Se encuentra usted aquí

radio

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Auxilio! ¡Estudié Comunicación!

Es en serio. Le pido su ayuda. En calidad de urgente. ¡Por favor! Mire, le cuento: Cuando iba en la “prepa”, mi máximo siempre fue entrar a una prestigiosa universidad para estudiar Ciencias de la Comunicación y poder a su vez, ingresar a los medios más reconocidos de México... Pero a los grandes.

Hice todo al igual que muchos de mis colegas Comunicólogos y terminé la carrera. Tristemente me di cuenta de que el 80% de mis maestros jamás habían trabajado en medios de comunicación; sino que terminando su carrera, estudiaron una maestría y se regresaron a la misma escuela a dar clases. Pero bueno, ya ni modo. Mis papás pagaron cerca de 600 mil pesos por el chistecito.

Salí al mundo real y me dijeron que fuera a Televisa. Tomé el coche prestado de mi papá y fui a las gloriosas instalaciones de San Ángel a pedir trabajo. Una vez que dejé el coche con el elegante servicio de valet parking (unos chavos humildes ajenos a Televisa que se ganan la vida estacionando coches y dando mordidas a los policías de la zona para que no “levanten” a sus clientes), tomé camino hacia la puerta.

Una vez ahí, le dije a un amable, encantador y amigable cavernícola de seguridad con cara de pocos amigos que iba a buscar trabajo. Se me quedó viendo y no supo qué decir. Después de 5 minutos en lo que su cerebro (quiero pensar que tiene) procesó lo que dije, me preguntó: “¿a qué producción viene?”. No pues, ni idea – le dije. Simplemente vengo a entregar mi Currículum.

Se dirigió a un compañero igual de amigable y sonriente, el cual me pidió que me retirara. Así que después de más o menos 10 minutos, me sacaron porque tenía que entrar la fila de gente que iba a ver la joya maestra de esta televisora: “Laura”.

Eso no impidió que se bajara mi ánimo. Si la televisora de San Ángel no me quería, iba a buscar otras alternativas. ¿Qué otra, habiendo tantas y tantas televisoras?

Ajá, fui a TV Azteca. Ahí la gente de seguridad fue mucho más amable pero con sus limitaciones… Tampoco podía pasar. Pedí por alguien de Recursos Humanos y tampoco. Grité como loco “Paty Chapoy, Paty Chapoy” a ver si la señora me escuchaba desde dentro pero lamentablemente no fue así. Si usted conoce a la Sra. Chapoy, por favor háblele de mí y dígale que soy muy bueno. Saqué las mejores calificaciones.

Bueno, tampoco se me acabó el mundo. Tenía que ser más inteligente que ellos… ¡Buscaría una radiodifusora! Fui a varias y en todas me dejaron pasar. ¡Vaya, Aleluya, pues! A la hora de hablar de trabajo, me decían que si tenía entre 50 mil pesos y 200 mil pesos para pagar una hora de tiempo aire a la semana, entonces estaba dentro.

Inmediatamente me metí a ver mi cuenta bancaria por internet y me percaté de que era pobre. Pues si no tenía trabajo… ¿De dónde iba a sacar dinero? De hecho tenía un saldo negativo, sabrá Dios por qué.

Tuve que darles las gracias y retirarme. Mi ánimo no lo iba a bajar nadie.

¿Qué hago, qué hago? ¡Ya sé! Voy a abrir mi propio canal de YouTube para darme a conocer. Seré igual de famoso que Werevertumorro o Yuya y entonces ¡pum! De que me contratan en algún medio, me contratan.

Abrí mi canal pero me encontré con la pequeña sorpresa de que actualmente ningún canal prospera si no está inscrito en una “network”, o sea, compañías que manejan tu canal y conforme tú subas contenidos, se monetiza; pero ellos se llevan una buena lana. Para poderte incorporar a una network, debes de tener un mínimo de 30 mil visitas en tus videos. O sea, una tercera parte del Estadio Azteca. ¿Qué tanto es tantito?

