Se encuentra usted aquí

redes sociales

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Obesidad digital

Nuestro país tiene un grave problema de obesidad entre su población. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), después de Estados Unidos, México tiene 32% de su población de más de 15 años con problemas de sobrepeso. Tenemos un grave problema de salud pública.

Pero no solamente somos obesos físicos, sino que también somos ¨obesos digitales¨, esto es, consumimos mucho tiempo en Internet y en las redes sociales en comparación con otros países del mundo. Los minutos podrían compararse con las calorías.

De acuerdo con la Asociación de Internet Mx (AMIPCI), los mexicanos pasamos 8 horas con 20 minutos en promedio diario conectados a Internet. Del total de tiempo en la red, 3 horas con 10 minutos las usamos en redes sociales, según datos de GlobalWebIndex 2019.

El Informe Digital 2019, elaborado por Hootsuite y We Are Social, dice que el tiempo promedio en línea en el mundo es de 6 horas y 42 minutos por día. Tenemos entonces un ¨sobrepeso digital¨ de 98 minutos. Ocupamos el lugar número 9 en el mundo en cuanto a la cantidad de horas en el mundo digital y número 8 en tiempo en las redes sociales. Al menos parece ser menos grave que la obesidad física, aunque no sabemos sus consecuencias actuales y futuras.

Pero, ¿por qué debe de preocuparnos la obesidad digital? Por varias razones que compartimos:

  • Saturación de la información. La cantidad de información que se comparte en Internet y en las redes sociales tuvo un crecimiento exponencial en los últimos años. Según diferentes expertos, la explosión de la información hará que esta se duplique cada dos años. Tanta información provoca saturación en la mente y obstruye las capacidades de análisis de la misma.
  • Propicia mayor desigualdad entre los desiguales. En países como México, donde todavía casi una tercera parte no tiene acceso a Internet, se generan asimetrías entre quienes tienen oportunidad de acceder a la información y el conocimiento. La mayor desigualdad se da entre los más desiguales, las personas en pobreza tradicional, a los que ahora se le suma la pobreza digital. La brecha entre quienes tienen acceso al conocimiento y no puede ser en el tiempo una distancia imposible de superar.
  • Alienta la formación de monopolios de la información. En más de una ocasión hemos dado cuenta de los escándalos en los que se ven inmiscuidas las grandes empresas tecnológicas por el uso indebido de la información que manejan de sus usuarios y las acciones ilegales para apodarse de los mercados. Nuestra participación digital convalida esta situación.
  • Nutre la burbuja entre iguales en detrimento de la pluralidad. Los algoritmos utilizados por las empresas tecnológicas propietarias de las redes sociales más populares fomentan el acercamiento entre personas que piensan igual y nos alejan de quienes piensan diferente, en menoscabo de la pluralidad que se enriquece de las diferencias de criterios y valores.
  • Alimenta el poder de Estados Unidos y China en detrimento del resto del mundo. Los avances y las condiciones que nos imponen los gobiernos y grandes empresas tecnológicas de estos dos países, va en detrimento de nuestra soberanía digital. Hemos cedido el uso y explotación de la información de nuestra población e instituciones, abriendo con ello riesgos para predecir nuestros hábitos y comportamientos actuales y futuros, entre otros rubros.

La respuesta a los retos mencionados no es la abstinencia de Internet y las redes sociales, la abstinencia digital. La solución es tener una buena ¨dieta digital¨, con el tiempo adecuado, la información suficiente de los riesgos y retos del mundo digital, con el aprovechamiento del mundo digital para enriquecer nuestra vida personal y social, y con las limitaciones suficientes para no caer ni en la manipulación, ni el engaño, ni la adicción. Fácil, ¿no?

Es urgente en nuestro país impulsar una re-alfabetización digital, que nos genere músculos y defensas para que el resultado final sea de utilidad personal y social. Las preguntas son cuándo, quién y cómo. Esperemos que pronto se contesten.

 

Contacto: www.marcopaz.mx, alfil3000@gmail.com, Twitter @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 23 de Octubre 2019 - 10:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 23 de Octubre 2019 - 12:30
Fecha C: 
Jueves, 24 de Octubre 2019 - 01:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Comunicación de la Política Económica

El auge de las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) ha llevado a un cambio en las estrategias de comunicación del sector público. En términos generales, es primordial para el gobierno y otros entes públicos el poder comunicar sus acciones y decisiones para que sean entendidas e idealmente aceptadas por la sociedad. Esto es más importante cuando hablamos de política económica y financiera, la cual conlleva la dificultad del uso de un lenguaje técnico.

En este sentido, las estrategias de comunicación se convierten incluso en una política pública por sí misma, dado que su objetivo es enviar mensajes que generen las condiciones para la estabilidad económica y financiera, así como en la confianza en el manejo de las distintas variables macroeconómicas. Si bien, la comunicación no puede sustituir políticas económicas eficaces, estas pueden fracasar si no son entendidas y aceptadas por aquellos a quienes pudiera afectar.

Recientemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI), publicó el estudio “Frontiers of Economic Policy Communications[1] (Fronteras de la Comunicación en materia de Política Económica) , el cual ofrece recomendaciones de estrategias de comunicación en materia de política económica. Especialmente, ante el uso cada vez más cotidiano de blogs, redes sociales, podcasts, videos, apps, entre otros.

