Se encuentra usted aquí

sedesol

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Rosario Robles y el Génesis de MORENA

El primer gran triunfo de la izquierda electoral en México se registró primero en 1988, cuando Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano cimbró los cimientos del viejo régimen y puso a las izquierdas en el primer plano de la competencia electoral, algo que para ese entonces era simplemente imposible. Gracias al efecto Cárdenas del 6 de julio de 1988 se logró que Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Cristóbal Arias y Roberto Robles llegaran al Senado y que la bancada del entonces Frente Democrático Nacional (integrado por el PMS, el PPS, el PARM, PST y otros minipartidos y organizaciones sociales y universitarias) tuviera una bancada de diputados sólida, fuerte y que hacía contrapeso al PRI y PAN, que eran casi los únicos partidos.

La situación del país y la descomposición del salinismo y del mismo PRI abrieron el espacio para que en 1997, Cuauhtémoc Cárdenas fuera el gran triunfador en la entonces jefatura de Gobierno del Distrito Federal. Rosario Robles Berlanga, junto a su ex esposo Julio Moguel, que venían de la Organización de Izquierda Revolucionaria -Línea de Masas, de corte maoísta en la UNAM-, fueron los dos principales asesores del ingeniero y del diseño del primer gobierno democráticamente electo en la capital del país.

Rosario Robles, junto con Armando Quintero, con quien compartió lucha en el STUNAM; la corriente Movimiento Al Socialismo de Carlos Ímaz, Claudia Sheinbaum, Óscar Moreno y Antonio Santos, además de algunos excomunistas como Pablo Gómez, formaron la tribu “Grupo Universidad” y coparon a Cárdenas Solórzano asumiendo posiciones claves como la dirigencia del PRD DF y la responsabilidad de las operaciones territoriales.

Gracias a Robles y Moguel se empujó a Carlos Ímaz a la dirigencia del PRD DF, pues ella quería ser la candidata al GDF en el 2000. Pero el gobierno del ingeniero fue más que decepcionante y muy errático para manejar sus crisis. Pero el Grupo Universidad aprovechó la crisis del paro en UNAM de 1999 y lograron salir adelante, sin tantas raspaduras y además lograron desde entonces plazas académicas y de investigadores para su grupo político, además de imponer directores de facultades e institutos de la institución a cambio de garantizarles que estaría en paz y que no volvería a aparecer ningún otro CGH.

Contra su voluntad, pero disciplinadamente, Rosario Robles asumió el interinato en GDF cuando Cárdenas, encaprichado se lanzó de nuevo a la candidatura presidencial del 2000, y fue entonces y bajo acuerdo con Robles cuando Carlos Ímaz, hasta hace poco marido de Sheinbaum, impulsaron a Andrés Manuel López Obrador al GDF a pesar del impedimento constitucional y de que Pablo Gómez y Demetrio Sodi de la Tijera, entonces, alertaron del impacto jurídico y ético que ello conllevaba.

Al Grupo Universidad no les importó, y con la estructura de las Brigadas del Sol, más recursos que hoy se saben venían de Carlos Ahumada, se operó la campaña con un buen apoyo económico. Contra la resistencia de las otras tribus del PRD, Cárdenas y el Grupo Universidad dieron todo a AMLO para apenas ganara, pues Santiago Creel del PAN jaló muchos votos y pudo haberles ganado el GDF.

AMLO ganó el GDF, fortaleció su alianza con las dos tribus más fuertes Nueva Izquierda (los Chuchos) y la Izquierda Democrática Nacional (Bejaranos) para marcar sus pautas y limitar al Grupo Universidad; pero, después explotaron los videoescándalos y el nuevo caudillo comenzó una persecución a todo lo que oliera a Cuauhtémoc Cárdenas, entre ellos, a Rosario Robles.

Luego de que Robles Berlanga fuera considerada la líder del Grupo Universidad, éste le da la espalda y se fractura. Explota el tema del endeudamiento del PRD y trasciende la reunión con Carlos Salinas (no olvidar que los Salinas de Gortari también tuvieron su pasado maoísta). Carlos Ímaz traiciona a Cárdenas y acusa a Robles del desastre del PRD y de la corrupción que los atrapó.

