Se encuentra usted aquí

vaticano

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: ¿Por qué no viene el Papa a México?

Muchas personas en el país quedaron desilusionadas porque Francisco no vendrá México en 2015, a pesar de que viajará a Estados Unidos y a otros países de América Latina en los próximos meses.

Las razones para no visitar México son varias, algunas de índole logística, otras de racionalidad eclesial, y otras, naturalmente, políticas. Empecemos por las logísticas.

La visita a Estados Unidos el próximo comprende tres etapas: asistir al octavo Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia, una alocución ante la Asamblea general de la ONU en Nueva York y una visita oficial al presidente Obama y al Congreso en Washington, D.C.. Con ese itinerario, se llenan los ocho días que se destinan a una gira internacional. La gira a Sri Lanka y Filipinas duró una semana, desde la salida de Roma el lunes 12 de enero por la tarde, hasta el regreso exactamente al siguiente lunes, 19 de enero. La semana siguiente, las actividades del Papa se redujeron al mínimo indispensable. Obvio, el Papa Francisco es un hombre de 78 años, sin un pulmón y que si bien goza de una salud aceptable para su edad, está consciente de que no debe extralimitarse si quiere cumplir con todos sus objetivos de reforma.

En el caso de la visita pastoral a Ecuador, Bolivia y Paraguay, programada para fines de año, no hay modo de incluir a México, simplemente por distancia.

Vamos al segundo aspecto, al eclesial. Una parte de la jerarquía católica mexicana parece ser el modelo de lo que Francisco critica y que quedó magistralmente resumido en la alocución a la Curia del 22 de diciembre pasado, cuando habló de las quince enfermedades que “debilitan el servicio de Cristo”. No es porque en México no existan agentes pastorales positivos y con gran vocación, sino porque la parte más visible deja qué desear. Para muestra, el expediente de los Legionarios de Cristo y su relación con los poderes fácticos locales, independientemente de las atrocidades cometidas por su fundador; o personajes como el obispo emérito Onésimo Cepeda que se refirió al tema de Ayotzinapa en términos poco delicados por decirlo de una manera suave…

Un aspecto que resulta poco conocido son las diferencias entre el clero diocesano y el regular en México, en especial, la distancia que hay entre los obispos y los jesuitas. En el particular caso mexicano, la Compañía de Jesús desde la guerra cristera (1927-1934) ha asumido una posición crítica al gobierno frente a la posición más colaboracionista de los obispos a partir de 1938. Y justamente en las negociaciones para los cambios constitucionales de 1992, la jerarquía impidió que los religiosos participaran del diálogo con el gobierno, lo que derivó en que éstos cuestionaran cómo y para qué los cambios. Los obispos atribuyeron a los jesuitas haber promovido los cuestionamientos internos y desde entonces, puede hablarse de una especie de veto sistemático a los jesuitas, de forma en que no ha habido en México un obispo jesuita desde el fallecimiento del último obispo prelado de la Tarahumara, Mons. José Llaguno, en 1992. A ello hay que añadirle la animadversión que Juan Pablo II tenía en contra de la Compañía… y que Jorge Mario Bergoglio es jesuita y se le nota…

Lo de que sería grosero no visitar a la Virgen de Guadalupe, tiene algo de verdad y algo de retórica …. Benedicto XVI no estuvo en la Villa y no pasó nada, pero fue una forma elegante de Francisco para excusarse frente a tanta invitación gubernamental y eclesiástica.

El Papa Francisco conoce México, ha estado tres veces en el país, y lógicamente tiene una buena idea del sistema político mexicano no sólo como parte de la cultura general de América Latina, sino porque su secretario de Estado, el cardenal Parolin, conoce al dedillo la lógica de la clase política y de la Iglesia en México, pues le tocó ser testigo presencial de los intríngulis de las negociaciones de los cambios constitucionales en materia eclesiástica.

En las actuales condiciones de México, la necesidad de legitimación es muy fuerte, provenga de dónde provenga. Por eso, el Papa Francisco claramente dijo que no es el momento de hacer una visita pastoral a México: primero, precisamente porque no quiere que su imagen sea utilizada para convalidar un gobierno que él percibe fuera de la lógica de la doctrina social de la Iglesia, cuyos postulados son semejantes a los keynesianos en lo económico, pero con una agenda moralizante en lo político y lo social. Segundo, un elemento que pudo haber influido en la decisión del Papa es la percepción internacional del gobierno peñista. En ese sentido, diferentes publicaciones de alto impacto entre las élites mundiales -The Wall Street Journal, The Economist, The Guardian, The Washington Post, entre otras-  han dado cuenta no sólo de los casos relacionados con la violencia y el narcotráfico (Ayotzinapa y Tlatlaya) sino también de la corrupción, uno de los temas que más preocupan al Papa y al cual se ha referido en varias ocasiones, diciendo que es normal ser pecador, pero corrupto, no.

