Se encuentra usted aquí

tlcan

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El muro frontal de la austeridad

Un año de esta tercera transición ha demostrado que la carencia de un modelo económico no se ampara en las variables que cumplen con su labor y actúan de acuerdo con los planteamientos de política monetaria de un organismo autónomo como lo es el Banco de México o responden a las fuerzas y equilibrios de mercados de dinero. El diferencial de ahorro en la tasa interna del país sigue siendo un atractivo en la captación de excedentes de tesorería y en la operación de instrumentos de corto plazo.

La meta del superávit primario en nuestra cuenta ha redituado en las medidas disciplinarias que esperan las calificadoras y las casas de inversión; no obstante, el panorama de capitalización de plazo ha quedado interrumpido en la correspondencia requerida de la inversión pública. La aparente unión de esfuerzos del sector empresarial y el gobierno en turno ha repercutido en el retraso de inversión productiva y en los planes de reposición de equipo y planta. La cordialidad manifiesta no ha trascendido la imposición del mensaje de esta transición y su proyección hacia proyectos fallidos de origen.

La espera del sector privado apuesta a la marcha con tropiezos o cancelación de proyectos retardatarios en un mundo en donde la tácita separación de situaciones cautivas es esperada. Por cautivas la referencia total es la auto suficiencia en renglones de capital intensivo. La energía renovable, limpia es arrinconada y la autosuficiencia forzada en nuestra petrolera es punto de desacuerdo en los costos del capital y en las proyecciones de eliminación de riesgo con inversión del exterior en donde radica la experiencia, desde perforación hasta refinación.

El proceso de inclusión del sector agropecuario que tardó diez años en formalizar su entrada al TLCAN, ahora reclama concluido su compás de espera y adelanta sus ventajas comparativas y su especialización territorial para toparse con un presupuesto injusto, magro y falto de competitividad en todas sus fases, desde siembra hasta canales de comercialización.

Desde el inicio de esta transición, la tercera en nuestra etapa democrática se estableció como un sinónimo de modelo económico, un sistema de recortes de presupuesto y se le llamó austeridad, se le añadió un eufemismo representativo de esta administración para rebautizar programas alternos y desprenderse de fórmulas del pasado, fueran exitosas o perfectibles. De esta manera hemos transitado con una austeridad republicana y en ella se han cifrado las formas más discriminatorias del uso de recursos. Del desabasto de combustibles hasta las más degradantes en el sector salud, las prerrogativas de la dádiva directa han provocado un verdadero caos en fórmulas sin padrón y sin regulación.

La ausencia de obra pública ya asoma su fase de restricción del gasto y la suplantación de programas probados en su estructura y cobertura han provocado rezago en la asistencia social y el contrato se percibe como un descalabro en las compensaciones que hubieran sido retenidas en comedores comunitarios, en guarderías, en refugios para mujeres en problemas y finalmente en el renglón más necesitado de atención oportuna: el sector salud.

La economía reaccionó al freno impuesto desde el poder; la restricción y cobertura del gasto del gobierno ha desmantelado las opciones ya adquiridas en la población en cuanto al empleo. La cifra generada de tres millones de empleos en el sexenio anterior se está evaporando gradualmente y el estanco en la producción acelera el proceso de despidos. La cancelación de proyectos de inversión ante las señales del uso del dinero público en programas sin cimentación, no han generado una política económica que pudiera ser respaldada con acciones positivas en materia de inversión; la inercia de los programas de las multinacionales y los bancos, todos del exterior han solventado cierta estabilidad en la balanza de inversión directa, pero es insuficiente para despertar la economía del letargo en que se encuentra.

La corrección del rumbo económico no se percibe en esta transición. La manifestación de la mira interna la corrobora el presidente en sus giras por la nación entera. En realidad, la utilidad de esta presencia en poblaciones que no significan gran aportación al producto no añade al agregado de valor que el país necesita. El pronunciamiento bien podría hacerse desde Palacio Nacional y la cobertura sería inmediata. La recolección de peticiones y necesidades del país no precisa la presencia del presidente de la nación. Su presencia en foros internacionales ha sido descuidada y los costos de esta renuencia ya afloran en materia crediticia.

México tiene una estrecha relación comercial con los Estados Unidos. Si la Unión Americana ha crecido, la expansión del gasto público ha sido la razón. El Keynesianismo de Trump, como arma política, ha resultado en crecimiento de su economía, a pesar de que el recorte del 2017 en materia de recaudación no necesariamente fue un éxito. Los años de austeridad de la Unión Europea todavía dejan una huella imborrable de estancamiento. La austeridad se da en el auge económico y nunca en la contracción. Si México y esta transición en turno en particular apuesta al despegue de la gran economía primero debe desprenderse de proyectos fallidos y todos sabemos cuales son. Después, debe cancelar o reducir al mínimo programas clientelares, que finalmente no cuentan con padrón ni reglas de operación. Por último, activar el gasto como promotor de la inversión pública.