 

El desafío de la comunicación de política económica bajo las TICs

Si bien el propósito de comunicación de las distintas instituciones relacionadas al ámbito económico (en el estudio del FMI se señala principalmente al Banco Central, al Secretaría/Ministerio de Hacienda, algunos órganos reguladores y de recaudación de impuestos) es el mismo que desde hace años, la aparición de las TICs, especialmente las redes sociales, suponen un nuevo desafío en la forma en que estas instituciones hacen llegar sus mensajes al ciudadano común.

Al respecto, se señala que anteriormente las instituciones dirigían su mensaje a un sector pequeño conformado por expertos con los que podía usar un lenguaje altamente especializado y complejo. En ocasiones estos expertos traducían los mensajes a un lenguaje más comprensible para el público en general.

Con el acceso masivo a las redes sociales y con ello a la información -de buena o mala calidad- que fluye por este medio, se elimina a los intermediarios que hay entre el ciudadano y las instituciones financieras y económicas, por lo que éstas requieren diseñar mensajes directos y sencillos, especialmente porque un aspecto cada vez más característico de las TICs es lo que el estudio denomina “el ruido de las redes sociales”, es decir, la potencial desinformación y el engaño.

En este sentido, el estudio menciona diversos ejemplos como los realizados por el Banco Central de Inglaterra, o algunos de los Bancos de la Reserva Federal en EEUU, que usan Twitter y blogs propios como medios de difusión de comunicados, boletines, así como de la toma de decisiones en política monetaria. No obstante, el estudio indica que todavía estos mensajes sólo llegan a ser comprendidos por un 30% de la población general.
 

La estructura de los mensajes de política económica

Otra cuestión importante en la construcción de la comunicación de política económica es que los mensajes publicados por todas las instituciones deben ser claros y coherentes. Esto requiere, además de la coordinación en la comunicación, que ésta tenga un enfoque integral compartido por todos los entes públicos involucrados.

Esta articulación de los mensajes permite construir la confianza de los ciudadanos en las instituciones económicas y financieras. Además, esto fortalece el concepto de la rendición de cuentas de parte de las instituciones hacia la sociedad, y aún más en situaciones de crisis económica, donde incluso se vuelve importante lo que se va a decir, y cómo se va a hacer.

Al respecto, una buena estrategia de comunicación puede mantener la confianza del público en las decisiones para el manejo de la situación económica y reducir los efectos posteriores de la crisis, además de minimizar las resistencias a las reformas legales necesarias tanto para reducir impactos en la economía como para protegerla frente a situaciones similares en el futuro.


Construir una capacidad de comunicación sencilla y directa

La comunicación eficiente requiere fortalecer ciertas capacidades para elaborar mensajes adecuados para cada tipo de audiencia (expertos, empresas, medios de comunicación y la población en general). El sector de expertos seguirá recibiendo una comunicación en el lenguaje técnico usual, pero también habrá mensajes con menor nivel de especialización para medios y mensajes sencillos para el público en general. Esto aplica para cada vía de comunicación (medios electrónicos, prensa, redes sociales, etc.).

Adicionalmente, se debe hacer énfasis en aquellos puntos que son más importantes para cada público, es decir, el ciudadano común puede estar interesado en las expectativas de inflación, en tanto que los profesionales de las finanzas estarán más enfocados a las proyecciones de tasas de interés.

Por último, es importante conocer si los mensajes emitidos por las instituciones cumplieron con su objetivo, es decir, si fueron entendidos, de lo contrario se recomienda hacer ajustes a la comunicación. Finalmente, lo que se busca es generar o restaurar la confianza de la sociedad en el manejo de la economía.

Si revisamos la estrategia de comunicación de Banxico en Twitter, vemos que esta no proporciona información digerible para cualquier ciudadano, por ejemplo, el pasado viernes 24 de mayo Banxico publicó en distintos tuits las tasas de interés interbancarias a 28 y 91 días, así como las tasas de interés objetivo. La forma en que se presentó la información, tanto en los tuits, como en los enlaces que aparecen en estos, no permite comprender ni la finalidad, ni los beneficios o las acciones que puede tomar el ciudadano respecto a esta información, lo cual incluso puede hacer parecer irrelevante la labor de esta institución ante la sociedad en general.

Fecha: 
Martes, 28 de Mayo 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 28 de Mayo 2019 - 15:10
Fecha C: 
Miércoles, 29 de Mayo 2019 - 04:10
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Clicks, Engagement o Impactos, ¿cuál es tu objetivo de marketing digital?

Desde hace 10 años, más o menos, los anunciantes están buscando captar a sus clientes a través de los medios digitales. Con un número creciente de usuarios conectados a estos medios a través de sus computadoras y dispositivos móviles, las empresas saben que su mezcla publicitaria debe de incluir presencia en redes sociales, buscadores, blogs, sitios de noticias, aplicaciones y otros espacios digitales de alto tráfico.

Sin embargo, existe una seria confusión a la hora de evaluar la inversión. Con la novedosa posibilidad de dar seguimiento al número de impactos, clicks y respuestas por cada peso invertido, en ocasiones se hacen juicios incorrectos sobre la eficiencia de este tipo de publicidad.