Un tercer aspecto son los informes que recibe de la Conferencia del Episcopado Mexicano y de la Nunciatura Apostólica, los cuales, a juzgar por lo expresado en la visita ad limina de mayo de 2014, no deben ser particularmente halagüeños con respecto a la gestión gubernamental, máxime si tomamos en cuenta el número de sacerdotes asesinados -nueve- por el crimen organizado de 2013 a la fecha, así como la crítica situación económica en la que destaca la alta concentración de la riqueza.

Un cuarto aspecto es que el Papa ha expresado su interés por acompañar a los migrantes y claramente dijo que le gustaría cruzar la frontera de México a Estados Unidos, al igual que los migrantes. Sin embargo, ese un tema de la agenda bilateral de los gobiernos de Obama y de Peña Nieto, cuya negociación es bastante espinosa y una acción pontificia, como la antes señalada, podría entorpecer la negociación política entre republicanos y demócratas en el Congreso Norteamericano, en detrimento de los migrantes mexicanos y centroamericanos. Como lo ha demostrado en distintas ocasiones, Jorge Mario Bergoglio es políticamente sensible y si no puede ayudar, tampoco estorba…

En suma, la prudencia política, tanto en términos civiles como eclesiales, indican que no es el momento apropiado para que el Papa argentino visite México. Tal vez en 2016, si las condiciones son favorables.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 26 de Enero 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un futuro complicado

Concluí mi columna del viernes pasado afirmando que “2015 se ve como un año complicado”.

Y no solo yo sino muchos así lo vemos.

Como lo escribí el viernes, los científicos que colaboran con la revista Bulletin of Atomic Scientists de la Universidad de Chicago opinan que el mundo hoy está más cerca a una catástrofe nuclear o ambiental de proporciones globales de lo que había estado desde 1984, cuando, de acuerdo a la revista, “las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética alcanzaron su punto más álgido en décadas y el diálogo entre las superpotencias prácticamente se detuvo”.

También anoté el viernes que 10 días antes el Foro Económico Mundial publicó su Global Risks Report 2015, en el cual enumeró los 10 riesgos globales en términos de la probabilidad de que ocurran: Conflictos entre Estados con consecuencias regionales; Fenómenos climáticos extremos; Ingobernabilidad de los países; Colapso o crisis de Estado; Desempleo y subempleo estructural; Catástrofes naturales; Falta de adaptación al cambio climático; Crisis del agua; Fraude o robo de datos, y; Ataques cibernéticos.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, ayer encontré unas declaraciones de Habeeb Al Sadr, el embajador de Irak ante la Santa Sede, que me causaron una gran preocupación.

Lo que dijo el diplomático pasó desapercibido para casi todo el mundo. Después de todo, ¿desde cuándo es importante lo que dice un embajador iraquí ante El Vaticano?

Durante una entrevista al diario florentino La Nazione, el musulmán chiíta Al Sadr aseguro que “la amenazas contra el Papa son creíbles. Las declaraciones públicas y los crímenes contra el cristianismo perpetrados por el Estado Islámico (ISIS) son un hecho… Quiero ser claro, no tengo conocimiento de hechos específicos o de proyectos operacionales. Pero lo que han dicho los terroristas del autoproclamado Estado islámico es claro. Quieren matar al Papa. Esta banda de delincuentes no sólo amenaza: En Irak ya ha violado e incluso destruido algunos de los sitios más sagrados del Islam chiíta. Lo mismo ha hecho con lugares de culto de la religión yazidí y el cristianismo. Ha obligado a 150,000 cristianos a huir de Mosul y también lo hizo con los yazidíes. Si creemos que no son más que palabras, no entendemos la naturaleza de la amenaza. Ellos dicen: ‘quien no está con nosotros está en contra; O te conviertes o tengo el derecho de matarte’. Y lo hacen en realidad: es un genocidio… Tenemos que garantizar la seguridad del Papa en todas partes porque creo que ellos tratarán de atacarlo durante sus viajes o incluso en Roma. Porque los miembros del ISIS no solo son árabes, sino canadienses, estadounidenses, franceses, británicos e italianos. Tienen pasaportes occidentales. Por ello ISIS puede ordenar a estos combatientes a cometer actos de terrorismo en los países europeos… Estas personas no tienen conciencia y su locura no tiene límites…”.

Para algunos analistas, el Papa podría ser víctima de un ataque terrorista durante uno de sus viajes, lo cual desencadenaría una guerra religiosa entre católicos y musulmanes, similar a las cruzadas medievales y la yihad original del profeta Mahoma. 

