boca de desbocados. Por mucho que se sientan los “dueños del tablero” y del “tablao”.

A mejor entendedor y aludiendo al inmortal “Brindis del Bohemio”, podríamos decir: “Brindemos por el Año que comienza, porque nos traiga ensueños…”. A este Viene-Viene -como dicen los “alumbrados”- “le queda claro” que "no es lo mismo borracho, que cantinero”.

¡SALUD!

Autor:

Fecha: 
Lunes, 29 de Enero 2018 - 15:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 29 de Enero 2018 - 17:15
Fecha C: 
Martes, 30 de Enero 2018 - 06:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Y Usted, ¿qué opina...?

Entrevista de “El Viene Viene” –enviado especial de Ruiz Healy Times- con la Madre Naturaleza.

 

Viene Viene: Gracias Señora por concederme esta entrevista.

Madre Naturaleza: Te diría que “a tus órdenes” pero ¡ya estuvo bueno! Hablando al chile, te diré que “A mis Órdenes” estás tú y todos los de tu especie. ¿Qué quieres saber?

Viene Viene: ¿Cómo ve lo sucedido?

Madre Naturaleza: ¡Del carajo!

V.V.: Una vez más, parece que se ensañó. No contenta con el 85, otra vez volvió a la carga. Como que se pasó de lanza, ¿no cree? Ya bastante teníamos “sin autoridad”, sin líderes ni rumbo y a expensas de una serie de pillos y criminales en prácticamente todo el país; y Usted vuelve a aventarnos la pelota del “auto-gobierno” por parte de la sociedad civil “desorganizada” pero “organizada” por sus propios huevos a la hora de las tragedias. ¿Pu’s qué le hemos hecho?

M.N.: Ni me han hecho “nada” ni me van a “hacer”. Y no me toques ese vals porque yo solo bailo zapateado. Sigan haciendo sus jaladas y retándome por todos lados y a ver quién gana. Yo no me ocupo de cosas menores. Es más, ni me ocupo. Yo sólo me “manifiesto”. Y no me echen la viga. Primero sáquense las pajas de la cabeza y pónganse a jalar ¡en serio! No están tratando con su idiota, ni me traten como si yo fuese partido de oposición. No ando buscando hueso ni protagonismos.

Mira mijito: Pa’que te eduques y me entiendas. Nomás ubica al Valle de Anáhuac –ese que los ocurrentes han venido a llamar la CEDEMEQUIS-. Ahí han estado mis terrenos desde antes de que cualquiera de Ustedes existieran. Como míos son todos los confines del Planeta.

En el caso del Valle se aperraron y se atascaron. Creyeron que donde habitaba uno, podrían habitar “todos”: la familia, los compadres, allegados, acarreados, las y los concubinas y concubinos, y toda la carga institucional del centralismo. Y así –por siglos- cuantos más cuantos millones se apiñaron como les vino en gana. Pero aquí NO papá. Aquí “se forman”. Así como tú “apartas los lugares” de estacionamiento en la calle con tu pinche bote, yo ya tenía apartado el lugar del Valle desde la Eternidad. ¿Me captas?

V.V.: “No pu’s sí”

M.N.: Entonces, pa’ empezar no chilles. Ancestralmente vieron que el Valle estaba de poca madre. Y comenzaron a llamar con campana para que vinieran a asentarse decenas, centenas, miles y luego “millones”.

V.V.: Bueno Señora, la migración hacia los centros urbanos ha sido conducta centenaria en todo el mundo. Con “estricto apego a Derecho…” nos protege no sólo la Comisión Nacional de Derechos Humanos, sino hasta la “Interamericana”. Como dicen los más dilectos políticos y los más exquisitos “intelectuales” y “comentócratas” esgrimistas del idioma: ¡HOY POR HOY!, ¡AL FINAL DE DÍA!, ¡ME QUEDA CLARO! que poseemos la “prerrogativa”  -entre otros logros emanados de la Revolución- del “Libre tránsito”, la “Libertad de Asociación y manifestación”. Y sobre todo el “Derecho a la Vivienda”. Hoy el INFONAVIT con Penchina está que rechina con el mega-business político y económico que se va a dejar venir. No podemos dar marcha atrás y regresar al México rural. Con todo respeto, Señora Mía, pero ¡no la joda!

M.N.: NO, ¡no la jodas tú! A mí no me vas a marear con tu grilla de quinta. La “migración” hacia los centros urbanos y la sobrepoblación ha sido el resultado del “acomodamiento” por conveniencia, fodonguez y suma de insondables cochupos, por no estimular ni planificar concentraciones humanas en diversas áreas que ustedes mismos han despreciado. Llegaron, invadieron y saturaron regiones y zonas que por un lado nunca les pertenecieron ni les pertenecerán. Lo que yo llamaría una auténtica ¡“invasión” de terrenos! Amparándose en “derechos” que ¡YO NO OTORGUÉ!, sino que Ustedes se los auto-otorgaron; escudándose en una serie de “quesque principios de Derecho” que Ustedes mismos establecieron en desafío a Fuerzas cuya magnitud ignoraron; y han venido burlando por sus purititos huevos. Todo desde tiempos inmemorables, desde épocas prehispánicas hasta la fecha. Pero ni soy maistra de historia, ni tengo tiempo de pormenorizarte época tras época. Ya estás suficientemente crecidito como para saberlo y si tu ignorancia es tal ¡googueléatela! Y en lugar de ver páginas porno ponte a indagar cómo era el Valle de Anáhuac en los tiempos en que Cortés le andaba por las enaguas a Marinita. En el Valle ya había ¡de todo! Desde plazas comerciales hasta Ejes Pluviales. Don Goyo ya se daba sus toques y se le escurría el magma al imaginarse lo que cubren las nieves que tapan a Ixta la dormilona. Y desde entonces ya se vivían inundaciones, terremotos, caídas de edificaciones y muertes.  

V.V.: Pero madame, a qué viene tanto rollo. No me diga que nos culpa por los imponderables del 9-85 o del 9-17. ¡No me ching….(piiiip)!

M.N.: Mira, pa’que me entiendas. Así como hubo quienes en los años 50’s y 60’s se hicieron de los llanos de Satélite en el norte de la CEDEMEQUIS o Santa Úrsula en el sur de la misma capirucha; y los lotificaron y luego vendieron, revendieron –quesque “urbanizaron” y construyeron a lo bruto; secaron el Lago de Texcoco entre otras lindezas; otros se dedicaron a entubar cuanto río y arrollo encontraron a su paso. De ahí se siguieron poniéndole en su madre a los mantos acuíferos a partir de la deforestación y la extracción indiscriminada de agua y contribuyendo a la extensión del subsuelo arcilloso y la formación de grandes oquedades subterráneas por donde las ondas sísmicas buscan camino y corren como el agua. Eso sin hablar de la “red” de agua y drenaje con tramos casi centenarios desangrándose bajo tierra, gota a gota, y que ha venido formando sus propios canales de erosión de manera silenciosa y constante. ¿Socabones? Más bien ¡socabrones! Parafraseando al “este puño sí se ve” de los pseudo izquierdistas, ¡esa mierda no se ve!

V.V.: ¡En la madre, Madre! Y como pa’dónde quería que nos fuésemos, si “aquí nos tocó vivir”.

M.N.: Pues unos habrán llegado por casualidad –porque aquí los parieron- otros por necesidad, otros por gusto, otros por engaño y otros por oportunismo; pero ese no es mi pe… (piiiip).

V.V.: ¡Ah! ¿O sea que Usted se lava las manos?

M.N.: ¡A weblito, Berners-Lee! Y tus nietos de la WEB. Yo no me ando por las redes. ¿Qué querías… que me responsabilice de las trapacerías humanas? No señalo a los humanos como “responsables”. Los acuso por “irresponsables” por no atender a una buena parte de mis advertencias: llámense terremotos, huracanes, inundaciones, sequías, etc. Hace tiempo que debieron de haber hecho mucho y prácticamente no han hecho nada; más allá de ver cómo se agandallan unos a otros.  

V.V.: ¡Pa’su madre, Madre! Nomás no se pase. Conforme al nuevo Sistema Penal Acusatorio ¡todos somos inocentes!, como Pepe El Toro. Y si Usted nos acusa sin pruebas, está violando el Debido Proceso y se le puede caer el caso…

M.N.: A Ustedes son a los que se les van a caer pero “las nalgas” si cuando me vuelva yo a acomodar no han hecho “algo” más allá de tanta ¡campaña de saliva!

V.V.: ¡Pruebas, pruebas… Madre desnaturalizada!

M.N.: ¡Pruébense a ustedes mismos! ¿No has escuchado las “campañas” que se traen? No sólo falsas, insulsas, ridículas y hasta insultantes. Ni ante el dolor, la tragedia y la impotencia de los afectados doman su avidez “disfrazada de altruismo”.

V.V.: ¡Pruebas vetusta dama!

M.N.: Desde el “México sigue en pie” del 85, cuando se dedicaron a perorar desde el gobierno, mientras gran parte de la población no sólo estaba “de rodillas”, sino semienterrada en vida o resucitada de entre los muertos. Ni las manos metió el entonces “gobierno” y la “reconstrucción” sirvió –como en el caso del Plan Marshall con Europa después de la guerra- para hacer “el negocio de los negocios”. Solapando o tapando las porquerías y permitiendo que se volvieran a ocupar predios y edificaciones que debieron haberse desocupado y dinamitado.

V.V.: Eran “otros tiempos”. Nadie hubiese cargado con el “costo político” de dejar a tantos sin casa. Sin embargo, ¡México “despertó”! Se establecieron nuevas y más seguras “normas de construcción”.

M.N.: ¡Despertaron, madres! Despertó una clase de vivales y oportunistas. Y si se dieron nuevas “normas de construcción” fue precisamente porque las existentes hasta entonces eran una mierda y afloró lo inocultable.