Sólo basta recordar las épocas en las que la publicidad sólo podía hacerse en medios tradicionales. El anunciante contrataba a una estación de radio que prometía un supuesto de audiencia, sin la garantía de contar con un determinado número de radios encendidos y sintonizados en esa frecuencia. No se tenía la expectativa de recibir likes por ese anuncio y mucho menos producir comentarios en tiempo real. Lo mismo pasaba con televisión, carteleras, volantes y otros medios. Se realizaba la inversión y la empresa se sentaba a esperar que sonara el teléfono o que se incrementara el tráfico en el punto de venta.

A la hora de establecer objetivos y evaluar campañas en medios digitales, cada empresa debe determinar sus indicadores de acuerdo a su situación y campaña particular.

Si se trata de una de las pocas empresas con un sitio de comercio electrónico funcional, entonces un objetivo razonable es que la publicidad produzca la mayor cantidad posible de clicks hacia esta página, buscando que ésta convierta esas visitas en ventas.

Para las empresas que cuentan con un sitio para que el usuario deje sus datos, para posteriormente ser contactados por un asesor de ventas, entonces el objetivo puede ser una combinación de clicks que dirigen hacia el sitio con un formulario, y la producción de contactos directos a través de la sección de comentarios (públicos o privados) de la red social. En estos casos, también hay que considerar que muchos usuarios siguen prefiriendo hacer contacto telefónico, por lo que el anuncio debe incluir un número. Para no perder la capacidad de medir la efectividad de la inverisón, se recomienda publicar un número diferente al de los medios tradicionales.

Otras campañas pueden tener el objetivo de incrementar el conocimiento del producto y generar recordación de marca. En estos casos, la publicidad digital no es tan diferente a la tradicional y lo que se debe medir es el alcance y la frecuencia (cantidad de personas impactadas cierta cantidad de veces), recordando que en redes sociales, una buena forma de producir impactos es logrando que la gente comparta de manera voluntaria el contenido (viralidad).

También es posible obtener recordación logrando que el usuario participe en dinámicas, concursos y sorteos mediante los medios digitales. Esta es una buena forma de capturar la atención del cliente y generar comportamientos específicos. En estas ocasiones, lo que se debe medir es el nivel de participación y de viralidad de la actividad.

La idea es que cualquier indicador puede ser positivo dependiendo de los objetivos de la campaña. Ya sean clicks, impactos, comentarios, compartidos o nivel de participación, hay que usar la herramienta de medición en función de lo que se está buscando con la campaña.

Fecha: 
Miércoles, 13 de Enero 2016 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Controlar internet

 

Cada cierto tiempo salen propuestas de supervisión, control y supervisión de Internet y las redes sociales. Prácticamente todas ellas provienen de políticos ligados a partidos políticos en el gobierno de corte autoritario. Todas fracasan en regímenes democráticos, pero los políticos que les provoca sensibilidad la libertad del mundo digital siguen insistiendo.

Ahora le toco a México. El senador por el estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, presentó la iniciativa de Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos. Entre las consideraciones de su iniciativa, destacan los siguientes argumentos que describen sus intenciones y preocupaciones:

“Las nuevas tecnologías y la creciente demanda de Internet resultan un campo fértil para la delincuencia, que ha encontrado nuevas formas para consumar delitos a través de medios electrónicos y tecnológicos, los cuales son aprovechados para afectar a la ciudadanía, las empresas y el gobierno…

Esto obliga a transformar también nuestro marco jurídico ya que a través de estos medios se realizan conductas humanas que tienen efectos en el mundo real, y afectan la esfera jurídica de las personas…

El incremento de los incidentes va en estricta relación con el incremento del numero de usuarios de Internet, redes sociales y medios informáticos”.

Y remata el senador Fayad para argumentar la necesidad y urgencia de esta nueva ley: actualmente 41% de los países a nivel mundial sí cuentan con legislación contra el cibercrimen.

Ley Federal para Prevenir y Sancionar Delitos Informáticos

Entre los artículos más destacados de la propuesta de ley federal están:

  • Los delitos previstos se prevendrán, investigarán, perseguirán y sancionarán por la federación.
  • La prevención se efectuará a través de la vigilancia de la seguridad y los derechos de las personas en la red pública de Internet y de la promoción de las denuncias.
  • La unidad especializada de la Policía Federal realizará investigación para la prevención de los delitos contenidos en la ley por lo que podrá supervisar las acciones necesarias para la investigación de los delitos electrónicos cometidos, requeridas por la autoridad competente; y gestionar la cooperación con empresas proveedoras del servicio de Internet para suspender sitios, páginas electrónicas y cualquier contenido que atenten contra la seguridad pública.
  • Los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso, los autorizados y proveedores de servicios de aplicaciones y contenidos, colaborarán en la investigación de los delitos informáticos, por lo que deberán proporcionar oportunamente asistencia técnica y la información que requieran las autoridades federales competentes para la investigación de los delitos informáticos.
  • Los proveedores de servicios y toda aquella institución privada que mantenga infraestructura informática para la proveeduría de servicios de telecomunicaciones y de aplicaciones en Internet, deberán conservar los datos de trafico de origen y destino de la comunicación o cualquier otra información que pueda ser de utilidad a la investigación.
  • A quien acose, hostigue, intimide, agreda o profiera cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de Internet, de forma reiterada y sistemática, se le impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ochenta días de salario mínimo vigente.
  • A quien, sin la autorización correspondiente, revele, difunda o ceda, en todo o en parte, información privada referente a imágenes, audio, video o la información sensible de usuarios, se le impondrán de seis a doce años de prisión y multa de ciento cincuenta a doscientos días de salario mínimo vigente.
  • A quien publique, replique, comercialice, almacene o distribuya sitios web apócrifos en el territorio nacional o cualquier otro lugar fuera de él, se le impondrán de cinco a diez años de prisión y multa de 100 a 150 días de salario mínimo vigente.

