Se encuentra usted aquí

Programa Nacional Pro Integridad Avanza Sin Tranza

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: México presente en Cartagena

Desde el pasado domingo 25 de agosto me encuentro en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia. El motivo; participar como ponente en la Semana Internacional Cartagena 2019.

Durante la misma, casi una treintena de profesionales mexicanos estamos presentando a la comunidad universitaria de la ciudad, a los empresarios, emprendedores, periodistas, catedráticos, líderes comunitarios y a las fuerzas políticas de la ciudad, lo que sus pares mexicanos estamos realizando en México.

El objetivo principal de la Alcaldía de Cartagena es traer a su ciudad, a un país del continente para que los “cartageneros” puedan conocerle, sin tener que viajar al mismo.

Es una magnífica idea que la Alcaldía, juntamente con nueve universidades ha tenido. El año pasado tocó a Canadá.

Entre estas instituciones se encuentran; la Institución Tecnológica Colegio Mayor de Bolívar (ITCMB), Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB), Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar (UNIBAC), Universidad Jorge Tadeo Lozano (Utadeo), Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco, Corporación Universitaria Rafael Núñez (CURN), Universidad San Buenaventura (USB), La Fundación Universitaria Colombo Internacional y Universidad del Sinú. Todas coordinadas por la Alcaldía de Cartagena. Es un gran evento donde toda la comunidad se involucra. El ambiente es de celebración.

Sin duda que para los participantes directos en las conferencias y talleres que se llevan a cabo tendrán el beneficio de ser expuestos no sólo a otra cultura, otro país, otras costumbres.

Podrán interactuar con expertos en campos tan variados como; la  Ingeniería Informática en el programa oficial de doctorado en Inteligencia Artificial. Lenguas Modernas. Leyes y Derechos Humanos. Comunicación y Mercadotecnia. Ciencia Política.

También se presentan la Inocuidad Alimentaria, Conservación y el Procesamiento de Alimentos, toda una ciencia que se desarrolla en Irapuato. Emprendedurismo. Está gente del Conacyt. Periodismo y Comunicaciones. Y también por supuesto, la comunidad, la alcaldía y las universidades, desean saber cómo se lleva a cabo el Programa Nacional Pro Integridad Avanza Sin Tranza.

El evento terminará el próximo viernes con una gran kermés, que se prepara para que asista la ciudad entera. Es un evento que requiere de diez meses de preparación.

La logística de colocar a los expositores en dos eventos diariamente en las diferentes universidades. Movilizarlos. Alimentarles y estar atentos a las necesidades de cada uno requiere de un gran equipo de personas para realizar tal tarea.

El personal de la Alcaldía y docenas de voluntarios se encargan de ello. Lo hacen con eficacia. La atención para todos los visitantes de México es magnífica. No se diga el aprecio que los rectores y directoras de las Universidades nos demuestran.

La sede del evento ha sido el gran Teatro Adolfo Mejía. Un edificio cuyo interior es impresionante. Ahí ha sido la apertura del evento donde se ha presentado el folklore y la cultura colombiana para que la experimentáramos los visitantes. Los bailables y cuadros plásticos presentados nos mostraron la extensa y rica variedad de bailes, costumbres, modos y maneras de ser de las regiones colombianas. Una experiencia maravillosa.

A partir de ayer, la ciudad de Cartagena y la Ciudad de Puebla de los Ángeles, en el estado mexicano de Puebla, se han hermanado.

En una ceremonia donde el alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira y la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, han firmado un documento que les hermana. Ahora surgirán no sólo turismo entre ambas ciudades, sino un intercambio de experiencias. Surgirán nuevos negocios que darán oportunidad a los emprendedores y a las empresas de diferentes ramos entre ambas ciudades.

He tenido oportunidad de platicar con la alcaldesa de Puebla y conocerle. En breve estaré en aquella ciudad para realizar una entrevista que les daré a conocer.

La Semana Internacional Cartagena 2019 se lleva a cabo a través de 300 actividades durante la semana. Se espera que asistan entre siete y nueve mil personas. Que serán expuestas las conferencias y muestras de la misma.

Procuran que el intercambio de experiencias, debido a la afinidad histórica y cultura fortalezcan las prácticas colombianas y mejoren la calidad de vida del cartagenero (así es como se dicen entre ellos).

El tema que quien escribe expone que ha tenido un recibimiento grandioso. Ha sido ya nombrado por líderes sociales y académicos locales como un referente para replicar en la ciudad y en el país.

Los estudiantes y académicos, el público en general, conocen ahora que se puede combatir el flagelo de la corrupción con algo más importante que las leyes y códigos que emanan de los congresos y cabildos.

Que los ciudadanos son quienes deben de iniciar la transformación que requieren y que les urge.

Cartagena es la cuarta ciudad en el índice de corrupción en Colombia. Donde Bogotá es la primera, Barranquilla, Bucaramanga, son las tres primeras.

Colombia tiene un problema grave de corrupción. Se encuentra en el lugar 92 en el IPC de Transparencia Internacional. Y el 79% de los casos de corrupción reportados corresponden a corrupción administrativa o en el sector público. El 69% de los casos de corrupción, ocurren en los municipios mencionados arriba. De acuerdo a un estudio de hace unos meses que realizó Transparencia por Colombia (TpC), el que en breve le comentaré.

Es por ello que el Programa Nacional Pro Integridad, Avanza sin Tranza, que dirijo en México, fue seleccionado como un programa social que inhibe la participación de la gente en actos de corrupción.