Es entonces cuando Armando Quintero, Carlos Ímaz, Claudia Sheinbaum y Pablo Gómez, caen arrodillados al proyecto de AMLO y lanzan al exilio partidista a Rosario Robles.

Políticamente apestada, Rosario Robles se reinventa y crea las adelitas y el SOSTÉN para servir al PRI de su paisano, el entonces gobernador Humberto Moreira, gracias también a la intervención del exrector José Narro Robles.

En ese contexto es que reaparece Robles en la campaña de Enrique Peña Nieto, donde repite esquema de Brigadas del Sol pero para el PRI. Gracias a ese trabajo de brigadeo, es que llega a la Sedesol bajo el odio de los priistas que obligan a cambiarla a otro lado, y así llega a la Sedatu donde se instaura la llamada “Estafa Maestra”, caso en el que desde diciembre de 2018 tienen a media burocracia indagando factura por facturar para inculparla.

“Elogio de la Traición” es el título tentador del libro de Denis Jeambar e Yves Roucaute, en el cual se señala que el ámbito de la política, “la traición es la expresión superior del pragmatismo que evita las fracturas y garantiza la continuidad democrática al flexibilizar en la práctica los principios preconizados en la teoría”.   El traidor es siempre el malo de la historia, pero sin ellos, los triunfadores nunca serían lo que son. ¿Rosario es la traición condenada al infierno de los pecadores o es el Génesis del paraíso mal llamada “Cuarta Transformación”?

 

alexiabarriossendero@gmail.con

Fecha: 
Martes, 30 de Julio 2019 - 13:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 30 de Julio 2019 - 15:45
Fecha C: 
Miércoles, 31 de Julio 2019 - 04:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Dónde está la pobreza?

El uso de la tecnología geográfica para ubicar las regiones marginadas en México.

Siempre es interesante conocer a personas que desarrollan una actividad diferente a las habituales y que además, cuando hablan de ello, te transmiten una enorme pasión por lo que hacen. Es el caso de Sofía García Yagüe, una mexicana de 27 años que, desde la geografía informática, se ha interesado por el fenómeno de la marginación en México. 

Hace más de un año, en un café aledaño al edificio de la Bolsa de Valores de Bruselas, Sofía nos habló por primera vez del proyecto de investigación en el que trabajaba para su tesis doctoral y, desde entonces, sentí atracción por el tema. Hace poco, luego de encontrarla de manera fortuita en la Embajada de México, me volvió a hablar de su proyecto, mismo que ya había concluido, de manera que le pedí su autorización para escribir un artículo sobre el mismo. La semana pasada me envió por correo electrónico las 293 páginas que conforman su trabajo y yo, dispuesto a escribir, lo leí durante el fin de semana. Por supuesto, no sabía en lo que me metía. Y es que un tema tan complejo no puede explicarse en un artículo donde el número de palabras debe ser reducido.

A pesar de ello, decidí intentarlo.

A Sofía García Yagüe le interesó estudiar el problema a partir del uso de una herramienta (que sorprendentemente no se utiliza en México o no de la manera adecuada) en el desarrollo de las políticas públicas que tienen por objeto disminuir la pobreza. Me refiero a los SIG (Sistemas de Información Geográfica) que integran hardware, software y datos geográficos con el objeto de capturar, almacenar, manipular y analizar la información geográfica existente con el fin de resolver problemas de planificación y de gestión.

Cabe mencionar que si bien Sofía hizo un minucioso estudio del caso del municipio de Metepec, su investigación tiene y debe aplicarse en todo el país.

Empezaré por hablar de los programas de los gobiernos federales para combatir la pobreza y basta una cifra para conocer su estrepitoso fracaso. De acuerdo con la Coneval, México cerró el año 2014 con 55,3 millones de pobres. No importa lo que digan las cifras macroeconómicas, México es un país de pobres. Y parecería que estos programas, para desvincularse de los fracasos anteriores, sólo cambian de nombre. Una de sus características es que están centralizados. Lo anterior quiere decir que planean el combate a la marginación desde un escritorio, por lo que no son capaces de hacer llegar los apoyos de la manera eficiente ni eficaz.