Una gran guerra se desencadenaría en el Medio Oriente. Los campos petroleros dejarían de producir y el precio de un barril de petróleo se dispararía a los 300 dólares. Los precios más altos de los energéticos matarían a la economía, provocarían una recesión y harían que el mercado de valores se desplomara por un 50% o más.

Un ataque fatal del Estados Islámico o cualquier otra organización terrorista musulmana contra Francisco es una posibilidad que no es remota para los analistas de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania.

El futuro se ve más complicado de lo que muchos quisieran que fuera.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 26 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1506 - Se fundó Guardia Suiza del Vaticano

La Guardia Suiza es el cuerpo militar encargado de la seguridad de la Ciudad del Vaticano. Está compuesta por unos cien soldados: 4 oficiales, 23 mandos intermedios, 70 alabarderos, 2 tamborileros y 1 capellán. Se les entrena en procedimientos y manejo de armas modernas, como el fusil suizo Sig 550, aunque también se les enseña a manejar la espada y la alabarda. La Guardia Suiza tiene su cuartel frente al Palacio Apostólico Pontificio. Según el Tratado de Letrán, se ha establecido que la Policía italiana custodie, junto con la Guardia Suiza y los Servicios Vaticanos de Seguridad, la Plaza de San Pedro.

Fecha: 
Jueves, 21 de Enero 2016 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Tras la visita a Corea el año pasado, el Papa Francisco volvió al lejano oriente. En esta ocasión visitó Sri Lanka, país donde existe una minoría cristiana, básicamente católica, del 7 por ciento de la población; posteriormente se trasladó a Filipinas, bastión del catolicismo en Asia Pacífico desde el siglo XVI.

En el antiguo Ceilán, hoy Sri Lanka, la visita tuvo tintes interreligiosos. Lo más destacado de esa etapa del viaje fue la declaración papal acerca de lo injustificado que resulta utilizar la religión para legitimar los actos de violencia y la guerra, en clara alusión a los acontecimientos de París, pero también refiriéndose a la guerra civil que vivió Sri Lanka de 1983 a 2002, por la insurgencia de la etnia tamil, básicamente hinduista, en contra de la mayoría cingalesa budista. El llamado tuvo una respuesta muy favorable del líder de los musulmanes cingaleses, Ash-Sheikh Fazil, quien en su discurso de saludo al Papa condenó los atentados de París y los últimos ataques en Paquistán.

La etapa filipina del viaje es la que más ha dado de qué hablar. Independientemente de que el pueblo, 80 por ciento de católicos, se volcó para recibir al Papa -pese al mal tiempo-, los ojos del mundo han estado atentos a los discursos papales, y en este caso, lo dicho ante periodistas en el vuelo de Colombo a Manila, causó revuelo. Al ser cuestionado por los periodistas sobre la libertad religiosa y de expresión, el Papa no titubeó:

''Las dos son derechos fundamentales […] veamos París, hablemos claro. Cada uno tiene el derecho de practicar la propia religión, sin ofender, libremente... no se puede ofender, hacer una guerra, matar en nombre de la propia religión, en nombre de Dios. A nosotros lo que sucede ahora nos asombra. Pero siempre, pensemos a nuestra historia, cuantas guerras de religiones hemos tenido... También nosotros somos pecadores en esto. Pero no se puede matar en nombre de Dios. Es una aberración... Cada uno no solo tiene la libertad, el derecho sino también la obligación de decir lo que piensa para ayudar al bien común... pero sin ofender. Es verdad que no se puede reaccionar violentamente, pero si mi amigo insulta a mi madre ¡Se lleva un puñetazo! Es normal, no se puede provocar, no se puede insultar la fe de los demás... Hay un límite, y en la libertad de expresión también hay límites''.

Más claro, ni el agua y eso molestó a muchos. Una articulista del periódico inglés The Guardian, señaló que el Papa había utilizado el mismo argumento que usan los golpeadores de mujeres, culpándolas de la violencia ejercida en su contra.

En general, las críticas provinieron del mundo anglosajón y algunas de franceses, las que naturalmente ensalzarían el papel de la sátira, pero hay que recordar que también la Iglesia tiene libertad de expresión, exactamente igual que ellos. Por lo demás, en Níger, seis iglesias fueron quemadas y cinco personas asesinadas por musulmanes en protesta por las nuevas caricaturas de Mahoma publicadas en la última edición de Charlie Hebdo …. Así que el llamado a la prudencia del Papa tiene fundamentos concretos en la realidad ….