Conclusión

Una iniciativa de ley controvertida, que por un lado promueve la necesidad de evitar el uso nocivo de Internet, que es una intención legítima y necesaria, pero lo hace limitando la libertad existente en el mundo digital y le otorga indebidamente facultades al gobierno federal para investigar, controlar y sancionar todo aquello que crea que atenta contra los intereses de terceros, donde los políticos son lo más sensibles.

Esta propuesta está condenada al fracaso. Más valdría promover el buen uso de los medios digitales a través de una gran campaña nacional de alfabetización digital y de su uso productivo. Lo negativo, con las buenas prácticas y la mejora de la cultura digital, se irá resolviendo. Nadie puede creer que el gobierno tenga la capacidad y la neutralidad en este caso, como tampoco lo ha sido en otros, de ser la mejor opción para vigilar y sancionar los excesos.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del ciberacoso y las inicitivas de ley para castigar los ciberdelitos...

 

De acuerdo a datos publicados en 2013 por la Asociación Mexicana de Internet (AMPICI) en nuestro país existen alrededor de 45.1 millones de cibernautas y de ellos 15 millones tienen menos de 18 años de edad (entre 6 y 17 años), estos niños y jóvenes pasan un promedio de 5 horas frente a la computadora y otros dispositivos similares como tabletas o teléfonos inteligentes. Hay que destacar que la interacción con otros a través de las redes sociales es la actividad que más los ocupa al navegar. Más cifras: según el reporte 2015 de seguridad en hogares, Norton Online Family, los niños de México son cada vez más propensos a ser victimas del ciberacoso. Los datos de esta investigación nos dicen que en los últimos cinco años el 81% de los niños entre 12 y 17 años han declarado haber tenido alguna experiencia de acoso en la red. El 61% reporto haber sufrido una experiencia “muy mala” en internet que incluía la intimidación o chantaje por medio de imágenes de contenido sexual. Este mismo reporte señala que solo el 5% de los padres conocen qué páginas visitan frecuentemente sus hijos y si son o han sido sujetos de agresiones. Además, este fenómeno es escasamente reportado ante las autoridades y por lo tanto existe una cifra negra importante de delitos de este tipo no denunciados. Gustavo Caballero, Coordinador de la Unidad de Investigación Cibernética de la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) reporta que de 2009 a la fecha la dependencia a su cargo ha recibido un número escandalosamente bajo de denuncias de ciberbullying o sexting, por ejemplo: durante 2014 solo recibió ¡una denuncia por pornografía infantil!. Y lo peor: este tipo de delitos no se encuentran tipificados aún en el Código Penal de nuestro país. Esto quiere simplemente decir que hasta el día de hoy el Estado tiene nula capacidad para limitar o castigar conductas en redes sociales que generen riesgos para niños, niñas y adolescentes. Por todo esto se debe plantear la actualización, en materia penal, procesal y de atención a víctimas de este tipo de delitos. Creo que todos estaríamos de acuerdo con ello, sin embargo las cosas siempre son más complejas de lo que parecen. Ahí les va: el senador del PRI Omar Fayad, Presidente de la Comisión de Seguridad del Senado, presentó en octubre de 2015, una iniciativa al Congreso para combatir los ciberdelitos que incluye una legislación específica sobre este tipo de abusos contra niños y adolescentes que se calcula han causado pérdidas por más de 3 mil millones de dólares anualmente a empresas y particulares, por no hablar de lo verdaderamente importante: los daños emocionales y psicológicos muchas veces irreversibles de las víctimas. Pero… gran polémica se ha desatado con la llamada Ley Fayad para prevenir y sancionar delitos informáticos ya que supuestamente esta regulación pone en peligro la “libertad de expresión” y el “derecho humano a la información de los ciudadanos”. Desde luego en redes sociales esta propuesta ha sido duramente criticada y algunos legisladores de otros partidos políticos se han pronunciado contra ella. Como psicóloga debo decir que los daños emocionales que el ciberacoso y el sexting (fotos y videos de desnudos o actividad sexual de compañeros, que se suben a la red) ocasionan en los chavitos repercusiones muy graves y en México como en otros países del mundo se han dado incluso suicidios por la humillación a la que fueron sometidos estos niños por otros en internet. Por otra parte como periodista he estado, estoy y estaré por la absoluta libertad de expresión, pero… nos enfrentamos a una situación muy difícil de resolver en bien de los niños. Creo que la iniciativa del senador Fayad debe ser discutida, seguramente refraseada y discutida por expertos, pero en definitiva me parece un muy buen intento por abordar un tema de la mayor importancia ya que afecta ni más ni menos que a nuestros hijos. Yo lo felicito y creo no debemos quitar el dedo del renglón… Y mejor, la recomendación de la semana: soy fan de los restaurantes de cocina mexicana “El Bajío” en distintos puntos de la ciudad de México, pero acabo de quedar gratamente sorprendida por la remodelación de la sucursal Polanco en Alejandro Dumas 7. La terraza en el segundo piso quedó realmente estupenda, con jardín interior y toda la cosa y por su excelente ventilación se puede fumar y al mismo tiempo no padecer las inclemencias del loco tiempo de nuestra ciudad. Y bueno, de la comida ¿qué les digo?, las grandiosas enmoladas de siempre, los frijolitos refritos, el excelso guacamole, las tortillas hechas a mano y mil delicias más de nuestra asombrosa y variada cocina. En fin, vayan, se la van a pasar y a comer muy bien. Y hasta aquí hoy, y muchos besitos a los niños, especialmente a la preciosa hija de mi querida amiga Wendy que acaba de llegar a este mundo. Bienvenida. Más besitos que de costumbre y bye.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Bloqueadores de la Publicidad Digital