V.V.: Pero ya no es así. De no haber sido por esos cambios, estos últimos terremotos habrían causado mucho más muertes. Llegó el chavo del Ocho Punto Dos y ¡nos hizo lo que el aigre al peje!

M.N.: Sí cómo no… ¿Y a los doce días?

V.V.: ¡Bueno! “Lo que pasa…” es que ya nos agarró “sentidos”. ¡Ni que fuésemos supermanes!

M.N.: Sí, ¡tan sentidos! como el edificio de la SCT desde el 85 y que hasta la fecha lo han mal tenido “en pie”. Al igual que tantos otros edificios “tocados”, pero vueltos a ocupar. El Ocho Dos sólo aflojó algunas tuercas. ¡Primera llamada, Primera! El Siete Uno ¡Segunda llamada, Segunda! Botó algunos birlos y tiró lo que estaba colgado con alfileres.

V.V.: Y si es Usted ¡tan ching…(piiip)! ¿Qué podemos esperar?

M.N.: ¡Mira güey!, yo no soy como tus politiquillas y politiquillos. Yo no me manejo por “encuestas” ni ando “cantando” lo que hago, ni lo que voy a hacer. Ni cacaraqueo por adelantado: ¡Voy a ganar!, ¡Voy a ganar! Cuando “toque”, tocará: ¡Tercera llamada, Tercera….! ¡Comenzamos! Y cuando yo comience, ¡van a volver a chiflarme y a burlarse como siempre lo han hecho! A que no vuelve a suceder ¡Lo peor ya pasó! “Tenemos que volver a la ¡normalidad!”.

¿Normalidad…? Si se han pasado precisamente “las normas” por el ángulo de la entrepierna. ¡Fuerza México! ¿Fuerza? ¡Madres! ¡REFUERZA! ¡REFUERZA LO REFORZABLE!, ¡TIRA LO ENDEBLE Y AMENAZANTE! Y ¡NO EMITAN UNA SOLA NUEVA LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN EN EL VALLE DE MÉXICO, EXCEPTO LO DEMOSTRABLEMENTE IMPRESCINDIBLE Y SUJETO A NORMAS “INVIOLABLES”!

V.V.: Y dale contra las campañas. ¿En qué le incomodan?

M.N.: Nada me incomoda, pero me insulta el cinismo, el tiradero y desperdicio de recursos; la “cortedad” de miras; el “oportunismo y la pérdida de tiempo”. ¿Por qué no utilizar todo ese tiempo, todos esos medios, todas las redes para ponerse a DIFUNDIR CÁPSULAS Y TÉCNICAS DE ACCIÓN, REACCIÓN Y PROTECCIÓN? En lugar de repetir hasta el asco tanta estupidez. A los pobres descerebrados “Obligados y Pagados” para brindar “Protección Civil” a la población, ¡todo! se les ha ido en repetir “cifras” inconsistentes del número de muertos, edificaciones afectadas, o en tomarse la foto o agarrar el micrófono. En lucir su estupidez y pequeñez.

¿Ya escuchaste una campaña vergonzante con “Locutor en Off” con voz engolada y afectadamente falsa que ni él se la cree: “….unidos, como sólo los mexicanos sabemos hacerlo….”?

¡Ahora sí! Llamado a la “unidá” intercalando expresiones “sobreactuadas” del “presidente” diciendo: ¡Y aquí me van a ver…! ¡Voooy! ¿Cómo tragarse patrañas como esa luego de enterarse del gasto superior a los TREINTA Y CUATRO MIL MILLONES  de pesos destinados a la promoción del presidente y su partido? Mensajes firmados con la pifia gestada desde el sexenio pasado de “….este mensaje es ¡PÚBLICO! Ajeno a cualquier partido político…" (Sí cómo ño). Ajeno a cualquier partido pero “RUBICADOTE” –quesque subliminalmente- por el partido en el poder. El pecado es venial en el caso del imbécil que lo genera, pero “mortal” por parte de quien se traga esas mentiras.  

Por su parte el INE –sin decir con cuánto se va a caer- gastando recursos y OCUPANDO tiempo vital de las ondas de radiodifusión, emitiendo “radio-gemidos” en el mismo sentido. Ni qué decir de la campaña demente de “los pajaritos que desaparecen” firmada por la “Cámara de Diputados”. ¡No tienen madre!

¡Unidos tienen los “esos” de donde los deberían colgar!   

Por todas partes aparecen “los colgados” del tendedero del dolor.

¡Por cada uno que pongas, yo pongo 2, 3, 5…! Pero eso sí, ¡CON EL PODER DE MI FIRMA! Y mi presencia por delante.

Si son tan “altruistas” las cadenas de autoservicio, ¿por qué no promueven “campañas Marca Libre”, donde “NADIE” NINGUNA EMPRESA O PERSONA LAS FIRME? ¿Por qué no llamar a que NO COMPREN DESPENSAS CON BENEFICIO MULTIMILLONARIO PARA LAS TIENDAS Y TODO RECURSO MONETARIO, TODO DONATIVO EN DINERO SEA DIRECTAMENTE INGRESADO A LA HACIENDA PÚBLICA, CON MONITOREO “POR SEGUNDO” AUDITADO POR FIRMAS DIVERSAS DE AUDITORIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS LAS 24 HORAS, “ETIQUETANDO” TODO ESE DINERO PARA DESTINARLO EXCLUSIVAMENTE PARA LA “RECONSTRUCCIÓN”?

V.V.: No, Doña. Ahí sí que ya se pasó Usted de “naturista”. Con todo respeto de Usted y la finísima, docta, selecta e intelectual Clase Lectora de esta Columna de Ruíz Healy, pero ¡“se chingan” la lana!

M.N.: Es posible. Aunque se podría “obligar” por ¡mandato popular! a las y los bolsonas y bolsones legisladores a expedir “Leyes Express” –como si estuviesen bajo condiciones de guerra- para emitir DECRETOS y LEYES en el sentido de que -quien malverse un solo centavo de los FONDOS PARA LA RECONSTRUCCIÓN- se le someterá a proceso por Delitos equivalentes a ¡Traición a la Patria! ¡Secuestro! ¡Trata de Personas! y ¡Crímenes de lesa Humanidad! al “medrar” de hecho, palabra, omisión o colusión con el dolor y la necesidad de la población. Instituyendo, ahí sí, NO LA PENA DE MUERTE; simplemente la PRISIÓN PERPETUA en penales –ahora sí- de ¡máxima seguridad!

Por la “emisión de Decretos al vapor”, ustedes ¡se la saben de todas, todas! ¿Ya no te acuerdas cómo el Jolopo de un plumazo y en un arranque de histeria –chillando- se amachinó a toda la banca del país para luego dar paso a que la subastaran en el extranjero para acabar donde acabó?

V.V.: ¿Y ya que Usted me está saliendo tan visionaria; por dónde comenzaríamos con la “reconstrucción”?

M.N.: “Reclutar, Formar y Consolidar” –con urgencia y en tiempo contra reloj como en caso de guerra- grupos TÉCNICOS para la evaluación de predios y construcciones. En lugar de tanta “quesque educación media superior”, formar auténticas “guerrillas” de técnicos formados y probados a manera de “colegio notarial” para realizar esas evaluaciones. Determinar de manera puntual e “inmisericorde” qué predios y edificaciones quedan sujetas a “reforzamiento y apuntalamiento”; cuáles destinadas a su demolición y “determinar” zonas –como las definidas “santuarios” o “zonas ecológicas inafectables”- donde NO se podrá edificar ¡nunca más! Y desarrollar “programas de verificación de construcciones anuales”. Así como inventaron el “Hoy No Circula”, aplicar el “Aquí No Se Habita” por obsolescencia o caducidad de las construcciones, y supervisión permanente del “peso” y “sobrecarga” a los inmuebles.

V.V.: ¡No se la jale, Doña! Con todo respeto a su condición de “género”. Eso le partiría su madre al desarrollo inmobiliario, al Sector de la Construcción y a toda la cadena productiva derivada de allí…¡Ay! No jale…

M.N.: Por respeto a tu “imbecilidad”, no te respondo como mereces. ¡Nada de eso! No seas bruto. Al contrario, sería el sector más estimulado e impulsado. Estaríamos hablando de la “reubicación”, y eso sí que generaría una macro actividad económica y social. Fueron muy fregones para construir como y donde NO se debe; pueden ser igual de fregones para hacerlo en otra parte y como sí se debe.

V.V.: ¡Ay, Vieja! eso convertiría a la CEDEMEQUIS en un “mausoleo”. La mayoría de la población se vería obligada a emigrar. ¿En qué acabaríamos...?

M.N.: Mira, si no eres tan pen…(piiiip), de eso se trataría. De REVERTIR en la mayor medida lo que nunca se debió de dar. Así como paso a pasito se promovió la migración hacia el “centro”, paso a pasito promover “el éxodo”. Pero con “ESTRATEGIA”, ¡NO A LO “VIENE-VIENE”!, es decir a lo pend...(piiip), como en el 85 cuando la chilangada se desparramó hacia ciudades como Guadalajara, Monterrey, Cuernavaca, Querétaro, etc., donde acabaron odiando a los ñeros de la capirucha. Se trataría de “detonar” “Ciudades, polos de desarrollo Satélite” donde la población encuentre nuevas opciones de vida.

Date cuenta. Aún no acaban de construir el nuevo aeropuerto de la CEDEMEQUIS y ya comenzó a revolotear la zopilotera sobre los terrenos del actual aeropuerto e irse ¡sobres! ¡Listos pa’ hincarle el diente a lo que quede!

