Se encuentra usted aquí

tráfico

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Bebés: Mercancía al mejor postor

Llegamos al DIF (Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia). Parecía vacío, lo cual era ilógico puesto que dentro de las instalaciones había niñas viviendo. Todo estaba confuso. Volví a tocar, esta vez con más fuerza… “Ya vámonos, parece que no hay nadie”, dijo Carlos, mi esposo. “No es posible, teníamos una cita confirmada”,  respondí.

Me negaba a aceptar que la ilusión tan pronto se había acabado. Un día antes mi amiga me había llamado para decirme que todo estaba en orden y nos recibirían. Era un programa especial: estaban colocando a las niñas por las vacaciones de Navidad con familias conocidas. Yo quería probar y cuidar a una niña, sería fabuloso.

Sin embargo, nadie nos atendía… Justo cuando nos estábamos alejando se acercó el vigilante y nos dijo que nadie nos podía atender… Estaba decepcionada y  molesta. ¿Y la cita concertada?... Me había hecho la ilusión de tener a una bebé en casa, “aunque fuera por unos días”.

Al final nos marchamos ¿Qué otra cosa podíamos hacer? Desde la noche anterior soñé con la pequeñita… Ufff… Por lo menos no fuimos a comprar juguetitos y biberones… “¡Quisiera, agarrarlos a patadas!”, pensé. “Y Carlos, mi esposo, no quería venir, aunque yo sé que sería un papá excelente…”.

Las parejas infértiles tienen frente a sí un largo camino por recorrer. Primero, buscando concebir mediante tratamientos y cuando no funciona podrían empezar un proceso complicado, largo y tortuoso en busca de una adopción, invirtiendo varios años de su vida.

Nos retiramos, íbamos enojados porque ni siquiera nos abrieron la puerta… Nunca supe a qué se debió esa situación… Lo peor fue que me dije “Bueno, parece que mi camino no es por ahí. Nunca más intentaré adoptar a un pequeño”.

Las parejas infértiles pueden ser presas de extorsionadores y traficantes. Su necesidad de tener un niño en casa puede nublarles la razón y verse involucrados en actos ilícitos. El fin puede ser noble pero los mecanismos inadecuados, exponiéndose, tanto ellos como al propio bebé, a vivir una tortura de niveles insospechados.

Ya en otras ocasiones algunas personas conocidas me habían “ofrecido” a un bebé. Me negué a aceptar ese tipo de tratos. Se me figuraba que me encariñaría con el niño/niña y después vendrían a tratar de recuperarlo, aun cuando todo se hiciera en estricto apego a la ley.

En una ocasión, la abuelita de unas niñas me las quiso “obsequiar”. La mamá era drogadicta así que las pequeñas estaban bajo su cuidado. La abuelita sentía que no las podría cuidar… Yo volví a decir: “NO”. Mi temor a caer en ilícitos siempre ha estado presente.

Aceptar a un pequeñito en situaciones poco claras puede involucrar a la pareja en un DELITO. Se pone en riesgo a TODOS los involucrados: la pareja, el bebé y se está promoviendo un ilícito. Mientras existan parejas dispuestas a comprar pequeños bajo cualquier circunstancia, el mercado negro seguirá creciendo y muchas madres biológicas vivirán el INFIERNO de que les arrebaten de las manos a su chiquito y no vuelvan a saber de él.

Cabría preguntarse cuáles son los derechos humanos de estas parejas y de los bebés, maltratados emocionalmente con requisitos, requisitos y más requisitos. Registrados en una lista que se antoja interminable y por años deberán mantener su FE en un sistema poco interesado en ellos y en esos pequeños que, con el transcurso del tiempo, van perdiendo la oportunidad de ser adoptados y tener a quién decirle papá y mamá.

Al irme alejando de la institución recordé que de niña muchas veces dije: “Voy a tener dos hijos y adoptaré a uno más”. Si todas las parejas adoptaran a un bebé ni siquiera habría necesidad de lugares donde no sabemos cómo tratan a estas personitas.

Ciertamente el control y lo requisitos son necesarios, sin embargo, queda claro con los hechos recién descubiertos -la venta de niños por personal del DIF Sonora, por ejemplo- que este sistema funciona inadecuadamente: Pequeños en manos de personas sin escrúpulos…

Padres sin hijos e hijos sin padres, cuando unos y otros tienen la GRAN NECESIDAD de PRODIGARSE MUTUAMENTE AMOR.