Las actividades en Filipinas fueron múltiples el viernes 16: el encuentro con las autoridades, la misa en la catedral de Manila -la octava en el mismo emplazamiento-, el encuentro con niños de la calle y con familias; sorpresivamente, se reunió con cuarenta jesuitas. En el encuentro con las familias, el Papa retornó al discurso eclesial sobre la familia e hizo alusión a la encíclica Humanae Vitae de Paulo VI, la cual generó -y sigue generando- tanta controversia por su posición frente a la anticoncepción artificial.

En la misa que ofició el sábado 17 en Taclobán, la zona más afectada por el tifón Yolanda en 2013, el Papa dio palabras de aliento a quienes perdieron todo, diciéndoles que Jesús no los defrauda. Lo particular es que además de utilizar un impermeable amarillo de plástico durante la celebración, dejó a un lado el discurso que llevaba preparado y se dirigió a los fieles, la gran mayoría damnificados, en español. Al regresar a Manila, el Papa se reunió con los familiares de la joven voluntaria que falleció por la caída de un andamio con altavoces sobre ella debido a los fuertes vientos de la tormenta Amang saliendo de la misa en Taclobán.

El domingo, el Papa ofició una misa multitudinaria en el ''Quirino Grandstand-Rizal Park'', un estadio situado dentro de un parque de sesenta hectáreas, a la cual se calcula acudieron entre 6 y 7 millones de personas, en medio de la lluvia. Ya se considera que es el acto más grande presidido por un Pontífice, pues en Manila, Juan Pablo II sólo congregó a cinco millones en 1995. Con eso, es poco probable que las críticas periodísticas afecten al Papa Francisco, más si la realidad muestra que tiene razón… en todo caso, está más preocupado por no poder responder por qué los niños sufren…

Autor:

Fecha: 
Lunes, 19 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

En esta semana, en medio de los prolegómenos del viaje papal a Filipinas y Sri Lanka, la Santa Sede se sumó a la condena por el asesinato de los cuatro caricaturistas de Charlie Hebdo, la revista satírica francesa cuyas viñetas sobre Mahoma fueron el pretexto para que los radicales islámicos irrumpieran violentamente en la sede de la publicación.

Hay que destacar que los caricaturistas de Charlie Hebdo también publicaron viñetas satíricas sobre Benedicto XVI  - una de ellas, con motivo de su renuncia, en la que abraza “amorosamente” a un guardia suizo -  y sobre Francisco, aunque con éste último se mostraron mucho más condescendientes.

La reacción del Vaticano con respecto a los hechos de París fue condenar los hechos, pero la respuesta se la reservó el Papa para la reunión que hoy tuvo con los miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede.

En el ínterin, trascendió en prensa que los servicios de inteligencia estadounidenses e israelí habrían prevenido al Vaticano sobre la posibilidad de que los territorios pontificios pudieran ser blanco de atentados por parte de radicales islámicos, lo que fue desmentido tanto por el padre Federico Lombardi como por los encargados de la seguridad del Estado italiano.

Por lo que toca a la tradicional reunión con el cuerpo diplomático, el Papa fue enfático en condenar el terrorismo y señaló que espera que “los dirigentes religiosos, políticos e intelectuales, especialmente musulmanes, condenen cualquier interpretación fundamentalista y extremista de la religión, que pretenda justificar tales actos de violencia”.

Para el Papa, la violencia es producto de una cultura que rechaza al otro, al que ve como objeto. A ello se suma que el ser humano, libre en esencia, se convierte en esclavo del poder, del dinero, de las modas, e “incluso a veces de formas tergiversadas de religión”, lo que ha provocado “una auténtica guerra mundial combatida por partes” en referencia a la serie de conflictos que han surgido en diversas partes del mundo. El Papa hizo alusión a Ucrania, al conflicto palestino-israelí, a Siria e Irak, Nigeria, Libia, República centroafricana, Congo, etcétra y no sólo en términos de conflictos bélicos, sino también en lo referente a la emergencia de epidemias como el Ebola.

En referencia a Israel y Palestina, el Papa habló sobre el diálogo en un clima de confianza mutua como el camino para superar las diferencias. Con respecto a Siria e Irak fue enfático en afirmar que la dramática situación es producto de del terrorismo fundamentalista en la zona, el cual rechaza a Dios, convirtiéndolo en un mero pretexto ideológico para acabar con el otro. Además, el Papa aseguró que un Medio Oriente sin cristianos, estaría “desfigurado y mutilado” y aprovechó para llamar a la comunidad internacional y a los gobiernos de la región a adoptar, en el marco del d derecho internacional, medidas concretas en favor de la paz y la defensa de los desplazados a consecuencia de la guerra y de la persecución religiosa, es decir las minorías cristiana y yazidí.