V.V.: ¡No M&M! Madrecita Nuestra. Su propuesta llevaría años, décadas, tal vez ¡Siglos! Los “actuales” ya no estaríamos aquí para verlo. ¡Y a nosotros nos URGEN soluciones a la de ya!

M.N.: Sí. Puede que lleve un poco más de tiempo del que les llevó darle en la madre al Valle de Anáhuac. Yo, como La Naturaleza, no tengo prisa. Como dijera el carpintero que barnizaba el confesionario a aquél confesado quien llegó a acusarse de que “se la jalaba mucho” y le dijo: ¡Por mí arráncatela!, yo sólo estoy barnizando el confesionario…” Igual en el triste caso de Ustedes, ¡por mí, arránquense lo que tengan, pelos o vida! Ustedes sólo están de paso. Yo aquí permanezco y permaneceré porque son ¡Mis Dominios!   

V.V.: ¡inchi vieja! ¡’tas bien pirada...! Mejor aquí cortamos la entrevista antes de que Don Lalo y Madame nos manden al carajo.

M.N.: ¡No te apures mijito! ¡Tómate tu tiempo! Y acuérdate que acá seguiré para “acogerte” –sin albur- en cualquier momento y cuando menos te lo esperes o imagines. Obviamente, a quienes se los va a volver a cargar será como siempre a “los jodidos” en turno. Y no me vayan a querer aplicar la Ley anti-discriminación. Yo no discrimino. Agarro parejo. Aunque como siempre, las pulgas tienen preferencia por el perro más flaco. La jodidencia no la inventé yo. La han generado y promovido entre Ustedes. Y tu entrevista, te la puedes guardar por la vía que mejor te acomode.

¡Que tengas un excelente día!

(Esta entrevista es pública; ajena a cualquier partido político; queda prohibido su uso para fines distintos a los establecidos por la conciencia y la progenitora de quien la firma).

Autor:

Fecha: 
Lunes, 02 de Octubre 2017 - 17:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 02 de Octubre 2017 - 19:15
Fecha C: 
Martes, 03 de Octubre 2017 - 08:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del 19-9-85 al 19-9-17

“Todo parecido con la coincidencia, es mera realidad”.

Honorable Público Conocedor:

¡Soy La Naturaleza!

Y me manifiesto ¡una vez más! como siempre lo he hecho. No me avergüenzo por lo sucedido, porque yo no se de “culpas” ni de “juicios”. Y mientras todos me juzgan, yo no culpo ni juzgo a nadie. ¡A las pruebas me remito!

He estado aquí desde antes de la llegada de todos ustedes; de todos sus ancestros y de los ancestros de sus ancestros. Y sin vanagloria seguiré presente mucho después de que el último de ustedes haya partido.

Recio y quedito siempre he hecho y hago a mi antojo. Aunque a veces “hago como que dejo hacer” para que se crezcan y hasta lleguen a “creer” que pueden hacer conmigo lo que les venga en gana. Al igual que ustedes, ¡yo no pedí nacer! Pero a diferencia de la mayoría de los de su especie –para bien o para mal- ¡yo sí se qué hacer!

Es difícil de aceptar, porque ustedes son “pasajeros” y yo “perenne”. Ustedes prescindibles y yo imprescindible. Ustedes mortales, mientras yo –hasta donde recuerdo y hasta donde consta- no he dejado de existir y difícilmente dejaré de hacerlo. Su problemas “existenciales”, personales, interpersonales, sociales, culturales, raciales, religiosos, económicos, políticos, etc., son tan pequeños y efímeros, que “no desmerecen”, pero para mí resultan tan intrascendentes como el suspiro de un suspiro.

Su pequeñez –para describirlo en su “humana dimensión”- es tan infinitesimal que hasta a mí, quien no se conmueve ante nada, ¡me conmueve! Así como a ustedes consta ¡nada pueden hacer conmigo! A estas alturas creo que yo tampoco puedo hacer ¡nada con ustedes! ¡No entienden razones! Y se la pasan buscando “culpables” husmeando entre los “porqués” con muy poco interés de encontrar los “paraqués”.

Al margen de lo que pueda pensarse sobre mí ¡no soy fatalista! ¡Las cosas son “simplemente” como son! Aunque podrían haber sido y ser “mejores”; sin embargo –en su caso- parece que van de mal en peor. Yo no he venido a darle gusto a nadie. Simplemente a manifestarme.

No cejan de sacar por delante su prepotencia y soberbia. Y seguir jugando “el juego que ya todos conocemos”. ¡Que si la polémica a favor o en contra del “cambio climático”! ¡Que si las glaciaciones o “ciclos” del planeta! Visiones encontradas y mundanitas. Porque la verdad es que ¡ustedes no cambian NADA! Tan solo enfrentan parte de los “efectos” del cochinero que han venido regando y dejando por todos lados; sumados a su falta de “previsión” y “prevención” y la falta de RESPETO ante alguien de mis “tamaños”, que difícilmente alcanzarán a dimensionar.

Hasta con los “fenómenos” de “El Niño” o de “La Niña” se han proyectado al nombrarlos. Cual niñitas y niñitos forman su castillito de arena a la orilla de la playa: ¡A que construyo mi “fortaleza”! ¡A que viene la ola! ¡A que no me la tira! ¡A que hago mi casa! Con ramitas, con palitos, con ladrillos… ¡A que resiste! ¡A que me pongo por donde pasa el agua! ¡A que por aquí no pasa! ¡A que me asiento donde se “inundaba”! ¡A que aquí no se inunda! ¡A que la basura no se junta! ¡A que nadie la va a ver! ¡A que contamino hasta lo irrespirable! ¡Todo se puede “reciclar”! ¡A que extermino a las especies! ¡A que nadie lo va a notar!

¿Castigo, venganza, ira, resentimiento… de mi parte? Por qué habría de buscarlo o tenerlo ante ustedes. Esos son defectos propios del carácter y expresiones de la debilidad humana. Yo, La Naturaleza, ni me inmuto, ni me lleno de culpas. Soy como soy y ¡háganle como quieran!

¡Ya, inchi Viene-Viene...! Déjate de “lucubraciones” ¿Quo Vadis  Joy? ¿Pa’ onde vas? ¡En concreto!

No, en concreto no… ¡Por favor!

Septiembre 19, 1985: íbamos a desayunar en los comedores de Chapultepec 18 (La dirección incorrecta). Quienes prepararon aquél desayuno; afanadoras; meseros; utileros; switchers; conductores –entre ellos mi maestro de radio, Sergio Rod- jala-cables… trabajadores al fin ¡nunca salieron! Dejé el auto en Reforma y Lieja y comencé a caminar por Av. Chapultepec. Todo era una nube gris y pestilente. Silencio humano y rechinar de estructuras; cornisas enredadas con cortinas y persianas; zombis deambulando. No era ¡nada! buena parte de los edificios –curiosamente casi todos de los 50’s y 60’s, se habían recostado sobre otros más aplastados. ¿Y la antena de transmisión...? ¡Durmiendo a media calle taponeándolo todo! ¿Habrá estado “anclada” al piso…o estaba simplemente posada sobre la azotea? El caso es que ¡se hundió! El edificio de Televisa no tendría más de 4 niveles. ¿Cinco...?

Me cambiaron de “locación”. Tenía que ir Xola y Castilla. Un edificio cincuentón, de 5, 6 pisos. Ahí quedaron Ricardo, Gretty y Ricardito… ni forma de llegar hasta ellos. Sus familiares sobrevivientes decidirían luego de recuperar sus cuerpos, irse a vivir a Aguascalientes. ¡Total, parece que allá no tiembla!

Nuevo cambio de “locación”, pero mismo ambiente. Londres y Bruselas. Esta vez un edificio sesentero de unos 6 pisos. No se había inventado la Alarma Sísmica. Había salido de entre los escombros Damián, el amigo francés quien se desplomó junto con Gislene su esposa, cuyo cuerpo quedó sin vida bajo una losa. “Infancia es destino y juventud y futuro, desatino". Había llegado de Puerto Vallarta la noche anterior, para visitar al “ginecólogo”. ¡Quería dar a luz! Pero La Luz no pudo verla.

Rascar y cavar. No había palas. ¡Qué esperanzas! A mano, con algún pedazo de varilla o con lo que hubiera. Los chalecos fluorescentes aún no estaban de moda. Pero ya existían los “chavos” y los “desconocidos” quienes resultaron los más conocidos. Todos estábamos uniformados con polvorón blanco, cual panaderos salidos de la tahona donde se “cocinaban” cadáveres vivos y cadáveres muertos. Comenzaron a aparecer zapapicos. Un golpe adelante y dos pasos atrás con cada chispazo que retaba al olor asfixiante de gas. ¡Había que seguirle! Cubetas repletas de escombro imposibles de cargar. Para la tarde noche, habían llegado soldados bajo “órdenes” de ¡Repliegue Efectivo, No Intervención! Sólo echando ojo para evitar el “pillaje” ¡No había nada que pillar! Al menos no se veía. Militares hechos a “obedecer órdenes” de pronto se “rebelaron”. Se quitaron la casaca y camiseta de SEDENA y a lomo pelado se nos unieron a palear. Más noche y más negro. Qué lámparas, ni qué plantas de luz ni qué nada. No existían los “celulares” sólo la señal muda de los teléfonos de “veintes”. Cual tamemes, había que recorrer kilómetros para ir a “avisar” en lo que “andábamos”. En mi primera “escapada” me llevé al francés –mudo en ambos idiomas- para hacer saber que aun éramos del equipo de los “vivos” y quesque a “comer” algo. ¡Ya no quiero regresar!, le chillé a mi familia. ¡Tienes que hacerlo…! Volvimos para seguir hasta el día siguiente, hasta la tarde, hasta la noche…hasta la eternidad siguiente…

Septiembre 20, 1985: Sobre las 7 de la noche escuché y sentí por primera vez el término de “Réplica” ¿Cuál réplica...? Era el mismo terremoto que había seguido sin parar desde la mañana del día anterior; pero ahora vivido sobre dos pisos de escombro junto a una barda que bailaba para venírsenos encima…y a brincar a la calle… ¿dos pisos...? La adrenalina empuja, pero el terror arrastra. ¡Ni en las posadas había visto tanta comida! Café, té, agua, refrescos, peroles con frijoles, tamales… ¡Gracias!, pero ahorita no. ¡Gracias! Amaneció sábado y nada… ¡Shhh!, nadie hable, nadie se mueva… hay una niña, la están sacando… ¡Los “Topos”! tan novatos como todos los demás, sólo que con muchísimos más huevos, como ratas entre el pedrerío… horas después, ¡ya dieron con otra “niña”! No era “niña”, era Gislene. Otro de los Topos la sacó, intacta, pero sin vida en su cuerpo de la estatura de una niña. Se veía nomás dormida y maquillada de cemento.