Y eso sobre otros programas que funciona ya en México. ¿Por qué? Por el aspectos ciudadano, social y porque ofrece algo más que leyes.

Trabaja para transformar los marcos de referencia de las personas. Que creen que sin la corrupción no se puede progresar, no se puede avanzar.

Eso y los elementos que conforman el programa, llamaron la atención de la Alcaldía de Cartagena, para extenderle una invitación a quien escribe, para ser uno de los ponentes del grupo de expertos y científicos, académicos y líderes sociales, empresarios y emprendedores mexicanos, que asistimos a la Semana Internacional Cartagena 2019. Y por eso ahí está presente, El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 28 de Agosto 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 28 de Agosto 2019 - 15:25
Fecha C: 
Jueves, 29 de Agosto 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: Regresará el civismo a las aulas

Con el plan de regresar el civismo y la filosofía al sistema educativo público, ¿estará pensando el secretario de educación, señor Esteban Moctezuma el que los mexicanos nos volvamos buenas personas? ¿Personas virtuosas?

El Programa Nacional Pro Integridad Avanza Sin Tranza que dirijo establece que una de las causas que originan la corrupción tiene que ver con la falta de educación cívica, filosófica, ética y moral en las escuelas mexicanas.

El civismo, la ética y la filosofía son materias que se dejaron de enseñar en el sistema educativo mexicano hace ya décadas.

En 1972, el gobierno de Luis Echeverría, transformó estas materias en Ciencias Sociales y en la administración del “Memo”, es decir, de Vicente Fox, se retiraron oficialmente del cuadro de materias.

Lo demás es historia. México cayó en todos los indicadores sociales. Sólo en el de Transparencia Internacional, México está en el lugar 138 de 173 países.

Desde entonces, mucho se ha hablado e insistido de regresar tales materias al plan de educación de estudiantes en los sistemas públicos. Pero nada más. Han sido los sistemas particulares los que sí iniciaron con ello, pero como materias optativas o extra curriculares.

Ahora con en la administración de la 4T parece que sí regresarán tales materias a la currícula. Lo llaman; “El Modelo de la nueva escuela mexicana”.

Uno que busca impulsar “la cultura de la paz” desde las aulas fomentando “la honestidad, el civismo y los valores necesarios para transformar la vida pública del país”.

Así lo señala el proyecto de la Ley General de Educación que discutirán los diputados federales.

El artículo 74 de la futura ley plantea que “las autoridades educativas, en el ámbito de su competencia, promoverán la cultura de la paz y la no violencia para generar una convivencia democrática basada en el respeto a la dignidad de las personas y a los derechos humanos”, involucrando a educandos, docentes, madres y padres de familia o tutores, así como el personal administrativo.

Es mi esperanza que esto no lo estén utilizando como una medida desesperada para tratar de paliar los problemas sociales que tenemos y que son muchos. ¿Cómo cuáles?

Secuestros, asesinatos de todo tipo, asaltos, embarazos de adolescentes, divorcios, consumo de drogas, desaparición de jóvenes, robo de infantes, bulling, acoso sexual y una gran muestra de irresponsabilidad cívica y social por parte de la ciudadanía que valora la tranza, la trampa y el abuso de todo tipo, que están arraigadas en la cultura mexicana y también, en el “pueblo bueno y sabio”.

Claro que existen muchos individuos que se empeñan y se esfuerzan en ser diferentes y no dejarse llevar por ella. La cultura de la tranza.

Una que se compone de costumbres articuladas, moldeadas del yo, conforme al ideal perfilado por las ciudades del país en cada momento histórico que vive.

Que actúa sobre la subjetividad para reformarla y emanciparla mediante el inicio de un proceso de individualización personal y colaborando en su progreso moral. Es complejo, pero es así como en la sociedad se da origen a lo que se conoce como las “Buenas Costumbres”.

La virtud está constituida por costumbres, hábitos y modos de ser cívicos y paraestatales.

Por ello es magnífico que las materias en mención regresen a las aulas. Solo que como faltará ver y constatar los “bemoles” de esto. Los puntos finos de tal reforma. ¿Cuáles son estos?

Las definiciones ideológicas que tiene un gobierno llamado o conocido como de izquierda con matices de radical y que quiera imponerlas para tales las materias.

Las que como decía Descartes, son solo de sentido común y no de ideología política social. Sería antiliberal obligar a alguien a ser virtuoso.

Más, si se quisiera utilizar la coactividad del Estado y el instrumento coercitivo de la ley para difundir entre la ciudadanía la virtud.

La cual está constituida por costumbres, hábitos y modos de ser cívicos y paraestatales.

Una pasión excesiva por la independencia, la libertad y la individualidad conduce a la anarquía del “Todo” social.

En las sociedades democráticas está visto que lo fracciona en mil pedazos. Por ello hay que saber administrar bien los recursos sociales, éticos y emocionales para conjurar los peligros de excesos de libertad o independencia que se presentan.

No obstante la importancia de la  iniciativa de ley que estipula el regreso a las aulas del civismo, filosofía y ética y sexualidad; su discusión se aplaza a septiembre.

No hay que “inventar el hilo negro”, sólo hacerle caso al filósofo Descartes y sí me apuran, incluir a Adam Smith y a Blas Pascal.

Porque ellos sabían distinguir El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 26 de Julio 2019 - 13:25
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 26 de Julio 2019 - 15:40
Fecha C: 
Sábado, 27 de Julio 2019 - 04:40