El Pontífice también se refirió a los secuestros de niñas en Nigeria, la guerra civil en Libia, Sudán y el Congo; las violaciones de mujeres y la trata de personas; la epidemia del ébola; los migrantes, prófugos y refugiados, especialmente en la cuenca del Mediterráneo, tema que tocó durante su intervención en el Parlamento Europeo el pasado noviembre en Estrasburgo. Y aludió un tema que atañe directamente a México y Centroamérica: los niños migrantes sin acompañamiento que marchan hacia Estados Unidos.

Sobre estos temas, el Papa aseguró que “Es necesario un cambio de actitud: pasar de la indiferencia y del miedo a una sincera aceptación del otro”, lo que requiere poner en práctica legislaciones adecuadas que sean capaces de tutelar los derechos ciudadanos nativos y garantizar la acogida a los inmigrantes.

No dejo pasar la oportunidad y aludió al tema de la familia, la que dijo, sufre el embate de la cultura individualista que promueve el descenso de la natalidad y privilegia formas diversas de convivencia, en lugar de promover la protección de las familias tradicionales.

Para finalizar, abogó por el diálogo entre Corea del Norte y del Sur, poniendo como ejemplo el caso de Cuba y Estados Unidos. Terminó citando el discurso de Pablo VI en la ONU en 1965, pidiendo un alto a la guerra.

Al parecer, éste fue el verdadero balance de las acciones de la Santa Sede en 2014.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 12 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El catálogo de los 15 Males (2 de 2)

San Antonio, TX.- Sigo presentando el Catálogo de los 15 males que el papa Francisco presentó a los miembros de la Curia Romana el 22 de diciembre pasado.

8. El mal de la esquizofrenia existencial. Es la enfermedad de quien tiene una doble vida, fruto de la hipocresía típica de los mediocres y del progresivo vacío espiritual, que grados o títulos académicos no pueden colmar. Es una enfermedad que afecta a menudo a quien… se limita a los asuntos burocráticos, perdiendo así el contacto con la realidad, con las personas concretas.

9. El mal de la cháchara, de la murmuración y del cotilleo. Es una enfermedad grave, que tal vez comienza simplemente por Es la enfermedad de los bellacos, que, no teniendo valor para hablar directamente, hablan a sus espaldas.

10. El mal de divinizar a los jefes: es la enfermedad de quienes cortejan a los superiores, esperando obtener su benevolencia. Son víctimas del arribismo y el oportunismo… Son personas que viven pensando sólo en lo que pueden conseguir y no en lo que deben dar. Son seres mezquinos, infelices e inspirados únicamente por su egoísmo fatal. Este mal también puede afectar a los superiores, cuando halagan a algunos colaboradores para conseguir su sumisión, lealtad y dependencia psicológica, pero el resultado final es una auténtica complicidad.

11. El mal de la indiferencia hacia los demás. Se da cuando cada uno piensa sólo en sí mismo y pierde la sinceridad y el calor de las relaciones humanas.

12. El mal de la cara fúnebre. Es decir, el de las personas rudas y sombrías, que creen que, para ser serias, es preciso untarse la cara de melancolía, de severidad, y tratar a los otros – especialmente a los que considera inferiores – con rigidez, dureza y arrogancia. En realidad, la severidad teatral y el pesimismo estéril son frecuentemente síntomas de miedo e inseguridad de sí mismos… un corazón feliz irradia y contagia la alegría a cuantos están a su alrededor: se le nota a simple vista. No perdamos, pues, ese espíritu alegre, lleno de humor, e incluso autoirónico, que nos hace personas afables, aun en situaciones difíciles. ¡Cuánto bien hace una buena dosis de humorismo!

13. El mal de acumular: se produce cuando se busca colmar un vacío existencial en el corazón acumulando bienes materiales, no por necesidad, sino sólo para sentirse seguro. En realidad, no podremos llevarnos nada material con nosotros, y todos nuestros tesoros terrenos nunca podrán llenar ese vacío, es más, lo harán cada vez más exigente y profundo.

14. El mal de los círculos cerrados, donde la pertenencia al grupo se hace más fuerte que la pertenencia al Cuerpo... También esta enfermedad comienza siempre con buenas intenciones, pero con el paso del tiempo esclaviza a los miembros, convirtiéndose en un cáncer que amenaza la armonía del Cuerpo… La autodestrucción o el «fuego amigo» de los camaradas es el peligro más engañoso.

15. Y el último: el mal de la ganancia mundana y del exhibicionismo… Es la enfermedad de las personas que buscan insaciablemente multiplicar poderes y, para ello, son capaces de calumniar, difamar y desacreditar a los otros, incluso en los periódicos y en las revistas… lleva a las personas a justificar el uso de cualquier medio con tal de conseguir dicho objetivo, con frecuencia ¡en nombre de la justicia y la transparencia!

