Se encuentra usted aquí

represión

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1971 - En la Ciudad de México tiene lugar la Matanza del Jueves de Corpus

La Masacre del Jueves de Corpus o La Masacre de Corpus Christi —llamada El Halconazo por la participación de un grupo paramilitar identificado con el nombre "Halcones"— es como se le conoce a los hechos ocurridos en la Ciudad de México, el 10 de junio de 1971 (día de la festividad de Corpus Christi, de donde tiene origen el nombre coloquial de la matanza), cuando una manifestación estudiantil en apoyo a los estudiantes de Monterrey, fue violentamente reprimida por un grupo paramilitar al servicio del estado llamado "Los Halcones". El presidente, Luis Echeverría Álvarez, se desligó de los hechos; pero nunca aclaró la situación que fue siempre negada oficialmente. De los hechos sangrientos nadie se responsabilizó y mucho menos fue llevado ante la justicia.

La marcha comenzaría en el Casco de Santo Tomás y recorrería las avenidas Carpio y de los Maestros para salir a la Calzada México-Tacuba para finalmente dirigirse al Zócalo capitalino. Las calles que desembocan a la Avenida de los Maestros estaban bloqueadas por granaderos y agentes policiacos, los cuales impidieron el paso de los estudiantes. Asimismo, también había tanquetas antimotines a lo largo de Melchor Ocampo junto con transportes del ejército, los cuales se ubicaban cerca del colegio militar y transportes de granaderos en un enorme contingente policíaco en el cruce de las avenidas Melchor Ocampo y San Cosme. Un grupo de choque entrenado por la Dirección Federal de Seguridad y la C.I.A., conocido como "Los Halcones", los cuales vinieron en camiones y camionetas grises y transportes de granaderos atacó brutalmente a los estudiantes desde las calles aledañas a la Avenida de los Maestros después de que los granaderos abrieran sus filas. Los paramilitares venían armados con varas de bambú, palos de kendo y porras, por lo que en un principio fueron fácilmente repelidos por los estudiantes. En un contraataque, los Halcones agredieron a los manifestantes una vez más, esta vez, no sólo con sus garrotes, sino con armas de fuego de alto calibre. Los estudiantes, por su parte, intentaron inútilmente esconderse de los jóvenes armados. La policía no intervino porque no tenía órdenes de hacerlo y permaneció como espectadora permitiendo la masacre. El tiroteo se prolongó por varios minutos, durante los cuales algunos transportes daban apoyo logístico al grupo paramilitar, dotándolo con armas y transportes improvisados, como lo fueron automóviles privados, camionetas, patrullas policíacas e incluso una ambulancia de la Cruz Verde. Los heridos fueron llevados al hospital general Rubén Leñero, pero fue inútil, pues los Halcones llegaron al nosocomio y allí dieron remate a los jóvenes aún en el quirófano, además de intimidar a los internos. El número de muertos fue cercano a 120, entre ellos un muchacho de catorce años: Jorge Callejas Contreras.

Esa misma noche, elementos del ejército resguardaron el Palacio Nacional y el entonces presidente Luis Echeverría anunció una investigación sobre la matanza y afirmó que castigarían a los culpables. Alfonso Martínez Domínguez, regente de la ciudad, y Julio Sánchez Vargas, procurador general, negaron que hubiera Halcones y los jefes policíacos culparon a los estudiantes de haber creado grupos extremistas dentro de su propio movimiento, quienes finalmente habrían atacado a sus compañeros. Pasó una semana hasta que Escobar aceptara que los había, pero no los involucró en la matanza. El alto número de periodistas agredidos y de evidencia gráfica de los sucesos logró que la prensa contradijera la versión oficial del gobierno y aceptara la existencia del grupo. Martínez Domínguez entregó su renuncia a Echeverría el 15 de junio pues estaba convencido de que los manifestantes habían sido provocados, entre otras cosas, para que el gobierno tuviera un pretexto y se deshiciera de él. Así y todo, durante años, Martínez Domínguez recibió el apodo popular de "Don Halconzo" (ya que formalmente se le conocía como Don Alfonso), en alusión a la matanza del Jueves de Corpus.