Otro pequeño problema es que YouTube está lleno, saturado… ¡Saturadísimo! Hay miles y miles de personas haciendo el intento de realizar contenidos y llamar la atención. Ya abrí mi canal y llevo 344 visitas y 4 suscriptores. ¡Ahí la llevo!

Mientras tanto, busqué hacer televisión por internet. ¡Ahí sí tuve suerte! Una pareja muy amable, torpe para los negocios, pero amable, me dio trabajo. Yo era el Productor General del canal de televisión por internet menos visto de México. Bueno, de hecho nadie sabe que existe.

Cuando dije que la adorable pareja era torpe para los negocios, es porque me di cuenta de que si abres un canal de televisión por internet y tienes programas en horarios determinados y no bajo demanda, pues resulta que estás compitiendo con Televisa, TV Azteca y todos los canales de paga juntos. El glorioso rating (nivel de audiencia) del canal era de menos de mil personas a la semana. Me salí y espero que esta pareja que me dio el empleo no se terminen suicidando al no tener la más mínima ganancia.

Hoy en día, le cuento, desistí de la idea de participar en medios de comunicación y estoy mandando mi currículum a todas las empresas que publican vacantes de comunicación organizacional (3 o 4 vacantes por mes). Siento que la edad ya pasó en mí, tengo compromisos, deudas y posiblemente tenga pronto una familia. Prefiero tener estabilidad económica y abandonar mi sueño.

Prefiero tener una quincena que realización personal. En serio.

Después de todo lo anterior… ¡Desperté! ¡Me di cuenta de que sería mi peor pesadilla! Pero lamentablemente es lo que viven miles de graduados de la carrera de Ciencias de la Comunicación sin importar en qué escuela estudiaron.

Tenemos una cerrazón terrible especialmente en televisión. Televisa implementó un maravilloso y brillante sistema llamado “intelectus” en el cual sus empleados firman un contrato por una breve temporada. Una vez terminado el contrato, firman su carta de renuncia voluntariamente a fuerza y les quitan el acceso a las instalaciones. A partir de ese momento son “exempleados” y esta gloriosa empresa les cierra sus puertas. Eso fue idea de Recursos InHumanos. Y de prestaciones, aguinaldo o seguro… ¡Mejor ni hablamos!

Lo anterior no aplica si te apellidas Azcárraga, Gómez, Bastón o Murguía.

Durante 2015 la empresa que tanto quería “El Tigre” Azcárraga y que ahora su hijo vino a administrar cuidando siempre el capital humano, despidió a más de 24, 000 personas. Ahora multiplique usted esa cifra por la cantidad de gente que dependía de los “exempleados”.

Pero “todo es mejor en familia”, ¿o no? Si hasta sacaron a punta de patadas a una institución de la televisión como Chabelo porque ya no era negocio, imagínese qué le puede esperar a un recién graduado de la carrera.

En TV Azteca, aunque no lo admiten, se les cayó feo el negocio. O más bien, según sus cifras, no fue negocio. Recortaron la producción lo más posible y solamente estarán comprando latas. No, no de atún. Así se le llaman a programas y telenovelas de otros países. Sale más barato y de esa forma podrán ponerse en un punto de equilibrio. El resto de la programación será la misma.

Cadena 3 o Canal 28 suspendió transmisiones para tomar la licitación oficial como tercer cadena nacional. En lo que arman sus foros, equipo técnico, ventas, patrocinios, relaciones públicas y un sinfín de aspectos que involucran semejante compromiso, pues obviamente no están contratando gente.

Carlos Slim está en la batalla por ganar una licitación, pero Televisa, siempre con su gran ética, logró que el gobierno de México considerara a Telmex como empresa preponderante: o sea que según esto Telmex es un monopolio y como tal no puede hacer televisión ni ofrecer servicios de telefonía e internet juntos.