El excelente discurso de Francisco puede leerse en w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2014/december/documents/papa-francesco_20141222_curia-romana.html

Secciones:

Fecha: 
Martes, 30 de Diciembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El catálogo de los 15 Males

San Antonio, TX.- Hace una semana, el papa Francisco dio su mensaje de Navidad a la Curia Romana, es decir a todos aquellos que conforman el gobierno de la Santa Sede y de la iglesia católica.

Entre lo que dijo Jorge Mario Bergoglio el 22 de diciembre pasado destaca lo que calificó como el «catálogo» de los males que afectan la vida y el funcionamiento de la Curia. Estos males realmente afectan a cualquier organización humana, sea ésta religiosa o no, pública o privada, de lucro o de beneficencia, pequeña, mediana o grande. 

Ojalá que todos los gobernantes del mundo tuvieran el carácter que demostró tener Francisco al aceptar que la organización que encabeza padece serios males “que debilitan nuestro servicio…”.

A continuación presento un breve resumen del Catálogo de los 15 Males definidos por el papa. Hasta donde me ha sido posible he eliminado cualquier referencia religiosa con el fin de que quede claro que el Catálogo enumera 15 males que suelen presentarse en  cualquier organización.

1. “El mal de sentirse «inmortal», «inmune», e incluso «indispensable»,  descuidando los controles necesarios y normales. Una [organización] que no se autocritica, que no se actualiza, que no busca mejorarse, es un cuerpo enfermo… Esta enfermedad se deriva a menudo de la patología del poder, del «complejo de elegidos», del narcisismo que mira apasionadamente la propia imagen y no ve la [que está] impresa en el rostro de los otros, especialmente de los más débiles y necesitados.

2. “El mal de la excesiva laboriosidad, es decir, el de aquellos enfrascados en el trabajo… porque descuidar el necesario descanso conduce al estrés y la agitación. Un tiempo de reposo, para quien ha completado su misión, es necesario, obligado, y debe ser vivido en serio: en pasar algún tiempo con la familia y respetar las vacaciones como un momento de recarga espiritual y física…

3. “El mal de la «petrificación» mental y espiritual, es decir, el de aquellos que tienen un corazón de piedra y son «duros de cerviz»; de los que, a lo largo del camino, pierden la serenidad interior, la vivacidad y la audacia, y se esconden detrás de los papeles, convirtiéndose en «máquinas de legajos»…

4. “El mal de la planificación excesiva y el funcionalismo. Cuando [un individuo] programa todo minuciosamente y cree que, con una perfecta planificación, las cosas progresan efectivamente, se convierte en un  contable o gestor… Se cae en esta enfermedad porque «siempre es más fácil y cómodo instalarse en las propias posiciones estáticas e inamovibles.

5. “El mal de una falta de coordinación. Cuando los miembros pierden la comunión entre ellos, el cuerpo pierde su armoniosa funcionalidad y su templanza, convirtiéndose en una orquesta que produce ruido, porque sus miembros no cooperan y no viven el espíritu de comunión y de equipo.

6. “También existe la enfermedad del «Alzheimer espiritual»… Es una disminución progresiva de las facultades espirituales que, en un período de tiempo más largo o más corto, causa una grave discapacidad de la persona, por lo que se hace incapaz de llevar a cabo cualquier actividad autónoma, viviendo un estado de dependencia absoluta de su manera de ver, a menudo imaginaria.

7. “El mal de la rivalidad y la vanagloria. Es cuando la apariencia, el color de los atuendos y las insignias de honor se convierten en el objetivo  principal de la vida.”

Continuará mañana…

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 29 de Diciembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Sorpresiva la noticia de la reanudación de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. Más sorpresiva la intermediación de la Santa Sede y de Canadá. Justo el día anterior al anunció, el secretario de Estado norteamericano John Kerry -ex candidato presidencial demócrata y católico– estuvo en El Vaticano entrevistándose con su homólogo, Pietro Parolin, para, según se dijo, solicitar la ayuda del papa Francisco para el cierre de la prisión de Guantánamo, último reducto de la presencia norteamericana en Cuba, y transferir a los presos a otros lugares, bajo condiciones humanitarias.

Las negociaciones entre Cuba y Estados Unidos iniciaron en junio, hubo reuniones en Canadá y una reunión, quizá la más importante pero también secreta, fue en El Vaticano en otoño de 2013. El 14 de marzo de 2014, Obama visitó al Papa Francisco en El Vaticano. Trascendió el buen humor entre ambos y, especialmente, la prensa dio cuenta de que el encuentro duró más de 50 minutos, algo sumamente inusual. Sólo con el rey Juan Carlos de España la entrevista duró más, mientras que con otros jefes de Estado, ha durado menos, por ejemplo, con Enrique Peña Nieto que apenas estuvo 25 minutos dialogando con el Pontífice.

