Se encuentra usted aquí

pruebas

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Es oficial

En este espacio escribí el 25 de julio de 2011 lo siguiente:

“En educación muy poco se ha avanzado desde 2000. En 2000 el PRI le heredó al PAN un sistema educativo fallido. Qué tan fallido no lo sabremos nunca porque los presidentes de la república priístas, incluido el dizque modernizador Carlos Salinas, evitaron que alumnos, maestros y el sistema fueran evaluados y, peor aún, comparados con los de otros países.

“Ernesto Zedillo permitió que en 1995 México participara en el Tercer Examen TIMSS (Trends in International Mathematics and Science Study o, en español, Tendencias Internacionales en el Estudio de Ciencia y Matemáticas). Sin embargo, los resultados mexicanos se desconocen porque México retiró su participación después de que los datos fueron recolectados pero antes de que fueran publicados. Según la ONG estadounidense, American Institutes for Research (Institutos Estadounidenses para la Investigación), la mayoría de los datos mexicanos fueron destruidos. Desde entonces se ha dicho que su destrucción fue ordenada por el propio Zedillo, quien antes de ser presidente fue secretario de Educación Pública, para evitar que los mexicanos nos enteráramos de la lamentable situación de nuestro sistema educativo, que en dicho examen ocupó el último lugar, junto con Turquía, de entre los 41 países participantes.

“En 2000 México participó por primera vez en la prueba PISA (Programme for International Student Assessment o, en español, Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) desarrollada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que mide la competencia de estudiantes de 15 años de edad en las siguientes tres áreas: lectura, matemáticas y ciencias.

“En las cuatro ocasiones en que PISA ha evaluado a los quinceañeros mexicanos -2000, 2003, 2006 y 2009- los resultados obtenidos han sido desalentadores.

“En 2000, nuestros estudiantes obtuvieron las peores calificaciones en lectura, matemáticas y ciencias de entre los quinceañeros de los entonces 27 miembros de la OCDE. De los 30 países que fueron evaluados, solamente le ganaron a los niños y niñas de Brasil. Mientras que el promedio de los 27 países la OCDE fue de 500 en las tres áreas, el de México fue de 422 en lectura, 387 en matemáticas y 422 en ciencias.

“En 2003 se repitió lo sucedido tres años antes. México fue el país peor evaluado de la OCDE. Peor aún es que ocupó una pésima posición entre los 39 países y territorios evaluados. El lugar 37 en lectura y el 36 en matemáticas y ciencia. Los promedios obtenidos por nuestros estudiantes fueron de 399 en lectura, 385 en matemáticas y 404 en ciencias. Es decir, debajo de los del 2003.

“En 2006, las cosas no mejoraron. De nuevo nuestros estudiantes resultaron ser los peores calificados de la OCDE y ocuparon algunas de las más bajas posiciones de los 57 países evaluados ese año. Posición 44 en lectura, 48 en matemáticas y 49 en ciencias. Los promedios obtenidos mejoraron un poco. A 410 en lectura, 405 en matemáticas y 410 en ciencias.

“Finalmente, en la más reciente evaluación PISA, realizada en 2009, de nuevo México estuvo en el último lugar de entre los países de la OCDE, que entonces ya eran 34. 65 países fueron evaluados ese año y México quedó en el lugar 48 en lectura, con un promedio de 425; en el 49 en matemáticas, con un promedio de 419; y en el 51 en ciencias, con un promedio de 416.

“Si se analizan los datos de 2000 contra los de 2009 se observa que nuestros niños y niñas de 15 años apenas avanzaron en lectura y matemáticas y retrocedieron en ciencias.

En 2012 se realizará la siguiente evaluación PISA. Nada permite predecir que México saldrá bien calificado de ésta. Y menos con los maestros de ínfima calidad que cada año se incorporan al sistema educativo, como quedo nuevamente en evidencia este fin de semana al darse a conocer los patéticos resultados obtenidos por la mayoría de los maestros de primaria que participaron en el Concurso Nacional para el Otorgamiento de Plazas Docentes 2011-2012”.

Hasta aquí lo que escribí hace poco más de cuatro años.

¿Cuáles fueron los resultados del examen PISA 2012 que obtuvieron los estudiantes mexicanos? En matemáticas, el promedio fue de 413, menor que el 419 de 2009; en lectura, el promedio fue de 414, menor que el 415 de 2009; en ciencias, el promedio fue de 415, también un punto menor que el 416 de 2009. Se corroboró que México tiene un sistema educativo fallido.

