Se encuentra usted aquí

religión

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El día que la vida le ganó a la muerte

La fiesta pascual es la mayor del mundo. Al menos, de la cuantiosa parte del mundo que hace arrancar su calendario con la remembranza de un niño cuyo nacimiento anuncia el principio de estos tiempos y declara una buena noticia. Es lo que se celebra en la segunda fiesta más grandiosa de ese calendario, la que llamamos Navidad, o Natividad.

Digo la segunda porque la primera es la de hoy, con que se culmina la semana santa. Si el viernes recuerda sacrificio y muerte, al tercer día se celebra el triunfo definitivo de la vida: la resurrección. Llamamos Pascua a esta fiesta, derivación del hebreo y luego del griego, que los primeros cristianos judíos hacían coincidir con el principio del Éxodo, cuando el pueblo hebreo salió de Egipto rumbo a su tierra prometida.

Es la fecha mayor de todo el año pero a muchos les pasa de noche, quizá porque no padece la brutal comercialización de que ha sido víctima la Navidad, fiesta de regalos que trae un viejo obeso, sedicente amante de los niños. Pero no hay nada más significativo que el triunfo definitivo de la vida. Y esto, como el calendario, no sólo vale para los creyentes en aquél que nació, vivió, padeció, murió y resucitó hace dos milenios.

A partir del siglo IV la Pascua cristiana está marcada por la Luna llena primaveral, primera luego del equinoccio, cuando ya los árboles dejan de ser palos secos para recuperar su verde, frondosa presencia de sombrífero cobijo; cuando la vida renovada nos recuerda que, pase lo que pase en nuestro mundo, siempre florecen las jacarandas. Pero me estoy desviando.

Veo esta fiesta como una especie de Yom Kippur, la mayor de las celebraciones judías. Es día del perdón, fecha que invita a balancear las cuentas pendientes con otros y presenta la oportunidad de planchar los resentimientos y agravios ocurridos durante un año. Los devotos practicantes de esa fiesta ayunan, se comunican, se dicen las cosas pendientes con un propósito de reparación y, como con todo perdón, se libera el camino hacia adelante para que el costal de piedras del resentimiento y el rencor no nos estorben. La Pascua cristiana también es época de renovación, y ella es imposible sin el perdón.

En animo de pedir perdón por los despropósitos verbales con que te atosigo, cedo el espacio a quienes escriben mejor que yo. El gran Antonio Machado hizo esta joyita respecto a este domingo:

Mirad: el arco de la vida traza

el iris sobre el campo que verdea.

Buscad vuestros amores, doncellitas,

donde brota la fuente de la piedra.

En donde el agua ríe y sueña y pasa,

allí el romance del amor se cuenta.

¿No han de mirar un día, en vuestros brazos,

atónitos, el sol de primavera,

ojos que vienen a la luz cerrados,

y que al partirse de la vida ciegan?

¿No beberán un día en vuestros senos

los que mañana labrarán la tierra?

¡Oh, celebrad este domingo claro,

madrecitas en flor, vuestras entrañas nuevas!

Gozad esta sonrisa de vuestra ruda madre.

Ya sus hermosos nidos habitan las cigüeñas,

y escriben en las torres sus blancos garabatos.

Como esmeraldas lucen los musgos de las peñas.

Entre los robles muerden

los negros toros la menuda hierba,

y el pastor que apacienta los merinos

su pardo sayo en la montaña deja.

Frente al ánimo juguetón y alegre de Machado, mi señor Quevedo, el de las burlas y chistes y ocurrencias con que alternaba genialmente sus siempre geniales profundidades, poemó con endecasílabos un largo verso donde hacía hablar al resucitado en extensos parlamentos. Va aquí una pequeña probada:

“…Mi cuerpo en el sepulcro está guardado

De eterna majestad siempre asistido;

Al sol tercero está determinado

Que resucite, de esplendor vestido;

El premio de mi sangre ha rescatado

Vuestra esperanza del obscuro olvido:

Seguidme adonde nunca muere el día,

Pues vuestra vida está en la muerte mía.”

 

La voz que habló del Verbo en el desierto

Dulce sonó, por la garganta herida;

De tosca y dura piel salió cubierto

El que nació primero que la vida,

Y el que primero fue por ella muerto,

Con mano al cielo ingrata y atrevida;

Que, como al sol divino, fue lucero,

Primero vino y se volvió primero.

Cuando habla don Francisco, señor de la palabra, más nos vale quedarnos callados.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 06 de Abril 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: Semana Santa

Esta es la tercera Semana Mayor que preside el Papa Francisco. Ya pasaron dos años desde aquel Jueves Santo en el que asombro al mundo con una ceremonia de lavatorio de pies en una cárcel, que incluyó adolescentes y ni siquiera, una de las dos mujeres, católica.