Apareció un alma piadosa. ¡Tráigansela para acá! La llevamos en mi “combi”. Azul pinche, le habían retirado los asientos de vehículo familiar para su función de carroza fúnebre que nos condujo hasta la explanada de la delegación Cuauhtémoc. El cuerpo quedó en la “combi” y Damián y yo a “dar fe”, sin identificación, pasaporte, ni nada que se le pareciera. Nombre, sexo, edad, nacionalidad… tlac, tlac, tlac, el “encargado” de teclear expidió el acta de defunción. La llevó detrás de una mampara y salió firmada y con un sello; documento “oficial” con que la llevamos a la funeraria. Un representante del consulado francés constató todo; sellaron el féretro y Damián pudo alcanzar el vuelo a París, pero ya sin ella… ¿Cuántos fueron...? Sólo La Naturaleza lo sabrá.

Muchos años transcurridos. Según Cantoral: “Dicen que la distancia es el olvido...” Según yo, el olvido todo lo olvida, menos lo que no se puede olvidar o hasta que regresan los recuerdos.

San José del Cabo, 4 de noviembre, 1994. Ningún “huracán”. Una tormenta “convectiva” (así la definieron) que descargó sobre la Sierra durante 48 horas, lo que llueve en meses. ¡Es que aquí no había llovido así desde hace 90 años! “Yo Soy La Naturaleza” (Titulé mi columna en el periódico Tribuna de Los Cabos) ¡Pu’s a mí me vale madres! Paso por donde paso. Y así el agua bajó de la sierra; inundó lechos de río y arroyos y sobre todo, cargó con toda la Unidad Infonavit, construida –invadiendo- todo un lecho. ¡Nunca se publicó ni dijo el número de muertos! Fueron días y días en que removimos lodo y más lodo para sacar nada de la nada. Los cadáveres fueron retirados del área por retenes impenetrables. El panteón municipal –descuidadamente ubicado por casi un siglo en una zona de humedales- tuvo que ser reubicado, pues el agua deslavó y sacó de su Santo Descanso a cientos de difuntos añejos. La única clínica del Seguro Social quedó inoperable y la “Carretera Transpeninsular” partida por la mitad. Por cierto, en aquellos años del inicio del Tratado de Libre Comercio, Los Cabos ya lucían hoteles de “cinco estrellas” sobre el corredor San José-San Lucas; Aeropuerto Internacional; Aeropuerto Privado; Marina con capacidad para atender yates de más de 25 metros de eslora; precios en dólares para todos los servicios;  DOS ambulancias –una sin llantas- de la Cruz Roja; un camión de bomberos y una pipa de agua destartalados. La Naturaleza habría de pagar el consabido “pato” por haber “provocado” ¡lluvias atípicas! Tan “Atípicas” como las que también provocó La Santa Madre Naturaleza en 2013, bajo los nombres de Ingrid y Manuel y que “inundaron” las comunidades siempre abandonadas; desgajaron las laderas de montañas ocupadas por los “olvidados” y los “desafortunados” humedales y lechos de río en las zonas bajas de adyacentes a Acapulco. Mismo que según la inocente entonces Secretaría de Turismo ¡estaba en Pie! Aunque oliendo a “caca”. ¡Aca huele a Caca!, escribí. Sin embargo sirvió de marco para el “Tiánguis Gastronómico”. ¡Faltaba más! Fieles a Su Naturaleza, Ingrid y Manuel sí que “dieron cuentas” de su quehacer, para dejar en evidencia a los políticos, quienes jamás “rindieron cuentas”

Agosto 30-Septiembre 13, 2017: Recién llegado a mi amada CEDEMEQUIS proveniente de “My Ami” -mi por ahora Amiga y segunda Patria conocida como Miami- La Madre Naturaleza ¡otra vez! tuvo a bien dar forma a Doña Irma. Allende la Pequeña Habana dejé a mi familia; pero al ver las fachas y “aspavientos” que Irmita presentaba, me propuse raudo volver a la tierra de los “mayaimies”. Pero como ¡otra vez! La Naturaleza “no cumple antojos” y menos reservaciones de avión, resulta que me quedé varado justo en medio de la que fue la Tenochtitlán de Mancera; para ser más precisos, en el West Side de la colonia Del Valle o el East Side de la colonia Narvarte y a unas cuadras del Central Park de Los Venados. Uno de los anfiteatros, junto con el Parque Delta del 85.   

Septiembre 7, 2017: “El Ocho Punto Dos” ¡Qué ganas! ¿Por qué no le pondrán nombre a los temblores? Pepe, Toño; Chava o de plano, Federico. Se aceptan sugerencias y mentadas.

El caso es que un día antes ¡sonó la Alarma Sísmica! Y me congratulé al observar cómo, cual hormiguitas, las personas comenzaron a salir de casas y edificios y a ocupar los camellones y partes centrales de las calles. Aparentemente, nada se movió. Y todo se atribuyó a un “error humano”. ¿Habrá errores de otro tipo? Que yo sepa, La Naturaleza “no comete errores”. 

“Haiga sido de quien haiga sido” el error, La Naturaleza como que se quedó picada y a las 23:49:20 pintó su raya y sacudió a casi un tercio del territorio nacional. Mi sentimientos tanto trepidatorios como oscilatorios resultaron más que encontrados. Haber podido escuchar la Alarma Sísmica, puntual, efectiva, concediéndonos a los CEDEMEQUISENSES de 50 a 60 segundos para salvar la vida y ver a la gente salir con pánico ordenado, fue una experiencia conmovedora. Para mandar al carajo las suposiciones de si la Alarma anterior había sido “ensayo” “error” o “advertencia de la Providencia”. Y cientos, miles pudimos alcanzar la calle o algún espacio que supusiera “seguridad”.  

Parafraseando a José Alfredo, “La Distancia entre los dos es cada día más grande o más corta…”. “El “Ocho punto uno” del 85, estuvo aproximadamente a 400 kms. de la capital del país; en cambio, entre la cuna del “Ocho punto dos” y la CEDEMEQUIS del 8 del 9, nos separaron 700 kms. Chiapas y Oaxaca, por su cercanía con el epicentro, no tuvieron la misma suerte; aunque tampoco tuvieron Alarmas Sísmicas; porque en el caso de los niños Velasco y Murat el tema de la “Prevención” y “protección civil” jamás pasó por sus “yunioriles” cabecitas en sus choros de campaña. Manuelito en sus inicios “posicionándose” como “EL GÜERO” entre los prietos como uno; para que ahora ¡Ana Ayí! le hiciera el quite, saliendo despeinada y sin pintar –muy al estilo de Chayito la que se quedó con Sed de Sol- para que viésemos su “sufrir”. Y Muratito “denunciando” estoicamente a “muerto-pasado” que la administración anterior “no había pagado el mantenimiento del sistema de sensores”. Y ninguno de los dos ocupándose en su momento de “mover a México” y a las comunidades de las zonas de riesgo. ¡Ah qué pinche Naturaleza tan ojete! (La de “ellos”. Claro está).

El “Siete punto uno” del 19-9-17 finalmente nos jugó chueco. Ni tiempo nos dio. Su nacencia a sólo 120 kms. de distancia provocó que la Alarma Sísmica de la CEDEMEQUIS se diera al unísono del danzón. ¡No hagan olas! Le hubiésemos dicho a Doña Naturaleza. Ni caso nos hubiera hecho. Las ondas, cálculos más, desmentidos menos, viajan a razón de 42 mil kilómetros por hora. Más de 42 veces la velocidad crucero de un avión comercial. En sólo una hora, podrían cubrir la circunferencia de La Tierra. (A) El Planeta Azul descrito por Sagan, engendrado por L’enfant terrible Naturaleza.

19 del 9 de 1985. 19 del 9 de 2017. Av. Chapultepec. ¡Ahí nos tocó vivir! Como dice la Señorona del 11. Y ahí estuve. En el recibidor de un hospital en cuyo 5º piso se encontraban mi hermano y hoy cuñada. ¡Hey Danzón…dedicado a La Madre Naturaleza!

Las personas con las que estaba ocupando el elevador en ese instante, salimos bailando con tal coordinación que ni en la boda más chafa habríamos podido coordinar los pasos bailando la Macarena. El crujir del edificio; el vacío existencial; y escuchar el desmoronamiento de todo, es lo más parecido al sonido de cuando el mundo se viene encima. Avenida y calle de por medio para ver danzar al edificio. Arriba mi gente. Adelante el pensamiento tan rápido como las ondas sísmicas. ¿En qué piso van a quedar atrapados los míos?