Desde hace tres décadas he expresado que el gobierno mexicano descuidó y corrompió el sistema educativo. Ningún alto funcionario de las administraciones federales o estatales jamás lo aceptó hasta que el Secretario de Educación Pública Aurelio Nuño, el martes pasado, en Puebla, dijo que “que el sistema educativo no está funcionando bien” al referirse a los resultados de la prue­ba Plan Na­cio­nal pa­ra la Eva­lua­ción de los Apren­di­za­jes (Pla­nea).

Por eso, es oficial: tenemos un sistema educativo que no funciona, un sistema fallido.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 12 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Por qué tengo que hacer el examen antidoping y la prueba de control de confianza?

Se nos dice que los dirigentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) César Camacho e Ivonne Ortega, darían a conocer en esta semana, los resultados de sus pruebas de antidoping y de control de confianza. 

Sin embargo, también se nos dice que el laboratorio encargado de realizar las pruebas respectivas no llegó a la cita programada en conferencia de prensa por el PRI. Por tal motivo, no fue posible conocer los resultados de las mismas. 

Las especulaciones en torno a los resultados de las pruebas pueden ser muchas, entre ellas cabe una: ¿Será por qué las pruebas salieron positivas? 

Por ende, es posible que la decisión de los dirigentes priístas fue en señalar que los laboratorios encargados no llegaron en tiempo y forma para la entrega de resultados, o quizá por otros motivos. La verdad, por ahora no se conoce, y menos el nombre del laboratorio. 

¿Por qué tengo que hacer el examen antidoping y la prueba de control de confianza? Quizá sea la pregunta más difícil de responder entre sus dirigentes y los quinientos candidatos a diputados federales. 

El antidoping, muestra  por medio de sustancias específicas en la orina, en dado caso, si han consumido algún tipo de narcótico. Y el de control de confianza es el esquema de la profesionalización. 

De tal suerte, como mínimo, las pruebas a realizar son las siguientes: 

  • Un examen toxicológico es para detectar drogas ilegales y que por su consumo la persona no baje notablemente en su rendimiento profesional, pues en su contorno pueden tomar actitudes de violencia. 
  • Un examen psicológico es para identificar la personalidad, con el propósito de que coincida con el perfil del cargo a desempeñar. 
  • Un examen poligráfico, es para identificar los antecedentes de la conducta, hábitos y demás, para que sean acorde a la institución donde va a desempeñar el empleo. 
  • Un examen socioeconómico, es para verificar la congruencia del estilo de vida, cuyo objetivo consiste en darse cuenta que la trayectoria social, profesional y económica de la persona sea acorde a sus antecedentes sociales, personales, patrimonio y penales. 

Entonces: ¿Por qué tengo que hacer el examen antidoping y la prueba de control de confianza? 

Claramente, es para que todos los dirigentes y los candidatos de los diez partidos políticos sean transparentes en sus actos. 

Me parece una ilusión, pues bien sabemos que por actos irresponsables de los partidos políticos, dirigentes y candidatos, y ahora por culpa de un laboratorio, los ciudadanos ya no confían en ellos.   

Ni modo, tal y como lo dice mi amigo el político, “no estamos preparados para realizar tales pruebas. Es más importante la cruzada electoral; difundir en 50 días, lo que me queda de campaña, las ideas y convencer al pueblo de que vote por mí”. 

Así que, no me queda otra, bastaría con saber el nombre del laboratorio. ¿Cuál es?

Fecha: 
Martes, 14 de Abril 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Por su honor y conducta intachable! Examen para los aspirantes, precandidatos y candidatos del PRI

El Consejo Político Nacional a través de la Secretaría Técnica del Partido Revolucionario Institucional (PRI) emitió el Acuerdo por el que se establecen medidas para blindar al partido, a sus aspirantes, precandidatos y candidatos en contra de la delincuencia organizada y del uso de recursos de procedencia ilícita en los procesos electorales federales y locales del 2014-2015.  

Los requisitos para los militantes que aspiren a participar en los procesos internos de selección y postulación de candidatos a cargos de elección popular tendrán que cumplir con suscribir una carta compromiso. En ella asumirán autorizar al PRI para que se les investigue en relación con su situación patrimonial y/o fiscal,  así como por su entorno social (relaciones personales), y por su actuación como servidor público, tomando en cuenta el tipo de responsabilidades penales o administrativas en las que haya incurrido.