Sin estas guías, resultado de experiencias valiosas de países con mayor grado de industrialización, la salida no se verá en 2020. Ahogar las perspectivas de inversión con fundamentos basados en el ahorro, pretextando austeridad es choque frontal con las oportunidades que ofrece un mundo global abierto a las economías de mercado, de las que México es parte. Es preciso relegar las etiquetas y las denostaciones de modelos adoptados en el pasado. No existe el conservadurismo en materia económica actual; sería tanto como equiparar esta tendencia con la apatía y el conformismo. No cabe esta vana interpretación en el dinamismo de la economía de mercado que hoy tenemos enfrente. El muro de la austeridad merece ser derribado y un buen inicio es ejercer con toda plenitud y extensión el presupuesto en su totalidad.

 

 

 

Fecha: 
Lunes, 06 de Enero 2020 - 09:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 06 de Enero 2020 - 11:15
Fecha C: 
Martes, 07 de Enero 2020 - 00:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Estudiantes asesinados por policía de Iguala, efectos de baja de precios e integración económica de América del Norte

El nuevo presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, platica conmigo sobre el caso de los estudiantes asesinados por la policía municipal de Iguala, GRO. El publirrelacionista Carlos Bonilla nos explica cual es la influencia de las redes sociales sobre la imagen de las empresas. En el estudio me acompañan Antonio Castro Quiroz y José Luis Romero Hicks y platicamos sobre los efectos que tendrá la baja de precios de alimentos, materias primas y petróleo sobre la economía nacional; también comentamos la importancia que tendría la integración económica de América del Norte. Hugo González comenta sobre la Tarifa Cero en telefonía. Mónica Uribe analiza la reunión sobre la familia que en Roma preside el papa Francisco.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 06 de Octubre 2014 - 18:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

América del Norte deber ir a la vanguardia de la Política Exterior Estadounidense: Consejo de Relaciones Exteriores

El Consejo de Relaciones Exteriores de Estados Unidos (CFR, por sus siglas en inglés) presentó el 2 de octubre el informe América del Norte: Hora para un nuevo enfoque. El informe afirma que elevar y priorizar la relación Canadá-México-Estados Unidos ofrece la mejor oportunidad para el fortalecimiento de los Estados Unidos y su posición en el mundo. “Es hora de colocar a Norte América a la vanguardia de la política exterior de los Estados Unidos”, dice el informe.

El informe fue elaborado por una Comisión Independiente (Independent Task Force) coordinada por el General retirado del ejército estadounidense David Petraeus (ex director de la CIA y, antes de eso, comandante de las fuerzas estadunidenses en Afganistán e Irak) y Robert Zoelick, ex presidente del Banco Mundial y Presidente de Asesores Internacionales de Goldman Sachs, y dirigida por Shannon O’Neil, experta en México, e integrantes del programa de América Latina del Council on Foreign Relations (CFR), uno de los grupos de estudio en política internacional más influyentes del país.

Principales Resultados:

  • América del Norte ya es el hogar de casi quinientos millones de personas que viven en tres vibrantes democracias.
  • Si los tres países de América del Norte amplían su nivel de integración y cooperación, tienen el potencial para dar forma a los asuntos mundiales para las generaciones venideras.
  • América del Norte en Cifras
    • Estados Unidos, México y Canadá representan sólo el 6.6% de la población mundial, pero casi una cuarta parte del PIB mundial, generando 20,80 mil millones de dólares de producto interno bruto anual.
    • Los países de América del Norte comparten 7,50 millas de frontera terrestre.
    • América del Norte es ya el mayor productor de biocombustibles del mundo, lo que representa casi la mitad del etanol mundial y la producción de biodiesel en 2013.
    • Los Estados Unidos, Canadá y México producen el 18.9% del petróleo mundial y el 26.9% del gas natural mundial.
    • El gas natural fluye a través de cuarenta y ocho líneas de tuberías entre los Estados Unidos, Canadá y México.
    • En 2012, la región invirtió más de $250 mil millones de dólares en exploración y producción de petróleo y gas, y los expertos predicen que el número podría crecer hasta medio billón de dólares anuales para el año 2016.
    • En 2013, México envió el 85% de sus exportaciones de crudo al norte –convirtiendo a México en el tercer mayor proveedor de petróleo de Estados Unidos, sólo por detrás de Canadá y Arabia Saudita.
    • El comercio regional de América del Norte creció de $30 mil millones en 193 a $1.1 billones en 2013.
    • En 2012, las exportaciones intra-regionales constituían el 48% de las exportaciones totales de América del Norte.
    • México y Canadá venden más del 75% de sus exportaciones en América del Norte.
    • El valor de las exportaciones estadounidenses a México y Canadá es el doble del valor de las exportaciones a la Unión Europea, y cinco veces el valor de sus exportaciones a China.
    • El comercio regional de servicios ha aumentado en casi un 20% a más de $ 10 mil millones de dólares al año.
    • Unos 34 millones de mexicanos y méxico-américanos, y más de 3 milones de canadienses y canadienses-estadounidenses viven en los Estados Unidos.
    • Los mexicanos y los canadienses son los mayores grupos de turistas que entran en los Estados Unidos: un total combinado de 34 milones de visitantes cada añocontribuyen un estimado de 35 mil milones dólares a la economía estadounidense.
    • En los últimos años, la migración neta de mexicanos a Estados Unidos se ha reducido a cero.