Me acerco para volver a entrar, pero ¡ya hay personas “CAPACITADAS” en la puerta del hospital que me lo impiden! No se intimidan, ni se apanican. ¡CUMPLEN CON LO SUYO! ¡PROTEGER VIDAS! La tierra sigue moviéndose y el personal a cargo, ¡firmes como columnas! Aún a riesgo de que a ellos les caiga todo encima. Me quedó petrificado, mientras cuadras a distancia se escucha el ¡Booom! Y una gran nube de polvo. Estaba viendo “en vivo”, lo que vi “diferido” en el 85 en la misma Av. Chapultepec.

¿Pienso...? ¡Luego no existo! Soy un imbécil. El foco rojo interior me dice: ¡NO HAGAS PENDEJADAS! No es instante para “pensar” Son milisegundos para “actuar”, pero ¡como se debe! No a lo pendejo. Porque la única diferencia entre “apendejarse” y “no apendejarse”, es ¡La Vida! Esa de la que La Madre Naturaleza, ni es “responsable”, ni es “culpable”.

Minutos, y comienzan a salir cual hormiguitas personal del hospital, enfermeras, enfermos, entubados, personas por las escaleras…OJO: “escaleras interiores” Que junto con los cubos para elevadores, son las estructuras más endebles y lo primero que se derrumba en los sismos antes de que los pisos cedan entre sí. Para algo las construcciones más recientes cuentan con escaleras “externas”.

Me acerco a una de las encargadas de la evacuación y el orden. (Misóginos sabed: en su mayoría ¡MUJERES! ¿Por qué será? Y sépase que el “sexo débil" me cae ¡tan mal! Que me dan ganas de agarrarlas a ¡Mordidas!) Total, que me acerco a ella y le digo: ¡Hubo derrumbe adentro, ¿verdad?! Respuesta Cool: "No lo sabemos. Ya “estamos” saliendo todos. ¡Tranquilo! Ahora no puede pasar” Juro que si no hubiésemos estado en “esas” le pido matrimonio y me la llevo pa’mi casa. ¡Me trasmitió toda la paz que se puede trasmitir en medio de toda la angustia!

Reculo (no es albur) y me quedo hasta donde me indican. Hasta que veo bajar por la escalera a quien yo he bautizado como “El Bulto” ¡Carajo! Si apenas el 19 de agosto lo habíamos levantado del pavimento por un ¡pendejísimo! accidente en motocicleta. (Perdón por mi francés, gala Editora) pero es que los “accidentes” no son tales, tan solo “pendejadas”. Y yo que lo había llevado al hospital para que lo diagnosticaran sobre una “accipendejez” por usar motocicleta en una ciudad donde la “cultura” de las motos y las bicicletas NO EXISTE y ¡jamás existirá! Si este K B ERE O ENE quedó ¡vivo! de milagro de un motocicletazo, venir a morirse aplastado entre losas de concreto, es que aquí sí que La Naturaleza no tuvo "nada que ver”.

El caso es que ¡salimos! ‘ta bien. Ahora lo que sigue:

El caos para salir de ahí. Me la juego y me animo “apanicado” para sacar el auto del estacionamiento del edificio que no promete. Como sea pa’fuera y comenzar. El shock no para. Sigo en medio de él. Horas, un día, el siguiente, los medios, lo único que se escucha: ¡Derrumbes! Incertidumbre, atrapados, muertes, el piso se sigue moviendo en el corazón de la Delegación Benito Juárez.

Comienzo a recorrer las calles. Debo volver a sacar un auto en la colonia Roma donde lo había dejado. Buñuel me habría pagado por darle el guión. Y miro a los “cientos”, no se cuántos. Chavos, jóvenes en su mayoría. Con sus chalecos. Cascos, palas, deambulando y me encuentro con los NININIS. “Ni Comen, Ni Duermen, Ni Paran de ayudar”, a como les da. Con lo que tienen, con lo que pueden. Como “empujados” por el “Deber Ser”. ¡Carajo! Hasta miedo me dan. No se inmutan. ¡Haigan cuenta! que van de excursión. Animosos, tranquilos, sin afán de protagonismos. Van y vienen como nosotros en el 85. Ni saben cómo se llaman, ni les importa. Tan Cool, como si fuesen “al antro” o saliesen de ahí. Pero ¡todos! interactuando entre la muerte. Al Uno por Uno. Dispuestos a “arriesgar la vida” por otros que ni conocen. ¡’tan locos!, dirían muchos. NO. Están ¡VIVOS Y SIENTEN Y VALORAN LA VIDA! Pinches escuincles y escuinclas. ¿¡Quién los viera, tan superficiales, tan conectados y apartados del mundo con sus pinches dispositivos “apartapendejos” y en su momento tan INTERCONECTADOS con la necesidad, el dolor, y la pena ajena!?

¡Lloro de verlos! Mientras yo ¡NO me acobardo de estar acobardado! Por no querer volver a los escombros. Porque me quedé marcado, porque me quedé lisiado, porque no puedo volver a ver "tanta muerte”. Porque no soportaría volver a oler tanto olor a cadáver como en el 85.

¡Ya NO quiero ni puedo regresar! Pero ¡todo! esto me regresa. Y otra vez y otra vez. Y eso que yo no quedé entre los escombros. Ni quedé aprisionado. No lo hubiese resistido. Soy espectador cobarde. Hay lugar para todos. Sobre todo para los verdaderos “héroes” quienes sí que lo vivieron y sí que lo sufrieron. Y quienes se murieron no por el temblor, sino por sacar a “otros desconocidos”. Yo soy un simple cronista de la superficialidad sobre la Verdad del Sufrimiento Humano.

Pero “RECALCULANDO” como dijera el Maestro Waze, quien ¡todo lo ve desde el satélite!, lo que sí me llama la atención son “las coincidencias”.

¡Qué casualidad! La mayoría de las edificaciones caídas, colapsadas y derruidas, “casi todas” son de la misma época. Cincuenteras, sesenteras, setenteras. Entre 3 y 10 pisos. En zonas perfectamente delimitadas. ¿Y las consideraciones? No solo respecto a las técnicas de construcción de la época.

¿Qué hay de las estructuras? ¿Se supervisaron la “antigüedad”? ¿La resistencia de materiales? ¿La “fatiga” de materiales y estructuras a lo largo del tiempo? ¿Qué “durabilidad” se les pronosticó? ¿Las columnas y castillos? ¿Columnas huecas?

¿Y la “carga sobre los edificios”? ¿Aguantarían para siempre? ¿Se supervisó la carga para cada piso? ¿Cargar indiscriminadamente qué le podemos meter a un edificio: mobiliario, estantes, archiveros, pianos, bibliotecas, maquinaria, computadoras, pesos, en fin… La estructura de un inmueble da “¿para todo y para todos y para siempre?" ¿La estructura no tiene desgaste a lo largo del tiempo? ¿Las losas diseñadas para el diseño estructural aguantarán el peso de todos los pesos de cada una de las cargas les quieran echar encima? ¿La Reforma Educativa dio para más de las poses políticas, la “supervisión” de la infraestructura “física” de las escuelas? ¡No todo es choro!

La CIMENTACIÓN ¿Fue calculada para cuándo y por cuánto tiempo? Y ¿el subsuelo? ¿Cuándo “cimentamos” llegamos hasta el “suelo o placa firme”? ¿De qué espesor? ¿Estamos “seguros” de que la Placa que “asumimos” como “suelo firme” era REALMENTE “SUELO FIRME”? 

No soy ingeniero. Pero que a mí no me salgan con M&M’s de que una “estructura” aguanta porque el “maistro” de obra o el Doctor en Ingeniería así lo determina. ¿Cuánto y hasta dónde el Subsuelo del terreno lacustre del Valle de México soporta el peso de una ciudad como la CEDEMEQUIS?

¿Qué fueron las “fuerzas imponderables” de La Naturaleza?

Como se dice en el la más británica y exquisita de las expresiones en inglés:

My Ass!

MORALEJA: Dejémosle de echar la culpa a La Naturaleza y recojamos “la mierda” que hemos hecho y seguimos haciendo del lugar donde habitamos.

Y por cierto: Mensaje de La Misma Naturaleza:

¡No metan al Creador! (Cualquiera que sea su creencia, dogma, religión o concepción del mundo en el que crean o “no crean” como causante de sus propias limitaciones e irresponsabilidades).

Seguramente esa “Deidad” “Fuerza” o “Destino” se deslinda de todos nosotros y de todas nuestras limitaciones y errores.

Y ¡VIVAN! LO MEJOR QUE PUEDAN EL TIEMPO QUE LES QUEDE EN CONCIENCIA DE QUE TAL Y COMO LO VIVAN Y LO HAGAN, ¡SE ABONARÁ PARA LAS PRÓXIMAS GENERACIONES!

Por lo pronto, si Don Eduardo, Madame Francine y las condiciones geológicas y climáticas lo permitan ¡AY VA LA’GUA! Y ¡AY VA EL SARANDEO! Porque de que va a seguir, va a seguir... ¡Hasta donde tope!

Lo mismo que esta insufrible columneja. 

 

Foto: nacion321.com

Autor:

Fecha: 
Lunes, 25 de Septiembre 2017 - 16:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 25 de Septiembre 2017 - 18:45
Fecha C: 
Martes, 26 de Septiembre 2017 - 07:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Úsese y Acostúmbrese

 

¡Érase una vez un país que así era!

Donde cada quién hacía lo que le daba su real y regalada gana. ¿Y luego…?

Cultérrimo* público lector de esta columna vertebral de Ruíz Healy Times; “sin ustedes, seríamos nada…”

*Neologismo de neo-acuñación aportado por “El Viene-Viene”,  quien, por cierto, no le vienen a contar sobre “derechos de apartado” o “cobro de piso”. ¡Se lo cuido o se lo rallo! (Del argentino “rallar” molestar, fastidiar con importunidad y pesadez).

Léxico-clases al margen, ¡nos arrancamos!

Pienso -y luego existo en cuenta regresiva- que no estamos “a punto”, sino que francamente, ¡ya nos cargó la fregada! (Juatever la fregada means y hasta donde llegue). Y cuando digo ¡ya nos cargó! es porque este Viene-Viene tiene la franela en la mano. Dígalo si no la desgobernanza (término recién bordado con dos derechos y un revés) que “hemos” armado con ciencia e inconciencia durante siglos, para regocijo de propios y extrañeza de extraños.

Si México es un país que ¡lo tiene todo! ¿Lo tiene…? Lo tenía. Con la pena, pero ya llegó “la de rechinar de dientes”.  Oportunistas, demagogos y populistas ¡absteneros! “Yo sí se gobernar… cuando sea gobernador… vamos a darles unas clasesitas…” entre tanta y tanta sandez y bullshit que ya ni nauseas provocan. Mientras juran, perjuran y ¡se sienten! que son la Sierra Madre y que están pariendo al Popo y al Ixta.

Marcaditos desde la “quesque conquista” hay que admitir que ya veníamos bastante dañados de origen. El “quítate tú, pa’ ponerme yo” es consustancial a nosotros. Y no es “credo” ni me lo tomen como adoctrinamiento. Los hechos, hechos son. Ya los aztecas lo practicaban magistralmente. ¡Háztecabr…! que ‘ora me toca a mí. Pregúntenle si no a los tlaxcaltecas; hasta que estos últimos se les voltearon y se aliaron con “la mafia del podé…” (¿ ‘onde lo he oído?).

Luego pasamos por la “importación” de carne africana de alta calidad para servicios de esclavitud; y proseguimos con los encomenderos y el uso de lomos de nativos y tamemes, so pretexto de “cristianizarlos”.

Vendrían después actos tan “nobles” y ejercicio del poder como el “derecho de pernada”, privilegio exclusivo de los señores hacendados para estrenar a las vírgenes de su servidumbre, el cual mutaría en el conocido Pri-vilegio; Pan-Vilegio; PRD-vilegio y demás “vilegios” de dipus y senes sobre edecanes y secres. Usos y costumbres extendidos y sobrentendidos en el sector privado y en el mundo sindical, para darle su arrimón a toda chica con inquietudes de “crecer” en el ámbito laboral. ¿Dudas…? ¡Marque al 1-800 Te Cae! ¡Llame ya! (Ociosas y ociosos quienes se quieran aventar un tirito de análisis socio-antropológico, les tengo “unas” que ¡no las tiene ni Samuel Ramos! Incultos, googuelén quién era aquél, que hasta Octavio Paz pasó a fusilarse en su solitario laberinto).

Una vez dictada esta breve pero sesuda cátedra, que ya la quisieran los autosedicentes “intelectuales” ¡Voooy! Y luego de escuchar, ler –como dice el que cobra en la SEP- y ver ¡tanta estupidez!, dadme la oportunidad. Desideratamente hablando, hasta el necio y el ignorante como yo, tenemos nuestra propia historia y derecho a existir.

Así que “con el permi”, retomo el punto. La cosa, causa o motivo está suficientemente ya no de preocupar... ¡Ya pa’qué! Sino sencillamente de asumir y aguantar vara.

Quesque el “tejido social” se deshilachó… ¿A poco…? Se nos fue como hilo de media. Y todo comenzó por una “nadita”. Dejando que desde la cuna el escuincle berrinchudo hiciera de las suyas, en “colusión” con los fodongos padres echadotes y desobligados. “Ternurita” que se convertiría en un mocoso malcriado e insufrible a quien además se le aplaudirían todas sus “gracias”. Porque es “igualito a su papi”, y no me lo contraríen, porque me lo pueden “traumar”. Así comenzaron a gestarse los “rebelditos”. (Perfil psico-patológico aplicable a “ambos sexos”, para salvaguardar la “equidá de género”).

Así las cosas (como dicen en la radio) pasamos a la aparición de los “ninis-huérfanos” Tanto reales como “virtuales” (Ni jodas, Ni mestés jodiendo; que no tengo tiempo) Si te dan, ¡dales más duro! Pero si tu les das, diles que tu papi te respalda y que para eso están sus “guarros”.

Por esos y otros rincones de la vida fácil se fueron gestando los futuros virreycitos. Poco a poquito. Pensando que si en casa podían hacer y aguantárseles todas sus “malcriadeces” la calle y luego el ámbito público serían sencillamente una extensión para ejercer sus caprichitos. ¿Solapados por quién? ¿Sólo por papi o mami? No. Estimulados, aplaudidos y empujados por parientes, allegados y arrimados; mediando la “participación” de un electorado acarreado y procesos electorales subidos en “el carro completo”; “el trenecito”; “el ratón loco” y otras linduras, donde hasta los muertos pueden ejercer su “voto”, vía un “padrón electoral” adquirible en Tepito. ¡Llévelo, pásele, el auténtico, el original, acá se lo tenemos! ¡Diez pesitos le vale, sólo diez pesitos le cuesta!

Eso sumado a una población ignorante y sumisa. Temerosa, corruptible y corruptora, cuyo modelo aspiracional ha sido el funcionario encumbrado. ¡Testa di tutti teste! Siempre con el modelito radiofónico y televisivo, sin pasar por la escuelita. Comenzando con “Chucho el Roto” reivindicador de “el pueblo bueno” (Snif, snif); siguiendo con “Pepe el toro” ¡Pepe el toro, es inocente! Todo acompañado con cubas de bacachá, pa’cabar  on la enciclopedia sobre criminalidad de “El Señor de los Cielos”, serie magistral e imbécilmente producida por atascados como “Epigüebels” Ibarra el “criativo-criador” de los narco churros que invitan a la escuinclada a ser como Aurelio Casillas, el sueño de todo traqueto desde los diez años. Ni qué decir de llegar a convertirse en un “gober-precioso” acompañado de su Dulcinea quien “merece abundancia”:   

¿Que se les salió de la mano el gobierno y el control..? ¡¿Cuándo lo tuvieron?! Si se dedicaron a atascarse de poder y dineros mal habidos, mientras todo se iba desfigurando.

Mientras hoy, Alquilar Pachín y Coquito Castañuelas, erigidos como paladines de la “mexican intelectualité” y expertos en el “trepadismo”, pujan por la legalización de la martuchita, para que quede al alcance de todo el que quiera sembrarla en su maceta domiciliaria para fines estrictamente “medicinales”. ¡No me las estoy tronando, me estoy medicando por pre-inscripción de mi médico de cabecera! ¡Atízale maese, porque el alcohol te embrutece! ¡Esta es de la buena, de la madre naturaleza! 100%  orgánica, cuyos humos y su baño, no hacen daño! ¡Es el puro viaje! Y ¡Viajar –ya lo dijo el secre- es hacer Patria!  

No nos hagamos. Por décadas fuimos permitiendo paso a paso que grupos de advenedizos y oportunistas se hicieran del “poder” fingiendo que “gobernaban” mientras hacían de las suyas. Y “lo más pior de lo pior” dejando que tantos otros hicieran de las suyas y esos, de las suyas de las suyas.

A estas alturas, no le van a contar al “Viene-Viene” sobre las técnicas de “apartado de lugar” y la “venta de piso” pa’ estacionarse. Versión callejera, región X de la venta de plazas y el acomodo de “licitaciones”. El Viene-Viene trae “escuela” y trae lo suyo.

No está el culto y dilecto público conocedor de Ruiz Healy Times y la censora Madame Francine pa’ saberlo, pero este infeliz franelero, antes de ser tecleador, fue gasolinero en los años setentas. PEMEX y “lolita” –léase Hacienda- tenían un control absoluto sobre los litros vendidos. Una vez por semana pasaban los inspectores con cubetas de veinte litros a medir –bomba por bomba- lo que se vendía. Arqueo puntual del número de pipas que se compraban vs. las ventas declaradas. ¿Que no saben por dónde se escurre el guachico? A estas alturas y con la tecnología existente… Lo que no saben es tener madre, ni quién los parió.

Breviario cultural: En mi gasolinera, ubicada a una cuadra de Tlaxcoaque –sede de la entonces Dirección General de Policía y la temible DIP- los baños amanecían embarrados de sangre. Los “madrinas” –policías judiciales encargados del trabajo “sucio”- utilizaban los baños como “separos” para “interrogar” a los “indiciados”. Era el “debido proceso” que se estilaba. Para evitar amanecernos con un “muertito”, bastó una visita al general Daniel Gutiérrez Santos –antecesor de Mi Negro Durazo- para que las “madrizas” terminaran. ¡Qué tiempos aquellos! Los muertos del río Tula –adjudicados al Negro de Cumpas, compadre de Jolopo- fue cosa de niños, comparado con lo que ahora se ve. Los muertos aparecían –como se comprobó a raíz de los terremotos del '85- en los separos de la policía. No en fosas por todos lados como ahora. Había mayor “organización”.

"México, siempre fiel" a los que otrora quesque “gobernaban”, como a toda capillita ya les llegó su fiestecita. Antes ellos “ponían”. Ahora “los ponen”. ¿Quiénes? Los mismos que prohijaron. ¿Los dejaron? NO. ¡Los dejamos!    

¿Cómo nos quieren comparar son Siria? Los de allá son “pinches muertos”. Los nuestros son “señores cadáveres”. Pero ¡ya vamos a instituir un “protocolo” de actuación! ¡Naaadien por encima de la ley! ¡Llegaremos hasta sus últimas consecuencias! ¡Ay Güey!

Y mientras, nos seguimos chutando las “quebraditas” de la Cuchi-Cuchi Chepina… ¡Saca, saca, saca…!; frente al salario “rosa” del Maziso o la humilde maestrita de escuela a la que le tienen “miedo” por ser “probecita”.

Estamos cosechando lo que con tesón sembramos. Se nos reventó el barzón –anillo de hierro, madera o cuero por donde pasa el timón del arado- y sigue la yunta andando.