Obviamente Televisa no es un monopolio. Solamente tiene Grupo Televicentro, Proyectos Especiales Televisa, Televisa Deportes, Televisa Espectáculos, Cablevisión, Izzi, Sky, Blue to Go, Producciones Nacionales Televisa, Televisa Networks, VeoTV, Televisa Home Entertainment, las filiales de provincia y una que otra empresa satélite (como 20).

Si la ley no permite que una empresa ofrezca televisión, internet y telefonía, ¿entonces qué diablos es “izzi”? ¡Que alguien me explique!, diría mi ex jefe Eugenio Derbez.

Mi punto es que los chavos que van saliendo de la carrera y que no tienen la fortuna de contar con palancas, no se deben desanimar. Estamos en una época de crisis de medios de comunicación causada por leyes chuecas y aunque una empresa quiera abrir nuevos proyectos y nuevos espacios, le resulta imposible porque no cuenta con el presupuesto para ello. ¡Pero eso es un nicho de oportunidad! Cada crisis hace que nos volvamos creativos y busquemos otras opciones que, de vez en cuando, resultan mucho mejores que las que teníamos pensadas.

Le invito a que si tiene conocidos que van saliendo de la universidad, les pase el siguiente tip: no busquen trabajo. Ofrezcan su trabajo. Creen ideas, aterrícenlas y pónganlas en papel. Toquen puertas sin desesperarse.

Hagan videoblogs, podcasts, páginas web, cuentas de Facebook y Twitter interesantes y que llamen la atención. Todo esto actualmente tiene valor curricular. Ya no serán anónimos nunca más.

Aunque realmente es una pena ver la cantidad de gente que deserta de buscar su sueño en Comunicación y acaba haciendo algo completamente diferente en una empresa que nada tiene que ver con producción o comunicación organizacional, porque tenemos esa cochina costumbre de comer 3 veces al día… siempre se puede lograr la meta propuesta con creatividad y perseverancia. Esta crisis de medios, como toda crisis, terminará y comenzarán a surgir oportunidades. Estoy convencido de que será muy pronto, ya que la gente busca cada vez más contenidos inteligentes y tanto radio como televisión tendrán que adaptarse así como abrir la puerta a nuevos talentos y conjugarlos con la experiencia de la gente que tiene el conocimiento práctico.

Por último, le quiero pedir otro gran favor: si Televisa, TV Azteca, Cadena 3 o cualquier otro medio se enoja por lo que escribí en esta columna… ¿Les podría decir que me vale gorro?

Ya de paso, dígale sus verdades usted también. ¿Se anima?

Autor:

Fecha: 
Lunes, 04 de Enero 2016 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Stop spots

Las mayores desgracias no se anuncian; los terremotos y maremotos irrumpen como un ladrón en la noche: por eso se dice que llegan con nocturnidad. De improviso. Inesperadamente. Pero hay desgracias cuya aparición se anuncia por ley.

Tal pensamiento me sobrevino anoche en una de mis consabidas pesadillas, episodios nocturnos lejanos de mis sueños húmedos adolescentes y demasiado cercanos al sumidero de la locura adonde me empujan los más destornillados espectros. Esto que escribo parece el crepúsculo de mi salud mental.

Sentí vivamente la desgracia de que por ley se acaben los spots promocionales de los partidos políticos.

Ya no podremos recibir la cotidiana orientación ciudadana que nos daba el riquísimo florilegio de anuncios electorales. Ya no nos enteraremos de cómo nuestras más costosas instituciones decretadas como de interés público —los partidos— aprovecharon la garantía elevada a rango constitucional de gozar de minutos forzosos en los medios electrónicos, y así han cumplido cabalmente su deber de orientar a la República en los grandes asuntos de interés público.