Cuántas cosas han pasado desde entonces. Una reforma interna de la Curia, un Sínodo de las Familias en que todos los participantes dijeron lo que les apreció, e incluso, hubo cardenales que abiertamente se enfrentaron al Papa. Ha habido viajes, uno muy particular a Tierra Santa, en donde tuvo encuentros con las partes en conflicto. También, con respecto al papel geopolítico de la Santa Sede, Francisco se interesó directamente por ser intermediario secretísimo entre los gobiernos cubano y norteamericano, que desde la crisis de los misiles a principios de la década de los sesenta, no habían entablado diálogo alguno, excepto en contadísimas ocasiones y generalmente en términos muy duros.

Un Papa que se muestra como un ser humano normal, con afectos familiares y amistosos; nada misógino - su primera jefa fue una mujer a la que recuerda con cariño -, Francisco busca que la mujer tenga un mayor papel dentro de la Iglesia, pero ello no significa que admita la ordenación de mujeres. Los cambios que el actual Pontífice desea, no atentan contra el dogma, sino revaloran el papel de los laicos dentro de la institución eclesiástica. Quiere una Iglesia menos clerical y con laicos más comprometidos y educados en la fe.

Este Papa quiere hacer justicia. Lo mismo castigar a quienes han cometido delitos en contra de los mandamientos de la Iglesia - especialmente contra el sexto, no fornicarás, lo que incluye no forzarás a menores de edad y menos en relaciones del mismo sexo – y también contra quienes hacen de su trabajo un dios para ascender y convertirse en piezas indispensables que les permitan mantener cotos de poder en la institución. A esto, que el Papa ha llamado carrerismo, se suman acciones para incrementar el control de gestión y la transparencia en el manejo de recursos. A ello obedece la reforma del Instituto de Obras para la Religión, mejor conocido como Banco Vaticano. Tolerancia cero al abuso sexual y lo mismo para el lavado de dinero.

Un obispo de Roma que acepta que se le antojaría salir a caminar como hijo de vecino por las calles de la ciudad, que le gusta el fútbol y que a veces quisiera comerse una pizza como cualquier transeúnte es un hombre normal que le tocó, gracias a la decisión de un colegio de cardenales - iluminados, según se dice por el Espíritu Santo - ser la cabeza de la Iglesia católica integrada por más de mil doscientos millones de fieles. Enorme responsabilidad, para la cual el argentino ha demostrado estar a la altura.

En las celebraciones de Domingo de Ramos, el Papa nuevamente enfatizó el tema de la humildad como centro del menaje cristológico para los fieles. Lo explicó con una claridad prístina, pero es en su andar y con su ejemplo, donde la humildad queda patente para los fieles del siglo XXI.

Esta columna, solidaria con las fiestas de Semana Mayor, no se publicará el lunes de Pascua, que también es día de guardar. Felices fiestas de Resurrección.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 30 de Marzo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Tras la visita a Corea el año pasado, el Papa Francisco volvió al lejano oriente. En esta ocasión visitó Sri Lanka, país donde existe una minoría cristiana, básicamente católica, del 7 por ciento de la población; posteriormente se trasladó a Filipinas, bastión del catolicismo en Asia Pacífico desde el siglo XVI.

En el antiguo Ceilán, hoy Sri Lanka, la visita tuvo tintes interreligiosos. Lo más destacado de esa etapa del viaje fue la declaración papal acerca de lo injustificado que resulta utilizar la religión para legitimar los actos de violencia y la guerra, en clara alusión a los acontecimientos de París, pero también refiriéndose a la guerra civil que vivió Sri Lanka de 1983 a 2002, por la insurgencia de la etnia tamil, básicamente hinduista, en contra de la mayoría cingalesa budista. El llamado tuvo una respuesta muy favorable del líder de los musulmanes cingaleses, Ash-Sheikh Fazil, quien en su discurso de saludo al Papa condenó los atentados de París y los últimos ataques en Paquistán.