El mercado digital crece de forma acelerada debido al aumento exponencial de los internautas en general, y de los usuarios de celulares inteligentes en particular. Hoy tenemos en el mundo 2,923 millones de usuarios de Internet y 3,600 millones de suscriptores de telefonía móvil.

Una expresión de este crecimiento es el comportamiento de la publicidad digital. Una vertiente que está en franca explosión. Este segmento se ha convertido en una industria multimillonaria. Los datos son impactantes: en 2014 se invirtieron 137,000 millones de dólares a nivel mundial en anuncios en la red de redes.

Por otra parte, gran parte del crecimiento del mundo digital se basa en modelos de negocios a partir del uso de gastos cruzados. Por ejemplo, la publicidad digital ayuda a pagar el uso de la red y el acceso a sus contenidos. Gracias al crecimiento de la publicidad digital podemos tener acceso sin costo a diferentes sitios en Internet.

Bloque de la publicidad digital

Sin embargo, debido a una nueva tecnología que permite el bloqueo de la publicidad digital en los celulares inteligentes esto puede cambiar. ¿Te imaginas que ahora tengas que pagar por los contenidos que visitas en la red? Pues esto puede provocarlo esta nueva tecnología. El 90% de lo que revisamos en Internet está subsidiado por la publicidad digital.

Apple acaba de dar un golpe importante en el bloqueo de la publicidad digital que está creando una gran polémica. La nueva actualización del iOS 9 considera una función de "bloqueo de contenidos". Adicionalmente, puede usarse también para evitar los datos de seguimiento.

En caso de que este tipo de herramientas progresen, habría varios afectados. Empezaríamos con los sitios de contenidos que basan su modelo de negocios en la venta de publicidad en línea. También afectaría al conjunto de la industria de la publicidad digital, al aparecer este nuevo obstáculo generaría una transformación tecnológica importante con el nuevo modelo de la publicidad programada, que utiliza la información de los potenciales consumidores para personalizar y automatizar el envío de anuncios.

Incluso hay quienes piensan que los "bloqueadores" pueden afectar al mismo comercio electrónico, que depende en gran medida de los anuncios digitales para crear demanda.

Por otro lado, quienes pueden aprovechar esta situación son los proveedores de acceso a la red, pues los "bloqueadores" les otorgan la gran oportunidad de entrar al mercado de la publicidad digital, del cual a la fecha sólo ha beneficiado a empresas como Google, Facebook y demás actores que venden publicidad en Internet. Mientras las empresas de telecomunicaciones invierten importantes cantidades de recursos en infraestructura y recursos técnicos, los vendedores de publicidad en línea obtienen para ellos los beneficios de un mercado más grande gracias a la mayor cobertura y calidad de banda ancha.

Conclusiones

Aunque falta mucho por saber qué sucederá con los "bloqueadores" ante las reacciones de los afectados y el análisis de las consecuencias para el desarrollo de Internet, lo que sí es cierto es que la publicidad ha abusado e invadido la privacidad de todos con demasiados anuncios.

Es probable que esta nueva tecnología no prospere por el impacto económico que tendría en el mundo digital, pero sí ayudará a plantear los límites de la publicidad, la necesidad de compartir sus beneficios con otros jugadores como las empresas de telecomunicaciones, y también puede ayudar a darle mayor poder a los usuarios de la red para decidir qué quieren recibir en materia de anuncios.

Internet sigue en evolución y en discusión. Las innovaciones tecnológicas pueden hacer ganadores a algunos y afectar a otros. Es un mundo del que tenemos que estar siempre pendientes, pues de lo que ahí suceda puede depender parte de nuestro futuro.

Autor:

Fecha: 
Martes, 20 de Octubre 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Sobrecarga de Información

No hay empresario o alto directivo que no se queje de que cada vez es más difícil (y caro) hacer llegar sus mensajes comerciales a las audiencias.

En cualquier ciudad de mediano tamaño hay de 2 a 3 periódicos locales importantes, cada uno con su versión online; periódicos promocionales semanales; cientos o miles de carteleras, vallas y parabuses; un sinnúmero de revistas; un canal de TV local, canales nacionales y de paga; entre 8 y 12 estaciones de radio; pantallas publicitarias; vallas móviles análogas y electrónicas; centros de carga de celular; además de una gran cantidad de medios digitales y redes sociales que la gente visita con frecuencia.