Tal es el caso de “Progresa”, lanzado por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En un país donde el ingreso es tan desigual y donde los barrios ricos a menudo colindan con los más pobres, se piensa que dentro de las áreas ricas no hay barrios pobres. De manera que los barrios marginales se quedan sin la atención que requieren. Las estadísticas descriptivas que arroja el INEGI suelen encubrir la realidad. Y este fenómeno se multiplica a lo largo de todo el territorio nacional. La marginación no está bien localizada, no se tiene una ubicación puntual de todas las familias que viven en esta situación.

Y si no sabes dónde se encuentra el problema, ¿cómo podrías solucionarlo?

Eso es lo que los SIG podrían hacer, a partir de los datos que ya tiene el propio INEGI. “[…] localizar geográficamente la marginación, para conocer su ubicación, entender y definir sus posibles causas, administrar los datos, visualizar gráficamente los resultados que permitan desarrollar estrategias que den solución a dicho problema”, escribe Sofía García Yagüe.  

El modelo que propone Sofía para tratar el problema de la marginación, comprende el flujo de la información precisa que pueda llevar a la mejor prestación de servicios sociales, a la localización de centros comunitarios para tener una mejor coordinación en el otorgamiento de los apoyos, a la creación de estrategias para mejorar la calidad de la vivienda y el monitoreo del servicios como el acceso a la electricidad, al agua entubada y al drenaje, etcétera.

Los SIG También podrían realizar una coordinación más efectiva entre los tres niveles de gobierno para identificar y resolver los problemas de las poblaciones con alta y muy alta marginación, algo que el programa de SEDESOL, “Microrregiones”, no ha podido resolver de manera satisfactoria.  

Uno de los motivos por los que estos programas terminen fracasando es por el hecho de que se dota de infraestructura a las localidades que se encuentran en las cabeceras municipales, privando de sus ventajas a las demás regiones. Otro motivo tiene que ver con la política. Estos programas suelen utilizarse por el gobierno con fines populistas. Es decir, con fines electoreros.

Pero eso no es todo. Los programas que deberían de acabar con la pobreza en el país parecen contradecirse. Mientras que uno apoya el control de la natalidad, otro apoya económicamente a las familias de acuerdo al número de hijos que tienen. Dicho de otra manera, mientras uno trata de frenar el crecimiento demográfico, el otro parece incitarlo.

Una de las soluciones que propone Sofía consiste en dejar cada vez más la planeación y el manejo de los programas en manos de los municipios. Es en su administración donde SIG cobran un papel preponderante. No puede seguir siendo el centro el que decida el destino de las pequeñas localidades. Tal es el caso del modelo europeo y, en tiempos más recientes, del chileno y del brasileño. El concepto francés “Glocalización” se refiere a la interrelación que hay entre lo global y lo local y hace énfasis al hecho de que el análisis debe hacerse donde se conocen y se viven los problemas, ya que es ahí también donde se pueden adoptar las solución inmediatas. Se requiere, dice Sofía García Yagüe, que los objetivos, programas y planes de trabajo de la federación, los estados y los municipios, sean los mismos.

Mediante innovaciones en el campo de la geoinformática, Los SIG son especialmente útiles en la planeación a través de información oportuna. Una información formada por datos, imágenes satelitales más precisas, mejor cartografía digital, y por los mismos SIG. “La planeación es un proceso reiterativo de minimizar las diferencias entre las condiciones deseadas y las actuales…”, dice el trabajo de Sofía García Yagüe, y para poder planear y administrar un plan, debe contarse primero con la información necesaria.  

Actualmente todo esto lo hacen disciplinas como la sociología y la economía, pero sus acercamientos son limitados porque este es un campo que corresponde a la geografía.

A manera de conclusión, agrego una frase en la que Sofía citó a Gustavo Busso y que resume acertadamente el tema de su investigación: “Se propone reflexionar sobre políticas sustentables de desarrollo local que permitan repensar ciudades inclusivas, equitativas y con protección social para el conjunto de la población”.

Esperemos que la propuesta de Sofía prospere y que llegue a los encargados de planear el combate a la pobreza en México. Este tipo de proyectos deberían de ser atendidos por el gobierno y no quedarse en las estanterías repletas de tesis de las universidades. Las universidades, además de tener un papel formativo en las personas, tienen la finalidad de generar conocimiento por y para beneficio de la sociedad.  

sofia-garcia-yague.png

Sofía García Yagüe obtuvo el titulo de licenciatura en Geografía Informática (Geoinformática) por la Universidad Autónoma del Estado de México; un máster en Estrategias Territoriales y Ambientales, por la Universidad de Huelva, España, y un doctorado en Planificación Territorial y Desarrollo local, por la misma universidad española. Desde 2013 vive y trabaja en Bruselas, Bélgica, donde se dedica a la búsqueda y el desarrollo de nueva tecnología geográfica basada en la geolocalización. 

Autor:

Fecha: 
Martes, 27 de Octubre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

José Antonio Meade, Titular SEDESOL

El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, explica en qué se usarán los 250 millones de pesos para enfrentar la situación que generó Patricia.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 26 de Octubre 2015 - 21:00
Media: 

José Antonio Meade, Titular SEDESOL

Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente y Claro - Apagón Analógico. Decodificador de señal digital, buena opción

Sin lugar a dudas el tema del apagón analógico anunciado para inicio del 2016 es un tema que a todos nos interesa, por ello es importante saber qué es y qué sucederá.

El apagón analógico es la transición de la transmisión de la señal de televisión analógica a la señal de televisión digital terrestre.

Y dado que, como lo establece el mandato constitucional, de forma clara y precisa, que la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) debe culminar a más tardar el 31 de diciembre del 2015, se hace necesario conocer el cómo se aplicara y más aún, alternativas viables y reales que existan.

En un inicio que se hablaba del tema, se señalaba que el 29 de mayo del 2014, sería la fecha límite para que el apagón analógico se concretara en cinco ciudades del norte de México, como Monterrey, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros. Pero lo cambiaron para el 29 de noviembre del 2014. Y finalmente para el 31 de diciembre del 2015 en todo el país sólo habrá señales de televisión digital

En el aspecto legal, el artículo V transitorio de la Reforma Constitucional en Telecomunicaciones y Radiodifusión, especifica que es prerrogativa de los poderes de la Unión, poner en marcha las políticas de aprovisionamiento de equipos receptores y decodificadores necesarios para culminar en el plazo señalado el apagón analógico y dictar la migración nacional a las señales digitales.

De esta manera, el denominado programa de transición a la TDT que difundió la SCT a mediados del año pasado, establece como política, la entrega de televisores digitales a los hogares inscritos en el padrón de beneficiarios de los diversos programas sociales de la Sedesol.

Que deben ser entregados los televisores digitales con la transparencia, imparcialidad y efectividad, que la instrumentación de este programa y sus acciones, requieren para beneficio del grueso de los hogares y sus habitantes que lo recibirán para no quedar desprovisto de la recepción de señales de televisión abierta y la reducción de la brecha digital en el país.

La asignación de las televisiones será a los hogares de escasos recursos en los que habitan familias beneficiarias del padrón de Sedesol y sólo se entregará un aparato por hogar. Los beneficiarios recibirán una notificación en la cual se les informará de la fecha y el lugar donde podrán recoger su televisor digital de alta definición.

Esta acción también pretende impulsar a las empresas establecidas en México y fortalecer la generación de empleos, destacándose que el país es competitivo a nivel internacional y tiene alta capacidad de producción con estándares de calidad. Esta decisión del gobierno federal es muy importante

Asimismo como alternativa para tratar de cubrir un espectro mayor, para beneficiar a los habitantes de escasos recursos, está un decodificador de señal digital para televisores análogos, que además de ser un decodificador de señal, permite grabación en tiempo real y programable; USB reproductor multimedia; Control remoto para todas las funciones del equipo; Opción para escuchar solamente en idioma inglés, ver con y sin subtítulos y acceso a diversos programas y películas extranjeras.

Este aparato permitiría beneficiar en cada estado de la República, a quienes no pueden comprar una pantalla o recibirla gratuitamente, ver la televisión en el mismo aparato que tienen, sin que el apagón analógico los afecte. Buena opción.

Fecha: 
Jueves, 29 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1