Ya no sabremos en voz del PT que vivimos en desgracia porque los gobiernos entregaron el oro y ferronales (gulp, no sé qué son los ferronales pero no importa: si el gobierno es capaz de entregar hasta los ferronales, es capaz de entregar todo). Ya no oiremos el cantito feliz de cómo los ciudadanos hacemos juntos las elecciones y votar es hacer un México ganador, ni nos dirá Marcelo Ebrard que pudimos haber votado por él (no dice que nunca estuvo en la boleta presidencial) y nos propone que lo quitemos… pero no podremos quitarlo porque no está ni podrá estar en nada electoral. (Y en la cárcel tampoco porque jamás los gordos pisan ese lugar maldito donde reina la tristeza y no se castiga el delito: se castiga la pobreza; ecos de José Revueltas.)

De plano protesto por el desmán legal que nos obliga a privarnos de la valiosísima información cívica que nos brindaban cotidianamente en mensajes de espléndida musicalidad y poesía: ¿a poco no? Como la noticia de que los humanos somos humanistas o de que algún partido político da esperanza porque en él no hay políticos.

Jamás sospecharé que un PRD que canta contra los abusos esté formado por abusivos que según malas lenguas —completamente infundadas— han convertido en cuevas de Alí Babá las delegaciones políticas del DF a base de permisos que cobra el burócrata a quien sí se atreve a trabajar formalmente, pero qué tal los ambulantes. No: es un vulgar malicioso el que tacha de mentiroso a un partido que dice gobernar para nuestro bien cuando mantiene las calles llenas de agujeros durante la sequía, cuando sabemos que los baches los hacen las lluvias. Me sirvieron esos spots para documentar mi intención de votar por un partido así de congruente y responsable. Me ayudaron también a documentar mi optimismo.

Y hablando de optimismo, hará un agujero en el cuadrante la ausencia del optimista López Obrador, que si bien no figura en boleta alguna, no deja de orientar a la Patria para evitar que caigamos en el despeñadero: su voz de esperanza preludia la campaña del 2018, aunque ciertos malquerientes crean que estará invalidado por hacer campaña anticipada. Pero como es de sabios cambiar de opinión, el novedoso Instituto Nacional Electoral (si sigue existiendo en el larguísimo plazo de 3 años) no se fijará en detalles ilegales de tan poca monta como ese.

Desgraciadamente ya no podré deleitarme con los efímeros pero muy recordables mensajes patrióticos que nos invitan a conocer el color inmarcesible de la piedra filosofal de la política: el turquesa, que es fe y esperanza. Me hará falta ese cotidiano derroche de talento: no sabía que la turquesa tuviese una alquimia tan poderosa.

Y si a colores vamos, qué decir del Verde si hasta me llegó una credencial de descuentos y una mochila verde diciendo que el Verde sí cumple. Todo eso a mi domicilio. Y me llaman afiliado, con mi apellido (por una vez) bien escrito. Con razón hablan los personeros de ese negociazo (¡perdón! partido) que tienen 2 millones de afiliados, si me hicieron la gratuita cortesía de llamarme “afiliado” y utilizar mi nombre, obtenido con autorización de quién sabe quién. Me hará falta que me recuerden las cosas que cumplen: prohibieron animales en los circos (y ahora los matan de hambre o a balazos, espetan esos canijos malquerientes que nacieron para negar y renegar). Y protestaré también de que al Verde le nieguen por 3 días 3 el derecho a exhibir su talento antes de las votaciones. ¡No se vale tal rudeza, tan injusta como innecesaria!

No, no se vale. Propongo modificar otra vez la Constitución pero ahora para ofrecer a los ciudadanos patriotas como yo la posibilidad de oír incesantemente spots de los partidos, fuera de las campañas y con la frecuencia de hoy. Es imprescindible para politizar nuestra consciencia oír cómo el PAN golpea al PRI y cómo el PRI golpea al PAN por sus respectivos éxitos y fracasos. Urge a los votantes participar en la academia de concientización política que significan las cantinelas y estribillos, coros y lamentaciones, ataques y autoelogios de los partidos de todo tamaño y color.