De lo tratado por Obama y Francisco trascendió muy poco, salvo la parte pública que se desarrolló en el a Biblioteca Apostólica, el intercambio de regalos, las sonrisas de ambos, la cortesía, etcétera. Pero de lo dicho en corto, no se supo más que generalidades.

El grado de discreción con el que se condujo el asunto entre el gobierno de Raúl Castro y el de Barack Obama, así como la secrecía vaticana y canadiense, contribuyeron a que la noticia de la reanudación de relaciones diplomáticas dada a conocer el miércoles 17 de diciembre, fuera una sorpresa mundial. Pero quizá lo más sorprendente fue el agradecimiento público que externaron ambos mandatarios al Papa Francisco por su mediación, quien en este verano envió una carta tanto a Obama como a Raúl Castro exhortándolos a resolver la detención de los presos en ambos países, en referencia a los presos que fueron intercambiados justo antes del anuncio.

Lo cierto es que cualquier balance hecho sobre el Papa Francisco antes del 17 de diciembre quedó muy corto. La Santa Sede recuperó su papel protagónico en la diplomacia mundial, pero a diferencia de los ocurrido en el pontificado de Juan Pablo II, no se trató de derribar muros, sino extender puentes. Ahora sí, la Guerra Fría terminó gracias a un Papa latinoamericano, que no pretende imponer su agenda ideológica, sino cooperar en la pacificación a nivel mundial.

Con este hecho histórico, un hito, sin lugar a dudas, el Papa ya está plenamente enfocado en las celebraciones de Adviento y prosigue enmendando la plana al interior de la Santa Sede

En el segundo discurso a la Curia con motivo de la Navidad, el papa Francisco pidió a sus colaboradores hacer un examen de conciencia para prepararse a la confesión general y expuso las quince sombras de pecado que aquejan a sus colaboradores y a cualquier grupo en una institución.

Lo primero señaló es que la Curia funcionase como un cuerpo más sano y armonioso, unido en si y con Cristo, ya que sin ello, sólo sería una burocracia cualquiera. ¿Qué criticó? La tentación de sentirse indispensable como efecto del narcisismo, el trabajo en exceso, la fosilización mental y espiritual, la planificación excesiva y rígida, la mala coordinación, la pérdida progresiva de facultades espirituales, la rivalidad y la vanagloria del falso misticismo, la doble vida, los chismes, la divinización de los jefes como parte del carrerismo y oportunismo, la indiferencia hacia los demás, la severidad y el pesimismo estériles, la acumulación de bienes, los círculos cerrados, la transformación del servicio en poder.

El Papa puso el dedo en la llaga y seguramente sus detractores internos estarán preguntándose por qué les tocó vivir un pontificado así. Lo cierto es que Jorge Mario Bergoglio es un hombre que conoce la naturaleza humana y no se deja engañar; sabe que la supervivencia de la Iglesia depende, en buena medida, de que los miembros consagrados se ajusten a la realidad, traten de ser mejores personas y pastores y, principalmente, que estén imbuidos de caridad en su más amplia acepción. ¡Feliz Navidad para todos los lectores y un muy próspero 2015!

Autor:

Fecha: 
Lunes, 22 de Diciembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1978 - El vaticano detiene la guerra entre Argentina y Chile

El 25 de mayo de 1977 la dictadura militar que gobierna en la Argentina rechaza el resultado del laudo favorable al reclamo chileno sobre el Canal de Beagle. Los militares argentinos comienzan a movilizar tropas, aviones y buques con el objetivo de tomar por la fuerza la región en litigio. El plan de ataque se vuelve luego una ofensiva destinada a invadir el sur de Chile y ocupar las ciudades de Puerto Montt, Santiago y Valparaíso. Por pedido de Chile, interviene el Vaticano. El enviado del Papa, el Cardenal Antonio Samoré, inicia frenéticas negociaciones con ambos gobiernos. En las primeras horas del 22 de diciembre de 1978 la flota argentina está en posición para iniciar el ataque, pero es retrasada por una tormenta. Esa demora le da tiempo al enviado papal para obtener un compromiso de paz, usando incluso la amenaza papal de excomulgar a los generales que se lancen a la guerra. La tormenta en el sur, frena una masacre que hubiera costado decenas de miles de muertos a Latinoamérica.

Fecha: 
Viernes, 22 de Diciembre 2017 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Esta semana fue ajetreada para el Papa Francisco. El pasado martes estuvo en Estrasburgo para asistir a una reunión del Consejo de Europa en donde ofreció un discurso centrado en la construcción de la paz, el papel del Consejo de Europa en esa tarea y denunció las acciones que impiden su consecución. Habló sobre el tráfico de personas, el terrorismo religioso, el tráfico de armas, el individualismo y la dimensión ética y moral de la acción política en Europa.