____________________________________________________________

http://bebepichon.com/wp-content/uploads/2014/03/BABY_001020-1.jpg   ...

http://www.eluniversal.com.mx/articulo/estados/2015/08/27/consignan-16-p...

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 02 de Septiembre 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Swiss Leaks 2

Los resultados de la investigación “Swiss Leaks: Dinero Turbio Resguardado por el Secreto Bancario: Como uno de los bancos más grandes del mundo ayudó a esconder millones en cuentas relacionadas a traficantes de armas, dictadores y evasores de impuestos”, realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y difundida el domingo pasado ha causado un revuelo internacional debido a que entre los probables evasores de impuestos que de 1998 a 2007 abrieron cuentas en la sucursal suiza del banco inglés HSBC hay empresas internacionales y personalidades de la política, el deporte, el mundo empresarial y la delincuencia. La investigación señala que fueron poco más de 100,000 millones de dólares provenientes de 106,000 clientes relacionados con 203 países.

Es importante recalcar que depositar dinero en una cuenta en Suiza no es constituye delito alguno, lo ilegal es que el titular de dicha cuenta no haya declarado el ingreso de dicho dinero a su patrimonio y evadido el pago del impuesto sobre la renta correspondiente.

En lo que a México se refiere, los archivos del HSBC filtrados por un ex empleado del banco indican que entre 2006 y 2007 un total de 2,642 personas de alguna manera asociadas con México, de las cuales 39% tenían un pasaporte o nacionalidad mexicana, depositaron o escondieron aproximadamente 2,200 millones de dólares en 1,893 cuentas que supuestamente fueron diseñadas para que sus titulares evadieran el pago de impuestos al fisco mexicano. El monto máximo que se encontró en una de estas cuentas fue de 596.4 millones de dólares.

Algunos de los mexicanos cuyos nombres hasta el momento han sido relacionados con estas cuentas han explicado el porqué de las mismas. Si procede, le toca ahora al SAT determinar si los fondos depositados tuvieron un origen lícito y si en su momento fueron declarados como un ingreso en las declaraciones de impuestos correspondientes a esos años.

Los nombres de estos mexicanos se han difundido ampliamente durante esta semana y la información que hasta el momento se puede ver en el sitio www.icij.org/project/swiss-leaks/explore-swiss-leaks-data es insuficiente para llegar a conclusión alguna.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 11 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Evasores mexicanos revelados?

Está visto que los tiempos que corren no son los de los secretos, sino los de las revelaciones. Julian Assange, Chelsea Manning y Edward Snowden, por citar a los más famosos, nos han develado un mundo de secretos de Estado, espionaje y canalladas. A quienes se maravillan de estas “revelaciones” habrá que recomendarles asistir más al cine o leer novelas puesto que nada de lo que se da a conocer es realmente sorpresivo. De una u otra forma ya se sospechaba. Si acaso la concreción con nombre y apellido de lo sospechado ha confirmado que vivimos en un mundo de intereses evidentes y no tan evidentes, como ha sido siempre la sociedad humana, sólo que ahora con tecnología.

En esta idea de las “revelaciones”, dos investigaciones diferentes amenazan balconear a varios políticos y empresarios mexicanos con cosas que ya suponíamos todos: que poseen propiedades y depósitos en el extranjero, obtenidos vaya usted a saber cómo, pero todos sospechamos que hay un gato encerrado que se llama corrupción. Por cierto que ninguna de las dos investigaciones periodísticas tenía como meta sacar a la luz a los mexicanos, pero ahí donde parece haber corrupción se ha vuelto un lugar común que haya nacionales, así sea del otro lado de la frontera o del océano.

La primera de las investigaciones corresponde a una serie de cinco reportajes del New York Times que se abocó a saber quiénes estaban detrás de las compras de bienes raíces de altos precios en la Gran Manzana. Un desfile de rusos, indios, chinos y otros personajes tercermundistas han desfilado en las páginas como poseedores de estos inmuebles de lujo. Mañana miércoles saldrá la parte en donde se seguirá sacando a balcón a José Murat, pero al parecer habrá más nombres mexicanos.