¡Soluciones, soluciones! Infeliz Viene-Viene. Eres bueno pa’ criticar pero no aportas nada… ¿Ya todo está perdido…?

¡Claro que no! Nada se ha perdido. Porque “nada” se tuvo. ¡Todo fueron mitos!, mentiras sobre mentiras. Trinquetes sobre trinquetes. Porquería sobre porquería. Lo que ahora queda no es “reconstruir”, sino “construir” lo que nunca se construyó. Una sociedad igualitaria, equitativa, justa, ¡Limpia! Desde el vientre materno, desde la cuna, desde la familia. Desde el seno originario de la sociedad.

¡Ay, Viene Viene! Del verbo ¡Ay! que significa “me duele”. ¡Tanta dejadez, tanto cinismo, tanta hediondez! ¡Usos y Costumbres! del ¡Ay se va! Del “dejar hacer y dejar pasar” de laissez faire, laissez passer (Sólo Madame Francine entendería).

Nosotros tan imitadores y deslumbrados por el “afrencesamiento” desde el siglo XIX, y tan dados a copiar usos y costumbres de otros lados, como por ejemplo de “los gringos”: We The People!, ¡Nosotros, el Pueblo!, ¿no podríamos en lugar de darnos tanto “baño de pueblo”, darnos un “bañito de dignidad”?

¿Hasta cuándo? Hasta que no nos toque en carne propia… y aún entonces, ¿quién sabe?

(Mentadas y recordatorios se agradecen por anticipado y se reciben de 9 a 14 y de 16 a 19 hrs, previa cita en @nomasentrenos)

¡Besitos! 

Autor:

Fecha: 
Lunes, 22 de Mayo 2017 - 17:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 22 de Mayo 2017 - 19:15
Fecha C: 
Martes, 23 de Mayo 2017 - 08:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Japi Jalapeñou Verdey, Mister President!

 

 

“Ningún chile les embona”  (Quique el alburero)

¿Tú Quoque Quique…? ¡Qué boquita! Era lo último que nos faltaba.

¿No habéis escuchado la campaña del DIF Nacional que reza: “Los valores (Sic.) se aprenden en casa y se practican en familia”? Qué será hoy en día eso del DIF ¿Una agencia de colocaciones? Pero si ya nos vamos a llevar así, más abajo te respondo.

¡Honoraaable Púuublico Conocedooor y lectores asiduos de esta muchilingüe e insufrible columna!:

No me culpen a mí. Si no están de acuerdo, ¡díganselo! a Eduardo Ruiz Healy y a Madame Francine -dueños de esta plataforma de lanzamiento- desde donde me postulo como ¡Candidato Independiente del Periodismo Virtual! ¡Extra, Extra! Aproxímensen, arrímensen, enterensen y pásenle “a Ler” (Aurelius Dixit) lo que aquí les vengo a contar.

Pero antes hagamos el “disclocho” de rigor para evitar cualquier intento de chamaquearnos.

DISCLOCHO: “¡Pu..%$#”/ el que lo lea! Y todo lo que aquí se lea, vea, piense, suponga, imagine U interprete, corre a cuenta del lector, lectore o lectora. Lo demás son puras alucinaciones. ¿Va..?"

Y con la pena por el choro “introductorio” (Introductorius: que sirve para introducir)

Hablando de “chiles” no es que me “inquieten” tales sustantivos “masculinos”. En materia de “chile” (Capsicum angiosperma dicotiledónea) he de deciros que aunque suelo ser “exquisito” en el hablar, me sonrojan y hacen ponerme colorado algunos personajes, cuando –sin pudor- se llevan a la boca determinados adminículos (Adminiculum: que sirve de auxilio para determinada cosa o intento) y sienten el derecho a tener determinadas expresiones con relación “al chile”. Sobre todo cuando dichos personajes se consideran representantes de La Cosa pública. Agarrarla a la ligera –me refiero a la cosa- no les otorga el derecho, por más que lo añoren y deseen, de querer un piquete de ombligo con todo mundo. Hasta pa’darse un “baño de pueblo” hay que darse ¡un buen lavado de boca! El que la Plaza sea “pública”, no la convierte en piquera ni orinal. ¡No somos iguales!

¡Ay qué tiempos aquellos! Y ¡cómo han pasado los años Don Susanito! Cuando Don Porfirio se esmeraba pidiéndole a Doña Carmelita que le blanqueara lo prieto y le enseñara a parlevuar le francé  -aunque fuese con acento oaxaqueño- con tal de parecer “gente bien” y no un burdo “soldadote” (nada que ver con nuestra Verdaderamente Heroica Tropa).

El mismo Porfirio decía que “era más fácil arrear guajolotes a caballo, que gobernar a los mexicanos”. Mucho menos intentar educarlos. Visionario como pocos -y profético émulo de nuestros goberes preciosos de hoy- prefirió salir por peteneras y poner océano de por medio antes de que le cayeran encima la CIA y el FBI de aquel entonces, ¡que ni existían! Pero que el viejito ya vislumbraba que se lo podrían “atorar”.

Los políticos de hoy -de todos los partidos, de todos los colores; tanto dependientes como “independientes” quienes resultan francamente co-dependientes-  nada aprendieron de trascendentes conceptos como “Por favor” y “Gracias”. Mucho menos del “Mande Usted” o “Para servirle”. Estas y estos creen que el cargo los inviste de “decencia”. Y que cualquier ocurrencia o calenturienta idea que cruza por su hueca cavidad, los hace dignos de aplauso y caravanas. Si tuviesen dos miligramos de Dignidad, exigirían a sus “asesores de imagen” que cada vez que dijeran una estupidez, les propinasen una patada en la más noble de sus partes; so pena de procesarlos por “traición” a la causa.

La distancia entre sus dichos y actos resulta nauseabundamente abismal y animal. Y no tienen reparo en hartar al Respetable con sus despropósitos que ¡a propósito! dicen: (Palabras más, palabras menos)

¡Óyeeelo mi sangre! (Como diría Tres Patines)

Que Chepina (a) “La Cuchi-Cuchi” sacó (Sic.) -¿de sacar? ¡a NUEVE MILLONES! de la pobreza. Bueno, ni Gandhi en sus mejores épocas. Y para seguir con su tendencia “al alza” dice que va a “crear” DIEZ MIL empleos. Con “nueve millones” promedio en la caja de bateo de jodidos, con los “diez mil” cantados, igual y sí le alcanza. Ánimo que habrá diez mil que alcanzarán chamba y por lo mismo, tendrán su “cuchi-cuchi”. ¿Aplicarán restricciones? Por cierto, ¿y los Hermanos Vázquez? ¿Qué habrá sido de ellos? ¿Habrán levantado “la tiendita” y habrán pasado a retirarse? Y todavía, la Chepis se avienta una mejor: “Yo SI SE GOBERNAR” (Sic que Sic. que Sic.) De no ser en su casa, no se le sabe que haya gobernado en alguna parte, ¿o sí?

Por “equidad de género” –y no ser tachados de “degenerados”- seguimos con Miss Delphy. Quien dice que “le tienen miedo” (asústame panteón) a una “humilde maestrita” (snif, snif) con ¡dos maestrías y un doctorado! Como quien dice: ¡Integrantes de la INDE-CENTE, échenle ganas! (Con el permi de Ricky Ran de la Casa-Madero de en frente) ¿Quién dice que no se puede? Por cierto, el mentor de la Delphy –quien ya soltó la balandronada de que “no tiene guardaespaldas, ni los tendrá cuando…"- arenga a la porra diciendo: “vamos a darle unas clasesitas de ‘onestidá’ a esos corruptos...” de la mafia del demoño. Los mismos que le pusieron a la inocente Eva UN “4” x 2 veces =  8 + 2 de Bejarano + 1 de Imas + “Sin cuenta” de Ponce + 1 de Ahumada y llevamos…¿cuánto? Mas lo que tenemos guardadito y lo que llevábamos, nos da un Sub-Total de… ¡ah jijo!  

Por alusiones al anterior y en paralelo, el Gerenalito Popo Anaya, quien “a falta de parque” y otras cosas, nos pregunta: “¿Hasta cuándo y ¡con alegría, Tuna!, les diremos ¡Ya basta!? A lo que la porra le contesta: “Pu’s yo creo que ‘ora que regreses de Atlanta, nos avisas, vamos y les decimos. Quien quita y hasta se hacen a un lado.” ¡De que se puede, se puede! ¿A poco no?

Y ni qué decir de los decires de Baby Face, Fello del Mazo, a quien se le adelantó en pre-campaña la Alex Barralex con aquella de “¡FUERTE y con TODO!” ¡Qué frase! ¡Para la Historia! La que hoy grita el Fello a todo pulmón -por cierto, con voz no muy barítona- ya la Barriux se la había aventado, con tono mucho más varonil, cuando la ventilaron abriéndole las puertas de su depa en las soñadas Sunny Isles de Miami. 

¡Qué elocuencia! Sobre todo en estos “días de guardar”, destacadamente por parte de los tricolores, quienes sí que han cargado “FUERTE y con TODO” para dejar la casa limpia a sus Sucs. ¡Suck my…! Y no contento con ello, el Fello todavía se avienta la inigualablemente cursi ocurrencia –a todas luces discriminatoria- de “prometer un SALARIO ROSA” ¿No irá a haber un SALARIO AZUL para machines; y un SALARIO FUSCIA para quienes tengan otras preferencias cromáticas? Y al final, ¿quiénes serán los descoloridos que acaben pagando ¡FUERTE Y CON TODO!?

Lo bueno es que aprovechando la viada “criativos” de por medio sacan ¡otra vez! la voz del Gabo Quadri, el turqueso del "¿Contaaamos contiiiigooo?" Y nos avienta su credo: “Por los que estamos hartos; por los que ya no creemos; por los que… por secula seculorum, Amén”

Así que “Ningún chile les embona” ¡Japi Verdey Mister President!