A su regreso, el Pontífice se reunió con religiosos para dar inicio al Año de la Vida Consagrada, que terminará en febrero de 2016. Esto es relevante porque el Papa Francisco, como jesuita, es miembro de la vida consagrada.

El Papa salió el viernes de Roma para efectuar una visita apostólica a Turquía. En Ankara, el Papa se reunió con el presidente Recep Tayyip Erdogan y con el Presidente de Asuntos Religiosos (DIYAN), Mehmet Gormez. Con ambos tocó el tema de los fundamentalismos, tanto en Oriente como en Occiente, que empañan el diálogo interreligioso. El sábado por la mañana se trasladó a Estambul, donde visitó el Museo de Santa Sofía y la Mezquita Azul del Sultán Ahmet, donde rezó por la paz con el gran muftí, lo que después se supo.

Por la tarde, el Papa celebró una misa en la catedral católica del Espíritu Santo en Estambul, a la que asistieron representantes de las comunidades cristianas: el Patriarca Siro-Católico, Ignacio III Younan, el Patriarca Ecuménico de Constantinopla Bartolomeo, el Metropolita Siro-Ortodoxo, Filuksinos Yusuf Cetin, el Patriarca armeno católico, Aram Ateshian, varios pastores protestantes, además del presidente del episcopado turco, Ruggero Franceschini, y el vicario apostólico de Estambul. Durante la homilía, Francisco llamó a las comunidades cristianas a volver a descubrirse hermanas a pesar de las diferencias, y subrayó que es necesario dejarse guiar con humildad por el Espíritu Santo para superar las incomprensiones, divisiones y controversias, y ser, como Iglesia, un signo de creíble de paz y unidad.

Más tarde, asistió a una celebración ecuménica en la Iglesia Patriarcal de San Jorge en Estambul, en la vigilia de San Andrés Apóstol, patrón del Patriarcado ortodoxo. Cabe recordar que San Andrés era hermano de sangre de San Pedro, lo que dio un matiz muy particular al encuentro. Al final de su discurso, Papa Francisco pidió la bendición del Patriarca Bartolomeo y se inclinó ante él para recibirla. El Patriarca lo bendijo y le besó la cabeza.

Al día siguiente, en el mismo templo, ambos, el Patriarca y el Papa participaron de la Divina Liturgia (la misa ortodoxa). De la ceremonia resalta el mensaje de reconciliación de ambas Iglesias para alcanzar la plena comunión, el recuerdo de los predecesores de Francisco que iniciaron el acercamiento con el Patriarcado Ecuménico y un aspecto sumamente importante: el énfasis del Papa en que la Iglesia de Roma no pretende imponer nada a los ortodoxos, salvo la profesión de fe común, dejando atrás el tema de la primacía de las sedes, lo cual es un avance. De regreso a Roma, el Papa dijo que el camino de la unificación con la ortodoxia está en puerta y que la separación es producto de la autorreferencialidad.

Lo cierto es que entre ortodoxos y católicos existe mayor apertura y se percibe un buen ánimo personal entre ambos patriarcas. Al final de la celebración litúrgica, Francisco y Bartolomeo suscribieron una declaración conjunta, en la que se comprometen a trabajar por la unidad de los cristianos, manifestaron su preocupación por la situación en Irak y Siria, muy en especial por las comunidades cristianas, y con ello elaboraron un nuevo concepto: el ecumenismo del sufrimiento como elemento eficaz para la unidad. Llamaron al compromiso de la comunidad internacional para aliviar la situación de Medio Oriente, al diálogo interreligioso y a poner fin a la guerra en Ucrania.

La última actividad del Papa en Estambul fue visitar a jóvenes refugiados, tanto cristianos como musulmanes, que son atendidos por los salesianos de Don Bosco.

De regreso a Roma, el Papa dijo a los periodistas que quiere reunirse con el patriarca Kyrill de Moscú, que hay avances en ello; que a pesar de la oposición entre los conservadores romanos y ortodoxos, la reunificación de la Iglesia va, e implicaría recuperar los acuerdos anteriores a 1054. Sobre la situación en Oriente Medio, el Papa dijo que la tercera guerra mundial es un hecho fragmentario y que le gustaría visitar Irak, aunque en estos momentos sabe que no es conveniente.

Fototn.com.ar

Autor:

Fecha: 
Lunes, 01 de Diciembre 2014 - 17:30
Contenidos relacionados: 
En Entrevista: Mónica Uribe, Experta en religión
Redes sociales: 
1