Y no sólo las audiencias están dispersas en esta plétora de medios. También su atención está dispersa. El tiempo que dedican a ver un anuncio es cada vez menor, mientras crece la facilidad con la que se distraen o deciden cambiar de canal (estación, sitio o lo que sea). Mucha gente, simplemente ha perdido el interés por la información que las empresas quieren darles.

¿Qué hacer como responsables de la comunicación comercial y de marca ante esta realidad?

  • Asumir la Realidad:

El primer paso para resolver un problema es aceptar que se tiene. Así es el mundo actual y hay que actuar en consecuencia. Tus mensajes tradicionales y los métodos para difundirlos ya quedaron en el pasado.

  • Relevancia:

El mensaje genérico que pretende decirle todo a todos está muerto. Al diseñar el mensaje de marca o promocional debes pensar en lo que cada una de tus audiencias quiere escuchar y actuar en consecuencia. La segmentación de medios (especialmente los digitales) te permitirá difundir cada mensaje para cada audiencia de manera correcta.

  • Contenido:

Puedes decidir crear contenido o asociarte a contenido relevante ya existente. Lo importante es entender que para captar la atención es necesario que exista algo detrás de tu marca que le de perspectiva a tus mensajes comerciales: tienes que darles información útil o contenido entretenido con el que la gente se pueda sentir relacionado.

  • Marca:

Es más fácil hacer llegar un mensaje comercial si antes has trabajado en construir una marca a la que la gente quiera escuchar. Dedica tiempo y presupuesto para los mensajes de tu marca que no son comerciales, usa la comunicación para crear primero un vínculo de confianza y de credibilidad. Verás que después, tus mensajes promocionales llegarán con más facilidad.

  • Capturar la Audiencia:

Una vez que has logrado que las audiencias pongan un poco de atención a tus mensajes, reclútalos. Hazlos participar en dinámicas, hazles saber por qué les conviene darte su correo y teléfono. Los medios digitales facilitan esto con la suscripción a boletines o adquiriendo fans y followers en redes sociales. También se pueden capturar con programas de lealtad y organizando eventos. Pero después no olvides utilizar estos medios para seguir dando información útil y entretenida.

Fecha: 
Miércoles, 07 de Octubre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Generación Z

Según Wikipedia, la historia contemporánea de la humanidad se divide por generaciones que se caracterizan por ser un conjunto de personas que nacieron en fechas próximas y han recibido educación e influjos culturales y sociales semejantes, por lo que se comportan de manera afín o comparable en algunos sentidos.

Se calcula entre 30 y 20 años los lapsos que dividen a las diferentes generaciones. En los últimos años, la clasificación de las generaciones ha permitido entender mejor la evolución y la complejidad de los tiempos modernos. Así, podemos reconocer las generaciones recientes: 1901–1924 Generación Grandiosa; 1925–1942 Generación Silenciosa; 1943–1960 Generación Baby Boomer; 1961–1981 Generación X; 1982–2000 Generación Y o Milenarios y de 2001 en adelante, Generación Z. Aunque no existe consenso en los años que clasifican a las diferentes generaciones.

La Generación Z

La Generación Z, o también llamada Generación Net, está integrada por niños y adolescentes que nacieron después del crecimiento exponencial de las empresas punto.com. Se consideran que son personas más estructuradas, más responsables y con gran sensibilidad social. Son consumidores dependientes de la tecnología, y pueden llegar a confundir el mundo real con el mundo digital. Además, son individualistas y no les gustan del todo los convencionalismos sociales. Son residentes del nuevo mundo llamado Internet (Wikipedia).

De acuerdo a diversos estudios y analistas, los miembros de la Generación Z comparten características comunes:

  • Nacieron y viven en Internet. Llegaron a este mundo no sólo con un chip integrado, sino conectados a Internet y con una tableta bajo un brazo y un teléfono inteligente bajo el otro. Por estar hiperconectados, reciben y procesan cantidades enormes de información y publicidad. El 20% usa las tabletas o los celulares para leer, y una tercera parte de ellos los utiliza para hacer la totalidad de sus tareas y trabajos. Casi todo el tiempo están usando sus teléfonos inteligentes, tomando fotos, texteando, enviando y recibiendo mensajes, y grabando videos. Se destacan por hacer varias de las actividades anteriores al mismo tiempo: son totalmente multitareas.
     
  • Son consumidores sociales activos. Utilizan Internet y las redes sociales para informarse constantemente de los diferentes productos y servicios, donde se diferencian por ser activos en la búsqueda de referencias. Saben perfectamente qué quieren y están constantemente buscándolo. Saben procesar una gran cantidad de información, estímulos y anuncios, lo cual los hace que sean muy permeables a las propuestas de mercadotecnia y provoquen la constante creatividad de los mercadólogos. Son más difíciles de convencer que las generaciones anteriores.

    Aunque muy jóvenes, ya son participantes importantes en las decisiones de compra. 93% de sus padres aceptaron que sus hijos tienen influencia en el gasto del hogar y las compras familiares. De cada 100 integrantes de la Generación Z: 75 creen que pueden influir de manera decisiva en las decisiones de compra de sus amigos, 70 creen que es su responsabilidad compartir información con las marcas cuando tienen una buena o mala experiencia, 80 prefieren las marcas que los inviten a crear productos y servicios juntos, 75 son decisivos en la elección de las vacaciones de la familia y  gestionan a través de Internet las reservaciones de hoteles y pagos de pasajes de avión y demás.
     