¿Qué vamos a hacer cuando pasen las elecciones y oigamos programas musicales sin interrupciones y pausas comerciales más cortas? ¿Aguantaremos tal sacrificio? Sufrirá nuestra consciencia política y nuestra formación democrática como ciudadanos cuando ya no nos revelen los colores y siglas que son camino, verdad y vida para la Nación. Nos quedaremos sin recordar qué prometieron los sonrientes candidatos cuando se sienten en su curul y empiecen a mochar (¡perdón! a cobrar sus dietas). ¿Sabremos si bajaron más recursos federales para retiharto gasto social? ¿Sabremos algo de los candidatos amarillos que hoy ponen la vista en blanco como éxtasis místico de Santa Teresa ante la perspectiva de brindarnos mejores leyes desde la Asamblea del DF?

No: será insoportable quedarnos sin esos sempiternamente ricos e inmarchitables mensajes. Protesto enérgicamente. Necesito como ciudadano abrevar de la inteligencia e imaginación política, la relevancia y pertinencia que han exhibido en esta campaña, y el invaluable mensaje patriótico que han brindado para entusiasmar a los interesados en la cosa pública a volcarse sobre las urnas en loor patrio el 7 de junio.

Ante tal grandeza, generosidad histórica y talento político me parece inexplicable que haya malquerientes que en un 91% consideren que los partidos son aún más corruptos que los policías (90%). Y muchos de ellos, aduciendo defender la democracia contra la partidocracia, ¡prefieren anular su voto! ¿A quién se le puede ocurrir estar contra partidos y políticos de la calidad que han exhibido en esta campaña? ¿Cómo no agradecer el que nos saquen tantísimo dinero para sostener su patriótica gestión? ¿Cómo puede haber quien agradezca que muy pronto se acaben los spots?

Me desperté sudoroso al pensar que en México la cordura es imposible.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 25 de Mayo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mi programa y los partidos

Desde que empecé a hacer radio en Grupo Fórmula, en noviembre de 1989, decidí que yo y quienes me acompañaran en los programas bajo mi conducción no utilizaríamos ningún guión escrito horas antes por algún equipo de redactores. Lo mismo decidí cuando años después los programas empezaron a transmitirse simultáneamente por TeleFórmula.

Entre varias, dos fueron las principales razones que me llevaron a tomar dicha decisión. En primer lugar, me dije, la opinión de quienes estuvieran ante los micrófonos tenía que ser la de ellos y no las de un escritor que no iba nunca a dar la cara. Es decir, cada quien iba a ser responsable de lo que dijera. En segundo lugar, consideré imposible que un guión, por más bien escrito y estructurado que estuviera, pudiera reproducir la espontaneidad que existe cuando una discusión entre dos o más individuos se está llevando a cabo.

Así, durante 25 años, de lunes a sábado y excluyendo días feriados, esa ha sido la característica de los programas que he conducido en Grupo Fórmula y, por cortas temporadas, en Televisión Azteca y MVS. Ni yo ni mis colaboradores hemos utilizado un teleprompter, un guión, un audífono ni nada que nos diga que decir ni cuando decirlo. En total, así he trabajado durante los 7,987 días en que se han transmitido mis programas desde el 2 de noviembre de 1989 hasta ayer.

Lo anterior viene a cuento porque decidí analizar el monitoreo que el Instituto Nacional Electoral ha realizado de mi programa Eduardo Ruiz-Healy en Fórmula que se transmite de lunes a viernes de 15:30 a 17:00 horas (Hora del Centro) a través de estaciones de radio y TV de Grupo Fórmula.

El período que analicé va del 13 al 19 de abril de 2015 y los resultados pueden verse en monitoreo2015.ine.mx/app/infoDetallada?execution=e2s1.

Esto es lo que encontré.