Mister President: Ya estar tú pior que tu omólogou norteamericanou: THE PROBLEM IS NOT THE DICK, IS YOUR MOUTH’SIZE! ¡Su boca está atiborrada de razón! ¿Cómo pedir que le embone “algo” a una sociedad a la que han “abierto en canal” y se empeñan en destazarla?

En el caso de ¡Todas y Todos! los “pseudo-políticos” de plano “no embona” lo que dicen con lo que han hecho, ni con lo que hacen. Se me hace que ya estaban “bajo la influencia”, no sólo del poder sino de la enajenación “desdendenantes” de que la legalizaran. Ahora sí que han de estar felices, pues en todo momento –y aunque les hagan el anti-doping- podrán argumentar que no se las “truenan”; simplemente dirán que se están “medicaaandooo” por prescripción propia y por usos y costumbres “no lúdicos”, sino por estricta observación científica e “inspiracionaaal”. Y como cualquier pachequito dirán que lo hacen con estriiiicto apeeeego al derecho que les da sembrar, quemar e inhalar las matitas de ¡Amor y Paz!

Finalmente chente el Pachente y la Martuchita podrán aplicar en “Guanaguato” (I want a guato,essse!) la máxima de Caro Quintero quien obedeció al pie de la letra la máxima de la reforma agraria de Echeverría (1970-1976) cuando ordenó que: “Sooolo los camiiinos se queeeeden sin sembraaar” y se arrancó sembrando ¡verde! por todos lados. ¡Pero calmáaados! que la que sigue es “la amapolita”. En aras de la ciencia, ¡si no la controlas, siémbrala!

“No llores por mí México” ¡Un científico en cada hijo te dio! Si tu gente ha aguantado ¡tanto! estando cuasi en sus “cinco” ¿te la imaginas bien empachecadita?  ¡Qué guajolotes que arrear ni qué nada!  ¡Serpientes encantadas que ni pican, ni muerden! Y nomás se dejan enroscar.  ¡El pueblo embrutecido, jamás será enardecido! A eso le tiran las y los tiradores del poder.

No ven más allá de la estrecha senda de su limitada vida. (¡Viene, Viene! Qué “trapaso” te aventaste) No ven del encargo un medio para servir, sino para “empoderarse”.  ¿A poco creen que es de gratis que trepen a su discurso la patraña del “género” y su “preocupación” por “empoderar” a las mujeres? Más que respetarlas como seres humanos capaces y valiosos, las y los “regenteadores de carne electoral” hipócritamente buscan engancharlas en  “ventas tipo pirámide” como las de “I’m Güey” Tú eres un pinche chícharo, pero puedes llegar a ser frijol; y luego alubia; y más tarde garbanzo y así… al correr de los años, hasta perla, zafiro y diamante!!! ¡Ay Güey!

Y lo pior de lo pior y pa’más vergüenzas, fue precisamente “el chilero” denunciante del “no embonamiento” quien comenzó con la jalada de la “equidad de género” ¡fifty-fifty! por kilo de gónadas. Sin importar si son o no capaces; si son o no corruptas o corruptos. El caso es “cumplir” con la babosada del “equilibrio ecuatitario de la igualdá de género”. Como si las verdaderas mujeres necesitaran de un chulo que las venga a reconocer y defender. ¿Acaso no se enteraron de que, de no haber sido por una mujer que los parió, no existirían?

Y pa’ bordarla, sale el parientito ofreciendo “salarios rosas”. ¿Por qué no mejor conducen tales excedentes y se los introducen por la parte más rosácea y diminuta de su ser?  

Permítame La y El Respetable de Ruiz Healy Times una “dominguera”: La “crematomanía” (Del Gr. Krema = fortuna y del Lat. Manía = afición exagerada) es lo suyo. Id. Est. La previa apetencia y posterior dependencia de la “acumulación” ¿De qué? ¡De lo quiaiga! (Plis, no me la enmiende mi editora; me quedó de lujo). Y de ahí a sentirse “dioses” –como al pulque pa’sentirse carne- les falta un grado.

¿Qué será peor? ¿Un sicario empachecado que con machete carnicero cercena una o diez cabezas, o un gobernadorcito que con cuchillo chanchullero decapita a un Estado y se carga a millones de seres en su existencia y porvenir? NO ES CONSUELO. ¡ES PRINCIPIO DE UBICACIÓN!

(Inchi Viene-Viene, me cae que estás filosófico este día)

No, no os burléis Sensei Taka-Nijo. No estoy filosofando. Nomás ‘toy calentando motores. Me enchilan las hipocresías y manipulaciones a cargo del erario. Las campañas y mensajes fatuos, babosos y estúpidos de quienes consideran que están frente a sus imbéciles. 

NO es ninguna gracia, ninguna chanza lo que han hecho y siguen diciendo y haciendo. ¡Tienen muchas vidas! ¡Muchos porvenires y sangres en su haber! Si en casita o entre el grupo de advenedizos a su alrededor los hacen sentirse que son exquisitos y francamente adorables, en el exterior resultan francamente detestables, insufribles y, lo menos, bastante odiositos. Y no es pa’menos. Con los recursos y los ámbitos de poder e influencia que han tenido y tienen en sus manos, resulta a todas luces criminal el nivel de resultados que han presentado. Eso cuando “algo resulta”. Ya no digamos cuando sin resultado alguno “mucho o todo falta”. Léase el caso de los góberes preciosos y viciosos; huidos y coludidos. O los “funcionarios” o “funcionarias” quienes lejos de ejecutar lo que la autoridad les confiere, o se hacen de la vista gorda o se coluden con individuos o grupos de poder, de presión o del “crimen”. No nos quedemos con los gritos del dolor y la impotencia del “Si no pueden, renuncien”. ¡NI MADRES! Si la embarran, que ¡PAGUEN! ¡Ya se pasaron!

No se los dice cualquier “idiota”. Se los reitera alguien a quien le pusieron por apelativo el de Federico Cabrera. En Memoria de un Federico Cabrera López a quien en 1948, ¡ASESINARON! y cuyo cadáver también fueron a tirar en una barranca inmunda en calidad de “desconocido” para que se lo comieran los buitres. De entonces para acá, en México, NADA, NADA, ha cambiado.

¿Acaso creen que el sufrimiento de una familia se olvida de una generación a otra?

Cuasi-Citando: En México “La Revolución a todo le ha hecho justicia, menos a la Justicia” (Luis Cabrera)

¿Ningún chile les embona? ¡Chile es lo que les ha de embonar algún día!

Japi Verdey Mr. President

Autor:

Fecha: 
Martes, 02 de Mayo 2017 - 17:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 02 de Mayo 2017 - 19:45
Fecha C: 
Miércoles, 03 de Mayo 2017 - 08:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Que se Diviertan!

 

Dilectos seguidores de esta cultísima Columna, que no la tiene ni Nexos:

El Bien Decir y el Buen Hablar  ‘ta bien pa’ los momentos solemnes y pa’los que se las dan de “muy tuyú” y “muy acá”. Pero ello dificulta la precisión. Al Cliente lo que pida. Y la “Clientela” del Viene-Viene, gusta de que se le hable “al chile”: ¿A poco no? Así que disculpen si de repente recurro a vernáculas expresiones. No lo tomen a majadería. Son puntualizaciones del lenguaje.

Aclarado lo anterior, nos arrancamos:

No cabe duda. Parece que los parió la misma. Me refiero a los políticos y a las y los del “Quesque” poder. Llegan a donde llegan no por haber podido, sino porque los pusieron las siempre Vivas Fuerzas ocultas –y a veces, ni tan ocultas- detrás del retrete. A nivel global, nacional, federal, estatal, municipal y “condominal”, Urbi et Orbi acaban siendo ¡la misma cagada! (Perdonando el salpicón a una que otra personalidá del candelero político. Pero ese es el precio de treparse y columpiarse en esas telarañas).

Que si ya desataron una guerra. Que si ya generaron un conflicto. Que si ya se cargaron a toda una población. Que si ya –por pensamiento, palabra, acto u omisión- provocaron “N” muertes, mismas a las que hay que darle –no Cristiana sepultura- sino higiénica “enterradura”, oceánico ahogamiento o calurosa cremación. En todos y cada uno de los casos y situaciones, los verdaderos y auténticos RESPONSABLES son quienes tienen el cetro de la Ley en la mano, cuando lo deberían tener en el cu..ello. Y lo más “pior de lo pior”, es que esa caterva son sólo la marioneta de los titiriteros que mueven los hilos. No hay que ser ningún “internacionalista” o “politólogo” –Ah, chingá, chingá- pa’ entender lo dicho.

Las y los y les lectores de El Viene-Viene: no quiero aguarles sus días de guardar, pero no quise dejar pasar la oportunidad pa’ animarles –no a reflexionar. Quién soy yo pa’hacerlo- sino a serenarse porque ¡una vez más! la cosa pinta del carajo. A todos los niveles, en todos los países, los jodidos siempre acaban siendo los más fregados.

Ojalá y en estos días, si tienen un minutito, les puedan dedicar, -los creyentes una oración- y los no creyentes, un pensamiento. Yo creo que se lo merecen, aunque no podamos hacer “nada” por ellos; ya que siempre habrá quienes hagan “mucho” en contra de ellos.

Y yo me voy, porque Madame Francine, Dueña y Señora de esta Columna, dice que ya le paremos y que “Se van” de vacaciones…

¡Que se diviertan!  

Autor:

Fecha: 
Lunes, 10 de Abril 2017 - 15:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 10 de Abril 2017 - 17:15
Fecha C: 
Martes, 11 de Abril 2017 - 06:15