  • Son autodidactas. Esta generación está acostumbrada a resolver sus necesidades de aprendizaje y a resolver sus problemas a través del consumo de tutoriales y contenidos en Internet. Les gusta resolver por sí mismos los retos que se les presentan y, en todo caso, acuden a las experiencias de otros en las redes para aprender y adquirir los conocimientos que les interesan.
     
  • Son grandes consumidores de videos. El 85% de los chicos considerados dentro de la Generación Z se identifica como fanático de los videos y como consumidores regulares de YouTube. De hecho, la mayoría considera a Facebook y Twitter como redes sociales aburridas. Les gusta recibir los estímulos que los videos ofrecen y consumen una gran diversidad de contenidos.

Conclusiones

Los jóvenes de hoy ya viven en plenitud en el mundo digital. La Generación Z es la primera que nace totalmente conectada y con una enorme variedad de dispositivos, redes sociales y contenidos digitales a su disposición. Esto los ha convertido en ciudadanos de un mundo nuevo y diferente al de las generaciones anteriores: el mundo digital.

Ésto seguramente tendrá impactos importantes en su forma de vida y de relacionarse, como las relaciones políticas, los modelos organizacionales e incluso los esquemas de trabajo, de donde demandarán más flexibilidad y apertura a nuevas opciones de creación del conocimiento. Los nuevos ciudadanos digitales del siglo XXI serán profundamente sociales y abrirán una esperanza a crear nuevos acuerdos para resolver viejos problemas como la pobreza y la desigualdad de oportunidades. Ojalá que así sea.

Autor:

Fecha: 
Martes, 06 de Octubre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Facebook nos conoce muy bien

Actualmente cuatro de cada 10 habitantes del mundo participamos en Internet, ya sea a través de consultar la web, intercambiando correos electrónicos o interactuando en las redes sociales. En paralelo a esta participación, sin darnos cuenta, vamos dejando rastros digitales de nuestros gustos, preferencias y relaciones. Algunos llaman a esto la “huella digital”.

El uso de Internet se ha vuelto una de las principales actividades humanas, y prácticamente nuestras vidas se desarrollan impactados con las nuevas tecnologías. Las usamos para trabajar, para comunicarnos, para informarnos, divertirnos, hacer negocios y hasta para conocer nuevos amigos o parejas.

¿Pero qué puede significar esta huella digital? ¿Qué dice de nosotros y cómo puede ser aprovechada al explotar el cúmulo de información que dejamos en nuestras interacciones en las redes sociales, por ejemplo?

Facebook nos conoce muy bien

Facebook es la red social más importante con más de 1,490 millones de usuarios activos (aquellos que se conectan a la red al menos una vez al mes) el segundo trimestre de 2015. El crecimiento sigue siendo importante, pues al primer trimestre esta red contaba con 1,440 millones de usuarios, y creció con 50 millones de participantes más (3.5%) a junio de este año.

¿Hasta dónde se puede interpretar nuestra participación en esta red social? Recientemente las Universidades de Stanford y Cambridge publicaron un estudio donde aseguran que, por medio de la aplicación de ciertos algoritmos a nuestras participaciones en Facebook, se puede conocer la personalidad de los usuarios.

Pero además sorprende el hecho que lo pueden lograr con poca información: con 10 “me gusta”, el conocimiento que se obtendría equivaldría al que tiene de nosotros un compañero de trabajo; con 70 “me gusta” sería un conocimiento similar al de un amigo; con 150 “me gusta” se iguala el conocimiento al de un familiar; y con 300 “me gusta” es el mismo conocimiento que tendría nuestra pareja. Sorprendente.

Este estudio deja en evidencia que nuestra huella digital tiene implicaciones muy serias, tanto éticas como legales, en materia de privacidad o violación de nuestros derechos básicos. Unos cuantos me gusta, compartir, comentarios, fotos y videos dejen al descubierto nuestra personalidad.

¿Y cómo es posible? Pues lo autores de las investigación dicen que es gracias a la capacidad de cómputo existente y al uso de la inteligencia artificial que permite procesar millones de operaciones en segundos.

El estudio de las Universidades de Stanford y Cambridge se realizó con una muestra de 86,000 voluntarios que contestaron una encuesta de 100 preguntas. Esta encuesta estaba diseñada para identificar cinco grandes rasgos de la personalidad: la apertura, la escrupulosidad, extroversión, amabilidad y neuroticismo. A partir de ahí analizaron los compartimiento en la red y lograron desarrollar un modelo predictivo que permite identificar las personalidades de quienes son usuarios de Facebook. Llama la atención el promedio de 227 "me gusta" de las personas participantes en la investigación.

Conclusiones

Esta investigación deja en claro el poder de la interpretación de nuestra información en el mundo digital, misma que puede predecir nuestros gustos y preferencias, nuestros temores e ideas políticas o religiosas. Mucho poder de conocimiento, lo cual abrirá una gran debate de los límites y condiciones para su uso. Por lo tanto, las grandes redes sociales tienen acceso a los mismo y seguramente estarán haciendo uso no regulado del mismo.