La etapa filipina del viaje es la que más ha dado de qué hablar. Independientemente de que el pueblo, 80 por ciento de católicos, se volcó para recibir al Papa -pese al mal tiempo-, los ojos del mundo han estado atentos a los discursos papales, y en este caso, lo dicho ante periodistas en el vuelo de Colombo a Manila, causó revuelo. Al ser cuestionado por los periodistas sobre la libertad religiosa y de expresión, el Papa no titubeó:

''Las dos son derechos fundamentales […] veamos París, hablemos claro. Cada uno tiene el derecho de practicar la propia religión, sin ofender, libremente... no se puede ofender, hacer una guerra, matar en nombre de la propia religión, en nombre de Dios. A nosotros lo que sucede ahora nos asombra. Pero siempre, pensemos a nuestra historia, cuantas guerras de religiones hemos tenido... También nosotros somos pecadores en esto. Pero no se puede matar en nombre de Dios. Es una aberración... Cada uno no solo tiene la libertad, el derecho sino también la obligación de decir lo que piensa para ayudar al bien común... pero sin ofender. Es verdad que no se puede reaccionar violentamente, pero si mi amigo insulta a mi madre ¡Se lleva un puñetazo! Es normal, no se puede provocar, no se puede insultar la fe de los demás... Hay un límite, y en la libertad de expresión también hay límites''.

Más claro, ni el agua y eso molestó a muchos. Una articulista del periódico inglés The Guardian, señaló que el Papa había utilizado el mismo argumento que usan los golpeadores de mujeres, culpándolas de la violencia ejercida en su contra.

En general, las críticas provinieron del mundo anglosajón y algunas de franceses, las que naturalmente ensalzarían el papel de la sátira, pero hay que recordar que también la Iglesia tiene libertad de expresión, exactamente igual que ellos. Por lo demás, en Níger, seis iglesias fueron quemadas y cinco personas asesinadas por musulmanes en protesta por las nuevas caricaturas de Mahoma publicadas en la última edición de Charlie Hebdo …. Así que el llamado a la prudencia del Papa tiene fundamentos concretos en la realidad ….

Las actividades en Filipinas fueron múltiples el viernes 16: el encuentro con las autoridades, la misa en la catedral de Manila -la octava en el mismo emplazamiento-, el encuentro con niños de la calle y con familias; sorpresivamente, se reunió con cuarenta jesuitas. En el encuentro con las familias, el Papa retornó al discurso eclesial sobre la familia e hizo alusión a la encíclica Humanae Vitae de Paulo VI, la cual generó -y sigue generando- tanta controversia por su posición frente a la anticoncepción artificial.

En la misa que ofició el sábado 17 en Taclobán, la zona más afectada por el tifón Yolanda en 2013, el Papa dio palabras de aliento a quienes perdieron todo, diciéndoles que Jesús no los defrauda. Lo particular es que además de utilizar un impermeable amarillo de plástico durante la celebración, dejó a un lado el discurso que llevaba preparado y se dirigió a los fieles, la gran mayoría damnificados, en español. Al regresar a Manila, el Papa se reunió con los familiares de la joven voluntaria que falleció por la caída de un andamio con altavoces sobre ella debido a los fuertes vientos de la tormenta Amang saliendo de la misa en Taclobán.

El domingo, el Papa ofició una misa multitudinaria en el ''Quirino Grandstand-Rizal Park'', un estadio situado dentro de un parque de sesenta hectáreas, a la cual se calcula acudieron entre 6 y 7 millones de personas, en medio de la lluvia. Ya se considera que es el acto más grande presidido por un Pontífice, pues en Manila, Juan Pablo II sólo congregó a cinco millones en 1995. Con eso, es poco probable que las críticas periodísticas afecten al Papa Francisco, más si la realidad muestra que tiene razón… en todo caso, está más preocupado por no poder responder por qué los niños sufren…

Autor:

Fecha: 
Lunes, 19 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 570 - Nació Mahoma

Mahoma nació el 19 de enero de 570. De acuerdo a la religión musulmana es considerado el «sello de los profetas», por ser el último de una larga cadena de mensajeros, enviados por Dios para actualizar su mensaje, que según el Islam, sería en esencia, el mismo que habrían transmitido sus predecesores, entre los que se contarían Ibrahim (Abraham), Isa (Jesús) y Musa (Moisés). Mahoma era de carácter reflexivo y rutinariamente pasaba noches en una cueva (Hira), cerca de La Meca, en meditación. Los musulmanes creen que en el año 610, mientras meditaba, Mahoma tuvo una visión del ángel Gabriel. Esta visión perturbó a Mahoma, pero su esposa Jadiya le aseguró que se trataba de una visión real y se convirtió en su primera discípula.

Fecha: 
Viernes, 19 de Enero 2018 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1946 - Islam se convirtió en la religión de Egipto

El Islam es una religión abrahámica monoteísta que adora exclusivamente a Alá (en árabe Dios único). Se estima que hay en la actualidad entre mil y mil ochocientos millones de musulmanes en el mundo, convirtiendo al Islam en la segunda religión del mundo, en relación a su número de fieles, tras el Cristianismo. Por mandato constitucional el 16 de enero de 1956, el Islam se convirtió en la religión de Egipto. El Islam se inició con la predicación del profeta Mahoma en el año 620, en La Meca (actual Arabia Saudí). Bajo su liderazgo, y el de sus sucesores, el Islam se extendió rápidamente por conversión religiosa o conquista militar. En la actualidad hay musulmanes en todo el mundo, en particular en Oriente Medio, Norte de África, Asia, Estados Unidos, Europa y Sudamérica.

Fecha: 
Martes, 16 de Enero 2018 - 10:00

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En Entrevista: Mónica Uribe, Experta en Religión

Mónica Uribe explica las declaraciones del papa Francisco en torno a los ataques terroristas en Francia.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Lunes, 12 de Enero 2015 - 20:30
Media: 

En Entrevista: Mónica Uribe, Experta en Religión

Contenidos relacionados: 
La Iglesia en México y el Mundo
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

En esta semana, en medio de los prolegómenos del viaje papal a Filipinas y Sri Lanka, la Santa Sede se sumó a la condena por el asesinato de los cuatro caricaturistas de Charlie Hebdo, la revista satírica francesa cuyas viñetas sobre Mahoma fueron el pretexto para que los radicales islámicos irrumpieran violentamente en la sede de la publicación.

Hay que destacar que los caricaturistas de Charlie Hebdo también publicaron viñetas satíricas sobre Benedicto XVI  - una de ellas, con motivo de su renuncia, en la que abraza “amorosamente” a un guardia suizo -  y sobre Francisco, aunque con éste último se mostraron mucho más condescendientes.

La reacción del Vaticano con respecto a los hechos de París fue condenar los hechos, pero la respuesta se la reservó el Papa para la reunión que hoy tuvo con los miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede.

En el ínterin, trascendió en prensa que los servicios de inteligencia estadounidenses e israelí habrían prevenido al Vaticano sobre la posibilidad de que los territorios pontificios pudieran ser blanco de atentados por parte de radicales islámicos, lo que fue desmentido tanto por el padre Federico Lombardi como por los encargados de la seguridad del Estado italiano.

Por lo que toca a la tradicional reunión con el cuerpo diplomático, el Papa fue enfático en condenar el terrorismo y señaló que espera que “los dirigentes religiosos, políticos e intelectuales, especialmente musulmanes, condenen cualquier interpretación fundamentalista y extremista de la religión, que pretenda justificar tales actos de violencia”.

Para el Papa, la violencia es producto de una cultura que rechaza al otro, al que ve como objeto. A ello se suma que el ser humano, libre en esencia, se convierte en esclavo del poder, del dinero, de las modas, e “incluso a veces de formas tergiversadas de religión”, lo que ha provocado “una auténtica guerra mundial combatida por partes” en referencia a la serie de conflictos que han surgido en diversas partes del mundo. El Papa hizo alusión a Ucrania, al conflicto palestino-israelí, a Siria e Irak, Nigeria, Libia, República centroafricana, Congo, etcétra y no sólo en términos de conflictos bélicos, sino también en lo referente a la emergencia de epidemias como el Ebola.

En referencia a Israel y Palestina, el Papa habló sobre el diálogo en un clima de confianza mutua como el camino para superar las diferencias. Con respecto a Siria e Irak fue enfático en afirmar que la dramática situación es producto de del terrorismo fundamentalista en la zona, el cual rechaza a Dios, convirtiéndolo en un mero pretexto ideológico para acabar con el otro. Además, el Papa aseguró que un Medio Oriente sin cristianos, estaría “desfigurado y mutilado” y aprovechó para llamar a la comunidad internacional y a los gobiernos de la región a adoptar, en el marco del d derecho internacional, medidas concretas en favor de la paz y la defensa de los desplazados a consecuencia de la guerra y de la persecución religiosa, es decir las minorías cristiana y yazidí.

El Pontífice también se refirió a los secuestros de niñas en Nigeria, la guerra civil en Libia, Sudán y el Congo; las violaciones de mujeres y la trata de personas; la epidemia del ébola; los migrantes, prófugos y refugiados, especialmente en la cuenca del Mediterráneo, tema que tocó durante su intervención en el Parlamento Europeo el pasado noviembre en Estrasburgo. Y aludió un tema que atañe directamente a México y Centroamérica: los niños migrantes sin acompañamiento que marchan hacia Estados Unidos.

Sobre estos temas, el Papa aseguró que “Es necesario un cambio de actitud: pasar de la indiferencia y del miedo a una sincera aceptación del otro”, lo que requiere poner en práctica legislaciones adecuadas que sean capaces de tutelar los derechos ciudadanos nativos y garantizar la acogida a los inmigrantes.

No dejo pasar la oportunidad y aludió al tema de la familia, la que dijo, sufre el embate de la cultura individualista que promueve el descenso de la natalidad y privilegia formas diversas de convivencia, en lugar de promover la protección de las familias tradicionales.

Para finalizar, abogó por el diálogo entre Corea del Norte y del Sur, poniendo como ejemplo el caso de Cuba y Estados Unidos. Terminó citando el discurso de Pablo VI en la ONU en 1965, pidiendo un alto a la guerra.

Al parecer, éste fue el verdadero balance de las acciones de la Santa Sede en 2014.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 12 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La batalla se está librando

Las Vegas, NV.- El sangriento ataque contra las instalaciones de la revista satírica Charlie Hebdo, perpetrado ayer en París por dos supuestos islamistas franco-árabes que gritaban “Alá es Grande”, no pasó desapercibido en Estados Unidos. En todos los canales noticiosos se difundieron una vez tras otra diversos videos del ataque que dejó 12 muertos. En uno de ellos se observa como uno de los terroristas mata a sangre fría a un policía que yace herido sobre una banqueta. “Hemos vengado al profeta Mahoma” gritó en perfecto francés uno de los asesinos.

Lo ocurrido ayer en la capital francesa debe preocuparnos a todos en vista de que los agresores decidieron matar a los colaboradores de la revista, entre ellos a su director, por el solo hecho de no pensar como ellos. Para estos musulmanes fanáticos, que aparentemente están relacionados con una red terrorista yemení, burlarse de Alá o Mahoma es una ofensa grave que debe castigarse con la muerte sin importar el lugar en donde se encuentre el infractor. Los que matan en el nombre de Alá actuaron ayer en París, hoy o mañana actuarán en cualquier otro lugar, México incluido, contra los que piensen diferente a ellos.

Escuché como los gobernantes de Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Alemania condenaron los ataques de ayer. Lo que no les oí decir es cómo van a acabar con estos terroristas que matan siguiendo las instrucciones de su dios. Tal vez es porque no tienen ni la menor idea de cómo hacerlo sin violar los derechos humanos de miles de personas que pueden ser terroristas potenciales.

Vivimos en un mundo de grandes contrastes. Por un lado tenemos los impresionantes adelantos tecnológicos que se están presentando esta semana en esta ciudad de Nevada, en el CES 2015; por el otro lado está un movimiento al que pertenecen miles de personas que piensan y actúan como sus ancestros de hace mil años, dirigidos por líderes religiosos-militares que rechazan la modernidad y buscan llevar al mundo a una nueva era de oscurantismo religioso. Paradójicamente, para difundir su causa y sus actos de salvajismo, estos fanáticos religiosos hacen uso de los adelantos tecnológicos emanados del mundo que rechazan, trátese de YouTube, la Internet o las armas más sofisticadas.

Hoy es más vigente que nunca lo que Samuel Huntington publicó en la revista estadounidense Foreign Affairs en 1993: “Los estados-nación seguirán siendo los actores más poderosos del panorama internacional, pero los principales conflictos de la política global ocurrirán entre naciones y grupos de naciones pertenecientes a diferentes civilizaciones. El choque de civilizaciones dominará la política global. Las fallas entre las civilizaciones serán los frentes de batalla del futuro.”

La batalla se está librando…

Foto: www.lemonde.fr

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 08 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1562 - Guerras de Religión en Francia

Se conoce como Guerras de religión a una serie de ocho conflictos que se iniciaron en Francia el 19 de diciembre de 1562, en el que se enfrentaron católicos y protestantes calvinistas, conocidos como hugonotes. El desarrollo del humanismo durante el Renacimiento provocó el surgimiento de una corriente reformista que cuestionó los tradicionales principios de la religión católica, tal y como la enseñaba la Iglesia de Roma. Al catolicismo tradicional, pues, se opondrá el protestantismo y ello desencadenará en una terrible guerra civil. Las discordias comenzaron debido a destrucciones iconoclastas, cometidas por protestantes de objetos del ritual romano que los católicos consideraban sagrados: reliquias, Custodias y estatuas de santos. A finales del reinado de Enrique II, el conflicto se politizó, y al morir el rey en 1559, los partidos religiosos se organizaron para preparar sus estructuras militares. Las guerras se prolongaron hasta 1598, con la promulgación del Edicto de Nantes.

Fecha: 
Martes, 19 de Diciembre 2017 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx