Se encuentra usted aquí

salarios

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Es el Outsourcing la principal causa del estancamiento de los salarios?

Como es por todos sabido, los sueldos de los trabajadores mexicanos se han estancado durante los últimos 40 años, tiempo en el cual la economía vivió una década de los ochenta plagada de crisis económicas, el error de diciembre en 1994, los efectos de la gran recesión en 2009 y los periodos de recuperación de todas estas crisis, pero la única constante mientras la economía mexicana transitaba por todas las fases del ciclo económico, fue el nulo crecimiento de los sueldos de los trabajadores mexicanos.

 

La teoría económica indica que el mercado laboral obedece a las leyes de la oferta y la demanda, en otras palabras, en épocas de crisis la demanda de trabajadores baja lo que se refleja en salarios más bajos, y en épocas de recuperación la demanda de trabajadores aumenta por lo que los sueldos deberían de incrementarse, pero en México eso no ocurrió durante los años de crecimiento económico. Mi principal hipótesis ante este fenómeno ha sido la complicidad entre los grandes empresarios y los gobernantes en turno, que ha permitido que las grandes empresas mantengan condiciones laborales precarias.

 

Pero no fue hasta hace unos días cuando en una de las conferencias mañaneras del presidente López obrador, en que se presentaron datos sobre el outsourcing, de los cuales destaca que se han detectado 1,200 empresas con posibles esquemas de outsourcing ilegal, las cuales emplean a 862 mil 489 trabajadores y que se estima que podrían existir hasta 6 mil empresas dedicadas al outsourcing ilegal en México y la cifra de trabajadores contratados bajo este esquema puede alcanzar los 5 millones.

 

Cuando las autoridades hablan del outsourcing ilegal, se refieren a aquellas empresas que subcontratan al personal de terceros con la única intención de evadir impuestos, evadir algunas de las prestaciones laborales o evadir el pago total de las cuotas de seguridad social. Lo cual no solo es malo porque es un esquema para evadir impuestos, sino que al mismo tiempo que no se pagan los impuestos, tampoco se pagan las contribuciones al ahorro para el retiro de los trabajadores lo que agravara aún más el problema de retiro de la generación Afore.

 

Si bien las contrataciones por medio de outsourcing no se generalizaron hasta finales de los años 90, esta práctica de subcontratación ha generado un efecto en el mercado laboral completo, pues los 5 millones de trabajadores contratados bajo este esquema representan al 9% del total de personas con un trabajo en México, por lo que las condiciones precarias que laboran el 9% de los trabajadores presionan al resto del mercado laboral, lo cual explica en gran parte porque a pesar de que la tasa de desempleo hoy es menor que la de 2008 antes de la gran recesión, los ingresos de los trabajadores no se han recuperado a las condiciones antes de la crisis económica.

 

Fecha: 
Viernes, 17 de Enero 2020 - 10:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 17 de Enero 2020 - 12:15
Fecha C: 
Sábado, 18 de Enero 2020 - 01:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

A la maldad le va de maravilla

Qué daño hace al país la doble moral y el juego perverso que los dueños del poder hacen con las leyes que se aplican a conveniencia.

Ahora es conveniente tener a Rosario Robles en el bote, algún día será conveniente que salga y saldrá, así funciona la ley en México (recordemos a Elba Esther).

Aunque no me consta que sea culpable de lo que se le acusó, si trabajó con el expresidente Peña y todos sabemos que nada se mueve en el país sin que por lo menos lo sepa el presidente, en fin,  ¨Haiga sido como haiga sido¨ algo debió salir mal en la negociación o simplemente es el seguro de vida de la presidencia para mantener quieto a los peñistas, algo similar al caso de Raúl Salinas de Gortari, quien estuvo prácticamente todo el sexenio de Zedillo en la cárcel.

Este es un nuevo caso donde la política pesa más que la ley y la ley se pone al servicio de la política y no defiendo a Rosario Robles, si es culpable que pague, pero en el marco legal y jurídico vigente, sin la más mínima duda, sin un prietito en el arroz, que se haga justicia sin la sospecha de la vendetta política.

En un clima de inseguridad como el que estamos viviendo los valores sociales y de la sana convivencia se desvirtúan, se transforman y confunden a la población, toda la vida se nos ha dicho que haciendo las cosas bien nos irá bien. 

Eso suena a UNA GRAN MENTIRA, de acuerdo a lo que vemos y escuchamos todos los días, pues al honrado rara vez le va bien, a quien actúa correctamente se le acusa de buena gente en el mejor de los casos y de tonto o dejado, en el peor y los buenos siempre dejamos que el karma cobre las facturas de quien nos ha estafado, mentido o lastimado.

Por otra parte al bandido, al que envenena a los demás, al ladrón, al violador, al corrupto, al violento, al lenon, al delincuente de cuello blanco, al cruel, al que inyecta agua en vez de medicamentos, al político desalmado, al explotador, al injusto, al huachicolero, al asaltante, al comerciante abusivo, al maquiavélico, al doble cara, casi siempre les va muy bien… A todos ellos les VA DE MARAVILLA.

Y entonces cuando le preguntas a un pequeño qué quiere ser de grande, te responde que político o narco, porque ellos en su inocencia inteligente y sin perjuicios ven que quienes tienen poder, autos costosos, viajes, yates, tarjetas de crédito, fama, fortuna y dinero son ellos y no sus padres que ganan apenas para sobrevivir. 

Sus ejemplos de lo que está bien son los que están mal y tienen toda la razón, pues lo que ven, lo que oyen, lo que viven y lo que se les queda es que al malo siempre le va bien, mientras que sus padres trabajan y se desviven por un salario del que siempre emana la frase cruel: NO HAY DINERO PARA ESO.

Esa es nuestra herencia, la pérdida de valores, la doble moral, la indiferencia, el egoísmo y la exaltación de la maldad como forma de vida, porque además se enteran que quien robó, violó o asesinó sale libre y que es más difícil hacer lo correcto y mas fácil lo incorrecto. 

Vivimos revolcados en la contradicción. 

Lamentablemente como sociedad no hemos hecho prácticamente nada, somos indiferentes, apáticos en extremo, nos volteamos para el otro lado, hacemos lo fácil, ignoramos y hacemos como que no sabemos.

Si lo haces bien, tarde o temprano te irá bien. Una frase poco creíble en estos momentos.

Fecha: 
Jueves, 22 de Agosto 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 22 de Agosto 2019 - 15:15
Fecha C: 
Viernes, 23 de Agosto 2019 - 04:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Salarios exorbitantes en la SCJN pero no ganan más que Trump

El presidente Andrés Manuel López Obrador y sus legisladores morenistas, petistas y pesistas quieren bajarle los sueldos a todos los burócratas federales, estatales y municipales del país. Ninguno de ellos, sin importar para cuál de los poderes de gobierno trabaje, debe ganar más que los 108,000 mensuales que AMLO se asignó como sueldo desde antes de asumir el cargo.

Para lograr este objetivo, los diputados y senadores lopezobradoristas reformaron recientemente a ley para que sea ilegal que cualquier funcionario gane más que el presidente de México. Sin embargo, los impartidores de justicia, sean ministros, magistrados o jueces y los funcionarios de los poderes judiciales, tanto del federal como de los estatales, no están dispuestos a ver mermados sus ingresos y están dando la pelea, legalmente y ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, basando su defensa en el principio de que ningún poder le puede dar órdenes a otro.

Ayer, durante su conferencia de prensa matutina, Andrés Manuel aseguró que  “solamente Donald Trump gana más que el presidente de la Suprema Corte” y refiriéndose a los ministros de dicha corte añadió que “Se molestan, pero la verdad es que, como se dice coloquialmente, se rayaban con sueldos elevadísimos, que no es cierto que gane 600,000 pesos, yo tengo la información…son siete millones al año en sueldo bruto más otras prestaciones que no están indicadas, pero sino son 600,000, son 500,000, y no tengo la menor duda que son los servidores públicos mejor pagados del mundo”.

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), aseguran que no ganan 600,000 pesos al mes, pero ciertamente se acercan a este monto. Su salario mensual neto es de 269,000 y a esta cantidad hay que añadirle las prestaciones de ley, pago por riesgo, seguros, fondos de ahorro, y otros ingresos, lo que arroja un sueldo bruto anual integrado 6,938,234 pesos brutos, que equivalen a 578,186 pesos mensuales. Este monto es lo que ganan los ministros de mayor antigüedad, no todos.

Ahora bien, ¿es cierto, como lo asegura el presidente López Obrador, que sólo Trump gana más que el presidente de la SCJN, Luis María Aguilar?

No, no es cierto, de acuerdo a la lista de sueldos y salarios que perciben los jefes de estado y de gobierno que aparece publicada en Wikipedia.

Si consideramos que el dólar se vendía ayer en 20.48 pesos, el sueldo anual integrado de un ministro de la SCJN es de 338,780.95 dólares, monto inferior a los 400,000 dólares que percibe cada año el presidente estadounidense.

Es más, el sueldo anual de un ministro de la Suprema Corte es inferior a los que perciben los jefes de estado y de gobierno de Singapur (1,442,000 dólares y 1,610,000 dólares, respectivamente), el ejecutivo de Hong Kong (639,650 dólares), el gobernador general y el primer ministro de Australia (425,000 dólares y 507,340 dólares, respectivamente), el jefe de estado y el jefe de gobierno de Suiza (507,000 dólares y 495,000 dólares, respectivamente), el ya mencionado presidente de Estados Unidos, y el jefe de estado de Austria (410,000 dólares anuales).

Excluidos los arriba anotados, ¡nuestros ministros ganan más que cualquier otro jefe de estado o de gobierno en el mundo!

Por ejemplo, la canciller alemana percibe 299,784 dólares, el presidente de Corea del Sur 210,000, el de Francia 194,300 dólares, el primer ministro de Italia 131,608 dólares, el presidente español 97,926 dólares.

Es indiscutible que nuestros juzgadores de primer nivel perciben ingresos exorbitantes, dignos de un país súper desarrollado y de ninguna manera justificables en uno como el nuestro, repleto de pobres.

Los ingresos de los ministros no solo son exorbitantes sino insultantes si recordamos la deficiente manera en que se imparte la justicia en México.  Nuestros juzgadores no desquitan sus sueldos.

 

www.ruizhealytimes.com

Facebook: Eduardo J. Ruiz-Healy

Instagram: @ruizhealy

Twitter: @ruizhealy                                                 

YouTube: ruizhealyoficial

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 12 de Diciembre 2018 - 13:35
Redes sociales: 
0
Fecha B: 
Miércoles, 12 de Diciembre 2018 - 22:20
Fecha C: 
Jueves, 13 de Diciembre 2018 - 09:35