En dicho período mis comentaristas y yo dedicamos varios minutos ha comentar en torno a los diferentes partidos políticos. Ese tiempo, expresado en un pprcentaje, fue el siguiente: PAN (10), PRI (13), PRD (16), PT (6), PVEM (6), Movimiento Ciudadano (6), Nueva Alianza (5), MORENA (5), Partido Humanista (5), Encuentro Social (5), CI (5), PRI y PVEM (10), e Izquierda Progresista (5).

De acuerdo a estos datos, el tiempo que le dedicamos a cada partido o coalición importante fue similar, de entre el 10 y 16 por ciento, como similar fue el tiempo que le dimos a la chiquillada, de entre 5 a 6 minutos.

En otra tabla puede apreciarse el tipo de valoración de los comentarios realizados. El INE contabilizó 77 negativos y cuatro positivos. El que más negativos recibió fue el PT (9) mientras que los demás recibieron entre 5 y 7 comentarios negativos. Merecieron solo un comentario positivo el PAN, PRI, PRD y Encuentro Social.

Estos datos miden comentarios que espontáneamente hicimos quienes algo tuvimos que decir en mi programa. Es obvio que los partidos no son bien vistos por nosotros y también que le dedicamos más tiempo a criticar a los más criticables.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 28 de Abril 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En Entrevista: Hugo González, Analista Telecomunicaciones

Hugo González comenta sobre las bandas radiofónicas.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 16 de Febrero 2015 - 20:30
Media: 

En Entrevista: Hugo González, Analista Telecomunicaciones

Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Estupideces que los partidos políticos y el INE nos dicen en anuncios. Negocio por venta de lista de electores. Recomendaciones

El director del SAT, Aristóteles Núñez, nos explica en que consiste y para qué busca lograr la polémica Regla 1.9.21 de las Reglas de Comercio Exterior vigentes publicada por el SAT el 29 de diciembre de 2014. En el estudio me acompañan Tere Vale y Bernardino Esparza y comentamos las estupideces que los partidos políticos y el INE nos dicen hora tras hora a través de sus malos anuncios; la aparentemente mala situación financiera de Grupo Radio Centro, que busca licitar una concesión de TV; el negocio que hacen algunos partidos vendiendo la lista de electores del INE; el Día de la Amistad y los gastos superfluos. Tomás Borges nos recomienda un buen libro.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 13 de Febrero 2015 - 20:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mensajes chatarra

Durante los 40 días que hay entre el sábado 10 de enero y el miércoles 18 de febrero, que es el período de las llamadas precampañas políticas federales, a través de la radio y la televisión se habrán transmitido casi siete millones de spots de los partidos políticos y del Instituto nacional Electoral (INE).

Durante cada uno de estos 40 días, desde las seis de la mañana hasta las 12 de la noche, cada hora se habrán transmitido cinco spots de 30 segundos cada uno a través de las radio y la televisión. Tres habrán sido de los partidos políticos y dos del INE. Esto se traduce a 60 mensajes de los partido políticos y 36 del INE cada día, por cada estación de radio y televisión. Durante los 40 días, cada televisora y radiodifusoras habrá transmitido 3,840 de spots: 2,400 de los partidos políticos y 1,440 del INE.

Si tomamos en cuenta que los spots relacionados con el actual proceso electoral de precampañas se están transmitiendo día tras día a través de 2,808 estaciones de radio y TV del país, tenemos que durante los 40 días del proceso se habrán transmitido 10,782,720 de spots: 6,739,200 de los partidos y 4,043,520 del INE.

Así las cosas, desde el 10 de enero hasta el próximo miércoles 18 de febrero los que vivimos en este país habremos tenido que soportar las estupideces que mañana, tarde y noche nos dicen a través de sus spots de radio y televisión los partidos políticos y el INE.

Mensajes chatarra en donde cada partido promete lo incumplible y agrede a los contrarios; en donde el INE, fiel a su tradición comunicativa, le habla a la población como si ésta estuviera integrada por niños o débiles mentales.

