Se encuentra usted aquí

registro

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El pecado original del INE

A pocos dejó satisfecha la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE) de mantener el registro del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a pesar de las violaciones graves y sistemáticas de la ley, que sugieren que ameritaba la máxima sanción. Leí lo que escribieron los consejeros del Instituto argumentando que sólo el voto ciudadano debe determinar la permanencia o no del registro de un partido. Añadieron que violaría derechos políticos fundamentales de ciudadanos una decisión administrativa de esa magnitud, y sólo sería válida en caso de que el Verde hubiese atentado contra los cimientos de la democracia, como los partidos nazis o fascistas. También dijeron que no se trata de un caso de impunidad, pues los ilícitos del partido se sancionaron reiteradamente, y en tiempo real, con fuertes multas. La decisión de los consejeros es opinable. A mi juicio su argumentación no es sólida.

Antes de emitir mi opinión, destaco la virtud cívica del Consejero Presidente de aceptar el reto de discutir en público la decisión del INE. Ahora bien, desde mi punto de vista, la resolución del Instituto debilita la credibilidad pública en el árbitro electoral y ahonda la desconfianza en las instituciones y en el sistema democrático como instrumento de convivencia en una sociedad plural y de mecanismo para transmitir pacíficamente el poder y, a mediano plazo, como medio para igualar las oportunidades de los ciudadanos y lograr una sociedad justa. Dicen los consejeros que el mercado electoral debe determinar la vida o la muerte de un partido, como si se tratara de una mercancía y no de una institución de interés público. Y que sólo amerita retirar el registro a un partido si atenta contra las bases democráticas; se aludió al fascismo.

En otros países el desafío a la democracia puede ser el fascismo, y excluyen a tales partidos a pesar de violar derechos políticos de sus partidarios. En México la impunidad, el crimen sin castigo, es lo que socava a la democracia. El INE argumenta que no hubo impunidad pues se multó al PVEM, sanción que retira o mitiga el tribunal electoral. Pero la ley habla de violaciones graves y sistemáticas como causal de retiro del registro, que las hubo; sin embargo no las sancionó: a esto se llama impunidad. Así, la interpretación que hace el Instituto de la ley mina a la democracia pero hiere, tal vez mortalmente, su credibilidad, crucial para la paz. Es lamentable. Entreveo que el pecado original de tamaño desaguisado se origina en su diseño institucional, que a la vez es organizador y árbitro electoral. ¿No debería acotarse su papel a organizar elecciones limpias y equitativas, y dejar el arbitraje al tribunal?

Fecha: 
Jueves, 20 de Agosto 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Gobernantes que no gobiernan ¿Debería INE haberle retirado registro al PVEM? Beltrones habla conmigo sobre el desprestigio de partidos

Me acompañan Kenia López Rabadán, Bernardino Esparza y, como comentarista huésped, el novelista y periodista Benito Taibo, y comentamos: los gobernantes que no gobiernan; la conveniencia de que los jóvenes participen en la política; el nuevo PRI no existe porque el viejo PRI nunca desaparecio; ¿debería el INE haberle retirado su registro al PVEM? El aspirante a la presidencia nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, habla conmigo sobre el desprestigio de partidos y políticos y lo que él piensa hacer al respecto.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 13 de Agosto 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El primer resbalón para los cuatro consejeros del IEDF

Las campañas electorales dieron inicio este 20 de abril para elegir a 16 Jefes Delegacionales el próximo 7 de junio. Los partidos políticos y sus candidatos han sido elegibles, es decir que con base a los requisitos que determina la ley electoral del DF, cumplieron en tiempo y forma para que los Consejeros del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) otorgaran el registro formal como candidatos.  

A pesar de ello, una aspirante se quedó en el camino. En efecto la aspirante a candidata del PAN para la Delegación Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, pues cuatro Consejeros del IEDF le negaron su registro.  

El argumento fue por no tener credencial de elector con domicilio en el DF, ya que no cumple con tal requisito al tener su credencial elector con domicilio en el Estado Hidalgo. Por tanto, para ocupar un cargo de elección popular en el DF, el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales local, establece que es una obligación de los ciudadanos del DF contar con credencial para votar con domicilio aquí en del DF. 

Contrario a la determinación el IEDF, y del resultado de la impugnación de la aspirante a la resolución que le negó su registro como candidata, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sentenció al IEDF para registrar a Xóchitl Gálvez como candidata del PAN a la jefatura delegacional en Miguel Hidalgo.  