La otra investigación está hecha por Le Monde y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación a partir de información secreta revelada por un trabajador del banco HSBC. En principio, fue un escándalo relacionado con la evasión de impuestos, pero ha devenido en político. Artistas, deportistas, hombres de negocios y políticos han sido expuestos. En América Latina el asunto tendrá repercusiones. Brasil es el país latinoamericano con más cuentas, pero Venezuela tiene los depósitos más cuantiosos. De México se han exhibido nombres conocidos: Camil, Hank, Elías, Ebrard, entre otros.

Por lo pronto, el banco enfrenta una seria investigación en Estados Unidos y varios países europeos, con excepción de la Gran Bretaña. Es probable que muchos de los personajes aparecidos en las investigaciones periodísticas aludidas enfrenten cargos en sus países de origen. Sería deseable que en México no se viera sólo como una nota de color, sino que el SAT anunciara que al menos va a dar un vistazo a los datos, a ver si los impuestos pagados por estos personajes corresponden a su guardadito en Suiza. Digo, al menos para guardar las apariencias.

Foto: elmanana.com.mx

Fecha: 
Martes, 10 de Febrero 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Swiss Leaks 1

En www.icij.org/about puede leerse que “el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) es una red global de 185 periodistas de investigación en más de 65 países que colaboran en la realización de investigaciones a profundidad sobre diversos temas.

“Fundada en 1997… ICIJ se inició como un proyecto del Centro para la Integridad Pública de Washington, DC, para difundir el estilo de periodismo de investigación del Centro, enfocándose en cuestiones que no se detienen en las fronteras nacionales: la delincuencia transfronteriza, la corrupción, y la rendición de cuentas del poder. Respaldado por el Centro y sus especialistas en periodismo asistido por computadora, expertos en registros públicos, verificadores y abogados, los periodistas y editores de ICIJ proporcionan recursos en tiempo real y herramientas con tecnología de última generación y técnicas para periodistas de todo el mundo”.

Entre las investigaciones que ha realizado el ICIJ vale la pena mencionar, además de la que esta semana expone las cuentas multimillonarias depositadas en la sucursal suiza del frecuentemente impugnado banco inglés HSBC, las siguientes: Filtraciones de Luxemburgo: Los secretos de las compañías globales expuestos; Secrecía a la Venta: En el Interior del Laberinto Global de los Paraísos Fiscales; El Saqueo de los Mares I, II y III; Piel y Hueso: El Lucrativo Negocio del Reciclaje de Humanos Muertos; Cortina de Humo: Las Grandes Tabacaleras Están Reenfocando su Cabildeo en los Mercados Emergentes; La Bandera Roja de Interpol: Las Naciones Alineadas a la Interpol Han Usado Al Grupo como Una Herramienta contra Opositores Políticos y Refugiados. En http://www.icij.org/projects puede consultarse la lista completa de dichos proyectos.

Todo lo anterior lo anoto para que no quede duda de que el ICIJ es una organización que realiza cuidadosamente sus investigaciones, como la que difundió el domingo pasado y que lleva por nombre “Swiss Leaks: Dinero Turbio Resguardado por el Secreto Bancario: Como uno de los bancos más grandes del mundo ayudó a esconder millones en cuentas relacionadas a traficantes de armas, dictadores y evasores de impuestos”.

En www.icij.org/project/swiss-leaks/explore-swiss-leaks-data el ICIJ aclara que “Hay usos legítimos para cuentas bancarias y fideicomisos suizos. No pretendemos sugerir o implicar que algunas personas, empresas o entidades incluidas en la aplicación interactiva de Swiss Leaks del ICIJ hayan violado la ley o de alguna manera se hayan comportado indebidamente. Si encuentra un error en la base de datos, por favor comuníquese con nosotros”.

¿Qué es Swiss Leaks? El ICIJ lo explica: “El proyecto se basa en un tesoro de casi 60,000 archivos filtrados que proporcionan detalles de más de 100,000 clientes de HSBC y sus cuentas bancarias”. La mayoría de la información sobre clientes y sus cuentas cubre el período 1998-2007. La información sobre los montos de dinero es de los años 2006 y 2007. En la aplicación interactiva pueden compararse los países de origen de los cuenta-habientes y más sobre algunos de estos clientes. En el sitio no aparece información para países que enviaron cero dólares o con tres o menos clientes. Cada cliente podría estar relacionado con varios países y hay más de 19,000 clientes no asociados con un país.

La aplicación interactiva muestra los 34 países que más clientes generaron para HSBC. Los 10 primeros son Suiza, con 11,235 clientes, seguido por Francia (9,187), Reino Unido (8,844), Brasil (8,667), Italia (7,499), Israel (6,554), Estados Unidos (4,183), Argentina (3,625), Turquía (3,105)  y Bélgica (3,002). Con 2,642 clientes, México aparece en el lugar 13.

También aparecen los 34 países que más dinero aportaron a las cuentas de los clientes de HSBC. Los 10 primeros son Suiza, con 31,200 millones de dólares. Luego aparecen Reino Unido (21,700 millones), Venezuela (14,800 millones), Estados Unidos (13,400 millones), Francia (12,500 millones), Israel (10,000 millones), Italia (7,500 millones), Bahamas (7,000 millones), Brasil (7,000 millones) y Bélgica (6,300 millones). Nuestro país, con 2,200 millones aparece en el lugar 30.

Mañana: los nombres de algunos de los criminales, traficantes, evasores fiscales, políticos y celebridades que depositaron dinero en estas cuentas.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡La solución al caos vehicular en la Ciudad de México!

El tráfico vehicular en la Ciudad de México es un caos. Todos los días camiones de carga, camiones de basura, autobuses de pasajeros, taxis, motocicletas, bicicletas, y otros tantos vehículos de ruedas congestionan las vialidades. De la misma manera es por las manifestaciones públicas, así como por las horas pico, es decir, porque todos los habitantes de esta ciudad, tenemos la imperiosa necesidad de salir de nuestras casas, ya sea a buscar empleo, o bien las personas que lo tienen, pues a trabajar, y muchas otras personas a estudiar.

El transitar de un lugar a otro implica que cada vez la Ciudad de México sea congestionada por todos nosotros. La construcción de puentes en la ciudad ya no es suficiente; primeros y segundos pisos congestionados por el tráfico, calles paralelas, también congestionadas, atajos para evitar el tráfico, también congestionados, uyyyyy, ¿y, ahora qué hacemos?, nos preguntamos, y otros, nos enfadamos por este tráfico espantoso en la Ciudad de México. 

Reflexionas, suspiras a tu interior, y sigues reflexionando, hoy salí temprano, a las seis de la mañana, para llegar a tiempo, y vaya sorpresa, el caos vehicular, a las horas pico, desde las seis a las nueve de la mañana, desde la una a las cuatro de la tarde, y desde las seis a las nueve de la noche. Un caos vial.

Sin embargo, para solucionar el caos vial en la Ciudad de México, se dice que se ha presentado en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, una iniciativa de ley por parte de un grupo de ciudadanos, en la que se propone disminuir el congestionamiento vial en horas pico, hasta en un 25 por ciento.

Con base en la Ley de Participación Ciudadana, los ciudadanos que integran la asociación “Vamos en Grupo”, han recabado hasta el momento 34 mil firmas que apoyan dicha iniciativa, y que son requeridas con base a la citada ley, aunque cabe comentar que la ley les exige 32 mil firmas.

Por lo pronto, se nos dice que la iniciativa consiste en incentivar a las escuelas y padres de familia para utilizar el transporte escolar, ya que en horas pico circulan alrededor de millón y medio de automóviles para llevar los menores a sus escuelas. Asimismo, se nos comenta que el Programa de Transporte Escolar Obligatorio, cuyo responsable es la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal, no ha cumplido con los objetivos del programa creado en el año de 2009, ya que la mayoría de las escuelas están amparadas para no utilizar dicho servicio, a pesar de que 40 mil alumnos de más de 50 escuelas privadas recurren al servicio del autobús.

Estimado, lector, me parece formidable la idea de combatir el caos vial con la mencionada iniciativa de ley. El caos vehicular en la Ciudad de México es insoportable a cualquier hora del día. No obstante, la solución al caos de la ciudad de México, debería suceder primero con respetar las reglas mínimas del comportamiento cívico, esto es, respetando a las personas, para favorecer la convivencia armónica de los habitantes de esta gran ciudad, y fomentando la corresponsabilidad entre habitantes y autoridades para la conservación de los espacios y vías públicas, tal y como lo establece la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal. 

Así, qué, querido lector, tenga cuidado con la hora pico.

Al tiempo, tiempo…  

Fecha: 
Miércoles, 12 de Noviembre 2014 - 18:30
Redes sociales: 
1