Asimismo, los aspirantes tendrán que autorizar el someterse a todas las pruebas necesarias, ya que el propósito consiste en saber y comprobar la autenticidad de lo manifestado, y saber y comprobar que no tengan actos relacionados con el uso de recursos de procedencia ilícita ni con la delincuencia organizada ni que sean adictos al consumo de estupefacientes.

Los diez partidos políticos nacionales que van a participar en dicho proceso, indiscutiblemente necesitan implementar mecanismos internos para prevenir que sus aspirantes, precandidatos, candidatos y dirigentes partidistas no tengan vínculos con la delincuencia organizada ni que utilicen usos de recursos de procedencia ilícita ni que sean adictos al consumo de estupefacientes.  

Estimado lector, ahora bien, cabe preguntar: ¿Cuántos aspirantes, precandidatos y candidatos y dirigentes aprobarán los exámenes? ¿Cómo van implementar los sistemas de evaluación y quiénes serán los encargados de aplicar los exámenes?

Así, qué, querido lector, la legalidad y transparencia es la base para que aspirantes, precandidatos y candidatos de todos los partidos y candidatos independientes se les otorgue confianza y certidumbre por los ciudadanos, y así sean buenos representantes populares, siempre y cuando aprueben que cumplen con los principios de honestidad, probidad, lealtad, veracidad y transparencia, por tanto serán confiables, por su honor y conducta intachable.

Al tiempo, tiempo...

Fecha: 
Miércoles, 26 de Noviembre 2014 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Conspiración contra el presidente Peña

La denuncia del presidente Enrique Peña Nieto de que al parecer los intereses que afectaron sus reformas intentan desestabilizar a su gobierno es muy grave. ¿Qué pretende con esta delación ni más ni menos que del jefe de Estado y de gobierno mexicano? Tan seria acusación no viene de un ciudadano común, de un analista o de cualquier predicador que libremente puede gritar ante hechos que salen de su comprensión: ¡allí viene el lobo!, y no pasa a mayores cosas. La investidura del presidente le faculta para usar los instrumentos legales y juzgar a los conspiradores. ¿Por qué en lugar de actuar conforme a sus atribuciones recurre a denunciar una conspiración? Ante el evidente pasmo del gobierno para enfrentar la crisis política cabe preguntar: ¿se trata de una figura retórica para aplacar las críticas o de una fuga de la razón que se niega a ver la complejidad de los problemas nacionales?

Si a la clara demanda ciudadana de erradicar la impunidad y la corrupción para forjar un país de leyes, así como establecer un piso mínimo de oportunidades para todos, se le llama conspiración, estamos cerca de una grave ruptura constitucional. Cuando los problemas se explican mediante teorías conspirativas la política se reduce a la lucha de buenos contra malos, y no deja espacio para la libertad, para las opiniones diferentes, pues la lógica maniquea mata a la pluralidad y reduce la convivencia a un estás conmigo o estás contra mí. Y no justifico la violencia de grupos radicales; lo que propongo es combatir la impunidad, cualquiera que sea su origen, pues si el gobierno no ve que el problema es la ausencia de ley o impunidad (que es la guerra de todos contra todos), no entenderá que esa es la causa que origina la violencia.

En vez de teorías conspirativas, los mexicanos queremos escuchar propuestas precisas de las clase política de cómo no volverán a ocurrir sucesos como los de Iguala y Tlatlaya; qué procedimientos legales y políticos se establecerán para investigar y sancionar casos de conflictos de interés, de corrupción de políticos y el contubernio con empresarios; cuándo se terminará con esta guerra absurda a las drogas ilícitas, que agudizó las deficiencias de instituciones políticas ya frágiles y nos sumó en una espiral de violencia; cómo se combatirá la delincuencia, que no sea ocultando la información; cómo se reformará el aparato de Estado para que en lugar de servir a una pequeña elite económica vele por el bien común; qué medidas económicas y culturales se tomarán para combatir la desigualdad; y qué reformas se realizarán para que los políticos nos representen y nos rindan cuentas.

Foto: www.cnnexpansion.com

Fecha: 
Jueves, 20 de Noviembre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1