 

  • Los acontecimientos recientes crean oportunidades para que los países de América del Norte avancen su asociación hacia una nueva etapa:
    • Hay un cambio fundamental en el panorama energético del continente, impulsado por la tecnología, la innovación, la inversión y nuevas políticas.
    • La ambiciosa agenda de reformas estructurales de México crea perspectivas de un mayor crecimiento, una clase media en expansión y una fuerza de trabajo mejor educada y más productiva.
    • La demografía de América del Norte es más saludable que la de Europa, China, Japón y Rusia.
    • Estos factores, combinados con mayores costos en otras regiones del mundo y la capacidad del sector privado de Estados Unidos de buscar fronteras tecnológicas, están atrayendo a los inversores mundiales hacia América del Norte.
    • América del Norte tiene el potencial de convertirse en un nuevo tipo de mercado en crecimiento, combinando el mejor desarollo de innovación económica de vanguardia con lo mejor del desarollo por las reformas estructurales en los países.
  • El informe sugiere que es hora de que los políticos estadounidenses pongan a América del Norte a la vanguardia, a través de una estrategia que reconozca que América del Norte debe ser la "base continental" para la política global.
  • La política de Estados Unidos hacia América del Norte debería dar prioridad a la cooperación en materia de energía, competividad económica, seguridad y los problemas de una comunidad común.
  • El marco rector debe ser: trilateral donde se pueda y bilateral donde se deba.

La Comisión Independiente propone una serie de recomendaciones integrales para profundizar la integración de América del Norte, concentrándose en cuatro ejes:

I. Energía
II. Competividad económica
III. Seguridad, y
IV. Comunidad

I. En materia de energía:

  • La innovación, la inversión y el aumento de la produción en el sector de la energía ya está dando a Norteamérica una ventaja competiva global.
  • Sin embargo, la energía continental y las políticas ambientales no están al día.
  • El Grupo Especial recomienda una estrategia energética regional con medidas específicas para:
    • Fortalecer la infraestructura energética continental (incluida la aprobación del oleoducto Keystone XL),
    • Expandir las exportaciones de energía,
    • Apoyar las reformas históricas de México,
    • Garantizar la seguridad,
    • Fomentar políticas armonizadas para promover la conservación de la energía y reducir las emisiones de carbono.

II. En materia de competitividad económica

a. La relación económica trilateral necesita una actualización para cumplir con los requisitos del siglo XXI.

b. El Grupo Especial recomienda medidas específicas para lograr la circulación libre y sin obstáculos de los bienes y servicios a través de las fronteras interiores de América del Norte:

c. Mejoras en las redes de transporte de América del Norte, expandir los programas de preautorización y un enfoque para agilzar la logística y las cadenas de valor podría impulsar el crecimiento regional y ayudar a los tres países en la competencia a nivel mundial.

d. América del Norte no está utilzando su ventaja tecnológica para interconectar sus economías nacionales de forma segura y eficiente. El Grupo de Trabajo recomienda que se mueva hacia una meta de gestión de fronteras de "limpiado una vez, aprobado tres veces."

e. Las políticas de comercio y economía global de los Estados Unidos deben reconocer los intereses económicos trilaterales.

f. El continente opera cada vez más como una unidad económica con intereses interconectados. Las negociaciones de la Asociación Trans-Pacífico (TPP), en las que participan los tres países de América del Norte, podrían utilizarse para actualizar antiguas disposiciones del TLCAN.

g. El Grupo de Trabajo insta a que Canadá y México sean incluidos en las negociaciones de Estados Unidos con la Unión Europea para el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP), con el fin de fomentar la integración y perspectiva continental.

h. El TLCAN también abrió la puerta para estrechar los vínculos económicos entre el Norte y América Latina. El Grupo de Trabajo recomienda que los países de América del Norte exploren cómo construir en la superposición de acuerdos de libre comercio (TLC) -como la Alianza del Pacífico y los tratados bilaterales de Estados Unidos y Canadá con países de América Latina- para avanzar hacia un comercio más libre para el Hemisferio Occidental.