Es urgente abrir un debate de los nuevos derechos, límites y usos de la información personal que se comparte en el Internet. Aquí hay elementos de carácter ético que deben de considerarse, pues gran parte de la información que damos puede ser desviada a fines inmorales como la manipulación y el engaño. Aquí hay un gran reto que ya debemos enfrentar: ¿hasta dónde, quién y para qué?

Autor:

Fecha: 
Martes, 29 de Septiembre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Google X: Proyectos de Innovación Disruptiva

 

La innovación se convirtió en el factor más importante de la competitividad de sociedades, empresas, organizaciones y personas. La capacidad de crear conocimiento con valor que responda a necesidades no satisfechas, o incluso que permita crear nuevas necesidades, será definitivo en la hipercompetencia desatada por la globalización de los mercados.

La tecnología ha sido uno de los factores que más han potenciado la innovación, al incrementar el impacto de los nuevos modelos de negocios, productos, servicios y procesos, y llevar dichas innovaciones al mercado mundial, rompiendo las barreras de distancias, capital o tiempo. Hoy, el poder de las ideas innovadoras ha doblegado a las grandes empresas tradicionales que dominaban los mercados hasta el siglo XX.

Google X

  • Sin lugar a dudas, uno de los iconos más reconocidos de la innovación en el mundo es Google, hoy convertida en la empresa Alphabet. Esta empresa que empezó con la búsquedas de información de Internet, hoy es una de las más importantes en el mundo. Muchos aseguran que la base de su éxito es la innovación, basada en sus inversiones en investigación y desarrollo. Y no creo que estén equivocados.
  • Google (Alphabet) tiene un valor en el mercado de 173,600 millones de dólares, sólo superado hasta hoy por Apple, que llega a los 247,000 millones de dólares. Las ventas de 2014 de Google fueron por 50,000 millones de dólares, de las cuales invierte 9,100 millones de dólares en investigación y desarrollo, esto es, 18% de sus ventas anuales.
  • El bastión de la estrategia de la empresa de información más importante del siglo XXI, es una división casi secreta, denominada Google X. Esta división esta comandada por Sergey Brin, uno de los cofundadores de Google. El objetivo que tiene esta división de investigación y desarrollo es muy claro: mejorar drásticamente las tecnologías que utiliza la empresa y desarrollar “soluciones tipo ciencia ficción”.

Proyectos de innovación disruptiva

Para quien considere que el objetivo es un discurso, puede toparse con la realidad de sus principales proyectos. Aquí una breve reseña de ellos:

  • Google Fiber. Este proyecto busca dotar de acceso a Internet de banda ancha de alta velocidad a precios competitivos, a través de la instalación de anillos propios de fibra propios en ciudades medias de Estados Unidos. Actualmente este proyecto esta funcionando en Austin, Texas; Provo, Utah; y Kansas City, Missouri.
  • Nest. Destaca la innovación de un termostato inteligente para manejar los aparatos de aire acondicionado de las empresas y los hogares, a partir de conocer y aprender de las necesidades de temperatura de los usuarios y así ahorrar costos de energía.
  • Calico. Es una iniciativa basada en la biotecnología que busca extender la vida humana y encontrar soluciones al envejecimiento de las personas.
  • Autos autónomos. Este es uno de los proyectos insignia de la compañía que mayor difusión han tenido en los últimos meses. El manejo de vehículos sin conductor son ya  una realidad y sus prototipos han recorrido más de un millón de millas.
  • Wings. Este proyecto busca enriquecer la tecnología de drones para poder reemplazar los servicios de entrega a domicilio, incluyendo a los carteros.
  • Lentes de contacto vestibles. Con este proyecto se busca desarrollar una tecnología asociada a los lentes de contacto que incorpore un detector de glucosa y un chip para cuidar a los enfermos de diabetes.
  • Cuchara antimovimientos. Esta iniciativa tiene por objeto crear una cuchara con sensores incorporados que permitan detectar y aliviar los temblores de los pacientes con la enfermedad de Parkinson.
  • Project Loon. Aquí Google busca darles acceso a quienes están excluidos de Internet en las zonas rurales con el diseño de una red de globos situados a la altura de la estratosfera.

Conclusiones

No cabe duda que Google (Alphabet) sigue sorprendiendo día a día con sus nuevos tecnologías y productos, lo cual se explica por su agresiva política de inversión en investigación y desarrollo. Aunque algunos de sus inversionistas critican y quieren limitar los recursos que dedican (18% de sus ingresos anuales totales), el potencial de sus proyectos demuestra que el recurso invertido tiene gran potencial de rentabilidad.

El caso de Google es otro más que demuestra con hechos el valor de la inversión en investigación y desarrollo, uno de los factores detrás de la innovación, clave de la competitividad futura de sociedad, empresas, organizaciones y personas. Si es tan claro, ¿cuándo lo entenderán nuestras autoridades, las organizaciones y las empresas mexicanas? En contraste al 18% de inversión en investigación y desarrollo de sus ingresos total de Google, en México la cifra total de inversión pública y privada en investigación y desarrollo no llega al 1% del PIB anual. ¿Así cómo, pues?

 

Autor:

Fecha: 
Martes, 15 de Septiembre 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1