Con base en lo que he escuchado y visto hasta el momento, ningún partido recibirá mi voto el 7 de junio entrante, porque ni uno de ellos me ha dicho cómo piensa hacerle para atenuar los problemas que me afectan. Denostar a los opositores es fácil, mucho más difícil es proponer soluciones sensatas.

Lo peor del caso es que este bombardeo de estupideces apenas empieza. Durante el período de campañas, del 30 de marzo al 4 de junio, la situación empeorará porque serán decenas de millones de mensajes idiotas los que tendremos que escuchar y ver en radio y televisión.

Afortunadamente, vivimos en la era del Internet, del WiFi, del Bluetooth, de Spotify y miles de estaciones de radio y TV de alrededor del mundo disponibles en nuestros dispositivo móviles. Podemos evitar el suplicio que implica escuchar y ver tantas estupideces.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 13 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1938 - La invasión extraterrestre de Orson Welles genera pánico en la población estadounidense

La noche del 30 de octubre de 1938, mientras millones de oyentes estadounidenses sintonizaban la radio CBS, se narró una invasión de marcianos asesinos y despiadados. De acuerdo con el programa de radio, los extraterrestres habían aterrizado en Chicago y St. Louis, aniquilado las fuerzas de defensa y envenenado el aire con gases tóxicos, entre otros terribles actos. Parte de la audiencia se había perdido el inicio del programa, en el cual se explicaba que Orson Welles estaba haciendo un radioteatro inspirado en el libro de ciencia ficción “La Guerra de los Mundos” de H.G. Welles. Se estima que casi un millón de personas pensaron que todo lo narrado estaba verdaderamente sucediendo. Algunos intentaron huir en auto, mientras otros, desesperadamente, les pedían máscaras de gas a la policía. Cuando el pánico en las calles llegó a los estudios de la CBS, Orson Welles, quien en aquel entonces tenía solo 23 años de edad,  se apresuró a aclarar a los oyentes que todo era ficción. La Comisión Federal de Comunicaciones investigó el caso, pero no encontró ninguna ley que hubiera sido quebrantada. En contra de sus propios pronósticos, (Welles pensaba que este hecho iba a significar el final de su carrera) el joven director fue contratado por un estudio de Hollywood y unos años después, en 1941, dirigió, escribió, produjo y protagonizó “Ciudadano Kane”, considerada por muchos como la mejor película estadounidense de todos los tiempos.

En 2002 fue elegido por elBritish Film Institute como el mejor director de la Historia del cine.

Fecha: 
Lunes, 30 de Octubre 2017 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La derrota de los medios tradicionales

El Internet se ha convertido en una poderosa fuerza de cambio en los hábitos de los seres humanos. Ha impactado todas las actividades y cada día nos sorprende con nuevas transformaciones.

Así el Internet ha modificado desde la forma de informarse, divertirse y hacer negocios, hasta la manera en que se crean nuevos conocimientos, que al ser una actividad profundamente social, la red potencia.

Internet es el espacio de la innovación y la creatividad. De ahí parten las bases de lo que hemos denominado como la nueva sociedad basada en el información y el conocimiento.

Una de las áreas donde en los últimos años se identifica una feroz competencia es en los medios de comunicación. Algunos pronostican que los medios tradicionales o analógicos (radio, televisión e impresos) van a desaparecer frente a los portales y las redes sociales. Otros más dicen que habrá un proceso de fusión y complementación. Nadie apuesta porque todo siga igual.

Los cambios en los hábitos

Según una encuesta de Telefónica, los hábitos de los jóvenes de menos de 35 años reflejan un cambio sustancial en la manera en que consumen información y se divierten. De acuerdo a su investigación, 5 de cada 10 jóvenes de esta edad se informan por medio de Internet y las redes sociales, 4 por medio de la televisión y la radio y sólo 1 usa los medios impresos. Y para divertirse esta tendencia es mayor: 6 de cada 10 lo hacen a través de medios digitales, 3 por radio y televisión y 1 por periódicos y revistas.