III. En materia de Seguridad

a. América del Norte ha recorido un largo camino desde las gueras del siglo XIX.

b. Sus 7,50 millas de fronteras reflejan los puntos de tensión de nuevos riesgos, pero la ausencia de disputas territoriales y el espíritu de cooperación son la envidia de los poderes de todo el mundo.

c. Para beneficiarse completamente de la integración continental, los socios norteamericanos necesitan hacer un frente común a las amenazas comunes.

d. Las organizaciones terroristas, criminales y del narcotráfico, los ciberataques y las enfermedades plantean peligros para los tres países.

e. El Grupo de Trabajo recomienda trabajar hacia una meta a largo plazo de una estrategia unificada de seguridad para América del Norte.

f. Este proceso podría comenzar mediante la ampliación de los programas bilaterales de seguridad hacia uno trilateral.

g. Los Estados Unidos y Canadá también tienen un interés común en ayudar a México a fortalecer su Estado de Derecho y combatir la delincuencia organizada.

h. El Grupo de Trabajo recomienda que Estados Unidos de manera conjunta con Canadá, construyan sobre la Iniciativa Mérida para apoyar los esfuerzos de México para fortalecer el Estado democrático de derecho, desmantelar las redes criminales, contribuir al desarollo de las comunidades resilentes y cohesionadas, y reducir el contrabando de armas y el consumo de drogas.

i. Los países norteamericanos también deben actuar como uno solo para enfrentar los desafíos más amplios de seguridad regional.

j. El Grupo de Trabajo insta a la consideración de un nuevo esfuerzo de América del Norte y la región para ayudar a América Central a lo largo de las líneas del Plan Colombia; Estados Unidos y Canadá también deben desarollar una estrategia común del Ártico.

IV. En materia de Comunidad

a. El Grupo de Trabajo propone:

  • El fomento de una comunidad de América del Norte a través de una reforma migratoria integral, desarollo de fuerza laboral, y la creación de un acuerdo de movildad para faciltar el movimiento de los trabajadores.
  • El Congreso de Estados Unidos debe aprobar reformas de inmigración integrales.
  • Para ayudar a una mejor movildad de los trabajadores en América del Norte, los tres países deberían crear un acuerdo de movildad de América del Norte, con ampliación de visas para trabajadores calificados, agilizar el reconocimiento de las credenciales profesionales y desarollar una estrategia regional de innovación educativa.
  • Los habitantes de América del Norte están creando una cultura compartida. No es una cultura común, porque los ciudadanos de los Estados Unidos, Canadá y México están orgullosos de sus propias identidades. Sin embargo, cuando se ve desde una perspectiva global, las similtudes en los intereses y puntos de vista están apuntando en la misma dirección.
  • El Grupo de Trabajo recomienda la aprobación de la reforma federal de inmigración integral que fija las fronteras de EE.UU., impide la entrada ilegal, ofrece visas sobre la base de la necesidad económica, invita a la gente con talento y capacitados para establecerse en los Estados Unidos, y ofrece un camino a la legalización para inmigrantes indocumentados ahora en los Estados Unidos.

V. Este es el momento para que los Estados Unidos se liberen de prejuicios sobre la política exterior, para reconocer que una base continental más fuerte, más dinámica y flexible aumentará el poder estadounidense en todo el mundo.

VI. "Hecho en América del Norte" puede ser la etiqueta del nuevo mercado en crecimiento.

VI. La política exterior de Estados Unidos -ya sea dura, blanda o inteligente- necesita comenzar con sus propios vecinos.

Fuente: CFR. North America: Time for a New Focus. Independent Task Force Report No. 71. October 2014.

Nota: El Council on Foreign Relations (Consejo de Relaciones Exteriores - CFR) es una organización estadounidense no partidista, dedicada a la política exterior, fundada en 1921 y con base en la 58 East 68th Stret (en Park Avenue (Manhattan) en Nueva York, con una sucursal en Washington, D.C.) 

Es considerada por muchos como la organización privada más poderosa por su influencia en la política exterior de los Estados Unidos. Publica la revista bimestral Foreign Affairs.

Fecha: 
Lunes, 06 de Octubre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1