Ayer, por unanimidad los magistrados de la Sala Superior del TEPJF establecieron “que si bien, el requisito está previsto en el artículo 294, fracción I del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal, que establece que el domicilio de la credencial de elector debe corresponder al Distrito Federal, para el caso concreto, es irrazonable y desproporcionado, ya que entorpece el ejercicio del derecho constitucional a ser votado, de ahí que se haya estimado inconstitucional y, por tanto, decretado su inaplicación al caso concreto”.

La adecuada protección a los derechos políticos-electorales es el resultado de ejercer el pleno derecho a votar y ser votado en los cargos de elección popular, fue el tema central de los impartidores de justicia electoral, así como el de justificar la residencia de tres años, tal como se dice que la aspirante lo demuestra, es más que suficiente para lograr una candidatura en el DF.   

Ahora sí, con una sentencia definitiva e inatacable, o sea que no procede el juicio de amparo, resulta que es inconstitucional e inaplicable el requisito del citado artículo legal para la aspirante del PAN. 

Es decir, es irrazonable y desproporcionado lo solicitado por el IEDF, por tanto Xóchitl Gálvez, una vez que sea registrada como candidata, indudablemente iniciará y terminará (3.06.15) de manera razonable y proporcional su campaña electoral, al igual que las demás candidatas y candidatos, bueno, por lo menos, es lo que esperamos los habitantes de esta capital.   

Además, con dicha sentencia se establece el precedente para posteriores aspiraciones a candidaturas de personas que no tengan credencial de elector con domicilio en el DF. 

Ahora bien, por fin podrá ser elegida por sus electores, sin embargo, cabe preguntar: ¿Es posible que también pueda votar en el DF donde tiene su residencia? ¿Tendrá que votar donde tiene su domicilio registrado en la credencial de elector? ¿Aparece inscrita en el listado nominal de electores con fotografía correspondiente a su domicilio o residencia en el DF? 

Fecha: 
Martes, 21 de Abril 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El PVEM está más allá del bien y del mal

Hay una apasionada polémica entre quienes están a favor de quitar el registro al partido verde (PVEM) por violación grave y sistemática de la ley (causal de pérdida de registro), y por quienes sostienen que la decisión de quitar el registro a ese o cualquier partido atañe exclusivamente a los electores, es decir, si no obtiene en la elección de junio tres por ciento de los votos efectivos. ¿Cuáles son sus razones? Quienes están por sancionar al verde dicen que incurrió en las causales que señala la ley como motivo para perder el registro. Quienes se oponen a esa “decisión drástica” arguyen que una autoridad administrativa no debe tener la potestad de aplicar la ley como fue aprobada por los legisladores de los mismos partidos, y que las malas conductas de sus dirigentes no tienen por qué afectar a los seguidores y electores del partido en cuestión: el verde más allá del bien y del mal.

El argumento de quienes piden que no se cumpla la ley, y por tanto no se sancione al partido verde, parece favorecer la idea de dejar hacer, dejar pasar: que impere la ley del más fuerte. Todo se vale en la lucha por el poder político: durante el periodo electoral se abre un paréntesis en el que se suspende la ley. También adolecen de un vicio harto común entre los economistas, a saber, que existe la información perfecta, que todos saben lo mismo y que a partir del conocimiento excelso se toman “decisiones racionales”, las que hacen compatible el interés individual con el bien común. Olvidan que en el mercado electoral influyen el clientelismo, la publicidad engañosa, el hambre, el interés propio, la corrupción... Ergo, si la necesidad es causa prima de las “decisiones racionales”, la ley debe regular el mercado electoral.

Los apologistas del verde parecen pedir violar la ley, pues no les gusta (les parece excesiva). Nos quejamos por este o aquel vacío legal, pero cuando existe la ley pedimos clemencia. ¿Acaso la violación sistemática de la ley sin consecuencias no es una de las principales causas de la descomposición de México? ¿No sería un remedio eficaz para abatir la impunidad entre los políticos y sus partidos? ¿No es una ventana de oportunidad para someter a la partidocracia a la ley y depurar el sistema de partidos? ¿No constituiría un potente mensaje para que los políticos pongan sus barbas a remojar? ¿Acaso aplicar la ley no revitalizaría la confianza en el árbitro electoral, el INE? Si los encargados de cumplir y hacer cumplir la ley no la aplican seguirá el lento proceso de degradación política que se manifiesta como violencia. Es hora de preguntarnos seriamente si queremos o no un país de leyes.

Fecha: 
Jueves, 16 de Abril 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1