El terrible saldo de la manifestación desanimó a muchos estudiantes, pero también propició que se radicalizaran otros más, quienes más tarde formarían parte de las organizaciones guerrilleras urbanas. Los estudiantes en 1971 demandaban especialmente la democratización de la enseñanza, el control del presupuesto universitario por los alumnos y profesores y que éste representara un 12% del PIB, así como libertad política donde obreros, campesinos, estudiantes e intelectuales gozaran de libertades democráticas reales y controlaran el régimen social; Educación de calidad para todos, en especial para campesinos y obreros, y mayor importancia y respeto a la diversidad cultural mexicana; estricta apertura democrática, apoyo a la vida política sindical de los obreros y fin de la represión por parte del gobierno. Estas y otras expresiones de la oposición empezarían a canalizarse años después a través de la Reforma Política de 1977, impulsada por José López-Portillo desde las entrañas del régimen y que terminaría con la razón de ser de las guerrillas y la clandestinidad política.

Fecha: 
Viernes, 10 de Junio 2016 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1989 - Ocurrió la masacre de Tiananmén

Las protestas de la Plaza de Tiananmén de 1989 (a veces escrita Tian'anmen), también conocidas como la masacre de Tiananmén, la revuelta de Tiananmén o el incidente del 4 de junio, consistieron en una serie demanifestaciones lideradas por estudiantes en la República Popular China, que ocurrieron entre el 15 de abril y el 4 de junio de 1989. La protesta recibe el nombre del lugar en que el Ejército Popular de Liberación suprimió la movilización: la plaza de Tiananmén, en Pekín. Los manifestantes provenían de diferentes grupos, desde intelectuales que creían que el gobierno del Partido Comunista era demasiado represivo y corrupto, a trabajadores de la ciudad que creían que las reformas económicas en China habían ido demasiado lejos y que la inflación y el desempleo estaban amenazando sus formas de vida. El acontecimiento que inició las protestas fue el fallecimiento de Hu Yaobang.

Tras las protestas y las llamadas del Gobierno pidiendo su disolución, se produjo en el seno del Partido Comunista una división de criterio acerca de cómo responder a los manifestantes. La decisión tomada fue suprimir las protestas por la fuerza, en lugar de acceder a sus reivindicaciones. El 20 de mayo, el Gobierno declaró la ley marcial y en la noche del 3 de junio, envió los tanques y la infantería del ejército a la plaza de Tiananmén para disolver la protesta. Las estimaciones de las muertes civiles varían: 400-800 (CIA), 2.600 (según fuentes no identificadas de la Cruz Roja China). El número de heridos se estima entre 7.000 y 10.000. Tras la violencia, el Gobierno emprendió un gran número de arrestos para suprimir a los instigadores del movimiento, expulsó a la prensa extranjera y controló estrictamente la cobertura de los acontecimientos en la prensa china. La cruel represión de la protesta de la plaza de Tiananmén causó la condena internacional de la actuación del gobierno de la República Popular China.

En uno de los últimos días de estas protestas fue tomada la foto ganadora del World Press Photo de 1989, en la cual se muestra a un joven opositor enfrentando a una columna de tanques, apodado El hombre del tanque (Copyright © 1989 Jeff Widener / Associated Press).

Fecha: 
Jueves, 04 de Junio 2015 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mónica Uribe, Experta en Religión

Monica Uribe nos comenta que beatifican a Oscar Arnulfo Romero, Arzobispo de San Salvador, asesinado en 1980 después de una feroz represión.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Lunes, 25 de Mayo 2015 - 21:30
Media: 

20150525_erh4_v.mp4

Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La desigualdad y la violencia. Taxistas vs. Uber. Enfrentamiento en Tanhuato, Michoacán

Esta tarde me acompañan en cabina Armando Chacón y Antonio Castro. Los temas que tratamos esta tarde fueron: 

  • La desigualdad y la violencia en México y el mundo
  • El fallecimiento del premio nobel, John Nash
  • Paro de taxistas vs Uber
  • Entrevista a Enrique Galindo Ceballos, Comisionado Nacional de la Policía Federal, afirma que no fue ejecución el enfrentamiento en Tanhuato, Michoacán.
  • Hugo Eric Flores, Presidente Partido Encuentro Social, se defiende del Artículo de la Revista Proceso
  • El debate con Tere Vale, pide disculpas Lorenzo Córdova a jefes indigenas
  • Hugo González nos habla acerca de Uber y la tecnología
  • Beatifican a Oscar Arnulfo Romero, Arzobispo de San Salvador asesinado en 1980 después de una feroz represión

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 25 de Mayo 2015 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Quién debe pedir perdón?

¿Debe pedirle perdón a los mexicanos el presidente Enrique Peña Nieto por todo lo que está pasando en el país?

¿Cómo presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos debe ofrecernos una disculpa por la violencia, inseguridad, corrupción e impunidad que se han apoderado de gran parte de México?

¿Nos debe una disculpa el jefe del Poder Ejecutivo por el estancamiento económico que ha causado su política fiscal?

¿Y por los fallidos sistemas educativo y de procuración de justicia?

¿Y por los supuestos conflictos de interés que han manchado la imagen de su familia?

¿Y por una lista interminable de fracasos que tienen postrada a la Nación?

Muchos están exigiendo precisamente esto: que por medio de un mensaje que se difunda por todos los medios de comunicación el presidente Peña Nieto nos pida perdón por la mala situación en que se encuentra el país.

Es indudable que como presidente de la república es responsable de mucho de lo que pasa en México, pero no de todo.

Para bien del país, desde el sexenio de Ernesto Zedillo empezó a diluirse el poder metaconstitucional que sin límites habían ejercido los presidentes mexicanos. Poder que les permitía manejar a su antojo los poderes Legislativo y Judicial, meter las manos en un multimillonario fondo secreto del cual nunca tuvieron que rendir cuentas, remover a gobernadores según les conviniera, manipular a los sindicatos de empresas paraestatales, públicas y privadas, darle órdenes al gobernador del Banco de México, endeudar excesivamente al país, inventar políticas económicas irracionales, despilfarrar recursos públicos en planes y programas inútiles, llevar al país hacia la derecha, hacia la izquierda o hacia donde se les ocurriera, tolerar y muchas veces lucrar de las actividades de narcotraficantes y otros delincuentes organizados, ordenar la represión violenta de disidentes, cometer crímenes de Estado y, por si lo anterior no fuera suficiente, enriquecerse ilícitamente.

Y así como cada presidente en turno usó y abusó de ese poder metaconstitucional, también abusaron de su poder gobernadores, presidentes municipales, legisladores, jueces, magistrados y ministros, y funcionarios de todos los niveles de gobierno.

El poder metaconstitucional de los presidentes murió cuando empezó el sexenio de Vicente Fox pero lo que no se acabó fueron los errores, malas decisiones, despilfarros, negocios, corruptelas y abusos del poder que siguieron y siguen cometiendo un gran número de funcionarios. Lo peor es que muchos de ellos, quién sabe cuántos, no conformes con lo que de por sí se embolsan ilegalmente, se han aliado de alguna manera u otra con narcotraficantes y otros delincuentes.

En resumen. No sólo el presidente de la república es responsable de lo que pasa en el país. Son responsables todos y cada uno de sus antecesores en el cargo. Son responsables todos y cada uno de los gobernadores y quienes los antecedieron en sus gubernaturas. Son responsables todos ellos por no haberle puesto un alto a la corrupción e impunidad que se volvió parte del sistema político mexicano. Son responsables todos y cada uno de aquellos funcionarios que hayan extorsionado a alguien por el motivo que sea o que, aprovechándose de sus cargos y sus influencias, hayan favorecido a familiares, amigos y socios con contratos y negocios que no merecían.

Y al final de cuentas somos responsables la mayoría de los mexicanos porque de alguna manera u otra toleramos o aceptamos que la situación llegara hasta donde ha llegado. Mientras nuestra economía personal y familiar no resultara muy afectada no nos quejamos. Mientras recibiéramos algo del sistema nos callamos. Mientras el grupo social, económico o político al cual perteneciéramos obtuviera alguna prebenda nos dimos por satisfechos.

Casi todos somos responsables y si de pedir perdón se trata, casi todos tenemos que pedirlo. Los unos a los otros.

Desafortunadamente, ofrecer disculpas no servirá para nada si no se empiezan a hacer, desde ahora, los cambios que tiendan a eliminar los abusos del poder y la corrupción e impunidad que han llevado a México al deplorable estado en que se encuentra.

Los ciudadanos debemos exigir esos cambios y los poderosos deben realizarlos porque, si insisten en mantener las cosas como están, todos saldremos perdiendo mucho.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 05 de Diciembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El valor de Osorio Chong

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sepultó el martes pasado la idea de que los altos funcionarios públicos están por encima de los gobernados. Al salir de su oficina a la calle para dialogar con los miles de estudiantes politécnicos que se manifestaban frente a su oficina contra las decisiones y actitudes prepotentes de la ya casi exdirectora del IPN, Yoloxóchitl Bustamante, demostró sin lugar a dudas que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha roto con el autoritarismo que hasta el año 2000 distinguió, en mayor o menor medida, a los gobiernos priístas.

La acción del hidalguense representa un giro de 180 grados respecto a la de la mayoría de los políticos que desde siempre hemos tenido que aguantar los mexicanos, políticos que sin importar su ideología han sido fieles seguidores de la filosofía del virrey Carlos Francisco de Croix, que en 1767 publicó una proclama en la cual le dijo a los novohispanos que “nacieron para callar y obedecer y no para discurrir, ni opinar en los altos asuntos del gobierno”.

Y más relevancia tiene su conducta porque actuó como lo hizo a solo unos días de que se cumplen 46 años de la masacre de civiles perpetrada por el Ejército Mexicano en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, Ciudad de México.

Recordemos que la matanza del 2 de octubre de 1968 fue la culminación de lo que empezó el 22 de julio de ese año como una bronca entre estudiantes de preparatoria que fueron injustificada y violentamente reprimidos por los granaderos de la policía del Distrito Federal. La brutalidad policíaca fue tal que los alumnos de varias escuelas del Poli y de la UNAM decidieron irse a la huelga.

Recordemos también que entre el 26 y 29 de julio soldados y granaderos ocuparon las escuelas en paro repartiendo toletazos a diestra y siniestra y que para protestar contra tales actos los estudiantes organizaron dos marchas el mismo día 29, las cuales fueron duramente reprimidas cuando cientos de los manifestantes pretendieron marchar hacia el Zócalo.

A partir de entonces el conflicto fue subiendo en intensidad y a los estudiantes se les unieron maestros, profesionistas, amas de casa, obreros, artistas, intelectuales, oficinistas y muchos más mexicanos comunes y corrientes.

Hasta que llegó el 2 de octubre, día en que el presidente Gustavo Díaz Ordaz ordenó acabar de una vez por todas con el movimiento ordenando a soldados y paramilitares que dispararan contra quienes se manifestaban en la Plaza de las Tres Culturas. Murieron entre 200 y 1,500 personas y durante esa noche y los días siguientes el Ejército y la policía arrestaron a los líderes del movimiento allanando domicilios y violando los derechos humanos, civiles y políticos de centenares de personas.

Así, la intolerancia y prepotencia de los funcionarios públicos de esa época convirtió a un simple movimiento estudiantil en un gran movimiento social. Lo que podría haberse resuelto rápida y fácilmente, dejando acuartelados a soldados y policías y atendiendo las exigencias reales o ficticias de los estudiantes, se convirtió en un problema de difícil solución debido al número de intereses políticos, nacionales y extranjeros, que infiltraron el movimiento.

El martes, Osorio Chong demostró valor al actuar como lo hizo, olvidándose por completo de su integridad física y exponiéndose a ser víctima de una agresión. Le dijo a los estudiantes que el gobierno está para resolver sus problemas y en ningún momento intentó imponer ninguna idea o decisión. Siempre aceptó las sugerencias o exigencias de los representantes estudiantiles y quedó de reunirse mañana con ellos en el mismo lugar.

Osorio Chong demostró así que es un hombre valiente, inteligente y de gran valor para el gobierno de Enrique Peña Nieto. Ojalá su conducta se convierta en norma y que los funcionarios de los tres poderes y los tres niveles de gobierno la imiten a pie juntillas. La prepotencia y autoritarismo de quienes nos gobiernan debe quedar erradicada de una vez por todas.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 02 de Octubre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1968 - El ejército toma Ciudad Universitaria

10000 soldados del ejército entran y ocupan Ciudad Universitaria, deteniendo a varios estudiantes y líderes del movimiento estudiantil. Hay varios muertos y desaparecidos.

Para combatir la Marcha del Silencio, Díaz Ordaz decidió invadir Ciudad Universitaria. Los soldados desalojan de las instalaciones universitarias a los estudiantes y padres de familia (que en ese momento, celebraban una asamblea en la Escuela de Economía), así como a maestros, funcionarios y empleados de la UNAM. Todos ellos son transportados en vehículos militares y conducidos a la explanada de la rectoría. Por otra parte los reporteros y fotógrafos reciben la orden de salir. Al retirarse, observan que la UNAM se encuentra rodeada de soldados, y en los alrededores numerosos padres de familia y parientes. Mientras tanto el rector Javier Barros Sierra declara: "La ocupación militar de la Ciudad Universitaria ha sido un acto excesivo de fuerza que nuestra casa de estudios no merecía". Por otra parte el general Marcelino García Barragán emite un boletín de prensa: "El Ejército actuó en la Universidad de acuerdo con las razones expuestas por la Secretaría de Gobernación...". Impresionantemente, el poder legislativo aplaude la ocupación militar de CU. El rector Javier Barros presentara su renuncia, argumentando la feroz envestida desatada en contra de la investidura de la autoridad universitaria.

Fecha: 
Lunes, 18 de Septiembre 2017 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Países que oprimen a cristianos

Open Doors es una organización no confesional basada en Ermelo, Holanda, cuyo fin es apoyar a los que clasifica como cristianos perseguidos en más de 60 países en donde cualquier denominación cristiana es social o legalmente desalentada o reprimida.

Cada año publica su World Watch List (WWL), que es una clasificación de los 50 países en donde es más intensa la persecución contra los cristianos.

En su WWL 2014, 13 son los países en donde es más extrema la persecución contra cristianos. Son, en orden descendente: Corea del Norte, Somalia, Siria, Irak, Afganistán, Arabia Saudita, Maldivas, Paquistán, Irán, Yemen, Sudán, Eritrea, Libia y Nigeria.

Aparecen después 12 países en donde la persecución es severa. Son Uzbekistán, República Centroafricana, Etiopía, Vietnam, Qatar, Turkmenistán, Laos, Egipto, Myanmar, Brunei, Colombia, Jordania y Omán.

Finalmente, en 25 países la persecución es moderada. Son India, Sri Lanka, Túnez, Bután, Argelia, Mali, Palestina, Emiratos Árabes Unidos, Mauritania, China, Kuwait, Kazajstán, Malasia, Bahréin, Comoras, Kenia, Marruecos, Tayikistán, Yibuti, Indonesia, Bangladesh, Tanzania y Níger.

El WWL 2014 y una explicación de la metodología utilizada para elaborarlo puede verse en www.worldwatchlist.us.

Al analizar la lista llama la atención que la mayoría de ellos son países en donde la religión mayoritaria es el islam. En casi todos ellos la ley que rige, ya sea oficialmente o no, es la Sharia o ley islámica, la cual impone severas penas a quienes no siguen los preceptos dictados por Alá al profeta Mahoma.

Nada justifica que alguien sea perseguido, oprimido o asesinado por sus creencias religiosas. Sin embargo, ante un mundo que ignora la situación, en los 50 países arriba anotados la persecución anticristiana se lleva a cabo sin que ningún líder político de relevancia del mundo occidental proteste por lo que sucede. Es más, sucede todo lo contrario porque muchos de estos países, por ser importantes productores de petróleo y gas, reciben el apoyo de los gobiernos supuestamente democráticos que deberían condenarlos.

En la lista también aparecen países en donde la represión de la religión es una política de estado, como sucede en Corea del Norte o China. En estos países, sobre todo en el primero, la represión de los derechos humanos y políticos es la norma y no solo los cristianos sino los seguidores de cualquier religión son perseguidos.

Lo peor del caso es que mientras más poder tienen los musulmanes fundamentalistas en sus países peor es la situación que padecen cristianos, judíos y quienes no profesan el islam. Y todo indica que son estos los musulmanes que cada día adquieren más fuerza.

Lo más curioso es ver a personas en México y otros países de mayoría cristiana defendiendo furiosamente los derechos de musulmanes que en sus tierras persiguen con saña a quienes no creen en Alá y su profeta.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 01 de Agosto 2014 - 12:00