Pero el cambio es mayor todavía, como lo hace evidente el último informe de GlobalWebIndex, realizado a nivel global entre más de 40 mil internautas de 32 países, con edades comprendidas entre los 16 y 64 años. El estudio afirma que los usuarios dedican en promedio más de 6 horas diarias al consumo de contenido digitales, muy por arriba de las 2.58 horas diarias que dedican al  consumo de televisión.

Otro dato importante que destaca GlobalWebIndex es el creciente protagonismo de los celulares inteligentes, quienes registran ya el 30% del tiempo en línea de los usuarios, tiempo superior en 4% comparado con el año anterior (26%). Concretamente, los usuarios dedican a diario 1.81 horas a consumir contenido digital con su celular, mientras que la dedicación a la computadora y las tabletas es de 4.28 horas.

La televisión representa el 23% del tiempo que los usuarios destinan a los medios, tanto digitales como analógicos. Cabe añadir también la cada vez mayor representatividad de la televisión en línea, que ya ha alcanzado el 6% o 0.7 horas diarias. La tasa de penetración de la televisión digital habla de su futuro halagador.

No podemos obviar la realidad multidispositivo que rodea a los usuarios. La mayoría de los participantes en el estudio reconoce que recurre a sus dispositivos móviles mientras ve la televisión.

El estudio confirma la imparable caída de los medios impresos, que tienen el  dudoso honor de ser el medio tradicional que más ha perdido audiencia, en beneficio de su versión digital. Más de la mitad de los usuarios afirma que consume prensa digital. Por su parte, el consumo de prensa escrita sólo destaca en el caso de los mayores de 55 años (57%).

Las redes sociales resaltan como la principal actividad en línea de los usuarios. Una tendencia que se registró en todos los países incluidos en el informe, sin excepción. A esta actividad se dedican aproximadamente 2.5 horas diarias, lo cual supone el 40% del tiempo digital. También podemos observar la predisposición de estos usuarios a aportar contenido propio, a través de blogs y chats. Una preferencia que destaca por encima del consumo de prensa digital, o el acceso al resto de medios en su versión digital.

Conclusiones

Hoy vivimos un cambio histórico en la manera en que las personas se informan y divierten. Estamos dejando atrás los medios analógicos que tantos cambios provocaron en el siglo XX, para entrar de lleno al nuevo siglo basado en la información y el conocimiento, donde Internet es su máxima expresión.

Nadie sabe bien a bien que pasará con los medios tradicionales o analógicos. Algunos especulan sobre su incierto destino. Lo que si es cierto es que ya no volverán a ser iguales, principalmente por la irrupción de la audiencia que ahora participa, propone, controla, influye.

Este es el siglo donde las personas empiezan a superar el poder de los gobiernos y las grandes corporaciones. Es el tiempo donde la democracia de los ciudadanos, es más importante que el poder y la influencia de los poderosos. Esperamos más cambios.

Autor:

Fecha: 
Martes, 09 de Septiembre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1920 - En una azotea de Buenos Aires nace la radio comercial

Desde su invención, la radio había sido utilizada con fines científicos y militares. Un grupo de jóvenes emprendedores argentinos reunidos en la Sociedad Argentina de Radio monta una antena del edificio del Teatro Coliseo en el centro de Buenos Aires. El 27 de agosto de 1920 a las 21:00, transmiten la opera "Parsifal" de Richard Wagner ejecutada en el Teatro Colón. En los años siguientes, la radio pasará de denominarse LOR Radio Rivadavia. Con aquella transmisión nace la radiofonía comercial, un medio que sería el núcleo de la cultura mundial hasta la aparición de la televisión.

Fecha: 
Jueves, 27 de Agosto 2015 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx